domingo, 24 de abril de 2011

TRIBULACIÓN: CUANDO LOS CREATIVOS SE OLVIDAN DE LO MÁS IMPORTANTE


Lima, 24 Abril 2011, (Richard Manrique Torralva / El Informante Perú).- Otra de las novedades del verano fue la presentación de la serie "Tribulación" que generó expectativa. La serie originalmente titulada, Tribulación: La Batalla antes del Fin, fue dirigida por Dino García Revolledo emitida por América Televisión HD y producida por Creative Tree.

La serie narra la historia de Falco (Javier Valdés), un capitán de la Policía Nacional que tiene un don que Dios le ha dado: es ver más allá de lo evidente, él ve con el ojo izquierdo a los demonios que llevan a los asesinos a cometer crímenes. En un principio, Falco tiene miedo a usarlo y por eso lleva un parche en el ojo izquierdo, pero lo tendrá que hacer para que su hijo Miguel (Nicolás Valdés), se recupere del estado de coma en el que se encuentra. Esto lo hará con la ayuda de Rubén, (Jorge Da Fieno), un periodista que sabe del don de Falco y lo anima a usarlo, Dinora y Edu, (Alexandra Graña y Sandro Monzante), tenientes de la policía y Lorena, (Fiorella Díaz), una química forense y partner de Edu. Todos ellos (excepto Rubén) pertenecen al equipo de criminalística de la policía dirigido por Falco quienes ayudado por un ser bondadoso (Eduardo Cesti), se enfrentarán a una secta del mal que tiene poder en todas partes del mundo y que es finalmente liderado por un demoníaco ser (un sorprendente Mariano Sábato).

ASPECTOS TÉNICOS DESTACABLES


Tribulación es una miniserie de 13 capítulos de una hora de duración, basada en historias sobrenaturales, es la lucha interna de las personas entre el bien y el mal. Sin duda lo que más resalta son sus efectos visuales, por ello el producto final habría que verlo en pantalla plasma y en HD para ver lo bien logrado que luce esta producción. Hay momentos en que los efectos resultan redundantes y llegan a saturar, pero en líneas generales lucen novedosos y hasta únicos en producciones peruanas. Por ello, valga nuestro aplauso para todo el equipo liderado por Dino García.

Pero si el aspecto técnico es destacado, lo contrario sucede con la historia, que sucumbe desde los primeros capítulos de la trama. García pretende darle una concepción más interpretativa que efectista a su guión. La presencia de Eduardo Cesti, impecablemente vestido de blanco, nos hace recordar las cintas “Tan lejos, tan cerca” y “Las alas del deseo” de Wim Wenders, alabado por muchos pero criticado por la mayoría de público que desea observar un espectáculo más espectacular a esta batalla entre el bien y el mal.

SE OLVIDARON DE LO MÁS IMPORTANTE


La historia interesa como novedad, pero se desdibuja con el correr de los capítulos. No hay sentido visual en algunas escenas, producto del deseo de dejar pensar al público sobre lo que allí sucede. Uno piensa que los atractivos efectos visuales serían el soporte para que las batallas y los enfrentamientos brillen en cada escena, pero nada de eso ocurre porque previamente los diálogos dicen mucho y no expresan nada.

Observando la serie uno no puede dejar de recordar "El Gran Reto" (Frecuencia Latina- 2008), aquella historia sobre la vida de los danzantes de tijeras, Damián de la Cruz “Ccarccaria” y Rómulo Huamaní “Qorisisicha”, donde el gran trabajo realizado en el guión, lleno de misterios y costumbrismos, terminaron cautivando a un buen sector de televidentes. Además de presentar, en medio de la historia un enfrentamiento entre dos espíritus poderosos que combaten por la supremacía y el poder. “Alla Supay” (Enrique Victoria) y “Churiq Orjo” (Reynaldo Arenas), quienes luchan por lograr que sus pupilos ganen porque aquí el verdadero reto representa ganar como sea esta lucha entre el bien y el mal en medio de ritos y costumbres de nuestra sierra ancestral en donde extraños personajes como los “ukukus” o los “apus” se complementan en una historia bien narrada y sobretodo con personajes tan misteriosos como cautivantes.

Y ¿Por qué el recuerdo? Es que, sencillamente, a uno le interesaba ese combate final entre el bien y el mal así sus efectos sean simplistas. Lo interesante, en su contexto, era observar el rostro de “Alla Supay” (Enrique Victoria) con aquellos ojos llenos de sangre y “su ingreso” al cuerpo de “Cirilo” (Luis Alberto Sánchez). En dicha historia, el guión era tan místico que causaba intriga entre los televidentes. No importaba si no contaban con el apoyo visual y técnico como si lo tiene la producción de García Revolledo . El interés por saber que ocurriría era lo que terminó apoderándose de un sector de televidentes. En cambio en "Tribulación", los productores se olvidaron que el guión es el eje central para que una producción camine, si no logran eso, así nos pongan los mejores efectos visuales, tipo Avatar, difícilmente el televidente mostrará interés por seguir la historia.


Otro detalle importante, es que debido a la poca consistencia del guión, obviamente el elenco deja mucho que desear. Dentro de toda la parafernalia publicitaria recuerdo uno, que decía textualmente, "Con la magistral actuación de Javier Valdés...". Pues la verdad conocemos la trayectoria de Valdés, pero aquí su participación es limitada, debido a la poca fuerza narrativa del guión y es que los personajes, además de no estar debidamente caracterizados, por lo soso que caracteriza a esta historia, les impide a los actores compenetrarse con sus personajes y estos, a su vez, conectarse con el público.

Mucho se ha criticado el hecho que la serie tenga el horario de las 11 de la noche. Pero la verdad, este sería el horario más que indicado para una producción de tan poco arraigo, y eso deben haberlo olfateado los directivos de América, que seguramente al haber visto, primero que todos, la serie, ordenaron que pase al horario donde todos piensan en ir a una fiesta, pasarla con la enamorada o los amigos y hasta ver videos caseros, pero nunca ver televisión y menos una serie como esta.


Con todo, pensamos que el haber mostrado un producto técnico eficiente augura que Creative Tree y Dino García Revolledo se esfuercen por encontrar un buen guionista que haga que su producto trascienda y no se quede en el intento. Por lo menos era pasable verlo en HD aunque con el correr de los minutos el desencanto se apoderó de nosotros que no veíamos la hora que se acabe una de las historias más sosas que hayamos visto. Esperemos mejores cosas de este grupo de muchachos. A no desmayar, que la experiencia de este primer producto los anime a mejorar y ofrecernos mejores propuestas. Estaremos pendiente de ello.

(*) rmanrique@elinformanteperu.com
www.elinformanteperu.com

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Simplemente corroboro lo que usted argumenta en su crítica. Una serie mala, malisima. Encima uno quería expresar su opinión en el facebook de la serie y no lo dejaban opinar o lo insultaban. Yo me pregunto: ¿Para eso abren facebook o twitter? Solamente para escuchar alabanzas o tontería y media. De qué vale tener millones de seguidores si la serie mentada no vale un sol. Lo rescatable son sus efectos aunque estos tampoco sean la gran cosa, pero lucen novedosos. Sin duda, hay mucho que debatir con esta serie llamada Tribulación con la que yo me aburría tremendamente.

Raúl dijo...

Yo también quiero sumarme al grupo de personas que criticaron Tribulación y no pudo decirlo en su facebook porque nos lo impidieron. Un claro ejemplo de intolerancia. Se ve que los facebook y los twitter de algunas producciones son solamente para los que alaban sus productos. Lo negativo lo borran o lo envuelven en insultos. Felizmente que eso no es masivo, existen blog como el suyo donde uno puede decir lo que quiera. Tribulacion fue malo en historia pero bueno en imagenes y efectos que gustaban pro no era lo suficientemente fuerte para que sigamos con su mala historia.

Anónimo dijo...

Muy cierto, ademas tribulacion fue un robo de guion, jamas ke pertenecio a Creative Tree, fue una burla total y cuando actua de mala fe todo sale mal.

Anónimo dijo...

Tribulación antes tenía otro nombre, con otro elenco y otro grupo creativo. A principios del 2000 fue presentada a PPG. y a su partner de aquella época, cuando ambos tenían una productora de TV. Esto fue a principios del 2000.

La mala vibra por parte de PPG. y de su productora hizo que los verdaderos creadores se retiren con su proyecto.

Fue PPG. quien tomó sin permiso y aprovechándose de la ingenuidad de los verdaderos creadores de Tribulación (con otro nombre) utilizó la idea original transformándola y convirtiéndola en un híbrido de historia.

Naturalmente evitó estar incluido en el "grupo creador" de la nueva versión, pero sí intervino en los "efectos especiales".
Utilizaron el 30% de la historia original. Lo demás fue tomado de las partes más "pop" de Biblia y misticismo. Pero la nueva versión solo tenía una parte del concepto global. Otros enfoques y otras líneas argumentales que complementaban y conectaban el 30% de lo sustraído. Era un verdadero concepto.

Los verdaderos creadores vieron cómo su guión fue reescrito de manera pésima. Ellos no tenían la verdadera historia. Sólo retazos extraídos de la idea original.

El ranking de la serie confirmó lo que fue anticipado por los verdaderos creadores. Que sin el guión original, poco pudieron hacer.

Esta es la historia.