Buscar este blog

lunes, 29 de octubre de 2007

ESTA SOCIEDAD: REGULAR PRODUCCIÓN QUE QUEDA SOLO EN BUENAS INTENCIONES


Lima, 16 Diciembre 2006.- Culminó la primera producción nacional de los hermanos Pinasco llamada “Esta sociedad” que tuvo el apoyo publicitario suficiente como para lograr la aceptación del público sin embargo los resultados son por demás totalmente irregulares.

La historia relata la vida de dos familias de clase alta donde el dinero es lo que sobra y las apariencias son lo más importante, los grandes lujos y excentricidades se convierten en algo cotidiano dentro de la vida de los personajes que lo habitan. Tenemos a Alberto (Gianfranco Brero), uno de los hombres más poderosos del país cuya prioridad son los negocios y el triunfo profesional, casado con Graciela (Denissé Dibós) con la que tiene dos hijos, Viviana (Preciosa y con buen futuro Carolina Cano) y Daniel (Marco Zunino) que tiene una novia, Sandra (Aceptable Roxana Fernández Maldonado). Alberto tiene como socio a Ernesto (Javier Valdés), hombre machista que nunca ha necesitado trabajar pues nació en una familia de mucho dinero y siempre obtuvo todo fácilmente. Tiene una gran relación con su hijo Sebastián (Jason Day) y lo alienta siempre a ser como él. No sabe como comportarse con Alonso (Bruno Ascenso), su otro hijo, ya que tienen personalidades muy distintas. Con Clemencia (Katia Condos), su esposa, tienen una muy buena relación.

A pesar que la historia gira en base a estas dos familias, la trama se centra a partir de la llegada de Mirkala (Gisela Ponce de León) un personaje que variará en cierto modo los acontecimientos que suceden dentro de estas dos familias adineradas en la que se conjugan los amores clandestinos y el ansía de poder de los padres y las correrías y el despertar de los hijos junto al grupo de amigos que los rodean.

“Esta Sociedad”, esta realizada por Timeline Producciones, a cargo de Bruno y Aldo Pinasco, quienes logran que dicha producción cuente con los últimos adelantos técnicos realizados en formato HD lo cual les brinda la posibilidad de tener como resultado un material en alta definición, comparado sólo con películas y serie realizadas en Hollywood.

Sin duda la expectativa se centraba en lo que los hermanos Pinasco podrían realizar en esta su primera producción, para ello contaban con un amplio apoyo publicitario por parte de “su canal” a la vez de haber estudiado todo minuciosamente para no lograr que su primera serie tuviera tropiezos. Primero lograron que el canal desplazara del horario estelar de los sábados a las ocho de la noche a “Recargados de risa” (Demás está decir que por décadas dicho horario estaba destinado a los programas cómicos con resultados altamente productivos para los canales televisivos, debido a la calidad de nuestros humoristas), segundo contrataron a experimentados actores, todos ellos con telenovelas y series a cuestas, lo que aseguraría cierto equilibrio con las “estrellas juveniles” que debutarían en la producción y finalmente encontrar una pegajosa canción que fuera la característica de la serie, que fuera muy popular entre los adolescentes y tal igual hacen hoy en día otras productoras, colgarse en cierto modo de la canción para lograr el levantamiento de la producción. Con todo ello se aseguraba que “Esta sociedad” logre acaparar la sintonía del público, sobretodo en un horario, “que no tendría pierde” de ninguna manera.

Sin embargo se olvidaron de lo más importante, un guión que fuera sugestivo y atrapante, porque a pesar de ciertos logros y haber alcanzado los dos dígitos en sintonía, la verdad que el resultado no es el más esperado.

Es que si bien la apuesta por buscar “algo diferente” sin duda es loable, esto no puede menos que estar unida a una trama más sugestiva y hasta audaz. Porque si bien el tufillo pituco del que se acusaba a la serie no es tanto, sí podemos decir que la historia de “los colegiales light” hace agua por donde se mire, ya que es de los más simplista y hasta aburrido. Y no solo por el guión, sino también porque los actores que lo interpretan no están del todo bien preparados para entregarnos siquiera una actuación decorosa. Aquí solo se salva Jason Day (ese que no desea que lo comparen como galán) y Carolina Cano. Los demás, incluida la pequeña de la familia Pinasco, deben regresar a estudiar actuación. Ni Bruno Ascenso, que tiene más experiencia que todos logra una perfección de su rol, no convence como enamorado de Mirkala (Gisela Ponce de León quien comenzó muy bien, pero como el guión no ofrece alternativas que provoquen interés, su actuación pasó pronto a ser una más dentro del reparto).

Por momentos esos “colegiales” tenían mucho de RBD, como por ejemplo, la actuación de la “gordita del grupo, sin embargo en la novela mexicana, el guión se centra en los adolescentes y de ahí da paso a los personajes adultos, como los padres y profesores. Sin embargo aquí la historia de Mirkala se va desdibujando con el correr de los capítulos que no lo salva ni siquiera el viejo truco de atraer audiencia con el llamado del “despertar sexual” de los muchachos. Porque los guionistas los hacen en cierta forma “competir” con la tragedia que envuelve a las dos familias, en donde más interés toma la historia de Alberto y su relación con Sandra, que la de estos muchachos “pitucos”, ello merced a la buena actuación de Roxana Fernández Maldonado y a la experiencia del siempre talentoso Gianfranco Brero.

Una apuesta no del todo exitosa, pero si audaz, ya que generalmente las historias rosas y los amores marginales son los que más éxito han tenido, aunque sin duda, siempre es bienvenida toda alternativa diferente dentro de este tipo de producciones. En todo caso “Esta sociedad” queda como un primer paso para el clan Pinasco, del que esperemos mejores logros y sobretodo atractivas historias, porque no basta con difundir que la serie será vista en uno u otro país o que habrá una segunda parte con actores extranjeros. Lo importante es lograr una historia equilibrada y atractiva y creemos que los Pinasco pueden ofrecernos cosas mejores. En todo caso lo mejor de la serie es la canción de Mateo Lynch que por lo menos es pegajosa y se deja oír.

COMIENZA A GRABARSE “EL ZORRO” EN COLOMBIA


Lima, 08 Diciembre 2006.- Comenzaron las grabaciones de la nueva serie coproducida por Telemundo, RTI y Sony Pictures que, al parecer, simplemente se llamará “El Zorro” y que tiene en los roles estelares a Christian Meier y Marlene Favela. Las locaciones tienen lugar en Villa de Leyva y Paipa (Boyacá).

Según informa el diario El Tiempo de Colombia quien informó sobre las grabaciones de la novela así como las primeras fotos de esta fabulosa coproducción. Las imágenes y los sonidos son mucho más nítidos, gracias a la alta definición que está revolucionando la televisión mundial.

El sistema ofrece un mayor número de líneas (1.080) con respecto a la televisión tradicional (525), lo cual produce imágenes de mayor nitidez. Su llegada será similar al paso de la TV en blanco y negro a la de color, y obligará al cambio de televisores para disfrutar su calidad.

Hugo León Ferrer, uno de los productores ejecutivos, dice que RTI avanza hacia la alta definición para competir con el mercado mundial y que, gracias a esto, la realizadora colombiana se ganó la posibilidad de hacer esta coproducción con Sony Pictures y Telemundo.

Según cuenta León Ferrer, Sony Pictures quería llevar a una telenovela la historia del hombre del antifaz y buscó productores en Colombia, España y México. Así que RTI preparó un piloto de cuatro minutos y con eso se ganó la producción.

"Sony daba unos recursos pero dije: 'Nosotros no somos productores de pilotos, sino de telenovelas. Así que vamos tras el proyecto grande -cuenta León-. Pusimos una “platica e hicimos un buen trabajo".

En esos cuatro minutos, RTI mostró cómo sería la atmósfera de la realización, algo muy importante si se tiene en cuenta que la historia es de época, lo que implicaba hacer vestuario, escenografía, muebles y en general toda la ambientación de ese momento histórico. Con dos actores de primera línea, Christian Meier y Paola Rey, y tomas de Cartagena y Villa de Leyva se hizo el piloto, lo que refleja que RTI iba con todo.

Eso fue en enero de este año y la aprobación pasó por el ojo de Amblin Entertainment, compañía de Steven Spielberg, de Sony Pictures y de Zorro Productions Inc., dueña de los derechos. Hace tres semanas comenzaron las grabaciones en La Heroica y Villa de Leyva y en unos siete meses estarán finalizadas las 120 horas del proyecto.

EL RETO DE LA ALTA DEFINICIÓN

"Si nosotros no tuviéramos la experiencia que tenemos y el manejo eficiente en costos y producción no hubiéramos podido llegar a esto. Es la producción más grande que RTI ha hecho en toda su historia", dice León. Se calcula que su costo es tres veces el de una telenovela normal.


Para todo esto se adquirieron equipos de alta definición: dos unidades móviles, cámaras, salas de edición y de sonido y la construcción de un nuevo estudio de 700 metros cuadrados.

Además, ha implicado un cambio en el trabajo artístico, pues la alta definición, por ser tan sensible, exige otras perfecciones: el maquillaje no puede ser tan exagerado y hasta las brochas se han reemplazado por pistolas, las cintas que se pegaban en una escenografía son obsoletas porque se ven, el vestuario tiene que ser perfecto e impecable porque cualquier error es captado por las cámaras y la iluminación es mucho más cuidada porque todo se percibe.

Es tal, el nivel de calidad que se tiene en esta superproducción, que la música la interpreta una orquesta de 50 músicos y el 60 por ciento de la telenovela se hará en exteriores, la mayoría en Villa de Leyva y Paipa (Boyacá).

El elenco ya comenzó con el rodaje de la telenovela e incluye actores con gran cartel en el extranjero, además de los protagónicos: Christian Meier (El Zorro) y Marlene Favela (Esmeralda). Como los antagónicos figuran: Arturo Peniche (Fernando Sánchez) y Andrea López (María Ángel Sánchez). Además dentro del reparto figuran actores como
Oswaldo Ríos (papá de El Zorro), Ricardo González (sordomudo), César Mora (sargento García), Harry Geithner, Marilyn Patiño, Natasha Klauss, Luigi Aycardi, Lully Bosa, Jorge Cao, María Margarita y Héctor Suárez.

Los directores son Mauricio Cruz y Agustín Restrepo, los libretos estarán a cargo de “Kiko” Olivieri mientras los Productores ejecutivos son Patricio Wills y Hugo León Ferrer.

CRITICAS A LA VISTA

La web del mencionado diario colombiano cita también los comentarios de los usuarios dentro de los que destaca algunas críticas a esta producción argumentando el porqué los actores colombianos son relegados a los papeles secundarios. Un lector afirma “…por favor señores el hecho de que se haga para Telemundo no es que seamos méxico-peruano-venezolanizados, estamos algo cansados... Gracias a Dios existe RCN...”

Tal parece que un sector de colombianos también discrepa por algo que es vox populi dentro de las producciones internacionales. Se busca actores con renombre y se deja de lado al talento local. Paso aquí en el Perú cuando se dejaba de lado a nuestros actores por traer a otros extranjeros. Una práctica que bien podría cambiar si los “creativos” dieran su brazo a torcer y den oportunidad a talentos del país local. Sin embargo uno de los socios de esta producción (Televisa) no practica en su país de origen lo que se impone en estas coproducciones pues noten ustedes como dentro de sus producciones el talento mexicano siempre está resaltado, salvo excepciones esporádicas, muy de vez en cuando, por así decirlo, como sucedió en "La Ursurpadora" pese al pataleo de Verónica Castro y todas las estrellas mexicanas, Gabriela Spanic tuvo el estelar y cumplió con creces dentro de un país tremendamente nacionalista. Sin embargo generalmente esto no sucede en el país azteca, por ejemplo: En “Mundo de fieras” contratan a Gaby Espino para el estelar, sin embargo su actuación deja mucho que desear por el guión que la relega muy asolapadamente mientras se resalta a la villana de turno (la actriz mexicana Edith Gonzáles). Sin duda todo un debate que lo ampliaremos en otro comentario más adelante. (Redacción El Informante: Richard Manrique- Nota Informativa tomada de El Tiempo de Colombia).

“LA TORMENTA” Y EL AUGE DE LAS NOVELAS COLOMBIANAS

Culmina "La Tormenta" una de las producciones de Telemundo que concita interés, especialmente en sus últimos capítulos.


Lima, 02 Diciembre 2007, Por: Richard Manrique Torralva / El Informante.- Entramos a los últimos capítulos de esta nueva coproducción de Telemundo y RTI de Colombia que sin duda ha conquistado a muchos televidentes de varios países. En el nuestro no le ha ido mal, es más se ha puesto interesante debido a la buena dirección y a un guión sugerente y cautivo.

Tenemos entonces, la historia de una mujer de negocios acostumbrada a la vida de la ciudad, que de "la noche a la mañana", tiene que dejar todas sus comodidades y mudarse a “La Tormenta”, la hacienda de su padre, para hacerla prosperar. Al llegar a su destino María Teresa (Natalia Streignard) se da cuenta de que esto no le será tan fácil, ya que se encuentra con un mundo completamente desconocido y salvaje. Lo peor de aquel lugar es tener que relacionarse con el caporal de la hacienda, Santos Torrealba (Christian Meier), un hombre de campo, con fama de mujeriego y seductor.

En el momento en que sus miradas se cruzan, se dan cuenta de que les será imposible vivir bajo el mismo techo. Pero mientras más intentan separarse, más se intensifica la pasión entre ambos, haciendo que María Teresa y Santos vivan un tormentoso idilio en el que el odio dará inicio al amor más puro que jamás sintieron.

Viendo actuar a Christian Meier, no podemos menos que alegrarnos de sus progresos, ya que con el correr de la novela muestra aspectos que le eran esquivos en los primeros capítulos donde se mostraba demasiado “duro” para un rol que intentaba cierta semejanza con el Juan Reyes (Mario Cimarro) de “Pasión de Gavilanes”. Y es que, quiéranlo o no, Colombia (digámoslo así porque a pesar de ser coproducción la gran cantidad de personas que laboran en esta telenovela son de dicho país) tuvo un buen comienzo empresarial con Telemundo gracias a dicha telenovela que le dio buenos dividendos y réditos empresariales en este mundillo telenovelero. Recordemos que, luego del éxito que suscitó “Betty la fea”, las alianzas empresariales con las productoras colombianas estuvieron a la orden del día, tanto entre Caracol - RTI con Telemundo como RCN con Univisión.

Y a pesar de algunas críticas, el talento colombiano ha podido ser apreciado en muchas partes del mundo. De esta manera luego del suceso de “Pasión de Gavilanes” las “hermanas gemelas” se suscitaron una y otra vez. Primero con “Te voy a enseñar a querer” y luego con “La Tormenta”. Notarán que entre una y otra hay más de similitud que de diferencia.

Sin contar por cierto otras fórmulas ya ensayadas en otras nuevas coproducciones ("La mujer en el espejo", "La viuda de blanco", ambas remake de éxitos netamente colombianos). Pero el hecho es que “la mina de oro” no quería perderse y la trama de la hacienda, el galán “musculoso y de anchos pectorales” junto a la niña rica “hermosa y cautivadora” de ninguna manera podía dejarse de lado. Ocurrió aquí en el Perú a finales de los 60´s, luego del éxito de “Simplemente María”, Panamericana Televisión intentó seguir explotando el drama de la trabajadora domestica con “Natacha” que luego quedó interrumpido por el ascenso de la dictadura militar.

Por eso es que el personaje de Christian Meier comenzó amparado por el “Juan Reyes” de Mario Cimarro, cosa que cambio con el correr de los capítulos, porque Meier dejó su apatía actoral y le dio a “Santos Torrealba” su propia personalidad, un hombre serio y decidido, contrario al de Cimarro que también lo era, sólo que mostraba más su fuerza física además de mostrar esa “patanería” que tanto gustaba al sexo femenino.

Seguramente conciente de esto, es que el guión de Kiko Olivieri le da cierta diferencia al personaje como el amor y apego a su caballo, además del cariño hacia la verdadera estrella del guión, la hacienda “La Tormenta”.

En dicho pueblo compuesto por habitantes con los mismos rasgos y características que las de cualquier pueblo del mundo, Olivieri brinda historias paralelas muy interesantes como la de "Jesús niño", por ejemplo, unido a la buena selección de los actores, como Aura Cristina Geithner quien se luce como “Bernarda Ayala”, Natasha Klauss, perturbadora y maléfica como Isabela Montilla, junto a talentos como Cristine Lilley como Edelmira Guerrero y Marcelo Bouquet, quien mereció mayor participación como Simón Guerrero.
Lo mejor de la novela es el talento de Kiko Olivieri en plasmar un tema ya tocado anteriormente por él, pero con diferentes características, toda vez que el guión funciona porque es innovador, se permite ciertas licencias, además que tiene una acción innata que le permite no decaer en ningún momento, por ello sus historias paralelas crecen porque el nexo que los une con la pareja principal está unido por ese odio, amor y ambición que recorre cada parte de la historia.

La química existente entre Meier y Natalia Streignard no es de la mejor, pero cumple con su función de atraer a la teleaudiencia unido al énfasis que ponen los directores de cámara de centrar su toma en los músculos de Meier (antológica resulta la escena de Meier saliendo de la ducha, cubierto sólo con una toalla que sólo tapa sus genitales además de mostrar el cuerpo cubierto de vaselina, digna de luchador de catchaskan, ante la mirada atónita de tres transeúntes colombianas y del ¡oh! del sector femenino) o en el cuerpazo de la Streignard que ni pierde su glamour cuando se encuentra embarazada. Recurso puesto tan de moda, en estos días, para atraer a la teleaudiencia juvenil, por ello es, quizás, la crítica que tienen algunos colombianos, por irse a lo comercial y dejar formulas con probado éxito como lo fue “Betty la fea” que indudablemente fue su carta de presentación en el mercado latino de Estados Unidos y en varias partes del mundo además que debemos de reconocer rompió algunos esquemas.


En “La Tormenta” el guión es el que eleva la producción porque a pesar que en España, Argentina y en otras partes del mundo haya sido un suceso. Aquí en Perú se mantiene con buen rating, aunque no es un boom como muchos predicen. Pero esa buena sintonía la obtiene precisamente por su atrapante historia, por ejemplo aquí ni nos interesó si la protagonista era o no cambiada, como se especuló en otros lugares, pues la trama igual gustaba, y hasta nos atrevemos a decir aumentó más televidentes. No porque Natalia Streignard no fuera una de las pílares del éxito de la producción, sino porque el misterio y la intriga aumentaron a la par que Meier ya se consolidaba dentro de su personaje.

El auge colombiano continua en el mundo con sus telenovelas, un claro ejemplo de ello es que “la mujer en el espejo” otra coproducción es sorprendentemente una de las producciones con más sintonía en Lima, Y el mérito radica en que es transmitida en un horario sumamente difícil para el Perú como lo es las 9.30 de la mañana. Lo que confirma que cuando la producción tiene los ingredientes necesarios para captar sintonía poco importa el horario y la competencia que se le presente.

A pesar de ello, para este redactor las mejores producciones colombianas presentadas hasta ahora la constituyen, "Café con aroma de mujer" y "Betty la fea", aunque valgan verdades ninguna de estas producciones tuvieron buena sintonía en el Perú, sobre todo "Café..." que fue cambiada de horario por Frecuencia Latina por su escasa sintonía. Nosotros la vimos por curiosidad en saber que le vieron los mexicanos que la prefirieron antes que sus producciones y dicho sea de paso le encontramos algunos logros, mientras en coproducciones “Pasión de Gavilanes” y “La Tormenta” que con sus altas y bajas, gusta y consolida a Christian Meier, en su rol de galán, palabrita que tanto disgusta a muchos actores, en su mayoría celosos del éxito de otros, porque ser galán implica consolidación profesional, recompensa a tu trabajo y proyección internacional y eso es lo que requerimos hoy en día dentro del talento nacional, más allá si la palabra es mal usada o no porque eso abre las puertas a cualquier actor a muchas otras producciones internacionales. Eso sí, toda interpretación buena es digna de aplauso, sea de galán o de reparto. Por ello, como lo fue Ricardo Blume en su época, sin duda Christian Meier va por el camino del éxito y sobretodo termina el año consolidándose dentro de su carrera actoral, lo que constituye un gran orgullo para todos los peruanos.

jueves, 25 de octubre de 2007

MEXICANA TELEVISA BUSCA INSPIRACIÓN EN TELENOVELAS DE SUDAMÉRICA

NOTA DEL EDITOR: Siempre Televisa ha copiado los grandes éxitos de otras televisoras. ¿Que ahora lo haga con mayor frecuencia? Tal vez se deba a la poca creatividad de sus guionistas que ante la carencia de buenas historias toman moldes de exitosos libretos para plasmarlos al ámbito mexicano. Lo que en su mayoría le ha dado grandes satisfacciones. Por ejemplo, "Betty la fea" tuvo escaso rating de sintonía en México a tal punto que la sacaron de programación (en el Perú la sintonía era irregular) pero gracias al intelecto mexicano la versión azteca es un boom en el país de los charros. Recordamos un tiempo atrás que Televisión Azteca (la competidora de Televisa), "como quien no quiere la cosa", emitió "Café con aroma de mujer" y despojó a Televisa del primer lugar de sintonía. Décadas atrás también pasó lo mismo cuando en 1969 Telesistemas mexicanos difundió por reciprocidad comercial "Simplemente María" en México y terminó apoderándose del corazón de los mexicanos. A tal punto que dicha novela está considerada (ojo la versión original, no la desastrosa versión a cargo de Victoria Ruffo) dentro de las más exitosas telenovelas extranjeras difundidas en el país azteca. (Hasta los ochenta era la primera, pero luego "Topacio" "Abígail" y "Café con aroma de mujer" le quitaron ese honor). (Richard Manrique / El Informante)

Sin duda este es otro gran tema que explorar dentro de la historia de las telenovelas. Algún día también haremos un informe sobre esto porque lo que nos sobra son fotos, artículos y libros en nuestra bien gustada hemeroteca, sin embargo lo que nos falta es tiempo.

Por tanto, el reciclaje si bien ahora ha aumentado en dicho emporio televiso, esto siempre ha sido una de las prioridades de Televisa, válido bajo todo punto de vista dentro de este mundo comercial que son las telenovelas Leamos este despacho que nos señala los próximos reciclajes en México. (Richard Manrique / El Informante).

MEXICO DF, 23 Nov. 2006, (Reuters).- El gigante mexicano de los medios Televisa, famoso mundialmente por sus melodramáticas telenovelas, esta copiando historias de sus rivales en Latinoamérica y haciendo nuevas versiones que superan el éxito de las originales.

Cada vez com mayor frecuencia, Televisa recicla guiones, particularmente de Argentina y Colombia, y los usa para encabezar sus horarios estelares.

Televisa es una de las dos empresas de televisión abierta en México y ha liderado la industria de las telenovelas en América Latina por tres décadas, produciendo sin descanso telenovelas que se han vendido en más de 100 países.

Pero en años recientes, la llegada de historias más ligeras de otros países que han alcanzado repentinamente éxito internacional fueron una señal de alerta para Televisa.

El uso de guiones extranjeros le está dando a Televisa la oportunidad de reinventarse, trascendiendo las lacrimógenas telenovelas y añadiendo toques de comedia a sus producciones, dijo el productor Pedro Damián a Reuters en una entrevista

"Televisa es el gran exportador de melodramas a nivel mundial. ¿Y qué sucede? Que de pronto a lo mejor nuestros melodramas necesitan de alguna manera evolucionar ¿Entonces de qué te nutres? De los melodramas que encuentras en otros lugares," explicó.

"Rebelde," la exitosa producción de Damián en el 2006 que aborda la historia de un grupo de adolescentes a la moda en una escuela privada, está inspirada en la producción argentina "Rebelde Way."

El programa que se transmite diariamente se ha convertido en una fuerte fuente de ingresos y en uno de los mayores éxitos de Televisa, y es visto a lo largo de América Latina.

Además se transmite en Estados Unidos y está ganando aficionados asiáticos y europeos.

Entre los productos derivados de Rebelde están un grupo pop -que recibió una nominación al Grammy Latino, dos premios Billboard y ha vendido más de 7 millones de discos compactos-, una historieta, una línea de ropa y la venta de unas 90 licencias para productos que van desde zapatos hasta gaseosas.

Un programa semanal inspirado en la telenovela está por estrenarse a inicios del 2007.

"La Fea Más Bella" es la consentida del momento para Televisa. Se trata de una nueva versión de la colombiana "Betty la Fea," el fenómeno mundial escrito por Fernando Gaitán que tiene versiones en hindú, alemán, holandés y ruso.

Lograr niveles de audiencia elevados garantiza a Televisa buenos ingresos por ventas publicitarias. La utilidad neta de la empresa trepó 44 por ciento en el tercer trimestre, impulsada por su unidad de televisión abierta y por las crecientes contribuciones de sus divisiones de televisión de paga.

BAILE, TEQUILA Y CENICIENTA MODERNA

Televisa trabaja en otras tres nuevas versiones para lanzarlas a inicios del año entrante.

La empresa está grabando "Yo Amo a Juan Querendón" inspirada en "Pedro el Escamoso" de Colombia, la historia de un mujeriego con desastrosos pasos de baile que se enamora de una ejecutiva.

"Destilando Amor" es la versión de Televisa de la exitosa telenovela de 1994 "Café con Aroma de Mujer," también de la autoría de Gaitán, que fue transmitida años atrás por TV Azteca, la segunda mayor televisora del país.

A diferencia de la original, que tenía lugar en los sembradíos de café en Colombia, la versión mexicana tendrá como escenario los campos de agave, la cactácea de la que se elabora el tequila.

La apuesta de Televisa para las audiencias jóvenes en el 2007 será la producción de Damián "Lola ... Erase una Vez," inspirada en la argentina "Floricienta," la historia de una Cenicienta moderna.

miércoles, 24 de octubre de 2007

GONZALO REVOREDO CONQUISTA COLOMBIA


Lima, 21 Nov. 2006, Richard Manrique Torralva / El Informante.- La presentación para la prensa de la película "Talk Show" en la que él participa sirvió para conversar breves momentos con Gonzalo Revoredo que alcanza notoriedad en Colombia al participar en la telenovela "Floricienta" versión colombiana de la novela original de Cris Morena llevada al éxito por la televisión argentina.

"Mira es una novela original, muy parecida a la versión argentina, de hecho que lo es, pero estoy muy contento de formar parte de este elenco, comparto roles protagónicos con la actriz Mónica Uribe, con la cual nos llevamos de maravillas", sostiene el actor al inicio de esta breve conversación.

¿Cómo así llegaste a Colombia?

Yo estaba buscando algún proyecto para participar en Colombia, cuando por casualidades de la vida conocí a mi manager actual le hable de esa posibilidad, me contactó, participe en un casting, inicialmente para RCN, sin embargo me derivaron directamente para Tele Colombia y desde ahí comienzo a grabar "Floricienta".

¿Es tu primer protagónico...

Asi es, aunque yo ya había hecho en la telenovela "Sueños" un protagónico juvenil, pero efectivamente creo que mi primer estelar importante, en el extranjero, se debe justamente a esta novela de gran éxito.

¿Consideras que es tu gran trabajo....

Mira, para mí todos los trabajos son importantes, ya depende del peso que tiene la historia o no. Pero ojo, este protagónico es el tercero que haría, he hecho otra película el año pasado que sale el próximo año y a finales del año pasado hice un estelar para una telenovela que se llamó "Nunca te diré adiós" para Iguana Producciones que fue una prolongación de la novela y ahora estoy en Colombia con esta novela que me llena de muchas satisfacciones.

¿Que te parece el hecho de ser considerado un galán con proyección internacional?

Mira, a mí la palabra galán no me inspira nada, con que en algún momento el actor muestre calidad o no en su personaje, eso me interesa.

¿Como te va con Floricienta?

Muy bien, hago el papel de Federico Fritzenwalden, un hombre muy cascarrabias que tiene el peso de criar a cinco hermanos, además de mantener el peso de una casa, y hacer que Flor (Floricienta) no se le vaya de las manos en algunas cosas (risas). Nosotros terminamos de grabar en diciembre y comenzamos a realizar las giras de los shows que son en el interior de Colombia, Bogotá y varias provincias más.

¿Será, al igual que en su versión original, la historia llevada al teatro....

Así es, mira las giras empiezan a mediados de Diciembre en donde participaré y también cantaré dos canciones..

¿Incursionas en el canto?

Bueno sí, claro nunca profesional, pero me gusta cantar y la novela me permitió eso, porque como sabes se está musicalizando la novela y eso me dio la oportunidad de cantar dos temas del mismo.

¿He leído por ahí que habrá una segunda parte?

Se dicen muchas cosas. Es por el éxito de la novela, parece que se haría una continuación o una segunda parte, pero aún no es nada oficial.

¿Continuarás tu carrera en Colombia?

Tengo otras ofertas de trabajo en Colombia que debo evaluar aunque todavía están en proyectos para ser evaluados.

¿Cómo te va en tu vida privada?

De eso no hablo señor (risas). Mira soy como todos, me llevo bien con mi pareja (la modelo peruana Caty Caballero), hablamos mucho por teléfono por eso nuestra cuenta telefónica es muy grande (risas), además que ella va y viene a Colombia, pero hasta ahí nomás te cuento, soy de aquellos que se reserva su vida privada.

Llegan los demás colegas de la prensa y debemos cortar la entrevista con este joven actor peruano quien alcanza éxitos en Colombia, protagonizando la novela en versión colocha de “Floricienta”, siendo el único peruano en el elenco de producción. Gonzalo Revoredo ya debe estar en Colombia a seguir con las grabaciones de esta novela, que tal vez, sea su carta de presentación para futuros trabajos importantes.
Aquí te presentamos un extracto de la telenovela "Floricienta" (versión colombiana) que estelariza el actor peruano Gonzalo Revoredo.

viernes, 19 de octubre de 2007

“PIDE UN MILAGRO”: LEJANO ACERCAMIENTO AL MES MORADO


Lima, 14 Noviembre 2006, Por: Richard Manrique Torralva / El Informante.- Va llegando a su final la nueva producción de Michelle Alexander que intenta mantener el liderazgo dejado por otras producciones por la supremacía del horario estelar de las nueve de la noche.

Es así que tenemos “Pide un milagro”, una historia que tiene como referencia el aspecto religioso del pueblo peruano hacia nuestro Cristo Morado. Aquí el referente principal es la devoción y la fe que embarga a los inquilinos de un barrio popular limeño, cada uno con sus propios problemas, sin embargo mediante el rezo y el amor a nuestro Cristo de Pachacamilla, verán realidad sus ruegos y suplicas y todo gracias a "ese milagro" que nos ofrece nuestro Santo Moreno.

La historia escrita por Eduardo Adrianzén se centra en la vida de un hombre que busca su redención y en la repercusión que su actuar ejerce en las personas que lo rodean.

Dimas (Rafael Santa Cruz) es un ex presidiario que luego de veinte años sale de nuevo a las calles en busca de su sobrevivencia sin imaginar que su familia, ni la sociedad querrán volver a aceptarlo. Un robo que tratará de perpetrar lo llevará a conocer la gracia del Cristo Moreno y, por la fe, su vida dará un nuevo giro. En su afán de buscar a su hermana (Tatiana Espinosa) conocerá de casualidad al pequeño Josué (Johan Mendoza) quien luego de muchos entretelones, con su cariño y amistad, se ganará el amor del que se convertirá después en su padre putativo.

Pues bien estamos ante "la versión religiosa" de “Camote” y “Paquete” (los personajes de la anterior miniserie llamada “Camino a casa”) y al igual que la anterior producción el peso de la historia lo tiene el pequeño Johan Mendoza destacado como toda “una celebridad”, pero al que sería bueno darle una clase más de actuación y dicción, porque el niño si bien derrocha simpatía no convence del todo.

Adrianzén nos entrega una historia de gente común y corriente que vive en cualquier zona del Centro de Lima, con esa costumbre tan innata en “los barruntos limeños” donde las vecinas conflictivas, el chismorreo popular, el tráfico de drogas, el desenfreno juvenil, son entre otras, las características más comunes de los barrios populares. Sin embargo Adrianzén no convence en sus primeros capítulos al entregarnos una historia demasiado alargada, más como para una telenovela que para una serie de veinte o treinta capítulos. La historia no profundiza de arranque en la trama principal sino se dedica a mostrar las características de cada una de las familias del barrio, lo que la hace pesada y hasta tediosa.

Para colmo Adrianzén nos ofrece una versión peruana de “Los miserables” de Víctor Hugo, con el que permite que Dimas conozca la gracia del Cristo Moreno. Sin embargo su escena de arrepentimiento con el padre Edmundo (Fernando Farrés) es de lo más simplista. Y no llega siquiera, a compararse un poco, con esa fuerza literaria que posee el Jean Valjean de Víctor Hugo.

Conforme transcurren los capítulos el público ya adivina el desenlace de cada personaje, que son utilizados una y otra vez en producciones de este tipo. Recordamos una serie llamada “Mi Barrio” estelarizada por Jorge Montoro y que seguramente casi nadie recuerda pues fue sacada a los tres o cuatro capítulos de emitido, por Panamericana Televisión, debido a su bajo rating. Pues bien desde aquella época de los setenta ya se hacían argumentos de ese tipo y que seguramente también se han utilizado en nuestra época dorada, allá por los sesenta. Así que nada nuevo nos ha traído esta producción, ya que por años, los temas de “barrio” se resumen en dos líneas puntuales: tragedia y felicidad. Y para ello hay que conjugar bien las historias, que aporten interés y hasta un poco de lágrimas, pues los temas religiosos de fe y amor han prevalecido siempre sobre la tragedia porque luego de "unas lágrimas" se da paso a “la felicidad eterna”.

Aquí nada de eso ocurre. Hay parlamentos leídos casi con bostezo por el elenco, que por lo demás, esta muy irregular. Santa Cruz no convence como un reo arrepentido, mientras Johan Mendoza sólo derrocha simpatía y nada más. Dentro del elenco destaca Tatiana Espinosa como Elvira, Jenny Hurtado como Palmira y la siempre destacable Haydeé Cáceres. Dos líneas para Oscar López Arias que en su breve actuación sigue mostrando gran solvencia actoral y Milagros Pedreschi que en cada miniserie gusta más.

En la historia de amor entre Dimas y Yolanda (Patricia de la Fuente) no hay tal química que posibilite una identificación con los personajes. Y, lástima porque a partir de ahí comienzan los conflictos paralelos del que sólo provoca un poco de interés, la historia de Palmira, puesto que las historias de las otras vecinas dejan mal paradas a Mayela Lloclla y Magdyel Ugaz, en una actuación para el olvido.

Se nos ocurre pensar que Michelle Alexander, antes de que escriba el guión Eduardo Adrianzén, le haya solicitado incidir más en Johan Mendoza y por ello existen escenas tan inverosímiles como ver que un niño de catorce años salga mal parado, en una pelea callejera, ante "el poderoso" Mendoza que encima de todo es más pequeño en estatura y en edad, además con unos golpes de niños de escuela inicial que causan sonrisa por su irregularidad, y ni que decir de los parlamentos publicitarios que ya son "pan de cada día" en todas las miniseries.

Esta bien querer ganar un poquito más de dinero. Pero si al principio, como en “Las Vírgenes de la cumbia” gustaban sus originales insertos publicitarios. Esto ya llegó al hartazgo y ya comienzan a molestar a los televidente esos impertinentes “cherrys publicitarios” como de ese banco que nos quiere hacer creer que "presta su dinero a las más bajas tasas de interés". Está bien que se necesita una mejor inyección de capital, pero si se quiere lograr la exportación de nuestras series debemos evitar los fastidiosos “cherrys publicitarios” que francamente ya disgustan a los televidentes y son tan localistas como ridículos.

“Pide un milagro” es una historia más, poco convincente y muy irregular y eso se refleja en los índices de sintonía donde mantiene su continua irregularidad. Lo mejor de todo lo constituye esa salsa de Willy Rivera que se luce como tema principal de la serie. Esperemos más cosas, tanto de Michelle Alexander como de Eduardo Adrianzén para bien de nuestras producciones locales. Y, a seguir apoyando a nuestra producción nacional.

CHRISTIAN MEIER ESTELARIZA "EL ZORRO" JUNTO A UNA GRAN CONSTELACIÓN DE ESTRELLAS


Lima, 09 Noviembre 2006, Por: Richard Manrique Torralva / El Informante.- Quedó confirmada el inicio de las grabaciones de la nueva producción cuyo título tentativo es hasta ahora, "Zorro, la espada y la rosa", cuyo rol protagónico estará en manos de Christian Meier como don Diego de la Vega, aquel mítico personaje que defiende a los indefensos y venga las injusticias cometidas contra ellos.

La producción estará a cargo de de RTI (Colombia) y Telemundo (EE.UU.) aunque también participan Televisa y Sony Pictures Television International (SPTI).

Esta producción estará recreada en el México y la España de 1800 y utilizará una serie de personajes tomados de la novela de Isabel Allende titulada "El Zorro". Será grabada íntegramente en los estudios de RTI adaptando el original para el formato telenovela, que costará de 120 capítulos aproximadamente.

Finalmente después de varios casting, en las que se incluyó no sólo a Paola Rey (La mujer en el espejo, Pasión de Gavilanes) sino también a Natalia Streignard y varias actrices más, entre las que según se dice también pasó Stephanie Cayo, la búsqueda terminó y los productores decidieron (creemos que con buen criterio por su similitud física, aunque aún falta verla actuar); que la encargada de dar vida a "Esperanza" sea la actriz mexicana Marlene Favela ("Gata salvaje", "Rubí").

Sin embargo la novedad consiste es que dentro del reparto se incluyen una serie de grandes estrellas que, sin duda darán realce a esta producción, figuras como el actor mexicano Mauricio Islas (galán de "Prisionera") quien regresará como villano, además de la actriz colombiana Andrea López (participó en "Luna, la heredera"). También figuran Arturo Peniche, Jorge Salinas, Aura Cristina Geithner, Amparo Grisales, Jorge Cao, Luly Bossa y Osvaldo Ríos.

Repasando Internet, leemos que según el diario colombiano "El Tiempo", el nombre del melodrama no está definido del todo. Más bien, se asegura que Christian Meier comenzará a lidiar de nuevo con los caballos a partir de la próxima semana en Cartagena de Indias, y que también tiene previsto grabar en Villa de Leyva, una población colonial ubicada cerca de Bogotá, perfecta para escenificar la historia escrita por Kiko Olivieri basada en el libro de Isabel Allende, "El Zorro".

Sin duda los colombianos la hacen linda y de esta manera las grandes corporaciones premian el esfuerzo y el intelecto de este grupo de profesionales que ha posibilitado que las producciones colombianas, (por más que sean coproducciones), saboreen el éxito que las han colocado en un lugar expectante. Aunque sería interesante ver alguna vez una producción netamente colombiana, porque sí bien es cierto el aporte del capital extranjero es importante, las grandes corporaciones a la larga tienen el concepto erróneo que se debe contratar a actores con cartel, pero no por ello se debe dejar de lado el talento local y en Colombia existen de sobra actores que tranquilamente pueden ser figuras, pero con semejante hipótesis poca oportunidad tendrán.

Pasó aquí en el Perú porque después de Christian Meier, Diego Bertie y Gianella Neyra no ha habido otros actores con posibilidades de lograr un "estrellato internacional", merced a que nos imponían "un talento" extranjero que muchas veces distaba de lo que tranquilamente podía realizarlo un actor peruano. Ojala no suceda lo mismo en Colombia que ahora es punto de encuentro de actores de todos los países que imposibilitan que el verdadero talento local tenga su oportunidad. Y, ojo, lo decimos con total imparcialidad, más allá que nos alegre el triunfo de Christian Meier, por esos lares. Un logro, a todas luces, muy merecido.

VIRGENES DE LA CUMBIA 2: SECUELA CON ÉXITO



Lima, 18 Octubre 2006, Por: Richard Manrique Torralva / El Informante.- La moda de las miniseries continúa imparable en el horario de las nueve de la noche y de esta manera se consolidan en el horario estelar. Ahora toca el turno a la secuela de Vírgenes de la Cumbia que vuelve con una historia más sólida y teniendo como plato fuerte no solo los cuerpos exuberantes de las Vírgenes sino también a sus competidoras las bellas Diablitas del Sabor que pugnan por consolidarse dentro del mundo de la cumbia peruana.

La historia se inicia cuando Mágico Gonzáles (Toño Vega), manager de Las Vírgenes de la Cumbia (Maricarmen Marín, Tula Rodríguez y Carolina Infante) convoca a un gran casting luego de la salida de María del grupo. Chicas de todo el Perú acuden a la convocatoria, pero sólo una es la elegida. La nueva Virgen se llama Lourdes (Magdiel Ugaz) y trae un nuevo ritmo al grupo: el reggaeton. Guadalupe, Mercedes, Fátima y Lourdes se convierten de nuevo en la sensación del momento, pero no están solas en la cancha. Milady Carvajal (Tatiana Espinoza) les hará la competencia con su nueva agrupación: Las Diablitas del Sabor, que además de María, las chicas que conforman el grupo son Magdalena, Soledad y Jennifer (Maricielo Effio, Marisela Puicón, Milagros Pedreschi y Vanessa Jerí). María piensa que puede dominarlas por haber sido una estrella, pero está muy equivocada: estas chicas, sobre todo Jennifer, no se dejan dominar por ella. Todas se caracterizan por ser -en mayor o menor grado- ambiciosas y envidiosas. Sin embargo, tienen conflictos propios de cualquier muchacha. Las Vírgenes de la Cumbia y Las Diablitas del Sabor son enemigas y rivales. Constantemente se enfrentan, dentro y fuera de los escenarios, por figuración, hombres o contratos. Por si fuera poco, Milady Carvajal y Mágico se disputan las presentaciones utilizando todas sus armas y contactos.

En esta oportunidad la producción recae en la productora Del Barrio cuya batuta la tiene Michelle Alexander quien nos presenta un guión muy solvente que tiene como base central la competencia entre ambos conjuntos en medio de historias paralelas que envuelven a cada personaje, cada una con problemas de todo tipo como la delincuencia, tráfico de drogas, arribismo y ambición.

Precisamente el inicio de la serie comienza con el auge del grupo en una secuencia muy parecida, nada más y nada menos, que a Rocky III (la escena del concierto de las Vírgenes que, entre las vivas y los aplausos del público, encuentra como espectadora, con la mirada desafiante y ambiciosa, a Milady Carvajal es muy parecida a la de Mr. T. espectando el apogeo de Rocky Balboa en el ring).

Alexander no quiere dar concesiones a la competencia y también atrapa al público con la muy bien lograda escena de la muerte del esposo de Mercedes y a partir de allí se van sucediendo una y otra historia que causa más de un problema a las Vírgenes.

El gran merito de los guionistas de esta historia (Yashin Bahamonde y Víctor Falcón) es mantener la idea ya esbozada anteriormente en la primera entrega de la serie, vale decir, se valen de los entretelones reales de nuestra farándula local para plasmarlo dentro de su historia, por ejemplo la historia de Magdalena, una porrista que se vincula sentimentalmente con varios futbolistas es obviamente sacada de nuestra farándula nacional. Como lo fue anteriormente la historia de María, que de la noche a la mañana pasa a ser animadora de un programa estelar en el canal número uno del país, merced a "su amistad” con un ejecutivo de dicho canal. Sin contar el personaje de Milady, una cantante criolla, dueña de una peña, cuyo pasatiempo son los "chiquillos". Los guionistas balancean muy bien los hechos reales con la ficción y con ello logran que el público se interese en la trama, ya que en su gran mayoría muchos sabemos de “las trampas” de las porristas o de los entretelones de los manager o promotores.

Sin embargo hay historias no del todo logradas como la de Guadalupe que es de lo más sosa. Carolina Infante parece contagiarse de Marisela Puicón y nos hace una entrega de lo más irreal y carente de todo interés.

Aunque por lo bien estructurado del guión, las actuaciones de la gran mayoría responden a las expectativas. Tula Rodríguez se consolida, no se esfuerza en lo más mínimo, pues es ella misma y hasta derrocha simpatía. No necesita de poses demás ni de sonrisas esforzadas. Paul Gastelo y César Ritter gustan en sus roles de villanos, mientras Milagros Pedreschi, bien preparada puede dar más y Vanessa Jerí se luce en las escenas románticas y de a pocos logra estructurar un personaje tan dubitativo como conflictivo. Pero el mejor de todos es Oscar López Arias quien nos presenta un personaje tímido y bonachón al que el actor le agrega tics y gestos que le dan el sostén necesario para conformar un personaje muy bien delineado. A su lado Magdiel Ugaz gusta en su rol de "chiquilla de barrio”, no será una Verónica Castro, pero la joven se consolida dentro del mundo de la actuación.

La serie entretiene a pesar de los bajones que tienen las historias, tanto de María (que decayó demasiado) como de Guadalupe (totalmente intrascendente). Los aportes técnicos son los mismos que en las anteriores entregas, además de insertar muy sutilmente los aportes publicitarios de sus patrocinadores (en ello son mejor que las producciones de Capitán Pérez) pues con los breves parlamentos publicitarios insertados en el guión, no llegan ni al tedio ni mucho menos al hartazgo.

Sin duda la serie cumple su cometido como es la de entretener, hasta pensamos que junto a las dos entregas de La gran Sangre, esta segunda parte de la Vírgenes es de las mejores miniseries presentadas hasta el momento y cuyo mérito recae indudablemente en Michelle Alexander, quien felizmente, próximamente, presentará otra nueva producción con lo que el camino de las producciones nacionales continuarán en nuestra televisión, y eso es por demás rescatable.

viernes, 12 de octubre de 2007

“EL AMOR NO TIENE PRECIO”: IRREGULAR PRODUCCIÓN SIN NINGÚN ATRACTIVO


Lima, 28 Setiembre 2006, Por: Richard Manrique Torralva / El Informante.- Luego de la irregular “Inocente de ti”, Televisa realiza otra de sus telenovelas fuera de México. Y así, tenemos esta producción de Alfredo Schwarz, llamada "el Amor no tiene precio", como responsable del proyecto junto a la empresa Fonovideo Productions realizada en la ciudad de Miami, Florida.

Tenemos entonces otra de las producciones "made in Miami" que desde hace un tiempo copan las televisoras latinas (una de ellas la peruana) con un derroche de producción y el peso actoral de importantes actores ya “jubilados” en su mayoría, en sus países de origen, pero que han encontrado en dicho emporio televisivo el resurgimiento en sus carreras.

Así tenemos en el aire "el Amor no tiene precio" que cuenta la historia de María Liz (Susana Gonzáles) quien vive en una pobre vecindad junto a su abuelo materno quien pierde su fortuna por una caída en la bolsa de valores, y el golpe adicional de la muerte de su hija afectó su mente.

María Liz se recibe de enfermera, puede encontrar trabajo para mantener a su abuelo, a la par que también ayuda en lo que puede a su novio, Marcelo (Víctor González), que estudia la carrera de ingeniero. Pero Marcelo es un hombre egoísta que sólo piensa en terminar su carrera y marcharse de la vecindad en cuanto consiga un buen trabajo.

Mientras en un barrio elegante de la ciudad vive Sebastián (Víctor Noriega) con su madre, Doña Lucrecia (Susana Dosamantes) quien fue despojada de la fortuna que heredó de su esposo.

Marcelo consigue trabajo en la constructora donde trabaja Sebastián y de inmediato se olvida de su promesa de matrimonio a María Liz. Comienza a intrigar para quedarse con el puesto de Sebastián... y con su prometida, Araceli (Eugenia Cauduro), que es la hija del dueño de la constructora. Mientras cuando un trabajador resulta herido en un accidente, Sebastián lo lleva al hospital donde trabaja María Liz. Aunque su primer encuentro es conflictivo, Sebastián reconoce que es muy buena enfermera y al poco tiempo la contrata para que atienda a su madre. Pero Doña Lucrecia comienza a hacerle la vida imposible a la joven cuando se da cuenta de que su hijo se está enamorando de María Liz, y ella de él. Doña Lucrecia quiere para su hijo la seguridad económica y el nivel social que le daría su matrimonio con la frívola y superficial Araceli.

Viendo “El amor no tiene precio” nos acordamos de una producción venezolana llamada “Sacrificio de mujer” estelarizada por la desaparecida actriz Doris Wells y Raúl Amundaray allá por los setenta. En ella, transmitida, en su época, por Panamericana Televisión se le cuestionaba constantemente porque durante sus largos capítulos, la protagonista era objeto de innumerables y terribles tragedias que llegaban al hartazgo, sin embargo los últimos capítulos atraparon a la teleaudiencia, por el giro que da el guión y gracias a ello el peso actoral de sus protagonistas crece. ¿Y porque el recuerdo? Pues, porque observando los interminables “padecimientos” de la protagonista comparamos una y otra producción y realmente llegamos a la conclusión que así, con todo, el avance tecnológico que tienen este tipo de producciones, esta novela no logra atrapar a la teleaudiencia merced al poco peso actoral y a un guión soso y aburrido.

Primero que nada esta producción que pertenece a Televisa (merced a los intríngulis comerciales que tiene dicho emporio azteca en el mercado latino-norteamericano) y con el ánimo de ensayar “algunas fórmulas” nos presentan un guión basado en “La pobre señorita Limantour” (producción que jamás pegó en el extranjero y del que, de lo único que recordamos, es que fue “el debut y despedida” de Víctor Cámara en México luego del éxito que tuvo “Topacio” en tierras aztecas además de admirar a Thalia que luego de “Quinceañera” ya gustaban en sus roles secundarios en los que participaba).

Y en verdad que el guión hace agua por donde se mire, empezamos por los estelares. Seguimos preguntando ¿Por qué México ya no tiene grandes protagonistas? Y la respuesta estaría en que simplemente siembra lo que cosechó. Cuando allá por los noventa incursionaba con grupitos intrascendentes y actores con más bluff publicitario que intelecto profesional y que distaban de los grandes, como Julio Alemán ó Andrés García por decir algunos nombres, estos “cantantes” o actorcitos sólo con pinta de "galán", cuyo mayor mérito era tener grandes pectorales y caritas de ángel pronto, con más años, incursionaron en las telenovelas y en verdad poco o nada hicieron por el bien de este tipo de producciones. Pues ni Víctor González ni Víctor Noriega están para un estelar; esté último merece regresar al rol de villano que tan bien realizara en “Mujeres engañadas”. Ninguno está para un rol en el que se le debe exigir más. Susana Gonzáles poco puede hacer ante un guión que primero nos intenta presentar el caso de las muchas comunidades latinas que existen en los Estados Unidos, pero al que, conforme avanzan los capítulos, se aleja más y nos presenta una ciudad ficticia dentro de una historia irreal en el que se conjugan un potpurrí de nacionalidades, vale decir, actores mexicanos, venezolanos, cubanos y argentinos dentro de una historia enredada y sin un peso consistente. Para colmo los años pasan y asistimos a una siguiente generación sin que el guión presente alguna variación con detalles que no pasan desapercibidos como ver a una María Liz, medio loca, mendigando por calles de Miami y con un maquillaje digna de una Miss Universo.

En esta producción vemos algunos retornos tan poco afortunados, como el de Julieta Rosen demasiado fingida, Alma Delfina que no sabe que rostro poner en algunas tomas, Roberto Vander muy estático en sus escenas y hasta un Alan (ex Magneto), demasiado avejentado y desapercibido en la trama. El único que se salva es el gran Raúl Xiquez, bien dentro de un rol que le cae a la perfección y Víctor Cámara que a pesar de contagiarse, por momentos, de la irregularidad que reina en la producción, mantiene su presencia dentro de las producciones que ha grabado en Miami. Dentro de los nuevos rostros destaca Geraldine Bazan, espontánea y dulce por momentos y Titi Plaza que le pone fuerza a sus escenas. Aquellas que tanta falta hace, a lo largo de la novela. Por cierto los demás actores peruanos tienen roles desapercibidos e intrascendentes.

Sin duda hasta el momento Fonovideo sólo la ha acertado con “Gata salvaje” y ¿Por qué? Sencillamente porque ahí había un guión equilibrado con historias paralelas, tan interesantes, que no necesitaban de posiciones tan inverosimiles y porque además figuraban en sus estelares, actores que derrochaban simpatía e intelecto ante las cámaras, cosa que aquí, por lo menos no se percibe. Sin embargo no todo es malo hay algunos buenos momentos en la telenovela como las escenas de acción y la muerte de Araceli que es muy lograda, pero que se pierde pues el guión en lugar de levantar vuelve a su monotonía de siempre.

Susana Gonzáles no hizo buen negocio al aceptar un protagónico en esta telenovela, mejor le va en producciones dentro de su mismo país mientras Televisa todavía no logra mostrar un buen producto fuera de sus fronteras por ello seguirá con las ganas de destronar a Telemundo que la hace mejor gracias al buen manejo empresarial de dicha televisora cuya unión con las productoras de Colombia la llevan por el buen camino de posicionarse del mercado internacional. Con decir que “El amor no tiene precio” no camina ni siquiera en el país azteca y eso confirma que no basta con producciones ostentosas; y que raro que Televisa resbale en ese sentido pues a pesar de todo, sus productos realizados en México sí caminan bien como “La fea más bella” que nos aventuramos a decir es mejor que la original “Betty la fea” y que será motivo de otro futuro comentario, más adelante.


ENTRETELONES DE "SOÑAR NO CUESTA NADA" QUE EMITIRÁ PRONTO TELEVISORA PERUANA


Nota del editor: ATV Canal 9 anuncia en breve la emisión de "Soñar no cuesta nada" una de las telenovelas que comenzaron a producirse en Miami y que inicio junto con otras productoras la competencia por ganar audiencia entre la amplia teleaudiencia latina de los Estados Unidos. De esta manera el mercado se ampliaba con buena perspectiva para el talento latino que, de alguna manera se encontraba marginado, en sus países de origen. Porque más allá si el producto fuera bueno o no ó si la producción sea exitosa en audiencia o no; la cosa es que actualmente varios son los actores que logran formar parte del mercado latino y les va muy bien. Pues enhorabuena por ellos. Reeditamos esta información que la emitimos un año atrás sobre esta novela que presumiblemente irá en el horario de las ocho de la noche.

Miami - El informante - Nota difundida el 15 de Mayo del 2005.- Desde que Venevisión amplió sus fronteras, la competencia en el mercado latino de los Estados Unidos se ha acrecentado, y ello ha sido muy positivo tanto por la calidad de sus producciones como por la contratación de actores de primera categoría, muchos de ellos en sus países de origen habían perdido piso por la escasez de producciones de este tipo que a excepción de México y Venezuela, son muy pocas las que se producen con continuidad en otras partes de nuestro continente.

Ahora, la cadena Univisión ha comenzado a lanzar los promocionales del estreno de lo que será su nueva telenovela titulada "Soñar no cuesta nada" programada como fecha de lanzamiento el próximo 23 de mayo a las 14:00 horas tiempo de Miami, Florida.

La producción corre a cargo de Venevisión International quien opera sus estudios de producción en el Sur de la Florida, con facilidades de post producción dotadas con la más reciente tecnología, equipos de primera calidad y unidades de producción para exteriores. A la vez que cuentan con un equipo de producción experto y culturalmente diverso y cuyo fin está orientado hacia la creación de un excelente producto que tenga éxito en el mercado internacional. Motivo por el cual Venevisión International ha sido pionero en la televisión latina del concepto de "advertainment", la mezcla de entretenimiento y publicidad que estamos en capacidad de manejar en sus producciones orientadas hacia mercados panregionales.

Adicionalmente, Venevisión International también participa en coproducciones a nivel internacional en Perú y Venezuela y produce exclusivamente para el Mercado Hispano de los Estados Unidos de la mano con Univisión, cadena de televisión líder de este mercado.

La competencia entre las cadenas hispanas más poderosas en los Estados Unidos ha sido tan fuerte que muchas de las producciones que se han realizado han comenzado a emitirse con éxito en varios países. En nuestro país, por ejemplo, "Rebeca" tuvo una sintonía aceptable que se dejó de emitir por los problemas económicos por los que pasaba Panamericana Televisión, en esos momentos. De otro lado, su competencia, Telemundo realiza producciones que también han sido éxitos por acá como "Pasión de Gavilanes" ó "Prisionera".

Es por ello que con buen ojo comercial Televisa ya ha adquirido los derechos de transmisión de la telenovela venezolana "Sabor a Ti" (2004) comprando también otros culebrones de producción venezolana como, "El Amor Las Vuelve Locas" y "Soñar No Cuesta Nada". Aunque eso sí los ejecutivos de Televisa no informaron si pretenden exhibir esas teleseries por el Canal de las Estrellas. Recuerden ustedes que Televisa siempre fue reacia en programar telenovelas "extranjeras", tal vez por ello mediten antes de exhibirlas.

La telenovela "Soñar no cuesta nada" trata de graficar la situación de los ilegales en los Estados Unidos, uno de ellos es Emilia quien tiene pocas opciones, y se ve obligada a trabajar como sirvienta para ayudar a mantener a su familia. Pero como soñar no cuesta nada, su situación precaria no le impide imaginar una vida mejor. Hermosa, dulce y noble de espíritu, Emilia (Karime Lozano) un día conoce al hombre que podría hacer realidad sus sueños: Felipe Reyes Retana.

Intimidada por el hecho de que los hermanos Reyes Retana, Felipe y Liliana (Cristian de la Fuente y Geraldine Bazán) son muy ricos, y avergonzada de su bajo nivel social, Emilia no les revela su verdadera identidad; más bien se convierte en un misterio. Tiempo después de salir juntos varias veces, se enamoran perdidamente de Felipe, pero ella decide desaparecer sin dejar rastro.

La dirección corre a cargo del maestro Arquímedes Rivero, un experto en estas lides, y el reparto esta a cargo de un elenco estelar como Karime Lozano ("Niña amada mía") Laura Zapata ("Rosalinda") Víctor Cámara ("Rebeca"), Geraldine Bazán ("Como en el cine") así como nuestro conocido Orlando Fundichelly, esposo de Karina Rivera, y conocido en nuestro país por su participación en las producciones nacionales "Luz María" y "María Emilia".

TELENOVELA "SOÑAR NO CUESTA NADA": ELENCO Y PRODUCCIÓN

Actores: Karyme Lozano, Cristián de la Fuente, Laura Zapata, Víctor Cámara, Geraldine Bazán, Ariel López Padilla, Mirela Mendoza, Olivia Collins, Andres Garcia Jr., Susan Vohn, Maria Alejandra Martin, Orlando, Fundichelly, Tatiana Capote, Graciela Doring, y un elenco multiestelar internacional.

Autores: Verónica Suárez
Episodios: Aprox. 120
Año: 2005
Directores: Arquímedes Rivero, Tito Rojas, Yaky Ortega, Raúl de la Nuez, Eduardo Dávila
Productores: Peter Tinoco, Ana Teresa Arismendi, Dulce Terán

EXPECTATIVA EN MIAMI POR FINAL DE "TIERRA DE PASIONES": ACTOR PERUANO BERNIE PAZ "LE ROBA" A SAUL LISAZO EL PAPEL DE GALÁN


Nota del Editor: Hace tiempo que Miami es una ciudad muy codiciada por los actores latinos quienes en su gran mayoría emigran al país del norte por una oportunidad que en su tierra no la tienen . Por otra parte las productoras luego de novelas de dudosa calidad parecen encontrar finalmente el camino adecuado para internacionalizar sus producciones y que mejor que desde la tierra del tío sam, por obvias razones. Pronto en El Informante estaremos analizando alguna de las producciones que han llegado de Miami, como lo es "El amor no tiene precio" casi desapercibido en el Perú, pero que cuenta con la aceptable actuación de la actriz peruana "Titi" Plaza, además que a ello agregamos el hecho que pronto ATV, canal 9, emitirá "Soñar no cuesta nada" cuyo informe del lanzamiento de dicha producción lo difundimos meses atrás y que pronto también lo reactualizaremos. Todo ello merced a la nota que nos llega sobre los progresos del actor peruano Bernie Paz cuyo informe también lo brindamos en su oportunidad. Esperemos que los buenos comentarios continúen para el talento nacional. Aquí la nota:

Miami, 12 Set. 2006, (EFE).- El actor argentino Saúl Lisazo se ha visto desplazado como el galán principal de "Tierra de pasiones" por el peruano Bernie Paz, recién incorporado a la telenovela para darle más pasión.

Falta aún por ver quién de los dos se quedará, al final de la telenovela, con la venezolana Gabriela Spanic, quien interpreta el papel de Valeria San Román.

La telenovela, filmada en el sur de la Florida sobre el mundo de los viñedos, ha dado un nuevo giro con la presencia de Paz, quien no sólo ha desplazado a Lisazo, sino que también le ha quitado a su amor, Spanic.

Lisazo se ha tomado un permiso para ir a Los Angeles a rodar una película, no muy contento al parecer por el segundo plano que le han dado últimamente a su papel en la telenovela y porque la cadena Telemundo no le ha renovado un contrato de exclusividad.

"No soy vanidoso, pero no creo que Telemundo tenga muchos Saúl Lizasos", le dijo el actor a la revista "TV Notas".

Por su parte, Paz, quien ha besado el santo tan pronto llegar, no disimula su satisfacción. Preguntado por la misma revista si fue contratado para reemplazar a Lisazo, responde:

"No, definitivamente no. Yo no entré a la novela para reemplazar a Saúl, quien es un actor con mucha trayectoria y que le ha dado mucho a la telenovela".

Nadie suelta prenda sobre cómo será el final y cuál de los dos se quedará con Spanic. Posiblemente tampoco los guionistas lo sepan, ya que querrán evaluar primero la respuesta del público a los fogosos encuentros amorosos de Paz con la protagonista.

LA GRAN SANGRE II: EL EXITO VUELVE A SER REPETIDO


Lima, 07 Set. 2006.- No era novedad que La Gran Sangre volviera nuevamente a nuestras pantallas, ya que gracias a las productoras independientes que encontraron “la fórmula” para competir de igual a igual con Magaly Medina (ojo, que algunos días gana la Medina) es que ya tenemos en el aire la secuela de esta exitosa serie que obtiene una buena audiencia y por consiguiente, con buen sentido publicitario, ya se observan web site, cómics, video juegos, etc. y muy pronto juguetes de los populares personajes que incluso se dice saltarán también a la pantalla grande.

Sin duda un gran logro para el intelecto y acierto de Javier Carmona y Aldo Miyashiro, responsables de la productora Capitán Pérez, que en tan poco tiempo han logrado un lugar expectante en la televisión peruana.

Pues bien; ya tenemos en el aire esta serie cuyo título La gran Sangre II contra las diosas malditas, nos hace recordar a las viejas películas mexicanas del Santo o las de los monstruos de la Universal cuyas interminables secuelas se titulaban una y otra vez, resaltando el enfrentamiento entre los héroes y los villanos de turno.

Y esta vez estos héroes extraídos de las mentes de Carmona y Miyashiro tendrán su contraparte en una banda de asaltantes mujeres compuesta por tres mujeres, Diana (impresionante los ojos “malévolos” y la mirada profunda de Camila Mc Lennan), Venus ( Katerina D’onofrio) y Medusa (buen trabajo y más bella que nunca Ericka Villalobos) quienes con sus asaltos están acabando con el patrimonio nacional; es por ello que el director del Banco del Perú recurre a La Gran Sangre (Carlos Alcántara, Pietro Sibille y Aldo Miyashiro) quienes está vez formalizan la unión con sus otros tres integrantes como son Cobra (Lucho Cáceres), Raquel (Norka Ramírez) y Johan (Joel Ezeta).

Por ello ahora La Gran Sangre continúa con su vocación de servicio al más necesitado combatiendo el crimen en las calles y tratando de resolver los problemas y conflictos personales de cada uno de sus integrantes.

Ahora con más capítulos que en su anterior inicio, por razones obvias, (el canal quería seguir manteniendo por algunas semanas este éxito asegurado), el guión antes de centrarse en la historia del enfrentamiento con las villanas de turno nos hace ingresar en las historias personales de algunos personajes, Cobra (Lucho Cáceres) apenado por la enfermedad de su madre y Madril (Pietro Sibille) con problemas de su hijo en la escuela, mientras el Dragón y Raquel (Carlos Alcántara y Norka Ramírez) enfrentan el caso de una mujer maltratada por su esposo.

Lo mejor de esta secuencia inicial es observar lo buen actor que es Pietro Sibille, pues el punto alto de los primeros inicios de la serie lo constituye la historia del Madril y sus conflictos personales tanto consigo mismo como con su familia, así Sibille conforma un personaje muy dubitativo y violento, pero con unas ganas de ser amado por alguien. Sibille se luce en esta secuencia merced a una buena historia que podría servir para futuras secuelas (no creo que el canal y la productora suelten su “minita de oro") mientras el enfrentamiento del Dragón con el vecino que le pega a su mujer no pasa de ser una secuencia más; pues Alcántara no logra perfeccionar a su personaje, a pesar del talento que tiene, y eso en parte a la dificultad por aprender las técnicas y el arte de luchar cuerpo a cuerpo y eso no sólo se ve en esta parte de la trama sino en muchos pasajes de la misma puesto que las coreografías de las peleas con los villanos unido a esas balaceras en plano abierto “sin ton ni son” no son de las más acertadas.

Ahora bien, a pesar que la historia de amor entre Dragón y Diana es de lo más simplista esta vez el guión de Aldo Miyashiro y Josué Méndez corrigen los vacíos que adolecía la primera entrega (por ejemplo, el estudio en una academia de Johan junto con el cherry publicitario eran de lo más insoportable) y nos muestra una historia que tiene buenos momentos (la tortura de Raquel junto a esos tics con aires de maldad y violencia de las tres diosas malditas es bien logrado unido también al momento del diálogo entre una atormentada Raquel y una pérfida Diana). Sin embargo la trama hace agua cuando para levantar el “intelecto” de algunas de las diosas malditas muestran una floja escena entre Medusa y Tony.

En esta segunda temporada los videoclips animados insertados en algunas de las secuencias a cargo de Alex Sunción y Leslie Rodriguez lucen renovados y con unos movimientos más limpios y con mayor atrevimiento en el planteo de los layouts. Precisamente, esa novedad en materia técnica, a pesar de sus imperfecciones, sigue siendo el eje central de la producción por su innovación y su desarrollo visual, ya copiado por otras productoras como la de Bruno Pinasco por ejemplo, cuya serie la comentaremos más adelante.

Las actuaciones se conjugan por momentos al ritmo de lo que el guión les exige. Sin embargo Pietro Sibille logra una buena perfección de su personajes teniendo a un espléndido Lucho Cáceres como Cobra mientras por el lado de las villanas, Camila Mc Lennan y Ericka Villalobos se consolidan día a día como las malévolas de la historia, aunque al ver por breves minutos la actuación de Roxana Yépez reafirmamos nuestro concepto que la Seca merece ser considerada en próximas ediciones por el perfeccionismo y entrega que le da Roxana a su personaje. Las demás villanas secundarias como Francesca Brivio y Lizeth Chávez no aportan mayor trascendencia a la trama.

Con todo aplaudimos la presencia de producciones nacionales en el horario estelar de las nueve de la noche por dos motivos; primero porque por el bien de las producciones locales ya es hora de que una producción local figure en las lista preferenciales de sintonía y segundo que obliga a Magaly Medina a esforzarse más. Toda competencia siempre es buena por eso debemos rogar que este “cuarto de hora glorioso” de Frecuencia Latina continue, pero para que ello perdure hay que apostar por nuevas propuestas nacionales porque todo éxito si no es bien llevado es efímero, no vaya ser que asistamos a una Gran Sangre 20 o a Unas Vírgenes de la Cumbia 50, porque con ello mayormente se llega al hartazgo. Aplaudamos lo novedoso y aprovechemos esa sintonía con historias sólidas y atrayentes. Por el bien de los muchos que queremos de mejores propuestas nacionales.


jueves, 4 de octubre de 2007

HELENA ROJO RECIBIÓ HOMENAJE EN EL FESTIVAL DE CINE

Lima 12 Agosto 2006, Richard Manrique / El Informante.- Helena Rojo cautivó a todos. Es más reconocida por sus trabajos en distintas telenovelas producidas por Televisa. Sin embargo está muy ligada al Perú, país al que considera su segunda patria. Aquí filmó “Aguirre, la irá de Dios” del alemán Werner Hergoz además de “Espejismo” de Armando Robles Godoy. Posteriormente vino “Los cachorros” film mexicano basado en un libro de Mario Vargas Llosa. Así que el Perú siempre estuvo en su recuerdo. Al final de la ceremonia de clausura del Festival de cine de Lima, la abordamos para conversar en breves minutos de toda una trayectoria artística que la ha llevado a convertirse en una de las figuras de México.

¿Por donde comenzamos señora Helena….?

¿Qué? Me vas a entrevistar aquí, en pleno cine ¡no te pases! ¿Seguro no asististe a la conferencia?

Estoy seguro que en breves minutos hablaremos de toda una trayectoria artística….

Bueno comienza nomás…

¿Qué le parece el Perú después de mucho tiempo de no visitarlo?

Y bueno, yo siempre que vengo al Perú me sorprendo mucho de los cambios que veo en la ciudad que ahora la veo hermosísima y me da mucho gusto hacer estos descubrimientos siempre en compañía de los amigos que dejo atrás y que vengo a reencontrarme con ellos. Me encanto la ciudad ahora, no he tenido la oportunidad de ir a muchas partes, pero lo poco que pude recorrer en el auto y los lugares que logramos visitar me gustó muchísimo aparte de lo fanática que soy de la comida peruana.

Comenzó trabajando como extra en algunas películas…

Antes de ello hice algunos comerciales y posé para algunas fotos promocionales, pero efectivamente mi trabajo como la de muchos actores fue empezando como extra hasta lograr el reconocimiento del público.

¿Su novela más exitosa fue “La venganza”?

¡Increíble no! Efectivamente fue una novela exitosa. Claro está, esa novela inicialmente la interpretaría Fanny Cano que estaba en todo su apogeo, sin embargo me llamaron para reemplazarla y a partir de allí, todo fue historia conocida.

Ha hecho de todo en televisión, últimamente es la villana de la nueva telenovela de Salvador Mejía llamda "Mundo de fieras"…

Así es. Bueno, un actor debe estar preparado para todos los retos. Y finalmente no estamos ya para papeles de heroína sumisa. Así que, ni modo, debemos aceptar papeles más acordes y que a la larga son los más completos. Yo he sido protagonista, divorciada, maltratada, villana y últimamente abuela. Y así esperamos más cosas que interpretar porque para eso somos actores.

¿Qué recuerdos de sus trabajos en el Perú?

Muchos, obviamente tengo gratos recuerdos de las personas adoradas con las que trate en esos momentos y con algunos de ellos que vengo a encontrarme ahora. Estoy feliz de estar por aquí.

¿Qué significó para usted trabajar al lado de Klaus Kinski?

Bueno, nunca tuve un trato directo con él, pero me gustó mucho trabajar con él. Aunque nunca tuve un trato personal lo considero un actor genial.

Finalmente que quisiera decir a manera de saludo especial para el Perú…

Primeramente te agradezco ya que no pensé que me entrevistaran dentro del cine. Seguramente tus compañeros me estarán esperando afuera, pero te agradezco, además quiero decirte una cosa. Como este medio es digital y tiene que ver con el Internet, quiero saludar a todo mi club de fans. Se portaron maravillosamente conmigo y me emocione muchísimo por el trato cordial y el cariño que me brindaron.

Finalmente le agradezco mucho al público su asistencia constante en las conferencias y reuniones. Para mí es un apoyo muy importante y es una emoción muy grande el saber que hay gente que sigue la carrera de uno. Muchas gracias y todo mi corazón siempre estará e el Perú.

GABY ESPINO, OTRA ACTRIZ EXTRANJERA, QUE ESTELARIZA UNA NOVELA MEXICANA

Estará al lado de Edith González y César Évora en el remake de "Mundo de Fieras".

Lima, 30 Julio 2006, Richard Manrique / El Informante
.- Finalmente Gaby Espino estará en las pantallas mexicanas a partir de este lunes en el "Canal de las estrellas" (la podemos ver a través del cable) con la nueva producción de Salvador Mejía que no es otra cosa que el remake de la exitosa telenovela venezolana (que aquí en el Perú se transmitió con poco éxito) titulada "Mundo de fieras".

Gaby Espino conocida entre nosotros por la película "La mujer de mi hermano" tendrá como galán al talentoso actor César Évora y con un super elenco estelar que incluye a Edith González,Sebastián Rulli, Helena Rojo (que debe estar por aquí esta semana con motivo del Festival de Cine), Michel Vieth, Carmen Salinas y Ernesto Laguardia.

Gaby tiene un rostro muy dulce y angelical que le abre las puertas para estar en novelas donde la sufrida es la protagonista. Los peruanos la comenzamos a admirar en "Amantes de luna llena" junto a Diego Bertie y posteriormente en "Luna, la heredera" junto Christian Meier.

¿Porqué México apela a una extranjera para estelarizar sus producciones? Sin duda el mercado es más competitivo y hay mucho más apertura en los mercados latinoamericanos cuando se incluye a una extranjera. Sin embargo México a pesar de ser líder en este tipo de producciones últimamente no ha tenido suerte con sus protagonistas mexicanas. Lejos están las Lucía Mendez, Véronica Castro, Jacqueline Andere, pasando por Edith Gonzáles, Ericka Buenfil, entre otras. ahora se apela a las Gabriela Spanic, Bárbara Mori, por citar algunas, hasta llegar a la carismática Gaby Espino.

Y es que el tiempo es el mayor enemigo y lamentablemente las grandes actrices ya no están para esos roles y la industria mexicana a partir de los noventa no hizo nada para reemplazar a sus estrellas. Ya no estabamos en los sesenta cuando apenas sí se aceptaban a uno o dos actores para estelarizar producciones mexicanas, como lo fueron en su momento, Ricardo Blume y Saby Kamalich quienes entraron por la puerta grande al mercado azteca gracias a "Simplemente María". Muy por el contrario México a inicios de los noventa, nos entregó actores pre fabricados con lo que el panorama cambió para los extranjeros que emigraron con éxito a ese difícil, pero exitoso mercado.

Ahora Gaby Espino tiene la oportunidad de conquistar México como ya lo hicieron otras estrellas y esperamos también el debut de la actriz peruana Stephanie Cayo en Televisión Azteca.

Mientras a los mexicanos solo les queda aceptar al talento extranjero y comenzar a renovar su industria novelera a la par de mostrarnos actores juveniles no solo con talento sino con proyección internacional. Porque la proliferación de grupetes aztecas dizque actores le habrán dado buenos beneficios económicos, pero a la larga son, entre otras cosas, los que afectaron a una industria que dio grandes como talentososo actores.

NOTICIAS RELACIONADAS....

EMPIEZA MUNDO DE FIERAS

Despacho: Agencias

MÉXICO, D.F. 29 Jul. 2006 (Notimex). -
Con un gran elenco, la telenovela Mundo de fieras, producida por Salvador Mejía, comenzará a transmitirse el próximo lunes, una semana antes de su estreno anteriormente anunciado.

En declaraciones a la prensa, Mejía expresó que adelantar la fecha de estreno es parte de una estrategia de la empresa Televisa ante el próximo inicio de la producción mexicano-argentina Montecristo, y que transmitirá Televisión Azteca.

"Si se respeta la historia, Montecristo podría ser una competencia muy fuerte" , señaló el productor de telenovelas como Mariana de la noche y La madrastra.

Mundo de fieras, señaló Mejía, "es una adaptación de varias historias conjugada con la versión original que se realizó en Venezuela en 1971".

Subrayó que "éste es un reto más, porque la competencia trae productos grandes y cuando es así el que gana es el público y la prensa, con su crítica da un gran aliento" .

En esta producción los roles estelares están a cargo de César Évora, quien por primera vez y en esta ocasión hará a dos gemelos idénticos, el protagonista y el villano respectivamente.

Edith González dará vida a un personaje muy diferente a los que había realizado, ya que ahora interpretará a una desequilibrada mental que se cortará las venas cada vez que no resulten sus planes, por lo que el productor mencionó que era la primera vez que se veía esto en la televisión mexicana.

Por su parte, la actriz venezolana Gaby Espino hace su debut en México como una mujer de buenos sentimientos, carismática y hermosa que lucha por el amor de su vida, pero ella será el blanco de la villana del teledrama (Helena Rojo).

Los artistas que conforman el triángulo amoroso son: Sebastián Rulli, quien señaló que llegar a ser protagonista en horario estelar es producto del arduo trabajo que ha venido realizando con anterioridad; Sara Maldonado, quien regresa a la televisión después de dos años de ausencia, y Michel Vieth, por primera vez en un papel de villana.

El tema musical de este melodrama será interpretado por Marco Antonio Solís "El Buki", de su disco —que saldrá a la venta también el próximo lunes— Antes de que te vayas.

La misma canción fue interpretada hace 10 años por Laura Flores, "espero que esto sea un buen augurio, pues ella también está en el elenco" , acotó Mejía.

Finalmente el productor confirmó que la cantante Dulce realizará una participación especial como la mamá de Mariángela (Gaby Espino), en la telenovela donde también participarán Carmen Salinas y Ernesto Laguardia.

LO QUE DICEN EN VENEZUELA...

A GABY ESPINO LE TOCA CONVERTIRSE EN UNA FIERA

El Universal de Venezuela, 22 Jul. 2006.-
Poco tiempo duró Gaby Espino en Venezuela. Poco, muy poco, porque tras regresar de Miami, e instalarse otra vez en Caracas, recibió una llamada telefónica que una vez más la pondría a dar brincos. En esta ocasión la llamada provenía de México, desde donde la invitaron a formar parte del elenco de la telenovela Mundo de fieras.

Producida por Salvador Mejía para Televisa, se trata de un remake del drama que hace más de una década protagonizaran Jean Carlos Simancas y Catherine Fullop, así como Rosalinda Serfaty y Elluz Peraza, entre otros, en la pantalla de Venevisión. Sólo que en esta ocasión la historia ha sido un poco actualizada y la trama transcurre en territorio azteca; o en el Ajusco, para ser más precisos.

En Mundo de fieras, Gaby Espino compartirá roles con actores de la talla de César Evora, así como Sebastián Rulli, Sara Maldonado, Laura Flores, Carmen Salinas y Edith González, quien por cierto regresa a la pantalla chica con un personaje distinto al que tiene acostumbrado al público.

La telenovela será estrenada a finales del mes de agosto en México y Estados Unidos en el horario de las 9:00 de la noche (horario estelar), mientras que en Venezuela fue adquirida por Venevisión, que planea colocarla en pantalla poco tiempo después: posiblemente en septiembre.

Gaby Espino, quien ya tiene en su hoja laboral no pocas telenovelas como Guerra de mujeres, Las González y Enamorada, tenía entre sus planes volver a probar suerte en el cine tras su debut en La mujer de mi hermano, pero la posibilidad de viajar a México y conquistar el mercado la obligaron a postergarlos.

En la foto vemos a Gaby Espino junto a Christian Meier cuando juntos protagonizaron "Luna, la heredera".

Aqui tienes pasajes de la primera versión de "Mundo de fieras" cautivante novela de Venevisión que gustó mucho, sobretodo por el gran talento actoral venezolano ahí reunido.



lunes, 1 de octubre de 2007

CAMINO A CASA: EL RETORNO DEL PROTAGONISMO INFANTIL


Lima 30 Jun. 2006, Richard Manrique Torralva/ El Informante.- Los niños siempre han sido “un gancho” comercial para asegurar la sintonía. Muchas veces las caras dulces y las “inocentes travesuras” han conmovido a los televidentes. Lejano son los tiempos cuando Andrea del Boca (para mí gusto demasiado dulzona y casi siempre antipática) cautivó a la teleaudiencia con la clásica versión de Abel Santa Cruz titulada “Papá corazón” (Argentina-1973). Cuando los niños tomaban la posta en el protagonismo de alguna telenovela o serie infantil era casi segura la audiencia y aceptación de los televidentes como lo fueron también las distintas teleseries que existieron a partir de la versión de “Jacinta Pichimahuida” (primera versión argentina de la posterior versión mexicana de la telenovela infantil “Carrusel”). Sin contar los talentos de Graciela Mauri (“Mundo de juguete” y “Gotita de gente”) y hasta la carismática Lucero Hogaza en la versión mexicana de “Andrea celeste” llamada “Chispita” (México- 1982) además de recordar en las antiguas cintas mexicanas a la simpática Evita Muñoz "Chachita".

En nuestro país también los niños, por momentos, acapararon la atención de los televidentes con diferentes resultados. Tenemos el caso de Laurita Reyes en “Natacha” o Stephanie Cayo en varias producciones locales hasta llegar a Mayela Lloclla, hace un par de años, en la miniserie sobre la cantante Dina Paucar; ahora, también hubo su contraparte como lo que sucedió con las series de regular aceptación llamados “Esos chicos de ahora” y “Travesuras del corazón”, entre otros. Como vemos los éxitos teniendo a niños como protagonistas, casi siempre, han dado grandes resultados. Pero para que ello suceda tiene que haber un completo estudio actoral con estos pequeños pues no todos logran tener ese “don innato” al momento de actuar o esa frescura que el director intenta que impriman en cada uno de sus parlamentos.

Ahora que el auge de las miniseries continua por la senda del éxito, nuevamente la dupla Susana Bamonde-Michelle Alexander nos presentan su nueva producción titulada “Camino a casa” que tiene en el papel estelar al pequeño Johan Mendoza recordado por su papel en la miniserie “Chacalón” (basada en la historia del popular cantante de la cumbia peruana).

Junto a Johan se une el experimentado actor Ramón García, su contraparte en esta historia acerca de un niño que emprende toda una aventura buscando a su madre (¿se acuerdan de Marco?). Sin embargo la miniserie no tiene nada que ver con el popular dibujo animado basado en una parte del libro “Corazón” de Edmundo de Amicis. Más cerca está a varias cintas japonesas. El otro día durante una proyección para periodistas de una cinta cinematográfica en un Centro Cultural alguien nos dijo que la miniserie, en mención, era una copia de la película de Takeshi Kitano, El Verano de Kikujiro (Kikujiro no natsu, 1999). Este columnista no ha tenido la oportunidad de ver dicha cinta; sin embargo dentro de la filmografía del país del sol naciente han existido muchas cintas que se parecen al guión de la dupla Bamonde-Alexander.

Pues bien, como ya lo hemos adelantado inicialmente, la miniserie relata la historia de Daniel Seclén más conocido como “Camote” que vive con su abuela (Siempre destacable la actriz Haydeé Cáceres) quien lo ha criado con mucho amor logrando que el pequeño viva feliz sin el dolor de no tener una madre a su lado. Sin embargo un hecho inesperado hace que el niño sienta la soledad y la ausencia de la persona que le dio el ser. Al cruzarse en su camino Emilio del Carpio (Ramón García) un hombre acostumbrado a aprovecharse de los demás para su propio beneficio; ambos emprenden juntos, a insistencia de la abuela, toda una aventura para buscar a la madre del pequeño (Marisela Puicón) sin embargo no cuentan con el acoso de Equis (Luis Cáceres) que busca incansablemente a Emilio para saldar viejas cuentas del pasado.

Más allá de las tediosas comparaciones con una u otra versión. No podemos dejar de acordarnos, lo que siempre leíamos de niños, las viejas aventuras de Memín Pinguín, revista mexicana de la pluma de Yolanda Vargas Dulché que relataba las aventuras de un niño de color y sus amigos cuya autora presentaba un segmento dentro de la historia original, que a diferencia de las telenovelas, no formaban parte de la trama, sino era producto de una "historia paralela" con principio y final que permitía encontrar a singulares personajes entrelazados dentro de la trama original; lo que ocasionaba una agradable variación del guión a la par de acercar al protagonista principal con la teleaudiencia merced a que el niño con sus “travesuras” y “su habilidad” para solucionar las distintas situaciones con las que se enfrenta, siempre será el héroe dentro de cada segmento logrando con ello que la audiencia se identifique más con este personaje.

En “Camino a casa” intentan hacer lo mismo y aprovechan la simpatía que irradia Johan Mendoza para lograr que lleve todo el peso del guión llevándolo por un viaje que esperan este “lleno de peligros y enredos" para que solo el pequeño logre desenredarlo y de una manera feliz.

Johan más conocido en nuestra farándula como “el pequeño chacaloncito”, por la miniserie que le dio popularidad, es un niño que tiene carisma, cae simpático, pero le falta un mayor estudio actoral, por ejemplo a “la pureza de sus diálogos” le falta una buena dicción además que muchas de sus "aventuras” son de lo más absurdas. Por ejemplo en la historia del hombre de la playa y sus dos hijas (preciosas Vanessa Jeri y Sandra Arana) el guión no tenía sentido y acabo como empezó, totalmente intrascendente. Una pena porque se desperdició a un actor con gran talento como es Jorge Chiarella.

Asimismo, a las aventuras del pequeño “camote” le falta una mayor exploración en las historias de los personajes con los que se entrelazan los protagonistas. No hay un villano cruel ni una malvada despreciable. Todos son historias simplonas, dulzonas y muy intrascendentes. Humberto Cavero como el explotador de niños causa sonrisa y no interés. Eso sí los pequeños actores que lo secundaron y que acompañaron en alguna de las aventuras a “camote” salvan algunas de las escenas con la ayuda de una estupenda Tatiana Espinosa, Rodrigo Sánchez Patiño, con un papel parecido al que hizo en la miniserie sobre la vida de Augusto Ferrando; y Luis Cáceres no desentonando, más por sus tics actorales, que por el papel que le han dado. Otra que da gusto comprobar su frescura y talento al actuar es Mayela Lloclla como una juvenil delincuente, véanla actuar y comprueben la simpatía que irradia en cada uno de sus parlamentos.

El afiche promocional da a entender que es un comic televisivo, nada más ajeno a la realidad aunque seguramente fue para aprovechar el éxito de “La gran sangre”. La sintonía le ha otorgado a esta miniserie la popularidad que esperaba, pero ya es tiempo que la dupla Susana Bamonde-Michelle Alexander sorprenda con algo mejor. Popularidad es ganancia más no calidad ni exportación. Y en ello por lo menos la productora “Capitán Pérez” lleva varios puntos de ventaja. A no dormirse en sus éxitos pues por el bien de las producciones nacionales esperemos cada vez mejores series y novelas (producción tan relegada últimamente). Eso sí, la que se lleva los laureles es Frecuencia Latina quien en ese horario ha desplazado a Magaly Medina, aunque las palmas muy merecidas sean para todo ese equipo humano que intenta hacer producciones locales en nuestra alicaída televisión. Por eso es meritorio su esfuerzo.