Buscar este blog

viernes, 1 de octubre de 2010

CHICO DE MI BARRIO: ABURRIDA IMPROVISACIÓN DE UN REFRITO

No fue el producto que esperaban. De esta manera, Panamericana Televisión terminó por cancelar "Chico de mi barrio". Una producción que apenas llegó a los cuarenta capítulos emitidos.

Lima, 01 Octubre 2010, (Por: Richard Manrique Torralva / El Informante Perú).- Este redactor tiene el concepto que los personajes populares, aquellos que vale la pena volver a incluir en producciones nacionales, son las que han rebasado toda expectativa de popularidad.

Por ejemplo, el personaje encarnado por Adolfo Chuiman en "Al fondo hay sitio" (América Televisión-2009), el mayordomo Peter cuya simpatía es inocultable entre los televidentes además de pertenecer a una serie cuyo rating lo respalda. Ni que decir, el año pasado, los personajes de "Fernanda" y "Joel", de la misma serie, cuyo romance era tan publicitado que elevó a la popularidad a estos personajes encarnados por Erick Elera y Nataniel Sánchez. Vayamos más lejos aún. Allá por los noventa cuando los personajes de "Chamochumbi" y "Constitución" (Los de arriba y los de abajo-ATV-1989), encantaban a los televidentes de la época. Esos personajes, hoy ya algo olvidados, merecían ser incluidos en otra producción nacional porque su popularidad y el rating de aquella época los respaldaban.

No así sucede con "El Nene" y "Caradura" colocados hasta la saciedad en cuanto programa conduzca y produzca Aldo Miyashiro uno de sus creadores.

Recordemos que ellos aparecieron por primera vez en la serie televisiva "Misterio" (Frecuencia Latina- 2005). Una producción que llegó a tener un ranting aceptable, más no fue un boom de sintonía como se preveía. Eso sí, los personajes, antes mencionados, encantaron a los televidentes, porque en el guión televisivo, encajaban perfecto dentro de la trama y eran, casi, esenciales en su contexto. Sobretodo "Caradura" personificado por Aldo Miyashiro cuya muerte es el corolario final para una historia cruda, veraz y muy realista.

Pero de allí a considerarlos unos "personajes populares" hay un abismo. Es que tanto "Caradura" como "El nene" (el personaje personificado por Emilram Cossio) fueron parte del guión popular de una trama que se basaba en la vida del tristemente célebre barrista del club Universitario de Deportes. Sus personajes eran atractivos por formar parte importante de su trama. Pero hasta allí nomás.

No obstante los personajes han ido ingresando a cuanta producción se realice. Así tenemos al "Nene", incluído por segunda vez en la eficiente "Lobos de mar" (Frecuencia Latina-2006) y a "Caradura", por obra y gracia de su creador aparece en cuanto programa Aldo Miyashiro conduzca. Ello ha ido causando un hastío en el televidente al que no sólo le disgusta que le impongan personajes, tan poco atractivos, sino que a los pocos que simpatizaban con ellos les fue creando aburrimiento.

Decimos ello para tratar de enfocar el apurado final de "Chico de mi barrio" (Panamericana televisión-2010) cuyo trama cumplirá su ciclo con solamente 40 capítulos emitidos.

"Chico de mi barrio" relata las vivencias y aventuras de los habitantes de un barrio de Lima y cuenta con la participación de “Caradura” y “el Nene”, recordados personajes que aparecieron, por primera vez, en la serie "Misterio" (Frecuencia Latina- 2005).

En verdad hay poco que destacar de una trama tan inexpresiva como confusa. La historia giraba en torno a estos dos personajes, quienes se apoderaban del guión merced a los problemas en las que se metían. Lástima que ambos nunca fueron importantes dentro del contexto narrativo por la poca ayuda técnica que poseían, además de pésimos diálogos y un muy ineficiente guión.

Aquí todo es un refrito de otras producciones. No hay talento e innovación en la historia. Sin ir muy lejos, noten como en las producciones de Gigio Aranda y Efraín Aguilar (“Al fondo hay sitio” – América Televisión- 2009), sus personajes lucen frescos y atractivos. Es que, si bien, sus guiones son parecidos, ellos gustan innovar y centrar sus historias en personajes delineados al gusto del televidente y con diálogos criollos y chispeantes que atrapan a la teleaudiencia.

En cambio aquí todo es igual a lo antes mostrado. Personajes de barrio, problemas mundanos y chistes estúpidos que van para el lucimiento de la pareja central de la historia. Y es que, “Caradura” y “el Nene”, en lugar de ser simpáticos personajes de barrio parecían "mongolitos desadaptados". El hartazgo llegaba al límite cuando pretendían colocar a “Caradura” como un personaje virginal que nunca ha tocado una mujer. Más que gracia causaba cólera un personaje mostrado tan estúpidamente que no entretenía a nadie.

Los demás actores no tuvieron la oportunidad de desenvolverse en sus roles, toda vez que sus problemas nunca llegaron a tomar vuelo dentro de la trama. Tal vez, la mejor por su simpatía y belleza, es Sandra Vergara que sobresalía dentro de una historia tan intrascendente como ineficiente (el tipo de cámaras utilizados por Panamericana parecía de los años sesenta) . Ni que decir del tema central de la serie, un cover interpretado por Erika Villalobos (de muy buena voz) que no es otra cosa que el éxito de los setenta interpretado por Tormenta y que, en parte, contribuye al desfase de esta producción.

"Chico de mi barrio" fue la producción por las que apostó Panamericana para lograr presencia dentro de un horario competitivo. Era una historia puesta porque si, a pesar de ser tan pobremente producido. Y es que, a todas luces, nadie podría competir en esas condiciones con las demás producciones líderes en dicho horario. Aunque no por ello, Miyashiro y su grupo deben entender que “Caradura” y “El Nene” ya no están para figurar como protagonistas de una historia. Ellos causaron atractivo en "Misterio", pero hasta allí quedó la cosa. Los personajes lucen quemados y más son objeto de críticas y burlas que de simpatías y cariño.

Si Panamericana apostó por ellos, es porque no les quedaba nada con que apostar dentro de su programación. Esperemos que el canal vuelva ser el de antes para que sus producciones luzcan más competitivas.

(*) rmanrique@elinformanteperu.com
www.elinformanteperu.com

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Totalemnte en desacuerdo con lo q muestras, ami me parecia una excelente produccion, pues me divertia muchoi. En cambio a
l fondo hay sitios es practicamente la continuacion de Asi es la vida, y eso ya tiene como 10 años q empalaga a la gente .. es un Asco!!!!

Pedro dijo...

Nadie vio esta porqueria. Una producción en la que el chino Miyashiro se metió en donde no debio hacerlo. Para producir hay que saber y Miyashiro no sirve para eso. Entierren a Caradura y el Nene, dos mongolitos que parecen idiotas más que inocentes jovenes.

Anónimo dijo...

Habrè visto mas de la mitad de la serie y me gustaron algunas secuencias, sobretodo las de Edison(Misterio)... lástima que la serie la haya sacado el canal 5 ya que la programacion de este canal está en muere..y no es por criticar pero "Al fondo hay sitio" es una serie que no me gusta para nada, en realidad me recuerda mucho a Mil oficios(esta si me mataba d risa), y lo peor de todo es que sus escenas cómicas son muy predecibles..ojalá ue en el país halla una serie tipo "La teoria del Big Ban" con un pesonaje tipo Sheldon Cooper..aunque el RedGlobal pasa series gringas que me gustan, estas pierden mucho cuando son traducidas al castellano, lo mejor sria que fueran subtituladas poruqe los gringos si se esfuerzan en sacar buenas series...""Edison forever""
lo mejor de la serie

Anónimo dijo...

La verdad que ni sabía que existía esa serie. Es una pena que pierdan minutos valiosos en producir historias poco atractivas que ni siquieran calan en el gusto popular.