sábado, 25 de diciembre de 2010

AL FONDO HAY SITIO: ENTRE EL CONFLICTO, EL ROMANCE Y LA COMEDIA

Llegó a su final la temporada triunfal de "Al fondo hay sitio". Lo que la serie ha logrado es meritorio y augura que el próximo año siga por la senda del éxito. Aunque, tal vez, no la tenga nada fácil con la cantidad de competencia que le saldrá al frente para beneficio del público que podrá escoger con otras producciones peruanas que también serán producidas el próximo año y que concitan gran expectativa.

Lima, 25 Diciembre 2010, (Por: Richard Manrique Torralva / El Informante Perú).- Si por algún motivo, uno deja de ver, varios capítulos de la serie "Al fondo hay sitio", posteriormente es fácil lograr engancharse con ella, por las situaciones cotidianas y jocosas que allí se producen debido a que la esencia central en torno a los problemas caseros entre ricos y pobres viene cargado con harto humor local que hace que la historia interese y hasta se haga placentera.

Culminó con éxito la segunda temporada de "Al fondo hay sitio" que ha resultado todo un suceso en sintonía y al que no podemos dejar de pasar por alto antes de cerrar este 2010.

SEGUNDA TEMPORADA: SU HISTORIA
Como ya es conocido, la historia creada en el 2009 por Efraín Aguilar y transmitida por América Televisión, trata sobre los problemas de dos familias económica y socialmente opuestas. La historia se inicia con la llegada de la familia Gonzales a Lima procedente de Huamanga, Ayacucho, para vivir en una de las zonas más lujosas de la ciudad, Las Lomas, en una casa heredada a medio construir. Sus vecinos, la familia Maldini, al pertenecer a una clase alta y exclusiva, ven con malos ojos la llegada de los Gonzales e intentarán desalojarlos a toda costa generando una guerra entre ambas familias. Sin embargo, a pesar de los conflictos, sentimientos como el amor y la solidaridad llegarán a florecer entre sus miembros.

Esta segunda temporada se inició con el regreso de Fernanda De las Casas (Nataniel Sánchez) a Las Lomas. El tiempo trancurrió y ella estudiando en el extranjero pronto se olvidó de su amor por Joel González (Erick Elera). Además no llega sola sino acompañada de su nuevo galán, Michael 'Mike' Miller (Joaquín de Orbegozo), quién con el transcurrir de los capítulos se le conocerá más como "El gringo atrasador". Joel desconsolado hasta le compone un rap que se convirtió en un fenómeno de YouTube. 'Mike' rapidamente "escala posiciones" dentro de la familia Maldini, especialmente con doña Francesca (Yvonne Frayssinet) quien ante la atracción surgida ente su ex yerno, Miguel Ignacio De las Casas (Sergio Galliani ) y la empleada doméstica, Gladys (Kukulí Morante), saca a éste de la gerencia de la constructora De las Casas y coloca a 'Mike', para benéplacito de Claudia (Úrsula Boza ) quien termina seduciendo al novio de Fernanda y lo hace caer en tentación. Una vez más Claudia conocida como ‘La mirada de tiburón’ le arrebataba la felicidad a la familia De las Casas. Mike, que no pudo cargar más con la culpa, confiesa entonces su segundo desliz y es expectorado de la manera más inmisericorde de la gerencia de la constructora y de la vida de la engreída de los Maldini, Fernanda.

Mientras tanto, la vida de Isabella Picasso Maldini (Karina Calmet) también da un giro al ingresar un nuevo hombre a su corazón y ese es Leonardo Rizo-Patrón (Marco Zunino), un sujeto de aparente buena condición económica, pero con un pasado muy secreto que sólo se despeja, al final de esta temporada. Por el lado de los Gonzáles las cosas tampoco son de lo mejor, sobretodo, por los problemas sentimentales que aquejan a más de uno de sus integrantes, Grace (Mayra Couto) hace lo imposible por no pensar en Nicolás (Andrés Wiese), pero todo es inútil. Hasta que conoce a Gianfranco (Diego Seminario), hermano de Cayetana (Alessandra Denegri) y enamorada de Nicolás, quién se da cuenta de la atracción que siente Grace hacia su prometido y hace todo lo posible por separarlos. Su odio a Grace llega a niveles insospechados porque su hermano ha puesto los ojos en ella, con lo que planea un macabro plan. Hace creer a todos que ha cambiado su actitud hacia Grace y finge aceptar el noviazgo con su hermano. El día de la Fiesta de Graduación, Cayetana hace bailar a Nicolás con su amor platónico Grace (mismo Cenicienta y su príncipe) y en plena pista hace caer muchos kilos de lodo sobre ellos. Este hecho provoca la burla de los presentes y la tristeza de los Gonzales quienes asistieron a dicha reunión. Mientras tanto, las maldades de Claudia quedan al descubierto. La malvada secretaria en su afán de hacer daño a alguien de la familia Maldini termina secuestrando al buen mayordomo Peter (Adolfo Chuiman, en muy buena actuación), al que le dispara un balazo dejándolo al borde de la muerte. Su lealtad a la familia Maldini llevó al buen Peter a una situación límite. En medio de su agonía, tras el balazo recibido, el mayordomo le confiesa a su ‘Madame’ Francesca, el secreto que guardaba desde hace mucho tiempo: el amor incondicional hacia ella, su patrona. Tras una larga recuperación que lo lleva casi al borde de la muerte, el buen mayordomo se recupera del atentado que sufrió. Francesca, se queda muy sorprendida, tras saber la verdad, pero luego de la recuperación de Peter, ambos no volvieron a hablar del tema.
Por otro lado, Charito (muy bien Mónica Sánchez), tras una serie de sucesos imprevistos, finalmente logra perdonar a Raúl Del Prado (Christian Thorsen en buena actuación) y ambos ven cristalizado su amor con el ansiado matrimonio. Lamentablmente al pobre “Platanazo”, que pasó un año entero dedicado a la conquista de la cándida y trabajadora Charo, las cosas no le salen nada bien. La segunda temporada culmina con un final, atractivo, por donde se mire. La malvada ‘Claudia’ le contó a ‘Miguel Ignacio’ el gran secreto que ‘Francesca’ ocultaba: ‘Isabella’ no es su hija. ‘Nachito’ aprovechó esto para chantajear a la matriarca de los Maldini y conseguir nuevamente su puesto como gerente de la constructora De las Casas. Por su parte ‘Leonardo’, confiesa que es hermano de ‘Claudia’ y que por órdenes suyas contactó a ‘Isabella’ y la sedujo hasta convertirse en su esposo. Finalmente, la aparición de ‘Lucho’ (inesperado ingreso de Bruno Odar), el ex esposo de “Charito”, desata la locura y la sorpresa de todos. Cuando se pensaba que este había fallecido hace cerca de dos años (motivo por el cual los Gonzales llegaron a Lima), el otro hijo de ‘doña Nelly’ apareció en medio de la fiesta dejando en suspenso la trama que se revelará cuando empiece su triunfal tercera temporada.

CONFLICTO, ROMANCE Y COMEDIA

"Al fondo hay sitio" ha logrado posicionarse del gusto de los televidentes porque sus guionistas tienen claro que no pueden seguir estirando una trama con parodias y escenas cómicas. El mérito de esta temporada radica que, a diferencia de "Asi es la vida" y "Mil oficios" (las anteriores producciones de Betito Aguilar), el trillado argumento del conflicto social se refuerza, ahora, no sólo con el ingreso de escenas divertidas, sino también con desenlaces emotivos llenas de suspenso.

A diferencia de la temporada anterior aquí se nota un buen complemento entre la comedia y el drama. Los momentos divertidos son el soporte para que el melodrama trillado sea aceptado con interés. Gigio Aranda y su grupo de libretistas han explotado la idea de Efraín Aguilar, un seguidor y acaso precursor de la comedia doméstica en el Perú, con escenas cómicas que no dejan de tener ese sabor nacional, tan cotidiano y costumbrista en nuestro país. Por eso el vendedor de marcianos que sube al bus, los clásicos tallarines rojos en la playa, el que dos amigos se tomen unas “chelas” en la azotea de una casa y hasta detalles como que el baño de los Gonzales no tenga cerrojo, no sólo la hacen risible sino es parte de una idiosincracia nuestra que nunca ha tenido pierde. Hay muchas escenas donde tranquilamente podrían figurar "el gordo" Casaretto, Melcochita o Miguelito Barraza para que la toma sea completa y nos hagan reir a mándibula batiente. Pero aquí no se necesita de ellos porque los diálogos, la escenas y el buen complemento actoral permiten que la risa nunca este ausente, como en el momento en que Nicolás ve desnuda a Doña Nelly. ¿Se imaginan ver a la pequeña Nelly Camacho como Dios la trajo al mundo? El momento en que ‘Ricolás’, entra sin avisar al baño de los Gonzales cuando la matriarca de la familia, cantaba muy suelta de huesos y se preparaba para tomar una ducha resulta memorable. Uno puede ver mil veces esa escena y reirse más de una vez.

Esos chispazos de hilaridad son lo mejor de un guión al que se le ha agregado el melodrama con lo que refuerza la trama estirando la historia con nuevas situaciones que atrapen a los televidentes. Incluso la serie tranquilamente puede ser confundida como cualquier telenovela casera. Pero ello, no se produce porque, hábilmente, las situaciones jocosas la mantienen dentro de lo que es realmente. Una comedia casera llena de entretenimiento.

Otro de los aciertos de Aranda y su grupo es complementar bien a las parejas. Esta temporada dejó de lado, la historia de "Fernanda" y "Joel" y se centró en "Charo" y "Raúl", que pegó por el buen complemento de sus actores, Mónica Sánchez y Christian Thorsen, quienes lucen estupendos. El momento del sí y la aceptación de Charo en plena calle de Las Lomas no tiene nada que envidiar a la mejor escena romántica de una telenovela exitosa. Viendo la escena pensamos en lo que podrían realizar "Betito" y su gente, si incursionaran en el melodrama puro.

Es que "Al fondo hay sitio", por su estructura, puede estar delineado dentro del rubro de telenovelas, tipo comedia romántica, que hoy abundan en producciones internacionales, como las de Televisa mayormente. Es más, desde que el año pasado observamos esta serie nacional, siempre la comparamos con "Hasta que el dinero nos separe" (Televisa-2009). Pero con una gran diferencia. En la producción mexicana, la trama se centraba en la pareja protagonica donde el romance entre ambos era el eje para los mil y un problemas que allí se suscitaban. Igual podemos decir de "La fea más bella" (Televisa-2008) o su original "Betty, la fea" (Colombia, 2002). Todas esas comedias centraban su trama en el romance de los protagonistas. Aquí sucede lo contrario, son los problemas mundanos de estas dos familias (pobre y rica) las que posibilitan los enredos y romances que allí se suceden. Con el acierto de los guionistas, de jugar, con cualquier pareja que ellos hayan creado y que por semanas pasa a ser la atracción de la historia.


Es importante mencionar, que ninguna de las telenovelas internacionales citadas anteriormente tuvieron éxito de sintonía en el Perú. ¿Saben porqué? Debido a que los protágonicos llegaban al hartazgo, especialmente en "La fea más bella" donde la idiotez con que se manejaba el perfil de ciertos personajes terminaron aburriendo al televidente peruano. Además de la carencia de un complemento ideal (una segunda pareja en importancia) que refuerce o distraiga al espectador.

Por cierto, los momentos cumbres de la serie, han sido lo mejor de su historia. Claro algunos han sido copiados de películas o series extranjeras. Por ejemplo, el momento de la Fiesta de Graduación, donde Cayetana hace bailar a Nicolás con su amor platónico Grace y en plena pista de baile hace caer muchos kilos de lodo sobre ellos, es una copia de "Carrie, extraño presentimiento" la película de Brian de Palma ó el balazo de "Peter", es extraído de muchas telenovelas internacionales que han logrado subir su rating gracias a ese tipo de intrigas. Tal vez, la referencia mayor, para esta escena, sea "Dallas", la serie norteamericana que tuvo picos de audicencia cuando su personaje más atractivo JR Ewing (Larry Hagman) es víctima de un atentado. El rating estuvo de maravillas. Aquí también se plantea eso y los resultados están a la vista. Eso se hace en todas partes y los guionistas tienen derecho de incluirlo cuando ellos lo deseen. Claro, es licencia de los libretistas, también colocar algunos clichés extranjeros. Como en el perfil de ciertos personajes. Es el caso de ‘Isabella’ quien con la frase " Oh my..... " logró cierto atractivo, pero que no es otra cosa que una copia de la expresión que realiza ‘Janice’, la ex novia de ‘Chandler’ en la serie "Friends".

Lo malo de la historia radica en la propia propuesta. Es que, el complemento entre drama y comedia le ha permitido a los guionistas que no se noten algunos vacíos narrativos dentro de las situaciones creadas. La serie se produce casi sobre la marcha y juzgando lo que el publico quiere y eso no le permite ser pulida y mejor trabajada, sino efectiva con su target directo, además de crear diálogos "para la platea" dejando de lado a algunos personajes secundarios como la perteneciente a 'Pepe' González, (David Almandoz) y la de su amigo 'Tito' (Laszlo Kovács). Todo por explotar las que le rinden comercialmente para posibilitar situaciones fantasiosas y burdas como el tan mentado "rap del Gringo atrasador" (“Vamos a matay, al maldito mayc, con mi ex cuñado Ricolay…”), además del accidente de Doña Nelly que no pasó de una escena para la platea.


Con todo, "Al fondo hay sitio" ha logrado posicionarse del gusto popular. Pueda que algunas la critiquen, pero no podemos dejar de admitir que la serie, de veraz, entretiene. En todo caso, ya el gran público parece parece haber dado su veredicto final de apoyo a la producción de Efraín Aguilar.

"Al fondo hay sitio" parece haber encontrado el camino correcto para seguir atrapando televidentes. La serie se ha vuelto tan popular que muchos programas de la competencia se atreven a pronosticar el desenlace de la trama. Eso permite a esta producción mantenerse en boca de todos. Incluso hay un programa que se atribuye el hecho de haber pronosticado el desenlace de su capítulo final. Este redactor, sin ser adivino ni gurú, ya sabía lo que sucedería con la trama de Aguilar por la experiencia de haber visto producciones de este tipo. Y allí radica que la propuesta no constituya nada del otro mundo. En todo caso, lo que la hace atractiva es la combinación de situaciones y sorpresas unido a los divertidos momentos y a la calidad de muchos actores que han permitido que esta producción nacional sea catalogada como muy exitosa en el Perú. Desde los tiempos de "Natacha", segunda versión producida en 1990, no se veía nada parecido. Bien por Efraín Aguilar, Gigio Aranda y todo el equipo que componen esta interesante serie.

El balazo a "Peter". Uno de los momentos cumbres de la serie "Al fondo hay sitio". Con esta escena la producción de Efraín Aguilar logró picos de hasta 50 puntos en el rating. Gran año para esta producción local que fue aceptada mayoritariamente por el público peruano.


(*) rmanrique@elinformanteperu.com
http://www.elinformanteperu.com/

4 comentarios:

Anónimo dijo...

La verdad, no sé porque la alaban tanto si es una tremenda huachafería que gusta solamente al populorum. Yo prefiero ver series que emiten en el cable. No adefesios.

Katia dijo...

Me gustó mucho la serie. Es parte de nuestro sentir peruano y sobretodo te alegra la noche con tanta historia extranjera que difunde historias que ya sabemos, que la muchacha pobre se queda con el rico, que existe una mentira que separa a la pareja, que hay una mala envidiosa que no deja que nadie sea feliz y que hay una madre que abandona a su hija y luego la encuentra, pero la odia porque no sabe que es su hija. Todo eso ya lo hemos visto hasta la saciedad. Aquí todo es contado de una manera satirica, jocosa. La chispa y el ingenio criollo está presente y por eso el peruano se ha apoderado de su linda historia. ¡Ojalá pronto comienza la tercera parte! Todo el Perú esta pendiente del desenlace de "Al fondo hay sitio"

Anónimo dijo...

Realmente esta vez demostraron ingenio los libretistas de "Al fondo..." me gustó su final. Ojalá la den pronto para ver que paso con el esposo de Charito...

Norma dijo...

Qué bonito comentas. Tienes estilo. Me gusta la forma en que detallas tus comentarios. Espero que Al fondo hay sitio no tarde en ser estrenada. Me gusta mucho..