Buscar este blog

miércoles, 26 de septiembre de 2007

HASTA SIEMPRE GORDO…

Lima, 21 Mayo 2006, Richard Manrique - El Informante Perú.- Nos van a disculpar, sabemos que estamos en un blog de telenovelas, pero se nos fue el “gordo” Jorge Porcel. Sin duda uno de los personajes más representativos del mundo artístico argentino. Y mientras leyemos un mail de nuestra corresponsal en Los Angeles, Silvana Maldonado, donde nos informa que el mundo artístico de Miami se siente sumamente acongojado con la noticia a la par que en Buenos Aires recuerdan a quien fue uno de sus hijos más sobresalientes del espectáculo gaucho, aquí en Lima hay muchos que también recuerdan con simpatía a ese gordito “libidinoso” que se encontraba con verdaderos monumentos (Nuestra favorita por muchas razones siempre fue Gracielita Alfano) y que a pesar de todo nunca podía estar con una mujer, siquiera, un par de horas. Magistral la escena en “Las mujeres son cosa de guapos” cuando como punto final Porcel y Olmedo inventan un incendio para poder “consumar su relación” con Susana Giménez y Moría Casán a lo que Porcel exclama: “Y que querés, esto lo tenemos que inventar (se refiere al incendio) más de 20 películas juntos y nada, por favor, andá”

Y la anécdota la queremos dar tal como sucedió recientemente. Hace ya unos días circuló en internet la enfermedad de Porcel y queríamos recordar al gordo a través de sus películas, todas éxitos en muchos países, y al que la critica lapidaba constantemente llamando “esperpento”, "grosero", “antiestético” entre otras perlas ya que, como sabemos, la mayoría de nuestros críticos no toman en cuenta sus películas (en su mayoría para pasar un rato, reirse un poco y gozar con el cuerpo de las vedettes), por lo que vale la pena ocuparnos de este persona que junto al "flaco" Olmedo gozaron de la preferencia del gran público, (recuerdo que Augusto Ferrando y "Pocho" Rospigliosi, siempre lo entrevistaban) y por ello, decidimos buscar una que otra información en la red. Pero el tiempo pasaba y no encontramos nada que no sepamos.

Sin embargo, cuán no sería nuestra sorpresa cuando leyendo un foro en la red leímos los mails de muchas personas que recordaban con simpatía al dúo Porcel y Olmedo; incluso considerando sus películas como las más populares dentro del género (discutible por donde se vea), pero que refleja la enorme simpatía del público de quien fue un grande de la comicidad picara.

Era la época de la dictadura militar, con Camilo Sesto deleitándonos cada cuatro meses con alguna de sus producciones, Raffaella Carrá gozando de la preferencia del público (especialmente el masculino, por razones obvias) y la onda disco que asomaba con éxito dentro del gusto juvenil en aquellos años, desde allí más de uno esperaba con ansía el estreno de alguna pelicula de Porcel y Olmedo. Esa donde difícilmente podríamos entrar (Como olvidar ese inolvidable cartelito diciendo: Apta para mayores de 21 años con documentos probatorios), pero con esa picardía innata de todo muchacho, uno tranquilamente se podía colar en aquellos viejos cines como “Barranco” , “México”, el inolvidable "Mirones" o hasta el “Perú CH” (y no crean que estamos bromeando, pues así se llamaba un viejo cine de barrio en Chosica).

Y las películas fueron rotando una y otra vez "Los caballeros de la cama redonda", “Hay que romper la rutina”, "Fotógrafos de señoras", "Los hombres sólo piensan en eso", entre otras. Recuerdo que inclusive en los cines más representativos (Metro y Tacna) se estrenaba con éxito "Maridos en vacaciones" . Es que muchos no querían perderse la picardía de este dúo que con sus imperfecciones, groserías demás, traseros a granel y demás “detalles” que nuestros críticos más representativos de la época no aceptaban; sin embargo el público llenaba las salas. Tiempo después el ciclo se acabó cuando la dupla tomó caminos distintos. No obstante sus películas se estrenaron en televisión con singular éxito y con la crítica en contra de la prensa televisiva, que consideraba que ese tipo de films atentaba contra “la buena formación de los jóvenes y adolescentes”.

Pero allí estaban sus películas, jamás olvidaremos los arreglos musicales que Buddy Mc Cluskey ponía a esas cintas que todavía taradeamos, como la adaptación de “el mar, el cielo y tú” de Donald que lo adaptó para “Hay que romper la rutina”. O detalles como el streap tease antológico que se manda una vedette en “las turistas quieren guerra” (primero vestida como un mimo payaso para luego tras los acordes musicales convertirse en toda una espectacular musa femenina), que unido con ese estilo único, de “conchudos y mañucones” que supo imprimir esta pareja cómica y que buenos resultados le brindo.

Por ello hay escenas memorables que más de uno recuerda; como en “Los doctores las prefieren desnudas” donde a Porcel le preguntan por el Dr. Barragán Iglesias y cuando le dicen al gordo y usted como se llama, él contesta: “Yo Barrigón y Gracias”; o en “Expertos en pinchazos” cuando Olmedo se disfraza de mujer para entrar al telo (hotel) con el gordo; o cuando en “Los doctores las prefieren desnudas” Porcel encarna a esa inolvidable mujer llamada “Clota” quien muy solícita ella, se ofrece a ayudarlo a salir de una situación problemática a Olmedo y en lugar de hacerlo, la embarra aún más, a lo que el flaco le dice: Clota... ¿por qué no se va a la p...? (obviamente la grosería no se escucha) pero ella, muy seria ante el "requerimiento" del flaco, contesta "Muy bien doctor" .

Hay muchas escenas que quedarán grabadas en el público. Tampoco podemos olvidar una de las últimas actuaciones cinematográficas de Porcel en la producción estadounidense "Carlito´s Way" (1994), de Brian De Palma donde estuvo lejos del humor y compartió un puñado de escenas con Al Pacino.

Por Porcel y Olmedo conocimos a genios de la comicidad gaucha como Javier Portales, Tristán, Semillita, y a bellas mujeres como Graciela Alfano, Susana Giménez , Moría Casán, Susana Traverso, Sandra Villarruel, Ethel y Gogó Rojo. Supimos lo que eran “la papas fritas”, “el callejón de la calle de la boca”, "el bulín de la calle Ayacucho" o esas interminables noches porteñas alabando a Boca o a River, entre otras cosas. Se nos fue Jorge Porcel y vale la pena recordarlo, como lo que fue, un gran cómico. Chau "gordo" saluda al "negro" Olmedo, a Sandrini y a Biondi que aquí también los recordamos con cariño. Sería bueno que alguna distribuidora nacional edite en DVD sus películas, pues son muchos los que reclaman tener los films en casa. Aunque más de uno tiene las cintas grabadas en el viejo VHS de cuando el hijo de Olmedo, Mariano las presentaba en América televisión allá por los noventa.



2 comentarios:

Palomita bonaerense dijo...

Que lindo comentario. Vos sabes que el gordo es muy querido en Mar del Plata donde hizo mucho de sus articulos..Les agradezco amigos peruanos por este recuerdo...saludos Viviana..Mardel plata Argentina

Anónimo dijo...

Yo tambien quiero agradecerles por eso...gracias amigos de Peru..Soy de Buenos Aires...Marcela su nueva amiga..y nueva incondicional de este blog..