miércoles, 2 de diciembre de 2015

AL FONDO HAY SITIO: SINTONÍA TOTAL CON UN FINAL ENTRE MUERTE Y DESAPARICIONES

Culminó la séptima temporada de "Al fondo hay sitio" y lo que alegró al televidente es la reaparición de Grace Gonzáles en un cierre sorpresivo y dejando algunas interrogantes que serán despejadas en febrero del 2016 cuando la serie nacional ingrese a su octava temporada.

Lima, 02 Diciembre 2015, (El Informante Perú).- Culminó la séptima temporada de "Al fondo hay sitio" y el resultado no pudo ser más halagador. Según cifras propaladas por la empresa medidora de audiencia, Ibope Time, la serie de América TV, consiguió 40, 2 puntos en su segunda hora (de 9 a 10 p.m.). Mientras en su primera hora (de 8 a 9 p.m.) obtuvo 33,9 puntos y picos de 45, 4 en el sector CD. De esta forma se consolidó como el programa más sintonizado.

La producción de Efraín Aguilar presentó, esta vez, un trágico final de temporada. Al parecer, Francesca Maldini (Yvonne Frayssinet) cansada de los constantes ataques de la malvada Claudia Zapata (Úrsula Boza), la habría asesinado. Claudia propuso a Francesca encontrarse en un lugar solitario y alejado de la ciudad para ponerle fin a tantos enfrentamientos. Sin embargo, durante el encuentro algo inesperado ocurrió. Francesca sacó un revólver que llevaba en la cartera y disparó contra ella. Pero antes de morir esta le confesó un secreto.

Pero, no solo habría muerto Claudia Zapata, los personajes que dan vida a Juan Carlos Rey de Castro (Patrick Redhead) y Richard Wilkinson (Paco Bazán) también habrían perdido la vida luego de que cayera el avión que piloteaban.

Antes de perder el control del avión, los pilotos se comunicaron por teléfono con sus respectivas parejas. Patrick llamó a Shirley (Areliz Benel) y Richard a Teresita (Magdyel Ugaz) para despedirse de ellas.

Por otro lado, el narcotraficante Ángel Gavidia (Julián Legaspi) fue detenido por la policía luego de que Manolo (César Ritter) lo denunciara. Pero Gavidia no cayó solo, toda la familia Gonzales fueron detenidos en calidad de sospechosos. Al parecer Manolo se despidió de la serie saliendo de viaje con su pareja, Ariana, interpretada por Gisela Ponce de León.

Sin embargo, lo que agradó a la teleaudiencia fue la reaparición de Grace Gonzales, sentada en una silla de ruedas y aparentemente enferma. Muchos especulan habría sido una jugada más de la perversa Claudia Zapata.

Sin duda, la vuelta de Grace era un hecho debido a que el público, a través de las redes, pedía el regreso de este personaje. Ninguna de las conquistas posteriores de Nicolás (Andrés Wiese) dieron resultado. Primero estuvo Rubí (Anahí de Cárdenas) y Ariana (Gisela Ponce de León), luego apareció en la vida del nieto de Francesca Maldini, la humilde Milagros Sánchez (Cindy Díaz). Una joven, físicamente muy parecida a Grace; pero ni ella pudo convencer al televidente. La última fue Emilia (Carolina Cano).

La imagen de Grace sentada en una silla de ruedas y aparentemente enferma fue la principal interrogante por despejar. El público, tras ver a la hija de Charito durante algunos segundos, empezó a hacerse las siguientes preguntas: ¿Dónde estuvo todo este tiempo? ¿Qué pasó con ella? Estas y otras interrogantes serán despejadas cuando empiece la octava temporada de esta exitosa serie nacional.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Bueno debo decir que desde la aparición de Luchito, no había visto un final de temporada tan interesante. Me alegró la vuelta de Grace.