martes, 21 de septiembre de 2010

LOS EXITOSOS GOME$: ATRACTIVO RETORNO A LAS ADAPTACIONES INTERNACIONALES

Llega a su final "Los exitosos Gome$" una comedia ligera con diálogos irónicos y eficientes cambios de tono que no desentonó para nada y que constituye el reencuentro con las adaptaciones internacionales que auguran épocas mejores en cuanto a producciones nacionales de exportación.

Lima, 21 Setiembre 2010, (Por: Richard Manrique Torralva / El Informante Perú).- Llega a su final Los exitosos Gome$, siempre con el símbolo del dólar al final de su título, que resultó una producción atractiva realizado con algo de sabor nacional y que puede ser el camino para que Imizu Producciones (con Susana Bamonde a la cabeza), pueda ofrecernos más productos competitivos que dejen de lado esas historias localistas que superan la inversión gracias a la sintonía local, pero ni por asomo constituye un producto rentable en el extranjero, como sí lo fue esta producción, que llega a verse actualmente a través de Telemundo, aunque los resultados no sean de los mejores, pero es un paso importante y eso hay que subrayarlo bien.

Con esta nueva producción, nuestras televisoras retornan a las adaptaciones de libretos exitosos. Algo de lo que nunca debimos apartarnos. Cierto es que comprar los derechos de tal o cual guión resulta hoy en día excesivo, además que muchas de ellas las mantiene a manera de exclusividad, Televisa. Pero con adaptaciones exitosas, casi nunca hay pierde. Ejemplos los hay a montones, desde la época que Panamericana compró el guión de Celia Alcántara (Simplemente María- Panamericana Televisión- 1969). La historia nos dice que los mayores éxitos nacionales con trascendencia internacional han provenido de guiones internacionales. Por ello, es loable que se reestablezca ese nexo y esperemos que no nos salgan ahora que "somos meros copiones" porque, en verdad, si queremos exportar tenemos que buscar libretos exitosos. La última vez que sucedió eso fue con "Gorrión" (Panamericana Televisión-1990), segunda versión del éxito de Abel Santa Cruz, que tuvo regular sintonía local. En una época que todos despotricaban de “los guiones fantasiosos”, toda vez que se maravillaban del producto brasileño que rendía frutos en el Perú, dejando de lado algo que siempre fue crucial en adaptaciones de este tipo y al que siempre el público le ha sido fiel como es la fantasía y el romanticismo.

Los exitosos Gome$ es la producción peruana, adaptada de la serie argentina Los exitosos Pells. La trama, en su oportunidad comentada por este redactor, es extraída de un guión sumamente atractivo que llegó a picos de sintonía en su país natal (Argentina). Posteriormente se realizaron otras adaptaciones, de muy poca sintonía. Últimamente Televisa también realizó su propia adaptación con regulares resultados. Y es que, “Los exitosos Pérez” (versión mexicana), no fue el producto esperado, a pesar que su elenco era de primera. Esta producción también tuvimos la oportunidad de comentarla en su oportunidad.

LOS EXITOSOS GOME$: LA HISTORIA

Martín Gomes (Diego Bertie), un hombre soberbio y manipulador, es el presentador de noticias más famoso del país. Ha trabajado varios años en el canal Mega Noticias, siendo su labor en ese lugar la que le permitió alcanzar el reconocimiento público del que goza. Debido a esto, Marcela Núñez (Alejandra Guerra), dueña del canal Notivisión, la competencia de Mega Noticias, sabe que pronto finalizará su contrato con el canal, así que le hace en secreto una oferta laboral que tras algunas negociaciones Gomes está decidido a aceptar.

Martín le comunica su aprobación de abandonar su trabajo al dueño de Mega Noticias, Franco Andrada (como siempre impecable, el maestro Alberto Isola), quién desesperado ante tal confesión entabla una acalorada disputa con el periodista. En un momento de enojo, Franco empuja a Martín, que cae de espaldas y tras golpearse la cabeza, queda inconsciente. Asustado y preocupado, creyendo que mató al hombre más famoso del país, deja a cargo de la situación a su mano derecha, Amanda Rojo, (Denise Arregui en gran actuación), y se retira del canal.

Casualmente, durante el trayecto hacia su hogar, Franco atropella con su vehículo a Gonzalo Guerra, un actor y profesor de teatro muy parecido físicamente a Martín a quien le propone suplantarlo a cambio de una importante suma de dinero. Gonzalo acepta, apremiado por una deuda hipotecaria, y tras firmar un contrato que ni él ni su manager Sergio (Juan Francisco Escobar), habían leído, comienza a remplazar a Gomes.

Gonzalo, ya con su nueva vida como Martín, descubre que los Gomes son un matrimonio sólo delante de las cámaras y ante el público, pero en la intimidad se ignoran y se llevan mal. Martín es homosexual y su pareja es Tomás Andrada (Christian Rivero), hijo del dueño del canal, mientras que Sol (Gianella Neyra), mantiene un romance con Diego Planes, (muy bien, Oscar López Arias), un cronista de Mega Noticias. Con el paso del tiempo, Gonzalo se enamora de Sol y trata de acercarse a ella, pero es rechazado por su supuesta esposa que sabe que a Martín no le gustan las mujeres, porque él mismo se lo confesó tiempo después de que comenzaran a mantener una relación sentimental que él había utilizado por conveniencia para escalar posiciones dentro del canal. Pero como él no siente atracción por los hombres, a Sol le llama mucho la atención como se modifica su relación con el tiempo, estando más cerca de ella que de Tomás.

LA PAREJA DIEGO BERTIE-GIANELLA NEYRA

Sin duda, lo mejor que tenemos actualmente en cuanto a actores protagónicos, es la pareja Diego Bertie-Gianella Neyra. Ambos con varias telenovelas internacionales en su haber, constituyen junto a Christian Meier, el pequeño grupo de actores peruanos que pueden encabezar cualquier producción nacional con alcances internacionales.

Hoy en día, la mayoría de productores peruanos se dedican a realizar guiones localistas y atractivos para nuestros televidentes peruanos. Claro, hasta cierto punto, suena lógico este tipo de propuestas, por muchos motivos. Pero cuando alguien apuesta por cosas mayores, es justo destacar este esfuerzo porque se pretende ir a un mercado donde muy pocos se atreven siquiera intentarlo.

Creemos, por eso, que Diego Bertie y Gianella Neyra eran los actores más que indicados para protagonizar esta historia. Ellos se conocen “de memoria” y saben cada uno sus talentos actorales. De la gran cantidad de veces que lo hemos visto actuar, en pantalla, nos quedamos con la vez que protagonizaron "Amantes de luna llena" (Venevisión-2000) junto a Rudy Rodríguez. Diego y Gianella solamente estuvieron juntos un par de capítulos porque Gianella tenía que viajar a Argentina contratada para protagonizar una telenovela que resultó un éxito en dicho país, "Yago, pasión morena" (Telefé-2001). Pero ambos capítulos grabados en Venezuela sirvieron para demostrar la gran calidad actoral de ambos. "Amantes de luna llena" resultó un éxito en Venezuela, más no en otros países. Y muchos coincidieron con este redactor que esos dos primeros capítulos deberían haberse prologando más por la gran química de estos dos talentos peruanos que incluso se complementaban muy bien con la otra protagonista, la bella Ruddy Rodríguez. De hecho para las estadísticas queda dentro de la historia de las telenovelas, el hecho que dos peruanos protagonicen juntos una historia netamente extranjera en un país que después de México, así nomás no acepta a actores de otros países que no sean los suyos.

Es por eso, que nos alegra que tanto Bertie y Neyra ya con una gran experiencia en la pantalla chica hayan sido los propuestos para encarnar a Sol y Martín Gomes. Personajes que resultaron atípicos en su contenido, pero muy divertidos para una farsa farandulera que es la propuesta contenida dentro este guión argentino.

TRAMA EXITOSA CON RESULTADOS DISPARES

Los exitosos Gome$, resulta una adaptación de "Los exitosos Pells" que resultó un producto rentable, como historia, para los productores argentinos que han vendido la trama a Chile, Ecuador, Brasil, Colombia, España, Grecia, Polonia y hasta en la China, con resultados dispares.

En nuestro país, la historia llegó entre los 13 y 17 puntos. La regular aceptación se debe a que tiene fuertes competidoras como el programa "Magaly Teve" y la serie nacional "Matadoras" (América Televisión-2010). Eso sí, cuando competía con "Mar de amor", (Televisa-2009), que ya culminó en nuestro país, algunos días le ganaba en sintonía.

Es que la historia de los Gomes es una comedia ligera llena de diálogos inteligentes y con cierto humor negro. La inclusión de algunos personajes simpáticos, dentro de la trama, le otorga mayores posibilidades de refrescar la historia mediante situaciones jocosas y bien delineadas.

Si Los exitosos Gome$, resulta entretenida se debe también al gran apoyo técnico para la realización de esta producción. La escenografía detallista, al milímetro, del poderoso Mega Noticias es de primera, unido además a esos "travellings" por los pasillos del canal que posibilita que los televidentes veamos el ir y venir de los trabajadores del canal presurosos por la presión que debe existir en todo medio de comunicación. Ese detalle le da realismo al guión. Sin duda ya Susana Bamonde y Lucho Barrios (director), saben que hacer para caracterizar este tipo de escenas. Igual práctica tuvieron en "Clave uno, médicos en alerta" (Frecuencia Latina-2008).

Los primeros capítulos centran la historia. El momento del accidente de Martín no tiene que envidiar a otra producción del género y mucho menos puede ser minimizado con sus pares gemelos del extranjero. Tal vez, si algo debemos reprocharle a Los exitosos Gome$, es no haber explotado bien el lado sentimental de la pareja protagónica. Cierto es que estamos ante una comedia que esboza la sátira más que los conflictos de sus populares conductores. Pero Diego y Gianella debieron ser mejor explotados porque su romance sigue el lineamiento que la comedia de este tipo te sugiere: Entretelones entre los hermanos uno heterosexual y el otro homosexual y a partir de allí ambos encuentran el amor con sus respectivas parejas. Con todo Gianella luce muy bien y sabe compenetrarse con el personaje. Sin duda, su experiencia en Argentina le sirvió de mucho.

Diego Bertie está muy bien cuando interpreta a Gonzalo que cuando se convierte en Martín ya que recurre a la sobreactuación. Diego es un gran actor y mejor galán aún, pero el momento en que se convierte en Martín no llega a convencer. Es otro actor que no puede plasmar el lado gay del personaje. Es más, ninguno de los otros actores que han tenido la posibilidad de protagonizar a Martín, han salido airosos, en esas escenas. Es que en Argentina son expertos en comedias de este tipo y entienden que el papel protagónico para estas comedias no necesariamente tiene que ser encargados a galanes y primera figuras. Por ello, Mike Amigorena se lleva los aplausos cuando interpreta al Martín original gaucho. No tiene cara ni expresión de galán, pero si encaja perfecto para un rol que debe tener dos caracterizaciones bien definidas.

Muy pocos han sido los galanes que han salido airosos en comedias de este tipo. Es harto difícil encontrar al personaje ideal. Nosotros recordamos una telenovela dramática de Argentina, precisamente, en la que Juan José Camero encarnaba a dos hermanos que se disputan el amor de la protagonista de turno, la bella Soledad Silveyra. Es una de esas producciones que tuvimos la oportunidad de observar allá por los setenta, pero que no recordamos su título además que ni en Internet encontramos detalles de esta trama. Allí los cambios eran más que definidos. No eran gemelos sino mellizos y por tanto, la apariencia tenía que cambiar un poco. Camero hizo un gran papel porque supo sacar diferencias entre una y otra caracterización. Claro para interpretar una telenovela dramática resulta más accesible lograr una interpretación idónea que en este tipo de farsas.

Si la historia redunda un poco es por la poca consistencia gay que se observa dentro de los personajes cruciales. Christian Rivero sobreactúa en muchos pasajes de la trama. Su personaje Tomás Andrada no es el peso suficiente por más besos ficticios que se dé con Martín Gomes. Todavía recordamos en "Más sabe el diablo" (Telemundo-2009), la historia de Horacio García, (Carlos Camacho) y su amor gay hacia Christian Acero (Ezequiel Montalt) quienes permiten innovar el género con un amor homosexual que es tan sentido porque no cae en aparatosos y exagerados chillidos gays toda vez que la historia romántica entre estos dos hombres se da a través de miradas y sensaciones que traspasan la pantalla tan seriamente tratada que interesa y que permite llegar a la conclusión que es una de las mejores historias de amor que hayamos visto entre dos personas del mismo sexo dentro del mundo de las telenovelas.

Pero aquí, si Rivero sale airoso en muchas escenas es precisamente porque estamos ante una comedia y como tal se recibe. Sin ir muy lejos, José Ron en "Los exitosos Pérez" (Televisa-2009) tiene un lado gay más realista y es el mejor dentro de todas las adaptaciones realizadas de su par argentina. Ron se consolidó como actor, sino véanlo actuar ahora en "Cuando me enamoro” (Televisa-2010) y verán que es un actor muy completo.

Dentro de la producción peruana, tal vez, el que mejor se adapta a esta historia es Rómulo Asseretto como Charly, por su dominio de escena, tanto cuando se pone sentimental hasta cuando es el "paño de lagrimas" de Tomás.

A pesar de todo, la producción tiene agradables momentos porque cuenta con un elenco bien equilibrado. Los mejores son “el maestro” Alberto Isola imponiendo respeto en cada toma y sacando adelante a su personaje debido a su gran experiencia en las tablas. Además de Denisse Arregui quien brilla como Amanda y sorprende en una agradable caracterización como una villana natural, fresca y súper espontánea. Gran labor.

El otro lado de la medalla lo constituye el poco aporte de los actores secundarios. Alejandra Guerra tiene rostro de villana y maquiávelica, pero dista años luz de serlo. No es la Marcela Núñez que se necesitaba en este guión. Mala suerte tiene este personaje porque ninguna de sus actrices, en todos los países que han adaptado la trama, han salido airosas al interpretarla.

Otro de los que poco aportaron a la historia fue César Ritter, desaprovechado, porque el actor tiene el estilo y la imagen para interpretar a Nacho, pero tal vez su personaje fue mal enfocado porque nunca destacó. A Ritter, se le notaba desgastado a pesar de caracterizar a un mujeriego empedernido y eso se percibía en la pantalla.

En suma, con sus altas y bajas, Los exitosos Gome$, es el mejor producto actual de nuestra televisión por los aportes técnicos utilizados en su realización y por haber contratado a grandes actores nacionales.

La producción de Susana Bamonde no tiene que envidiar a la irregular "Los exitosos Pérez" y no porque en Televisa no realicen buenas cosas. Es que, simplemente, la versión que realizaron fue poco atractiva a pesar de contar con grandes figuras de la televisión mexicana. Ni que se diga de las demás versiones realizadas en otros países. Por ello, el aplauso va para todo el equipo liderado por Susana Bamonde por ofrecer un producto muy rentable.

Quién sabe si lo único insoportable de esta producción es tener que soplarnos mensajes publicitarios que llegan al hartazgo como el ver un plano completo de la ciudad de Lima con el logo de un centro comercial. Claro, es lógico, por ser parte del negocio que ahora se ve en todas las producciones habidas y por haber, pero realmente es un suplicio para los televidentes el tener que observar artilugios publicitarios dentro del guión que no ayuda en nada, más que en mostrar enfado y, por qué no, hasta cambiar de canal.

Por cierto, el tema principal “No juegue con el diablo”, un cover de la agrupación peruana Bareto, basado en el clásico tema “El diablo” del recordado Pancho Lema y su Compay Quinto no sólo actualiza esta gran versión de los setenta sino que resulta un agradable complemento musical para la historia.

Los exitosos Gome$, es una producción que no engaña a nadie y ofrece lo que prometió, una comedia ligera con diálogos irónicos y eficientes cambios de tono que desencadena una serie de eventos que juegan con la polémica, el humor y la casualidad llegando a entretener a su audiencia y confirmando que el equipo de Susana Bamonde va por buen camino. A no desmayar porque lo que se requiere es mayor continuismo con este tipo de producciones. Sólo así se logrará una mayor perfección del producto mostrado a la par de encontrar, por ahí, otros actores que puedan suplir a los Bertie, Meier y Neyra para mejor posicionamiento de nuestras producciones. Esperemos que la próxima producción que ya prepara Susana Bamonde para el mes de noviembre siga por el mismo rumbo.

(*) rmanrique@elinformanteperu.com
www.elinformanteperu.com

lunes, 20 de septiembre de 2010

SE ESTRENA, ACUARELA DE AMOR, NUEVA PRODUCCIÓN DE O´GLOBO


Lima, 19 Setiembre 2010, (El Informante Perú).- Producida por la prestigiosa TV Globo de Brasil, llega en estreno absoluto para la televisión peruana "Acuarela de amor", la telenovela que paralizó al Brasil durante su emisión alcanzando ratings superiores a los 35 puntos. Esta nueva telenovela será transmitida por ATV en el horario estelar de las 10 de la noche desde este martes 21 de setiembre. Para beneplácito de los televidentes el primer y segundo capítulos se transmitirán sin cortes comerciales.

Acuarela del Amor, título para Hispanoamérica, (Caras & Bocas es su título original) , es una telenovela brasileña de la Red O´Globo escrita por Walcyr Carrasco y dirigida por Jorge Fernando. Los protagonistas Flávia Alessandra y Malvino Salvador.

LA HISTORIA

La historia comienza con el romance en la juventud de Dafne Bastos Conti, (Flávia Alessandra), que es criada por su abuelo millonario Jacques, y Gabriel Batista da Silva, (Malvino Salvador), que es pobre, pero feliz. Ambos están enamorados el uno del otro y estudian arte y pintura juntos. Gabriel tiene talento con el pincel, mientras que el sueño de Daphne es abrir su propia galería de arte.
Dafne y Gabriel, son separados por Jacques, el millonario abuelo de Dafne quien no soporta que su nieta esté enamorada de un hombre pobre. Después de sufrir un accidente, Jacques es dado como muerto y Dafne descubre que ella solo podría asumir la dirección de los negocios si estuviese casada. Judith, (Deborah Evelyn), la hijastra de su abuelo, asume los negocios temporalmente y hace lo imposible para que Dafne se case con su hermano, Nicholas. Pero, Dafne y Gabriel se encuentran otra vez, cuando la hija de ambos decide buscar a su padre, descubriendo que la felicidad solamente existe cuando se encuentra el verdadero amor.

PERSONAJES:

Dafne
Actriz: Flávia Alessandra


Bonita y sofisticada, es dueña de una galería de arte. De joven, estudió artes plásticas y se enamoró del también estudiante Gabriel. Al descubrir que estaba embarazada, sufrió una gran decepción al suponer que Gabriel la había abandonado por no querer comprometerse, sin saber que el desencuentro en realidad había sido planificado por su abuelo Jacques. Madre soltera, crió sola a su hija, Bianca, prometiéndose nunca más involucrarse con otro amor. Años después, vuelve a encontrarse con Gabriel y queda dividida entre las heridas abiertas del pasado y una pasión que se enciende. A partir de ahí, vive una convulsionada relación.

Gabriel
Actor: Malvino Salvador


Un hombre sensible, que siempre soñó ser un gran pintor. Vive y cuida dedicadamente a su madre Socorro, a una hermana ciega Anita y a su tía Piedad. A pesar de estar de novio, su corazón siempre fue de Dafne, a quien jamás logró olvidar. Se sorprende cuando descubre que tiene una hija adolescente con esta. Después de años se entusiasma y vuelve a pintar.
Bianca
Actriz: Isabelle Drumond

Hija de Dafne y Gabriel, es una adolescente con mucha personalidad, sensible, determinada y algo rebelde. Es también muy divertida y curiosa. Al ver que su madre nunca quiso casarse con nadie, ella busca a su padre para tratar de producir un reencuentro entre ellos. Es muy amiga de Felipe, hijo de la empleada de la casa, que esta enamorado de ella en secreto.

Judith
Actriz: Deborah Evelyn


Es una villana, amarga, que siempre cree que la vida esta contra ella. Hija de Lea, no se consuela con la pérdida de la herencia de su madre por haberse separado de Jacques. Siente envidia y resentimiento por la atención y preferencia que Jacques siempre le dio a Dafne. Por eso, en toda la trama, trata de hacer “justicia”: lo que desde su punto de vista significa todo para ella y nada para los otros.

No te pierdas esta nueva producción brasileña a partir del martes 21 de setiembre por ATV a las 10 de la noche.

martes, 14 de septiembre de 2010

ALEJANDRA GUZMAN INTERPRETARÁ A UNA MUCAMA EN TELENOVELA MEXICANA "UNA FAMILIA CON SUERTE"


México, 14 Setiembre 2010, (ANDINA).- La cantante mexicana Alejandra Guzmán regresa a la actuación después de 22 años. Interpretará a una mucama en la telenovela "Una familia con suerte", que se estrenará en México en enero del próximo año.

La roquera además de interpretar a Gladys en la telenovela, interpretará el tema principal, informó Televisa espectáculos al revelar que Alejandra Guzmán regresa a los melodramas de la mano de Juan Osorio .

"Alejandra no sólo está confirmada como actriz sino que seguramente mañana me entregará terminado el tema musical, titulado Día de suerte, aseguró el productor.

"Ella viene a ser la pimienta de todo, porque seduce al rico en una casa de masajes, luego lo descubrirá la esposa (Lola Merino)".

Osorio comentó también que en esta telenovela los animales jugarán roles importantes y explicó que un romance entre una pareja de perros marcará un punto de giro en la historia.

"Cada familia tiene un perrito, entonces la familia rica pone el grito en el cielo cuando su perrita fina se embaraza del perro corriente. Ahí viene el encuentro tremendo".

Además de la roquera, hasta ahora han sido confirmados los nombres de Alicia Machado, Mayrín Villanueva y Sergio Sendel.

Las grabaciones comenzarán el próximo mes de octubre y se espera que la telenovela sea estrenada en México en enero del próximo año.

martes, 7 de septiembre de 2010

MAR DE AMOR: CUANDO LOS PROTAGONISTAS NO FUNCIONAN

Culminó "Mar de amor", que resultó tan conflictiva como intracendente. Una historia insulsa, aburridona y con actores protagonicos para nada atractivos. En suma, una historia para el olvido.

Lima, 07 Setiembre 2010, (Por: Richard Manrique Torralva / El Informante Perú).- Ahora que América Televisión desempolva cuánta telenovela mexicana de antaño tenga para aumentar sintonía, toda vez, que las actuales producciones que llegan del país charro, no le son provechosas, llegó a su final, "Mar de amor" con un promedio de 20 a 25 puntos, que en términos generales es un rating aceptable, pero no para lo que esperaban los ejecutivos de dicha televisora. La diferencia radica, por ejemplo, que su reemplazante, la serie nacional "Matadoras" la duplica en sintonía y hasta desplaza a la líder de ese horario, Magaly Medina y su programa de espectáculos. Una prueba más que las producciones mexicanas ya no causan efecto en nuestro país. Ahora bien, es de esperar lo que sucederá cuando lleguen las tres producciones más importantes que ahora copan el gusto mexicano en su franja estelar (incluidos, los peruanos que la vemos por el cable). Como son, "Teresa", "Cuando me enamoro" y, la mejor de todas, "Llena de amor" cuya emisión ya se publicita en el Perú, seguramente, para reemplazar a la antigua producción "Nunca te olvidaré" (Televisa-1999), que llega a sus capítulos finales y que constituye otra prueba de como, en América Televisión, desempolvan antiguas producciones mexicanas sencillamente porque siempre son bienvenidas en el gusto popular.

Pero, volvamos a "Mar de amor", una historia protagonizada por Zuria Vega y Mario Cimarro. Además de Erika Buenfil, Juan Ferrara, Mariana Seoane, Ninel Conde y Manuel Landeta. Es una historia original de Delia Fiallo, bajo la producción de Nathalie Lartilleux para Televisa y constituye el remake de la telenovela venezolana "María del Mar", realizada en 1978 por Venevisión bajo la dirección de Daniel Farías y protagonizada por la gran Chelo Rodríguez y Arnaldo André.

MAR DE AMOR: LA HISTORIA

Estrella Marina, (Zuria Vega), es una dulce muchacha para quién la vida es como el mar, llena de peligros y maldad, pero también es luchar y salir adelante, por eso, sus sueños y el amor por los suyos la mantienen fuerte ante cualquier marea que quiera derrumbarla. Lejos de su padre, a quién no conoce, esta humilde pescadora ha sufrido por el trastorno que padece la loca Casilda, (otra vez, Erika Buenfil en buena actuación), su madre, quien quedó en ese estado tras ser violada por Guillermo, (Juan Ferrara), un adinerado hombre que vive atormentado por su pecado. Desde ese momento, la loca Casilda vaga entre los pueblos sin rumbo alguno. Sin embargo, a falta de sus padres, Estrella recibió el abrigo de sus humildes padrinos, quienes la han criado desde pequeña.

En su afición por estudiar, aprendió a leer, y mediante los libros, conoció el amor, un amor mágico que Víctor Manuel Galíndez, (Mario Cimarro) le ha ido transmitiendo mediante sus obras.

El famoso escritor vive desde hace años viajando por diferentes rumbos, pero un día, el destino y la fatalidad se cruzan en su camino, al conocer a una extraña mujer que le roba el corazón desde el primer momento, una relación tormentosa que desata una increíble pasión entre Víctor Manuel y Coral, (Ninel Conde), de quien no sabe nada más que eso, su nombre. Sin embargo, esta relación termina cuando el marinero se entera que la extraña mujer murió en un trágico accidente.

Devastado y sintiéndose culpable por la muerte de Coral, Víctor Manuel regresa a Playa Escondida, el pueblo en donde creció. Hundido en el alcohol, intenta olvidar sus penas pero nunca imaginó que entre tanta oscuridad, encontraría a Estrella Marina que le devolvería el brillo a su vida. Sin embargo Coral no está muerta y regresa, esta vez, para interponerse entre ambos.

El amor entre Estrella Marina y Víctor Manuel comienza a verse debilitado por las intrigas de León Parra Ibáñez, (muy bien Manuel Landeta) y de su caprichosa hija Oriana (estupenda Mariana Seoane).

Sólo el verdadero lazo de amor entre Víctor Manuel y Estrella Marina podrá resistir las intrigas de Coral, la venganza de León y los celos de Hernán Irazábal, (Marcelo Córdoba), un psiquiatra que se enamora perdidamente de Estrella.

REMAKE POCO CONOCIDO

"Mar de amor" es el remake de la poco conocida telenovela venezolana "María del Mar", realizada en 1978 por Venevisión y protagonizada por la gran Chelo Rodríguez y Arnaldo André. Fue realizada en un momento de crisis en la industria de la televisión venezolana, especialmente dentro de Venevisión que no pasaba por un buen momento económico. Pese a ello, los productores venezolanos querían volver a contar con la pareja de éxito en esos momentos en dicho país: Chelo Rodríguez y Arnaldo André, quienes venían de obtener un triunfo rotundo con "Rafaela" (Venevisión-1977), también de la pluma de Delia Fiallo.

Mucho se ha hablado de la crisis de Venevisión y los problemas que tuvieron para producir telenovelas en esos años. Lo cierto, es que Delia Fiallo había vuelto a conquistar a toda América con "Rafaela", y por ello, fiel a su estilo, Venevisión, que en el pasado juntaba a la dupla Lupita Ferrer-José Bardina en cuanta producción realice, posteriormente hizo lo propio con la pareja conformada por Hilda Carrero-Eduardo Serrano. También quiso hacer lo mismo con esta pareja y produjeron "Ana María" (Venevisión-1978), una historia que reemplazó a "Rafaela" y que no contó con la aceptación necesaria. Apenas duró un mes, por lo que impusieron a Delia Fiallo crear "urgentemente" una telenovela que mantuviera cautivos a los televidentes y así nació "María del Mar", (Venevisión-1978), que si bien es cierto, no caminó como se esperaba. Tampoco puede decirse que fue un fracaso, como algunos admiten. Vino a ser, como ahora, es "Mar de amor" una telenovela cumplidora que tuvo sus adeptos. Eso sí, aquí en el Perú, tuvo buena audiencia cuando la transmitía Panamericana Televisión en el horario de las 3 de tarde. Fue una de las producciones que aún llegaban en blanco y negro en una época de cambio para nuestras televisoras.

Es que Arnaldo André tenía buena química con Chelo Rodríguez (¿Qué será de ella?). Sin duda, aquí no existían peleas por mayor protagonismo ni tampoco caprichos tontos, y si los habrían tenido, eran tan profesionales, que cuando estaban frente a cámaras daban todo de sí. Chelo Rodríguez lucía perfecta como villana, pero cuando protagonizaba a bondadosas jovenzuelas no desentonaba para nada. Nosotros la recordamos en una escena de “La Zulianita” (Venevisión-1978), cuando era la mala de la historia y protagonizó una escena, supuestamente en una playa, junto a su galán de turno, el gran José Bardina. La escena era realizada en estudio. En aquella época no existía tomas en exteriores. Pero la presencia de Chelo Rodríguez era única y se acoplaba en gran forma con sus compañeros de actuación. Alguna vez, hablaremos, más en extenso de esta gran actriz.

INTRACEDENTE HISTORIA

"Mar de amor" es una historia insulsa y poco atractiva. Los guionistas mexicanos copian los detalles más trascendentes del guión original y la incluyen dentro de la clásica trama de la campesina que es pobre, pero que en realidad es hija de un millonario y luego se enamora del más atractivo de los galanes. Pero, tiene que soportar los martirios del villano y de la mujer que también quiere al galán. Todo contado, como tantas veces lo han hecho los mexicanos. Las escenas son de lo más irrisorias y se exceden por contar historias infladas y hasta ilusas. Los primeros capítulos tienen un sabor a "Marimar" (Televisa-1999). Pero, claro Zuria Vega no es Thalia y la joven que realiza su primer estelar con esta producción no logra acoplarse para nada con su galán de turno, Mario Cimarro, quién, para colmo, luce más acartonado que de costumbre y trabajando sin ganas durante todos los capítulos.

La telenovela venía convirtiéndose en un bodrio más, cuando en Televisa, expertos en voltear resultados, convierten la telenovela en un drama, casi lacrimógeno, y les da resultado. Y es que el momento del juicio a Víctor Manuel se convierte en una triunfo del mal al condenar al pobre galán, nada menos, que a 99 años de prisión (¿¿??). ¿Ridículo, no? Aquí la pobre Estrella Marina sufre a más no poder, la quieren matar, pero nunca lo logran, porque la chica se desata rápidamente, la hieren mortalmente pero milagrosamente sobrevive aunque queda inválida y ¡oh maravilla! Nuevamente se recupera. Alguien me dirá, en todas las telenovelas sucede lo mismo. Claro, pero si la fantasía se hace con talento y los protagonistas cumplen con su labor, la cosa iría de maravillas.

Recordamos mucho “Sacrificio de mujer” (Venevisión-1976) donde Doris Wells sufría a más no poder y daba "cólera" el que todo le pase a ella, pero la telenovela era aceptada por la buena dupla que hacia junto al gran Raúl Amundaray. También recordamos "Las fieras", (Televisa-1972) donde la pobre de Raquel Olmedo era objeto de toda clase de sufrimientos, por culpa de su nuera (Anita Blanch). Todas estas historias eran lacrimógenas, insulsas y hasta irrisorias, pero crecían por el gran talento actoral que tenían y por contar con un buen equipo de producción a su lado.

Pero aquí, nada de eso se observa y la telenovela comienza a aburrir hasta que comienza a tomar cuerpo porque el personaje de Ninel Conde (Catalina Mijares "Coral"), crece, pero no por su buena actuación sino porque la convierten en un ser maléfico. Una de esas tantas villanas "malditas" que no causan mayor asombro sino un simple hastío. Claro este "as bajo la manga" resulta siempre efectivo, por algo que es común realizarlo en producciones de este tipo, que ven bajar la sintonía y tienen que utilizar situaciones efectivas como es encarcelar al protagonista y hacerlo sufrir a más no poder, para volver a cautivar a la audiencia.

El juicio a Víctor Manuel, nos hizo recordar, "Velo de novia" (Televisa-2003), por lo calcado que parece, al milímetro, en escenas y detalles, tan propio en las producciones mexicanas de este tipo. Claro, en "Velo de novia", el juez personificado por el recordado Sergio Jiménez le otorga más realismo al juicio en la que condenan a la protagonista Andrea Paz (la bella, Susana González) a 25 años de cárcel, algo más creíble que en esta producción de Nathalie Lartilleux que quería aumentar la sintonía con cuanta argucia se le ocurriese, aunque ello sea puro pantallazo melodramático.

"Velo de novia" fue muy criticado en muchos países, pero en el Perú fue un éxito. La telenovela fue transmitida por ATV en uno de esos momentos en que América Televisión se desprendió de sus “enlatados estrellas”. La televisora de la avenida Arequipa aprovechó la situación y la transmitió en el horario de la ocho de la noche obteniendo inmejorables resultados. Es que a pesar de su insulsa trama y su excesivo dramatismo, el productor Juan Osorio, logró que su historia tenga atractivo porque supo reunir a un elenco muy competente que levantó la historia y cuyo momento cumbre fue el juicio a la protagonista, casi parecida a "Mar de amor".

Creemos que la diferencia radica en que a la productora Nathalie Lartilleux, la telenovela se le fue de las manos. Nunca supo como trabajar con su equipo protagónico.

Eso sí la salida de Mario Cimarro ni influyó ni perjudicó a la telenovela. Simplemente porque nunca logró ser aceptado como pareja de Zuria Vega que no estaba para un protagónico de este tipo. Tendrá el perfil adecuado, pero ello no basta.

Recordemos que a dos días de finalizar las grabaciones de la telenovela, Mario Cimarro fue despedido de la producción, cuando le quedaban aún más de 40 escenas por grabar. Dichas escenas fueron modificadas con otros personajes dentro de la trama. Cabe resaltar, que Cimarro grabó el final de la trama en Campeche, antes de su retiro.

Dentro del grupo de actores la mejor, sin duda, fue Erika Buenfil, además de Manuel Landaeta y Mariana Seoane, perfecta en su conversión de villana a buena y de paso le dio una lección a Catherine Siachoque quien en "¿Dónde está Elisa?" (Telemundo-2009), nunca logró convencernos en su rol. Mientras Ninel Conde actuando como posesa y subiendo la ceja más de lo debido nunca fue una villana a tomar en cuenta.

"Mar de amor" es una de las más pobres producciones que ha producido Televisa, y es que por más accidentada que haya sido, la historia nunca levantó vuelo por el poco complemento actoral entre sus dos protagonistas. Noten a Cimarro en “La usurpadora” (Televisa-1998), que por coincidencia retransmite el canal de cable Telenovelas por estos días y notarán como se debe trabajar con este tipo de actores, conflictivos al cien por ciento. Allí Cimarro tuvo un buen desempeño, sin esforzarse demasiado y todo porque su carácter es así. A pesar de todo, Cimarro ha tenido un éxito rotundo con “Pasión de gavilanes” (Telemundo-2001). Una producción que, aunque, no haya sido transmitida por Televisa, lo vio el mundo entero y muchos saben lo “especial” que es. Televisa tiene experiencia en trabajar con este tipo de actores, porque muchos de los galanes aztecas también tienen lo suyo, pero si se quiere salvar la situación se debe tener mucho tacto. Arnaldo André, Andrés García y muchos actores más han protagonizado más de una historia en el pasado, pero sus productores lograron salvar esos “obstáculos”. Aquí sucedió lo contrario y los resultados saltan a la vista.

(*) rmanrique@elinformanteperu.com
http://www.elinformanteperu.com/