sábado, 31 de octubre de 2015

¿QUÉ CULPA TIENE FATMAGUL?: CRUDEZA Y ROMANCE EN UN RELATO DIFICIL DE OLVIDAR

Va llegando a su final ¿Qué culpa tiene Fatmagul? Un brillante relato televisivo, crudo, extraordinario y romántico que consolida a las realizaciones turcas en nuestro país. Sin duda una de las mejores producciones emitidas en lo que va del año.

Lima, 31 Octubre 2015, (Por: Richard Manrique Torralva / El Informante Perú).- Llega a sus momentos culminantes ¿Qué culpa tiene Fatmagül? (en turco: Fatmagül'ün Suçu Ne?), conocida en algunos países de habla hispana simplemente como Fatmagül, una serie de televisión turca producida en el 2010. Tal como sucedió en Chile, en julio de 2014, en el Perú la serie ha logrado altos índices de sintonía superando incluso, algunos días, a “Las mil y una noches”, que fue el primer gran éxito turco en nuestro país. Actualmente se mantiene dentro de las diez producciones más vistas con buenos índices de sintonía.

LA HISTORIA

Fatmagül Ketenci (maravillosa Beren Saat) es una hermosa joven, de condición humilde que vive en un pueblo costero cercano a Esmirna y trabaja en el tambo de cabras de su hermano Rahmi (muy bien Bülent Seyran). Ella se encarga de cuidar a los animales. Además es la prometida de Mustafá (notable Firat Çelik), un joven pescador que construye la casa donde vivirán cuando se casen. Así podrá estar tranquila y dejar de aguantar a su cuñada Mukaddes (Esra Dermancioglu), a quien no soporta.

Mientras tanto, el pueblo donde ellos viven se ve convulsionado por el matrimonio de Selim (Engin Öztürk), hijo del influyente hombre de negocios Resat Yasaran (Musa Uzunlar), con su prometida Meltem Alagöz (la bella Seda Guven), joven de la alta sociedad e hija del empresario y político Turaner Alagöz (Aziz Sarvan). En la fiesta de compromiso entre Selim y Meltem, Fatmagül y Kerim Ilgaz (muy bien Engin Akyürek) se conocen, y este se enamora de ella a primera vista. Más tarde, Selim aprovecha la ocasión para reencontrarse con sus amigos Kerim y Vural Namli (Bugra Gülsoy), junto a su primo Erdogan (Kaan Tasaner) y para celebrar, salen los cuatro juntos. Ebrios y drogados, encuentran nuevamente a Fatmagül en el camino, la chica que los cautivó cuando la vieron pastoreando en el campo. Mientras Kerim está en estado de shock y no recordará nada, los otros tres violan a Fatmagül.

La familia de los jóvenes trata de ocultar el hecho. Los cuatro implicados se sienten desesperados, no obstante, Kerim se siente convencido de que él no le hizo daño a Fatmagül, pero Vural, quien sí recordaba todo, lo engaña y le dice que también lo hizo. Münir Telci (notable Murat Daltaban), abogado y cuñado de Resat Yasaran, obliga a Fatmagül y Kerim a casarse para que el honor de los Yasaran quede intacto y soborna a Mukaddes, para que guarde silencio e impida que Fatmagül denuncie a los Yasaran. Mientras, Fatmagül que es abandonada despiadadamente por su prometido Mustafá, acepta casarse con Kerim, y junto a su familia (Rahmi, Mukaddes y su hijo Murat) y Kerim con su madre Meryem "Ebe Nine" (Sumru Yavrucuk), se mudan a Estambul. Mientras tanto, Mustafá que en un principio supo que Fatmagül había sido violada, cree en el rumor que Kerim siempre fue el amante de Fatmagül y jura matarlos a ambos.


VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

Aunque en nuestro país es llamado simplemente Fatmagül, nosotros vamos a analizar esta joya televisiva por su título original, ¿Qué culpa tiene Fatmagül? que refleja lo que el autor intentó mostrar en su libro y que es enfocado aquí en cada uno de sus capítulos. La violencia contra la mujer y el sufrimiento a la que es sometida la víctima dentro de una sociedad machista.

Hasta el momento, en esta parte de Latinoamérica, pocas veces hemos observado una telenovela que retrate crudamente el vejamen, la violencia sexual y las consecuencias que estos actos traen a la agraviada. “Acompáñame” (Televisa -1977), lo tocó en algunos de sus capítulos, la colombiana, “El último matrimonio feliz” (RCN-2009) y su remake mexicano, “Para volverte a amar” (Televisa -2010), también tocaron el tema, pero por el lado de la violencia conyugal. Sin embargo fue Delia Fiallo quien se atrevió, a más, cuando escribió "Leonela" (RCTV-1983) que constituyó un melodrama muy polémico porque la protagonista termina enamorándose de su violador y entrega a su hijo en adopción.

Pero, hasta ahora, nadie había tocado el tema de la violación, propiamente dicha, y las consecuencias que traerá a la víctima, sus agresores y todos los involucrados, directa e indirectamente, que tienen que ver con la agraviada.

¿Qué culpa tiene Fatmagül? constituye un brillante relato del vejamen por el que pasa una mujer que solo busca justicia. El encanto de la trama radica no solo en una serie de detalles técnicos aquí mostrados (buenas locaciones en exteriores, planos abiertos a las escenas de acción, entre otros), sino que nunca se aparta de la idea central del guión. Todos los personajes secundarios y principales se ven envueltos en el infortunio de la protagonista. Incluso el romance entre Fatmagül y Kerim es consecuencia propia de la tragedia que los envuelve a ambos.

La serie turca es una producción dramática correctamente retratada. Muy pocas veces actores, fotografía, guión, música y diálogos brillan por igual. Parece una tragedia griega llevada al momento actual que enciende la pantalla en cada capítulo porque su trama interesa cada día y el suspenso y la intriga que envuelve al guión no decae en ningún momento y bajo ninguna circunstancia. Esto da como consecuencia que cada diálogo, enfrentamiento, maldad y romance cause interés y hasta lágrimas de algunos espectadores que terminan identificándose con el sufrimiento de la apacible, pero luchadora Fatmagül.

BRILLANTES PROTAGONISTAS

Este drama presenta un triángulo romántico muy sólido, brillantemente retratado por tres actores turcos tan desconocidos como talentosos. Al igual que "Simplemente María" o "Esmeralda", dos clásicos latinoamericanos indiscutibles; este melodrama turco se consolida por dos hechos inevitables, el romance fallido (Fatmagül y Mustafá) , debido a que el galán no puede dejar de odiar y amar al mismo tiempo, dos sentimientos encontrados que posibilita que el posterior romance entre Kerim y Fatmagül se fortalezca. Aunque estos últimos pasan por etapas bien detalladas que encienden la pantalla gracias al talento actoral allí reunido. Estos personajes recuerdan a otros grandes tríos románticos como María, el maestro Esteban y Roberto (Simplemente María-Perú-1969) o tal vez a Esmeralda, Juan Pablo y Jorge (Esmeralda- Venevisión-1970). Personajes que se consolidaban por el talento de sus actores y por lo detallista que resultaba el relato (lucha por amor y perdón a la amada por el error cometido).

Sin embargo por lo trágico que resulta este relato, muchos no logran concebir que Fatmagül termine casándose con Kerim y no perdone a Mustafá quien parece ser visto como un hombre que se dejó llevar por las circunstancias y por ese lado machista que antepone la fuerza antes que los sentimientos (la mujer virgen y pura, jamás tocada por un hombre, de pronto está en boca de todos y se va a casar con uno de sus, aparentes, agresores). Este debate es producto de un muy buen libreto que gráfica en forma rigurosa las frustraciones, el dolor y la impotencia por el que pasan cada uno de sus protagonistas. A nosotros nos recuerda “Viviana (Televisa-1978) cuando “medio Perú” deseaba que la bella Lucia Méndez se case con Julio y no con Jorge Armando a quien consideraban un arribista y aprovechado. Este tipo de polémicas solo es posible cuando contamos con un excelente guión como aquí ha ocurrido.

HISTORIA SUMAMENTE MINUCIOSA

¿Qué culpa tiene Fatmagül? es una teleserie de dos temporadas. En la primera, la protagonista intenta salir de su depresión con la ayuda de todos los que la apoyan. El romance entre Fatmagül y Kerim se consolida, de a pocos, con detalles y regalos que posicionan a esta historia como una tragedia romántica. Del dolor nace el amor. Los protagonistas lucen una buena química, ayudados por el impactante guión. Por ejemplo, Fatmagül es incapaz de llamar a Kerim por su nombre, no puede ni nombrarlo, cuando finalmente lo hace y le da los “buenos días” empezamos a ver que ella empieza olvidar la desgracia que le tocó vivir. La confianza entre ambos se fortalece cuando Kerim confiese la verdad y se abra el caso, que es lo que sucede en la segunda temporada.

Sin duda, ¿Qué culpa tiene Fatmagül?, es una producción turca que brilla por su interesante historia y elementos de arte y técnicos. Con un uso de exteriores exóticos que valoriza la producción y un extraordinario trabajo de cámara y dirección. Esto, unido, a una fotografía espectacular.

La música de esta historia está a cargo de Toygar Işıkl, un asiduo compositor de las bandas sonoras de telenovelas turcas. Otro de sus trabajos más destacados es el que realizó en " Ezel", producción que también emite Latina. Las canciones son escuchadas con beneplácito, sean instrumentales o vocales. Bajo el fondo musical de temas que uno tal vez ni entienda, por el idioma, la escena se refuerza con momentos bien trabajados, como por ejemplo, la escena en que ambos obtienen su pasaporte familiar, donde las miradas y los diálogos son de antología debido a que se consolidan por el derroche de amor que ambos se profesan en pantalla y la canción que da vida a ese momento cumbre. Otro momento parecido es la pedida de mano del padre de Kerim a Rahmi, sencillamente emotivo. A propósito del hermano de Fatmagül, un personaje sencillo y de buen corazón, recuerda mucho al bobo Alipio de “Esmeralda” (Venevisión-1970).

Hay momentos crudos y tal vez chocantes. Y no lo decimos por la violación de la que es objeto la protagonista. Hay otras escenas que han llevado a algunos puristas a tildar la serie de “machista”. Un momento crudo resultan los golpes de la que es objeto la egoísta Mukaddes a manos de su primera pareja y padre de su hijo, Murat. Ella lo va a buscar para decirle la verdad sobre su hijo y lo que recibe es una paliza en plena calle, con sangre incluida. Un castigo que, algunos piensen, se lo merece por buscar al hombre que la abandonó; pero tan bien graficada que resulta aberrante y chocante. Otro momento parecido es la crudeza con que se relata la prostitución y la trata de blancas en Turquía, como la historia paralela que vive Asher Ovachir, la  prostituta que se enamora de Mustafá, con la que tiene un hijo y que lo amará por siempre jamás. Ovachir tuvo que dedicarse a prostitución debido a que en su tierra natal, un hombre la enamoró y la pidió en matrimonio y una vez casados, se la llevó a Alemania, donde la obligaba a prostituirse para beneficio de él.

El juicio resulta el corolario final de la historia. La serie de sucesos que conllevan a esta denuncia resulta excelentemente graficada con escenas de los momentos cumbres de la trama. Incluso si algunos observan detenidamente la repetición de la escena de la violación, podrán advertir que fue Kerim quien advirtió a los otros sobre la presencia de Fatmagül. Ellos no la vieron pasar. Si, él no lo hubiera hecho, otra habría sido el final de la historia.

En suma, en opinión de este redactor, ¿Qué culpa tiene Fatmagül?, resulta ser una producción sobresaliente, incluso superior a “Las mil y una noches”, por la crudeza de sus imágenes, el conflicto originado a partir de la violación, los detalles excelentemente graficadas en cada momento de la historia, (el director muestra la muerte de Mustafá en paralelo con el matrimonio entre Fatmagül y Kerim) y, sobretodo, el romance mostrado que viene de menos a más. Un sentimiento que se siente, se percibe. No hay necesidad de besos empalagosos y arrumacos excesivos. Por cierto su final con la felicidad asegurada se enaltece con la voz en off de la protagonista detallando los miles de casos por violación sin resolver que existen en el mundo entero. Esto gráfica y enarbola la bandera de justicia a la mujer violentada. Tal cual lo hicieron en su tiempo "El derecho de nacer" (los hijos no deseados por sus familiares) y "Simplemente María" (el triunfo de la mujer engañada que se supera y triunfa).

¿Qué culpa tiene Fatmagül?, es, desde ya, un clásico rotundo, pocas veces mostrado. Se dice que Televisa ya compró los derechos para realizar su versión mexicana. Ojalá pueda ser producida según los cánones mostrados aquí y no como nos tienen acostumbrados algunos productores mexicanos. Esta historia constituye el segundo éxito de la televisión turca en nuestro país y no es poco. Gracias Turquía por presentarnos una historia tan bien realizada.


(*)rmanrique@elinformanteperu.com
www.elinformanteperu.com



9 comentarios:

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con Tu opinion. Fatmagul es tremenda produccion, historia y grandes actuaciones. Realmente me enganche con la historia. Espero Tu proxima opinion sobre ROSA NEGRA, qie Para mi esta al mismo nivel de fatmagul, con extraordinaria historia!

Anónimo dijo...

Comparto la opinión sobre la novela,es una excelente producción muy superior a "Las mil y una noches" confieso que al principio no quería verla porque me parecía mucho drama porque al escuchar el argumento era un tema que no se había tocado en tv peruana,pero más adelante me engancho es simplemente hermosa,una lección de actuación de como transmitir sentimientos en los televidentes con tan solo mirarse a los ojos o tocarse las manos...la hace extraordinaria y de una belleza sublime.Rosa negra también es muy buena deberías comentarla próximamente,por cierto muy buen artículo.

Gloria Rodríguez dijo...

Fue mejor que se quedara con Kerim, ya que si bien el la señaló y la atrapó, no lo hizo con la intención de que fuera violada ni estaba en sus cinco sentidos cuando sucedió todo eso. Si él hubiera estado sobrio y sin drogas encima otra habría sido la historia, la hubiera protegido, pero las cosas se dieron así. Después de eso, dedicó su vida a pagar por lo sucedido, se entregó a la policía, contribuyó y fue el soporte de ella a lo largo del caso. Por otro lado, Mustafa no hizo más que mostrar su verdadera cara, nunca hubiera sido un buen marido para Fatmagul y eso se ve desde el primer capítulo y se reafirma durante el último. Me parece mal que las descripciones obvien el detalle de que Mustafa era un hombre celoso, machista, golpeador, ambicioso y egoísta. Fatmagul no lo podría amar una vez conocidas estas cualidades de su personalidad porque ella era lo opuesto a él. Por eso es aberrante querer que ella se hubiera quedado con él después de la violación, ya que Mustafa la habría culpado siempre de todo, él se sentía la víctima por su honor manchado y jamás comprendió ni sintió empatía con el drama que le tocó vivir a Fatmagul.

Adicto TV dijo...

Dos detalles, no es que Mustafá por machista se vuelva malo, son las circunstancias que se derivan del libreto que lo terminan envolviendo y mostrado su lado más pérfido. Otra cosa, Leonela nunca mostró una historia tan cruda como esta. Se limitó a mostrarnos un romance prohibido y ajeno a los ojos de los televidentes, por eso causó polémica. En ese caso Pedro Luis era su violador. Aquí Kerim no lo era y soporta todos los sinsabores que tiene Fatmagul producto de esa desgracia. me encantó la novela. La mejor sin duda.

Gloria Rodríguez dijo...

No, Mustafa ya era una mala persona desde el inicio, no se volvió así por la violación de su novia. El era celoso, machista, inmaduro y egoísta desde el inicio. Por eso reaccionó de esa forma abandonando a Fatmagul cuando fue violada.

Anónimo dijo...

me gustaria que la historia no terminara asi por que aun quedaron cosas inconclusas, pero la novela es muy entretenedora

Anónimo dijo...

Gracias a Kerim la chica fue violada. sorprende q se case con uno de sus captores. Ahora de quien esta embarazada? Fueron 3 quienes abusaron de ella. El sindrome de Estocolmo llevado al extremo.

Anónimo dijo...

Me puedes explicar q significo la escena eb el final donde kerim ve a fatmagul pero no la llama y los demas no la ven entonces fatmagul llega a despedir a mustafa pero este ya se fue. Entonces escucha un ruido voltea y es kerim que le dice q se preocupo por ella. Ella le responde q la deje q esta comprometida y se va. Y kerim se queda mirandola partir.

Mi interpretacion. Creo yo q el trata de conquistarla esos 10 dias q mustafa se va. Y crean su historia sin la violacion.

Anónimo dijo...

Cuando Fatmagul sale embarazada han pasado casi dos años de su violación. Ella salió embarazada después de la boda. Creo que hubo un error en la traducción. Saludos.