Buscar este blog

miércoles, 28 de junio de 2017

Lorena Meritano: "Estoy sana, le agradezco a Dios y vuelvo a las telenovelas"

Lorena Meritano, bastante recuperada de su salud, volverá a las telenovelas en una nueva producción que prepara Televisa.

Lima, 28 Junio 2017, (El Informante Perú).- Luego de luchar contra el cáncer de mama por más de tres años, la actriz Lorena Meritano confirmó que ya está en remisión médica a través de su cuenta oficial en las redes sociales

A través de sus redes sociales, la argentina señaló que en los próximos dos años tendrá exámenes oncológicos y ginecológicos para no permitir que la enfermedad regrese, pues sabe que estos dos años que faltan serán muy importantes.

Por otro lado, la artista contó que tras 4 años de ausencia, volverá a la pantalla chica de la mano de una nueva producción que estrenará Televisa y que será emitida por el Canal las Estrellas.

Meritano estará en La bella y las bestias, nueva serie de los creadores de La piloto (Univisión) que encabezará la actriz mexicana Altair Jarabo.

“En esta historia Lorena dará vida a la madre de la protagonista. Su personaje aparecerá únicamente durante los dos primeros capítulos de la serie.

Sobre su salud, la actriz, contó que sus médicos la felicitaron por su valentía, fortaleza, fe y voluntad y que solo le agradece a Dios por esta oportunidad de seguir entre nosotros. También aconsejó a sus seguidores que "cuiden siempre mucho su salud".

Meritano reveló que fueron 8 cirugías y 16 quimioterapias a las que se tuvo que someter para combatir el cáncer; incluso en su red social ha compartido las marcas de la mastectomía y de los implantes que le fueron colocados.

Lorena Meritano participó en varias producciones internacionales. Pasión de Gavilanes (RTI-Telemundo) y Escándalo (Iguana-Perú) fueron alguna de sus producciones más destacadas.

martes, 27 de junio de 2017

Fallece destacado productor Valentín Pimstein

El mundo de las telenovelas está de luto. Valentín Pimstein, uno de los más grandes productores de este tipo de formatos falleció a los 91 años. El productor realizó grandes clásicos de trascendencia mundial.

Lima, 27 Junio 2017, (El Informante Perú).- El mundo de las telenovelas está de luto. Uno de los dos más grandes productores de este tipo de formatos, (el otro fue Ernesto Alonso); falleció a los 91 años en su país natal, Chile, sin que aún se precise la causa de su deceso.

Valentín Pimstein nació en Santiago de Chile en 1925, pero viajó a México después de alcanzar la mayoría de edad. Su perseverancia y talento lo llevó a Televisa, donde fue considerado como “el padre de la telenovela rosa”.

Pimstein, quien era de origen chileno, produjo las primeras telenovelas mexicanas a comienzos de la década de los 60. Valentín Pimstein llegó a México, donde en sus inicios trabajó como asistente de dirección en un estudio cinematográfico.

En 1997, Valentín Pimstein renunció a Televisa tras la muerte del presidente de la empresa, Azcárraga Milmo y la consiguiente llegada de una nueva administración a Televisa, con la que no logró entenderse.

Desde “Gutierritos”, en 1958, hasta “María Mercedes”, en 1992, Pimstein marcó toda una época en la televisión mexicana.

El productor obtuvo éxitos de trascendencia mundial gracias a producciones como Los ricos también lloran, Rosa salvaje, María Mercedes, Carrusel, Mundo de Juguete y Viviana, entre otras producciones.

También destacaron: Rubí (primera versión), La Gata, El amor tiene cara de mujer, Rina, Mamá Campanita, Colorina, Chispita, Vivir un poco, La pícara soñadora y Simplemente María (versión mexicana) fueron títulos exitosos a nivel internacional.

Además fue el artífice del estrellato de grandes figuras de la televisión mexicana como Lucía Méndez, Verónica Castro, Angélica Aragón, Christian Bach, Edith González y Victoria Ruffo, quienes protagonizaron algunas de sus producciones como Colorina, Soledad, El hogar que yo robé, Vanessa, Chispita, Bianca Vidal, Amalia Batista, La fiera, Vivir un poco, Monte Calvario, Rosa salvaje y Carrusel.

Para Pimstein, la historia era lo más importante y nunca tuvo problema en cambiar de protagonista. Así, por indisciplinada “castigó” a Lucía Méndez con un final imprevisto y sin la clásica boda pomposa, de cierre. También en “Rosa Salvaje”, de una escena a otra, cambió a Edith González por Felicia Mercado.

En 1994 asumió el cargo de vicepresidente de Telenovelas en Televisa, desde el cual supervisó el trabajo de un grupo de productores a los que formó profesionalmente como Salvador Mejía y Nicandro Díaz.

Artistas mexicanos y extranjeros como Lorena Meritano y Roberto Gómez Fernández ya han enviado sus condolencias tras conocer la lamentable noticia de la muerte de Valentín Pimstein.

“Descanse en paz Sr. Valentín Pimstein, él me dio mi primera oportunidad en Televisa en Prisionera de Amor. Cariño a su familia, paz para él”, dijo Lorena Meritano.




lunes, 26 de junio de 2017

Otro estreno en Perú: La doble vida de Estela Carrillo

Se estrena La doble vida de Estela Carrillo con Ariadne Díaz como protagonista. Desde este martes 4 de julio a las 10:30 de la mañana por América Televisión.

Lima, 26 Junio 2017, (El Informante Perú).- Seguimos con los estrenos en el Perú. América Televisión anuncia La doble vida de Estela Carrillo una producción de Rosy Ocampo para Televisa que aún se puede ver a través del cable. La historia tendrá una segunda temporada.

La telenovela está protagonizada por Ariadne Díaz y David Zepeda, con las participaciones antagónicas de Danilo Carrera, África Zavala y Alejandro Tommasi. Cuenta además con las actuaciones estelares de Erika Buenfil, Marco Méndez, Zaide Silvia Gutiérrez entre otros grandes actores de la televisión mexicana.

Es una historia original de Pedro Armando Rodríguez y Claudia Velazco, que toca el tema de la emigración mexicana y la música regional azteca.

Estela (Ariadne Díaz) es una hermosa mujer que trabaja dando clases de música a niños y jóvenes, en una Fundación que aleja a los chicos de la delincuencia, en Riverside, California.

A pesar de ser muy querida por sus alumnos, Estela no convive mucho con ellos. Por alguna razón, prefiere mantenerse reservada ante la comunidad con su pequeña hija de 3 años, Paloma (Lara Campos), y con su mejor amiga, Chayo, (Zaide Silvia Gutiérrez), a quien Paloma la considera casi como su abuelita.

Todo transcurre con tranquilidad, hasta que Estela se ve envuelta en una tragedia donde su nombre se hace viral en redes sociales. Es así como Ryan Cabrera, (David Zepeda), un atractivo empresario acusado de asesinato, se entera de ella, y le pide a sus abogados que la busquen para que testifique a su favor.

Los abogados dan con Estela, sin embargo ella trata de evitar acudir al juicio a toda costa, y de inmediato corre a ver a Chavalín, un simpático salvadoreño, para que le explique de quién es la identidad que le vendió. Pero Chavalín no tiene la menor idea, solo sabe que es de una mujer que desapareció hace tres años.

Y es que en realidad, ella no es Estela Carrillo, sino una inmigrante ilegal que compró una mica para conseguir un mejor trabajo, y de esa manera poderle dar a su hija una mejor vida.

Estela quiere huir de allí, sin embargo, no puede hacerlo, porque si es atrapada y deportada a México, su vida y la de su pequeña hija corren peligro allí.

De esta manera, y ante el temor de que Ryan en verdad sea un asesino, Estela se decide por el menor de los males, y miente en el juicio de Ryan Cabrera, declarando que ella y Ryan estuvieron juntos a la hora que asesinaron a aquel hombre.

A partir de este momento todo se complica para Estela, ya que Ryan le exige mantenerse en el papel de su amante, para no correr el riesgo de que las autoridades descubran la mentira. Es así como Estela tendrá que vivir entre el temor a un hombre que en verdad puede ser un asesino y la atracción que empieza a sentir hacia él.

Pero lo peor está por venir, cuando la verdadera Estela Carrillo aparezca para reclamar su nombre y al amor de su vida.

La doble vida de Estela Carrillo estará en las pantallas de América a partir del martes 4 de julio a las 10:30 de la mañana.





Enamorándome de Ramón: Nuevo estreno de América Televisión

América Televisión estrena la simpática producción "Enamorándome de Ramón" que resulta más atractiva que "La doble vida de Estela Carrillo" y la irregular "El bienamado" que se pueden ver por el cable. Estará en las pantallas en el horario de las 4 de la tarde. 

Lima, 26 Junio 2017, (El Informante Perú).- América Televisión de Perú estrenará Enamorándome de Ramón nueva producción de Lucero Suárez que se transmitirá en el horario de las 4 de la tarde. La historia se emite aún en la televisión mexicana y la puedes ver a través del cable pues resulta lo más atractivo que presenta Televisa, durante esta temporada.

La historia constituye una adaptación de la simpática telenovela venezolana "Tomasa Tequiero", original de Doris Seguí.

La telenovela está protagonizada por José Ron y Esmeralda Pimentel; con las participaciones antagónicas de Nuria Bages, Marcelo Córdoba y Gonzalo Peña. Cuenta además con las actuaciones estelares de Marisol del Olmo y Fabiola Guajardo.

Un feliz matrimonio muere en un accidente aéreo al regresar de sus vacaciones en España. Para sorpresa de todos, dejan como única beneficiaria de un seguro por un millón de dólares a Juana, una humilde, buena mujer y nana de Fabiola (Esmeralda Pimentel) y Andrea (Claudia Martín), que lo único que quiere es ver por el bienestar de ambas.

Toda la familia está sorprendida con la noticia, pero Hortensia (Nuria Bages), la abuela de las hermanas Medina, no puede creer que su hijo Ricardo (Eduardo Shacklett) dejara a la sirvienta a cargo del futuro de sus nietas.

En Tijuana vive Ramón (José Ron) el hijo de Juana, quién se ve en aprietos por huir con Sofía (Fabiola Guajardo) la hija de un mafioso. Al Ramón creer sentir algo por Sofía y a la vez decepcionado, decide irse a la capital. Cuando Ramón conoce a Fabiola su suerte en el amor vuelve a relucir.

Cuando Ramón y Fabiola creen estar a un paso de la felicidad, lamentablemente enredos, ambiciones y envidias, impedirán que su relación se cristalice.

Enamorándome de Ramón es la nueva propuesta de Televisa que se estrena desde este lunes 26 de junio por América Televisión.



martes, 6 de junio de 2017

"Solo una madre": Efectismo desmedido

Culminó 'Solo una madre' una producción con un efectismo al máximo. No llegó a consolidarse del todo. La falta de mejores protagonistas y un excesivo melodrama fueron sus aspectos menos atractivos.

Lima, 06 Junio 2017, (El Informante Perú).- Culmina otra telenovela peruana. Se aplaude el esfuerzo. No es "de todos los días" observar producciones nacionales que se inician y culminan para dar paso a más producciones locales. Todas con buena aceptación. Claro, sintonía no es calidad, pero igual se aplaude el esfuerzo por dar trabajo al talento actoral (aunque en este rubro se incluya a varios modelitos quienes rara vez saben salir adelante). También el saludo se extiende a guionistas, productores y técnicos quienes suman esfuerzo para lograr el producto deseado.

Pues bien, luego del aplauso general vayamos a lo nuestro. "Solo una madre" es la telenovela nacional producida por Del Barrio Producciones jefaturado por Michelle Alexander para América Televisión. Basada en una historia original de Víctor Falcón y Eduardo Adrianzén. Está protagonizada por Andrea Luna y André Silva, con la participación antagónica de Liliana Trujillo.

Esta historia constituye la cuarta telenovela consecutiva que produce Michelle Alexander. Según la productora es la última historia que cierra su trilogía de telenovelas centradas en el amor maternal. Anteriormente produjo, “Amor de madre” y “Valiente amor”.

La historia

Lucero López (como siempre destacando Andrea Luna) es una humilde y joven madre florista, quien debe viajar a Nueva York para asistir a los últimos momentos de vida que le quedan a su padre. Luego de la muerte de su progenitor, Lucero es impedida por su madrastra (Patricia de la Fuente) de asistir al velorio y entierro de su padre. La mujer piensa que Lucero tiene intenciones de quedarse con los pocos bienes que dejó su padre. En Nueva York, la joven conoce a un muchacho llamado Ever (André Silva) con quien tiene un fugaz romance. Pocas semanas después, ya en Perú, Lucero se dará cuenta que está embarazada. Paralelamente, Marjorie Berreta (de menos a más, la actriz Cindy Díaz) es una joven rica, engreída y soberbia que al igual que Lucero espera un hijo de su esposo Felipe Caballero (Juan Carlos Rey de Castro). Meses después Lucero y Marjorie dan a luz el mismo día y la misma hora, pero el hijo de Marjorie nace con problemas respiratorios y con riego de morir, al contrario del hijo de Lucero que nació completamente sano.

La madre de Marjorie, Vicky (Liliana Trujillo), quien ama más a su nieto que su propia madre, es la primera en enterase sobre lo que le pasó al bebe; ella muy devastada y dolorosa, va a la sala de los recién nacidos y le pide a la enfermera (Norka Ramírez) intercambie al hijo de Lucero con el de su hija Marjorie, a cambio, de cincuenta mil soles, ya que su hija no sería capaz de soportarlo.

Después de mucha insistencia la enfermera acepta y los intercambia. Pero el amor de Lucero hacia su hijo (que en realidad no lo es) será tan grande que tratará de vencer todas las adversidades que se le presenten. El intercambio de los bebes causará problemas a las dos familias.

Historia muy limitada

En esta nueva producción, en sus primeros capítulos, Michelle Alexander cambia de locación, nos presenta escenas en Nueva York, muy limitadas en su contexto que poco aporta al desarrollo de la trama. La fuerza del guión (el intercambio de los bebes) no causa mayor impresión, en parte, al sentido argumental de querer contar una historia melodramática desde sus inicios; con una Andrea Luna que viaja a Norteamérica, llora a más no poder por la muerte de su padre; poco hace para frenar a la ambiciosa madrasta (un trillado tipo de personaje colocado allí solo para entrelazar el conflicto). Luego por cosas de su débil argumento la muchacha se "olvida de todo" y termina en amoríos (con revolcada incluida) ante un joven inexpresivo e incluso poco agraciado. Un joven que se delinea las cejas, va al gimnasio, usa arete y hasta parece echarse brillo a los labios.

La poca creatividad mostrada durante el primer capítulo da paso para que las críticas se centren en los momentos irreales como la caricatura de discoteca gringa donde trabaja Eder, típicos encuentros casuales, sexo con vela encendida, entre otros. Este redactor tiene el convencimiento que en historias de este tipo pueden tomarse todo tipo de licencias. Total, es un producto para el entretenimiento. Lástima que, en esta trama, la poca fuerza argumental de los capítulos iniciales revele todo tipo de falencias.

Sin embargo, con el correr de los capítulos, el melodrama se acentúa, los conflictos tienen sentido estructural volviendo a prevalecer el interés por las historias paralelas que generan curiosidad e interés porque Adrianzén y su grupo de guionistas vuelven a estructurar un guión melodramático con pausas efectistas que atrapan televidentes (que es lo que persiguen) pero olvida que las historias secundarias tienen un soporte principal que es la que debe prevalecer por encima de las demás. Se trata de la historia de los protagonistas. Lamentablemente esa parte de la trama es la más débil del guión producto de un trillado estilo romántico muy convencional y con unos galanes, débiles en su expresividad dramática y poco carismáticos al momento de interactuar con su pareja en escena.

El tema de los niños cambiados resulta interesante, atractivo y hasta pocas veces tratado. El problema radica en que la villana de turno tiene una personalidad tan confusa como inestable. La ‘mamá Vicky’ por obra y gracia del libreto es un ser que, de a pocos, va formando su endiablada personalidad. El personaje caracterizado por Liliana Trujillo se envuelve entre “el ser o no ser”. Muchas de sus maldades no tienen un sentido lógico y el inicial cambio de niños por “amor” pierde puntos al mostrarnos a un personaje endiablado que finge ser psicópata y termina por convertirse en una simplista loca descarriada.

Los actores

Ni Juan Carlos Rey de Castro, menos André Silva resultan galanes efectivos. Historias de este tipo necesitan galanes con mayor soltura escénica, que derrochen carisma en pantalla porque una cosa es ser actor de reparto y otra muy distinta ser galán. Pese a que esta palabrita disgusta a muchos elitistas, las historias de este tipo urgen de protagonistas que puedan llevar con eficiencia actoral todo el peso de la trama y lograr la química deseada con la protagonista de la historia. Una pena que Andrea Luna no tenga un compañero ideal con que sacar adelante un guión inverosímil pero sumamente intrigante. André Silva es un buen actor, ya lo demostró en la película ‘Avenida Larco’. Aquí, pese a que su final fue decoroso, no fue el protagonista ideal para un romance intenso como este.

Por otro lado, los conflictos, de a pocos, producen el efecto deseado. Esto debido a que los autores (Falcón y Adrianzén) saben crear personajes secundarios que funcionen como el amargado Boris (Giovanni Arce) y su misterioso pasado, así como la extraña personalidad de Rómulo (Sebastián Monteghirfo) quien tiene un buen complemento melodramático con la siempre efectiva Laly Goyzueta. Aunque los conflictos se le acaben a esta pareja y los envíen de viaje, sus escenas interesan.

Sin duda, dentro del grupo de actores, Oscar Carrillo resultó el más destacado. Su experiencia actoral y su presencia escénica en muchos momentos de la trama terminan por consagrarlo (un acierto de la productora, el haberlo convocado para participar en sus producciones). Sin duda, el efecto que causa determinada escena dentro de la telenovela son, en parte a la calidad actoral de Carrillo personificando a Nerón Berreta, un tipo al que, inicialmente, lo observamos como un ambicioso empresario, posteriormente los sufrimientos de padre ablandan su carácter.

Dentro del grupo actoral, Cindy Díaz, comienza insoportablemente impostada fingiendo ser millonaria, pero se consolida con el correr de los capítulos gracias a que el libreto le permite cambiar de postura escénica. La actriz crece cuando los conflictos comienzan a ser aparatosamente dramáticos y esto le permite consolidarse en su rol.

Mención aparte merece la presencia de la debutante Malory Vargas como la angelical Cindy. La jovencita luce adorable y es otro talento que se consolida con el correr de los capítulos. Mientras Milett Figueroa no desentona. Se nota que la modelo quiere ser actriz y pone empeño a lo que hace. La experiencia de su pareja, en la ficción, Gonzalo Molina (Brayan), le permite salir airosa en varias escenas.

Efectismo desmedido

A diferencia de anteriores producciones, "Solo una madre" contiene un efectismo desmedido en exceso, tan característico en producciones de Televisa, Venevisión o Telemundo. Esto le quita realismo a la trama y destapa características tan comunes dentro de su contenido. Otra vez Falcón y Adrianzén inyectan los mismos conflictos, a la sufrida protagonista de turno, ya observados en sus anteriores producciones. Nuevamente está presente la crítica al corrupto Poder Judicial; los efectivos policiales actúan como meros espectadores, el personaje central por enésima vez va a la cárcel, se casa y queda viuda al instante; la villana principal luce más diabólica que de costumbre y vuelve la corrupta jueza, Josefina Barraza, interpretada por Trilce Cavero, ya mostrada en anteriores telenovelas de Alexander en el mismo rol y caracterizado por la misma actriz.

Quién sabe si el personaje de la abuela usurera interpretada por Irma Maury resultaba atractivo pero los guionistas pierden esa oportunidad al exagerar en sus diálogos, a la vez que la actriz no se puede desprender del personaje que tuvo en ‘Al fondo hay sitio’. Incluso su muerte fue tan inexpresiva como poco lograda en un momento intenso dentro de la trama.

A propósito de ello, otra vez los guionistas apelan al recurso que mostraba con talento el gran Valentín Pimstein en las producciones de Televisa, asesinar a un personaje importante y presentar a cinco posibles sospechosos. Lo malo, aquí, es que las pistas que nos lleven al culpable son torpemente mostradas. Otro punto que genera debate fue la decisión del libretista de convertir a Denisse (Macla Yamada) en un mujer, arrepentida de sus actos, sin un argumento sólido que justifique dicho cambio.

Eso sí, Adriánzen y su grupo, le tiene más “respeto” al villano que a los protagonistas. Le da el lugar que merece. Sabe que es la verdadera estrella y debe cerrar la historia. Algo poco realizado dentro del mundo de las telenovelas. Nuevamente los guionistas le brindan un atractivo final a la villana, al igual que lo hicieron, en su momento, con Vanessa Saba, (Amor de madre) y Andrea Luna (Valiente amor). Aquí, Liliana Trujillo concluye su labor con una escena que resulta confusa, misteriosa, intrigante. Sin querer, los guionistas intentan demostrarle a Michelle Alexander que, nuevamente, sus galanes no le dan resultado, siendo impensable que cierren con el clásico final romántico.

"Solo una madre" cierra la trilogía materna. No entendemos el por qué Michelle Alexander empezó de esta manera. ¿Qué viene después? Al parecer se acabaron las historias originales y empezaremos con las adaptaciones. El primero será ‘Mujercitas’ quien posteriormente dará paso a su “examen final”, la presentación de “La Colorina”, nueva versión del clásico mexicano que será protagonizada por Magdyel Ugaz y David Villanueva.

Ojalá, que con todo este recorrido telenovelero, Michelle Alexander nos presente telenovelas más solventes y mejor estructuradas. Muchos añoran que Adriánzen muestre historias con “contenido social”. La nostalgia surge porque nadie repara que estas producciones si contienen narraciones secundarias más realistas. Por ejemplo, las vicisitudes por las que pasa un hombre que fue violado por su propio padre, retratado, aquí, en esta producción. El problema radica en que la historia en su conjunto no llega a convencer en su totalidad. Para que una producción quede en el pensamiento del televidente, por mucho tiempo, debe lograr que funcione la trama principal, solo consolidando la historia que da titulo al argumento, se podrá reparar en los buenos temas sociales que se incluyen dentro de las historias paralelas. Esperemos que esto sea corregido en las próximas producciones que nos ofrecerá Del Barrio Producciones.

domingo, 4 de junio de 2017

Villana de 'Solo una madre' participa en película nacional

Muy popular por su rol de villana en la telenovela "Solo una madre", la popular 'Mamá Vicky', la actriz Liliana Trujillo protagoniza junto a cindy díaz una nueva película nacional.

Lima, 04 Junio 2017, (ANDINA).- Hoy popular por su rol de villana en "Solo una madre", la actriz Liliana Trujillo vuelve a la pantalla grande con la cinta peruana "Rosa Chumbe" que se estrena tras casi tres años de aguardar una oportunidad para brillar en el ecran.

"Es un personaje complejo, que es un reto. Muy humano y como actriz es un gran estímulo. Lo más sorprendente es cómo el director ha logrado crear estos dos personajes con una mirada tan profunda", expresa la actriz, egresada del TUC.

Coincidentemente en este reto cinematográfico es una vez más la madre de la actriz Cindy Díaz, con quien también comparte roles en la telenovela de América TV.

"Cindy es una actriz extraordinaria. Nosotras nos conocimos en este rodaje y todo fluyó muy bien", expresa.
Sobre su rol en la pantalla chica, Trujillo asegura sentirse también muy satisfecha sobre todo por el cariño del público, "las veces que se han acercado son amables y cariñosos. El personaje cumple con el hecho de hacer real esa personalidad malvada, pero la gente sabe que es una interpretación nada más".

En esta cinta, Trujillo saca adelante este protagónico que la ha llevado a ganar dos distinciones con la película en diversos festivales internacional.

La cinta se proyectará este jueves 8 de junio, por ello la actriz invitó a los cinéfilos a acudir a las salas en las primeras semanas para que así esta se mantenga más tiempo en cartelera.

No más exclusividad de actores en Televisa

Tras el anuncio de Televisa de eliminar "la exclusividad", varios son los actores que han anunciado ser parte de dicha medida. Uno de ellos fue el galán de 'Rubí' Eduardo Santamarina.

Lima, 04 Junio 2017, (El Informante Perú).- Desde el mes de febrero ya se sabían las medidas que tomaría Televisa. Una de las que más generó controversia fueque, a partir de esos momentos, varios actores habían dejado de recibir un cheque mensual por parte de la empresa, trabajen o no. Ahora sólo se les pagará por proyecto. En otras palabras se acabaron las exclusividades.

Esto les da a los actores la libertad de escuchar y, aceptar propuesta de otras televisoras si así les conviniera.

Televisa señaló que en San Ángel dejarán al menos 50% sus empleados sin exclusividades. De esta manera, varios medios de comunicación esperan que alguno de los actores den a conocer la noticia de su propia boca.

Eduardo Santamarina queda fuera de Televisa

Uno de los actores que ha quedado fuera es el galán de 'Rubi', Eduardo Santamarina quien ya no pertenece a Televisa.

En declaraciones al diario 'El Universal', Santamarina aseguró sentirse tranquilo pese a que se quedó sin trabajo.

"Ahorita hay una gran oferta de trabajo en todas partes, así que a buscar, se acabó mi ciclo con la empresa pero todo bien", dijo el recordado actor de la novela Rubí.

Eduardo Santamarina no quiso decir a que casa televisora pertenecería ahora, pero no se descarta que esté en Telemundo o TV Azteca, competidores de Televisa.

Otro de los actores que dejaron la exclusiva fue Ernesto Laguardia, el recordado galán de 'Quinceañera', quien fue retirado de su casa de trabajo después de muchos años.

viernes, 2 de junio de 2017

"Mujercitas": Dúo Idéntico interpretará tema principal

El Dúo Idéntico interpretará el tema principal de "Mujercitas" nueva producción de Michelle Alexander que empieza este martes 06 de junio.

Lima, 02 Junio 2017, (El Informante Perú).- El dúo más exitoso de nuestro país, Idéntico, se encargará de poner el toque musical a la esperada telenovela de Michelle Alexander, “Mujercitas", que se estrenará este martes 06 de junio a través de América Televisión a las 9:30 de la noche.

Con temas éxitos como Hoy Quiero, Me Enamoré, Volverte a Ver, Te Encontré, entre otros, el Dúo Idéntico, suma un aproximado de más de 20 millones de vistas en sus videos.

Hoy quiero sigue sonando en las radios románticas nacionales y en Ecuador el tema Te Encontré también ha logrado ocupar los primeros puestos en charts radiales.

El tema del Dúo Idéntico se escuchará en "Mujercitas", telenovela protagonizada por Pierina Carcelén, María Grazia Gamarra, Carolina Cano, Vania Accinelli y Briana Botto.

Dúo Idéntico

Idéntico canta al amor, entre sus géneros destacan las baladas y el latin pop. Beto y Carlos, lanzaron su primer disco “Versátil” en el 2014 del cual dos de sus sencillos “Hoy quiero” (canción del año 2014 en Perú) con más de 13 millones en Youtube y “Te vuelvo a ver” que acaba de superar los 3 millones de vistas, vienen sonando en radios peruanas hasta esta fecha.

En el 2014 fueron nombrados Dúo Revelación del Año por la Cámara de Comercio del Perú dándole así proyección internacional.

Como recordamos, el Dúo Idéntico se presentó en Lima y Arequipa en los shows de Sin Bandera en dichas ciudades, donde cantaron sus canciones frente a más de 20 mil personas.


sábado, 27 de mayo de 2017

Todo listo para el estreno de "Mujercitas"

La productora Michelle Alexander presentó a las protagonistas de "Mujercitas" su nueva propuesta televisiva que se estrena la próxima semana por América Televisión.

Productora Michelle Alexander
Lima, 26 Mayo 2017, (El Informante Perú).- "Mujercitas" es la nueva producción de Michelle Alexander que se estrena la próxima semana en lugar de "Solo una madre" que llega a su capítulo final.

La telenovela se basa en un clásico de la literatura universal y constituye una versión moderna, diferente e innovadora del "best seller" escrito por la estadounidense Louisa May Alcott.

Alejándose de los roles de villana que la han caracterizado en su carrera, Carolina Cano protagonizará la telenovela peruana "Mujercitas" encarnando a la dulce Beatriz, junto a María Grazia Gamarra, Vania Accinelli y Briana Botto.

"Beatriz es una mujer con una vocación de servicio muy fuerte y así se verá en el desarrollo de la telenovela. Es la más serena de las hermanas de "Mujercitas" y la que en algún momento cumple el rol de una madre", expresa Carolina Cano.

"Como mi personaje es superdulce no tiene maldad alguna y es un reto ya que siempre he sido villana y el público me ha reconocido así", concluye la actriz.

Por su parte, la actriz María Grazia Gamarra encarnará a Josefina en la misma historia. "Tengo un personaje fuerte porque es una apasionada, pero a la vez muy sufrida. Quiero ser escritora y mi lucha va por ese lado. Hemos formado un grupo muy bonito entre las "Mujercitas", nos reímos todo el día, estamos felices de trabajar esta producción con tan buena vibra".

Vania Accinelli será Mercedes, la tercera hermana. "Es la más diferente. Ella es ambiciosa y quiere tener dinero. Quiere crecer a costa de todo, su familia es importante, pero a la vez tampoco será un obstáculo para alcanzar sus objetivos. Cumple un rol de villana, digamos".

Briana Botto es la más pequeña de la historia y va a cubrir de paz y amor a su familia; sin embargo irá madurando en el transcurso de la historia.

El estreno de la nueva novela de Michelle Alexander será la próxima semana, inmediatamente después de ser emitido el final de “Solo una Madre”, por América Televisión.




domingo, 21 de mayo de 2017

La candidata: Entre la política y la promiscuidad

Culminó "La candidata" una historia mexicana que causó sensación en su país de origen por su temática, el mundo de la política envuelto entre las ansías de poder y la promiscuidad.

Lima, 21 Mayo 2017, (El Informante Perú).- Llegó la hora de escribir sobre "La candidata", la producción de Giselle González para Televisa, la empresa mexicana que luego de mantener un liderazgo, en este tipo de contenidos, ha visto mermado su audiencia en los últimos años obligándola a realizar producciones "mejor estructuradas", apostando por proyectos que, antes, jamás los hubiera realizado.

"La candidata" está protagonizada por Silvia Navarro y Víctor González; con las participaciones antagónicas de Rafael Sánchez Navarro, Susana González, Nailea Norvind y Juan Carlos Barreto. La historia original pertenece a Leonardo Bechini con la edición literaria de María Elena López. La dirección de escena corre a cargo de Eric Morales y Juan Pablo Blanco.

Esta telenovela ya culminó en México con una buena sintonía. En el cable terminó esta última semana. Por su contenido y temática, es una producción que podría programarse en horario estelar o a la medianoche en nuestro país, pero difícilmente la veamos en las pantallas peruanas debido a que nuestras producciones locales gozan de buena sintonía y copan el horario estelar. Resulta, casi imposible que América Televisión retire alguna serie o telenovela local para emitir esta producción mexicana. Pese a que merece verse, "La candidata" no se emitirá en nuestras pantallas, al menos, por ahora.

Una de las novedades de esta telenovela constituye el regreso de actores mexicanos a Televisa, luego de la decisión de TV Azteca de no realizar más producciones de este tipo optaron por volver a la antigua televisora que los vio nacer como actores. En "La candidata", los más representativos resultan Rafael Sánchez-Navarro y Ari Telch.

La historia

Regina Bárcenas (muy bien Silvia Navarro) es senadora por el partido que gobierna el país y, además, es esposa del actual Jefe de Gobierno de la ciudad, Alonso San Román (Rafael Sánchez Navarro en buen papel).

La fuerte personalidad, simpatía y capacidad de liderazgo de Regina, generan una marcada rivalidad con su marido, quien aspira a la Presidencia del país, sin importarle lo que tenga que hacer, ni sobre quién tenga que pasar para conseguirlo. Sin embargo, para lograr su propósito, Alonso requiere del apoyo de su carismática y popular esposa.

Alonso está consciente del abismo que lo separa de Regina, así que para motivarla y lograr que trabaje en favor de su candidatura presidencial, le ofrece una Secretaría de Estado, con la que pueda estar cerca de las necesidades de la población más necesitada, y trata de convencerla para que busque y logre el favor de la mayoría en el Congreso para la próxima campaña presidencial.

Lo que Alonso desea es usar a Regina para su beneficio. Él sabe que ella lo opaca con su apariencia y con su talento. Además, él está al tanto de que el senador Gerardo Martínez (Víctor González), líder de la oposición, siempre estuvo enamorado de Regina, a quien conoció durante su época universitaria, pero ignora si en realidad tuvieron una relación amorosa trascendente. Como parte de sus maniobras políticas, Alonso sugiere a Regina que convenza a Gerardo para aliarse a su candidatura. Ella se enfurece con la idea, pues siente que Alonso ha rebasado los límites.

En sus tiempos de estudiante, siendo novia de Gerardo, Regina le descubrió una infidelidad que suscitó su rompimiento. Entonces apareció Alonso, su maestro de Ciencias Políticas e hijo de Omar San Román (impecable Patricio Castillo), uno de los hombres con mayor influencia en la política nacional. Manipulada por Mario, su padre, (como siempre muy efectivo, Juan Carlos Barreto) que veía en aquel joven un futuro prometedor, Regina inició la relación que la llevaría al matrimonio con Alonso. Regina siente que la treta de Alonso es como una vuelta peligrosa al pasado. Enredarse con la posibilidad de seducir a Gerardo, ese gran amor al que renunció, sería como volver a cruzar una puerta que nunca cerró en su corazón.

Pero lo que lamenta aún más, es que su marido no dimensione lo que pide y que juegue con fuego, pensando que ella es un objeto que le pertenece y que puede usarla a su antojo. Se siente fuertemente devaluada, triste y vulnerable, lo que provoca un distanciamiento con Alonso y el enfriamiento de la relación. Regina, desolada, por primera vez duda sobre el camino que habrá de seguir.

La llegada de una nueva encargada del área de Prensa de la Jefatura de Gobierno origina otro enfrentamiento entre Regina y Alonso. El ingreso de Cecilia Aguilar, una mujer joven y sumamente atractiva, en el equipo (muy bien Susana González), origina discusiones y recelo en Regina quien llega a pensar que la nueva funcionaria pueda ser amante de su padre quien la recomendó para ese cargo con el propósito de acercarse aún más directamente a Alonso y facilitarse los negocios que Regina ha procurado ignorar por cuestiones obvias de ética y transparencia.

Regina percibe a esa mujer como un serio peligro para su matrimonio y para la trayectoria de Alonso. Desconoce que Cecilia es su media hermana, fruto de una relación clandestina entre Isela Aguilar (Pilar Ixquic Mata) y Mario, quien se ocupó de su manutención, pero siempre en las sombras, sin darle su apellido.

La presión de Cecilia fructificó y la llevó al lado de uno de los hombres más poderosos del país, el marido de su hermanastra. Esta decisión del padre de Regina también lo beneficiaría a él: mantener rodeado al futuro presidente con sus dos hijas le permitiría seguir construyendo negocios, le aseguraba influencia sobre Alonso y le permitía lucrar con sus concesiones.

Mario no sabe que Cecilia ambiciona todo lo que tiene su hermana, y que no se detendrá hasta seducir a Alonso y destruir a Regina. El odio y la envidia de Cecilia son permanentes; se siente clandestina y aunque con su madre manipuló y extorsionó a su padre para conseguir dinero, casa, estudios y una buena posición laboral, nunca logró salir de las sombras y dejar de ser la hija ilegítima.

Por otro lado, Emiliano, (muy bien Federico Ayos), hijo de Regina y Alonso resiente el abandono de sus padres y se ve implicado en un video escándalo con su pareja Florencia Azcurra (Fabiola Guajardo). Alonso responsabiliza a Regina por el descontrol de su hijo y le reprocha que ella descuide a su familia y anteponga su carrera profesional.

Cuando los miembros de su partido le proponen a Regina la candidatura presidencial en lugar de Alonso. Regina titubea al principio pero descubre una serie de negocios ilícitos de su marido, en los que su padre también está implicado, por lo que se une a un partido independiente para enfrentar a su esposo en las elecciones, sin saber que Gerardo Martínez es destapado como candidato presidencial del partido opositor.

Regina Bárcenas arriesgará el profundo cariño de su hijo y al auténtico amor de su vida para convertirse en La Candidata.

La política como eje central de la historia

El mundo de la política con sus oscuros tejes y manejes siempre ha sido un tema muy rico que explotar. Aunque México se sorprenda y celebre el éxito de "La candidata", lo cierto es que ya la televisión hispana ha dado títulos parecidos donde el poder, el sexo y la corrupción han tenido parte importante dentro de determinada trama. Podemos mencionar innumerables series colombianas y norteamericanas donde el narcotráfico iba de la mano con la política, los narcos compraban jueces, sobornaban políticos y prostituían mujeres para tender trampas a candidatos y funcionarios.

Desde tiempos lejanos, el cine también brindó películas de este tipo. Títulos como "Mr. Smith Goes to Washington" (Caballero sin espada), notable película de 1939, dirigida por Frank Capra y protagonizada por Jean Arthur y James Stewart, hasta, diez años después, en 1949 con la más clásica de todas, All the King's Men (Todos los hombres del rey) que destapó el mundillo de la política mostrando que "toda persona siempre tiene un pasado que esconder".

En el Perú, tras la caída del régimen dictatorial de Alberto Fujimori, las series y películas incluyendo este tipo de temas no se hicieron esperar. Lamentablemente sus contenidos dejaron mucho que desear. Incluso en Colombia (2010) se produjo la telenovela Primera Dama, protagonizada por Carina Cruz y Christian Meier, un remake de un original chileno del mismo nombre.

El poder pese a todo

En "La candidata" la política es el centro de los conflictos donde se tejen intrigas, tensiones, maltratos y sexo. Televisa se quita esa “sotana” que tantas veces usó en el pasado y, obligado por las circunstancias, nos presenta una historia con tintes de realismo y mucho de melodrama.

Lo mejor de la historia es mostrar a la estrella principal, (la política) tal como es. No hay nada más que mostrar. Aquí tenemos negociados, prostitución, violencia contra la mujer, incursión del narcotráfico dentro del poder y hasta nos muestra ampliamente cómo pueden obtener los políticos dinero fácil, nada menos que a través de las licitaciones, en tiempos en que el caso Odebrecht destapa negociados en varios países (incluido el Perú).

Todos estos temas, la mayoría de televidentes alrededor del mundo, los tiene presente. Los políticos, en su gran mayoría, son personas sin escrúpulos cuyo principal objetivo es obtener poder y enriquecerse a costa del sufrido elector. Actualmente, en muchos países, gracias al caso Odebrecht, finalmente se obtuvo las pruebas que la justicia necesitaba para, siquiera, mandar a la cárcel a algunos corruptos. Por cierto, esto no basta porque la corruptela está en todos lados.

Esta última reflexión nos permite empezar señalando que "La candidata" ofrece un guión que no tiene pierde, hasta resulta novedoso en su país natal, México, toda vez que pocas veces Televisa ilustra tan eficientemente este tipo de casos. Cosa contraria sucede en otros países donde estamos cansados de ver como protagonistas a presidentes corruptos, narcos asesinos y prostitutas de alto nivel. En suma, nada nuevo se observa en cuanto a novedad narrativa. Incluso, algunos señalan alegremente que se trata de una copia de la serie "House of Cards", otros señalan que existe mucho de historias brasileñas, tipo "Vale todo".

Se debe tener presente, que en el mundo de las telenovelas, ya nada resulta novedoso. Por más de 50 años, este tipo de contenidos siempre ha estado presente dentro de alguna historia romántica. Qué México recién lo muestre, es por exigencias de la propia compañía que, para subsistir y mantenerse arriba, tiene que presentar este tipo de historias. Se vienen a mi mente, políticos corruptos, (Paulo Gracindo como el memorable Odorico Paraguaçu en la original brasileña “El bien amado”); mujeres violentadas (Michelle Vieth como Paola Montero en “Mujeres engañadas”); hombres corruptos (Reginaldo Faria como Marco Aurelio en la clásica “Vale Todo”), prostitución y tráfico de mujeres (África Zavala como Alejandra en "La malquerida”) y narcotraficantes con ansias de poder (el talentoso Andrés Parra como Escobar, el patrón del mal).

En "La candidata", la historia empieza de menos a más. Los primeros capítulos marcan la pauta a seguir con una intriga que va creciendo de a pocos. De hecho los protagonistas comienzan a imponer su presencia en cada escena conforme se van destapando los problemas. En este inicio es Natalia (Helena Rojo) quien sorprende al mostrarnos una revolcada "nupcial" junto a un hombre muchos años menor que ella siendo ampayada por su marido (Patricio Castillo, en gran actuación) quien le brinda una soberana paliza.

Empalagoso tratamiento melodramático

Giselle González, productora de esta trama, nuevamente acierta en el casting. Unos más que otros, los actores escogidos tienen la experiencia necesaria con que llevar al éxito esta trama difícil en su contexto pero audaz en su narrativa.

El problema radica en el empalagoso tratamiento melodramático que le inyecta a la pareja principal. Esto unido a que el romance entre la candidata y su amante no tiene mayor importancia, salvo en el capítulo final. El guión resulta tan poco imaginativo con el desarrollo de esta pareja que termina opacando la presencia de una gran Silvia Navarro quien realiza hasta lo imposible por demostrar que este, su primer rol adulto, no le queda grande.

Pese a todo, Silvia Navarro no defrauda, todo lo contrario. Es a media telenovela donde los conflictos se acentúan y nuestra candidata demuestra su talento. Su mano a mano actoral con Susana González y Rafael Sánchez Navarro es sencillamente magistral.

Lamentablemente aún se cree que una buena actuación actoral significa gritar, vociferar, mostrar cara de mala o fruncir las cejas. Una actuación es más que eso, es presencia escénica, desenvoltura, fuerza interpretativa, y personalidad en pantalla, entre otros conceptos.

Silvia Navarro demuestra lo buena actriz que es, en muchos momentos. Tampoco estamos ante una gran actuación porque los guionistas echaron a perder esa parte de la trama al convertir a Regina Bárcena en un personaje casi angelical, incorruptible a más no poder (casi vivimos en un país de fantasía); con eso le quita fuerza al rol interpretativo del personaje. Los guionistas hacen prevalecer lo romántico a lo político. Nuestra candidata carece de carácter y fuerza para combatir a la corrupción, la trata de blancas, los narcos y a su propia familia. El guión la convierte en una mujer sumisa, derrotada, sufrida y de poco carácter.

Cosa contraria sucede con Susana González quien superó con creces su actuación porque el personaje calzaba a su medida y jamás tuvo una “pausa escénica” dentro de su parlamento. Para nuestro gusto, la Gonzales flaquea cuando se muestra sumisa, por otro error del argumento, al querer imponernos la idea de que Cecilia Aguilar es así de promiscua y envidiosa por el hecho que su padre nunca la reconoció como hija (¿?). Por favor, en este nuevo milenio, esto carece de sustento sobretodo para una novela como esta.

Por otro lado, cómo antes ha sucedido en otras producciones donde ha participado Silvia Navarro, (aquí tampoco existe una excepción), la actriz no tiene una buena pareja a su lado. El siempre irregular Víctor González, es su compañero de reparto quien carece de una mejor presencia escénica que levante la escena o una mejor fuerza interpretativa que consolide algún momento de tensión en este conflicto melodramático. Resulta insoportablemente estático en los momentos de acción y no aflora esos sentimientos que, se supone, debe tener su personaje por el amor de Regina.

De los actores de reparto, el más completo resulta Adalberto Parra, quien resalta en su papel de homosexual corrupto y arrepentido. Parra le da solvencia a la trama sobre todo cuando se junta con Rafael Sánchez Navarro, impecable como político corrupto. Lo contrario sucede cuando Alonso San Román intercambia diálogos con el personaje de Víctor González, porque simplemente siempre se lo llevó de encuentro. De lejos, el personaje de Sánchez Navarro merecía un mejor final.

En cuanto a Juan Carlos Barreto, ya demostró en “Para volver a amar” (Televisa-2010) que es un actor muy completo. Aquí resulta destacada su participación como el desalmado y corrupto, Mario Barcena. El otro lado de la moneda lo constituye Nailea Norvind, tan igual que en otros roles y Ari Telch demasiado pasivo en su papel. Mientras Federico Ayos como el hijo de la candidata, muy sobrio y saliendo airoso en su rol de atormentado adolescente.

Impecable realización

"La candidata" se caracteriza por escenas fuertes en contenido e imagen pero solventes como realización. Recordemos buenos momentos graficados, como el conflicto que envuelve a Emiliano, durante el primer capítulo, sobre el video viral y el asesinato de Florencia (Fabiola Guajardo); también es destacada los líos de faldas del Gobernador y su diálogo con su doctor de cabecera (Fernando Larrañaga) cuando éste le dice que ha sido contagiado por una enfermedad venérea y por el momento es preferible no tener intimidad con su esposa. Pero sin duda, el momento más polémico resulta la violación a Cecilia (acto contranatura) previsto de un diálogo áspero y crudo. Es cierto resulta un momento chocante, pero atrevido, inaudito y para una historia como está, levanta la trama compuesto por elementos de thriller y melodrama.

Si algo debemos reprochar a "La candidata" es que se llenó de sangre y escenas explícitas de violencia contra la mujer. La política, no solo es sexo, violencia y corrupción, también existe intriga, complot y estrategia con qué arrasar a tus enemigos. Aquí existe mucho de aparatoso sensacionalismo y exagerado tremendismo. En suma la historia se llenó de promiscuidad en exceso. El ingreso del narcotráfico en la política resulta auténtico aunque no es novedad los manejos que se realizan al más alto nivel en el mundo. Esto le inyectó sangre por doquier y balazos a más no poder. Lo mejor, es que por lo corto de la trama, no terminó por aburrir.

Además las marchas de algunos electores apoyando o desaprobando algún conflicto laboral o social resultaban de lo más fingida y hasta poco concordantes. Cecilia entrega un fajo de billetes a la “portátil” que contrató para que realice una manifestación. Esto resulta tan torpe y debilita la escena en tiempos en que las cámaras de video están en todas partes. Por cierto “portátil”, se nombra, en el Perú, al grupo de personas que contratan los políticos para “inventar” manifestaciones populares a su favor.

La música incidental, además de la presentación de la historia resultó muy destacada e impecablemente realizada (Todos los personajes dentro de un tablero de ajedrez mostrando lo más característico de su personalidad). Pocas veces este recurso musical es utilizado en producciones mexicanas. Actualmente las telenovelas de Turquía, vistas con éxito en el Perú, son las que más utilizan la música instrumental como apoyo y presentación de sus productos.

Los momentos en que se enfoca al Congreso mexicano son pocos, pero resaltan por su sobriedad. Se nota con claridad que la trama no pretendía dar lecciones de moral ni menos dejar enseñanzas futuras. Mostraba a la política tal como es y punto. Además la idea central: “nunca triunfará la honestidad”, le quitaba piso a la relación sentimental de los protagonistas por el poco aporte de Víctor Gonzales, sin embargo Giselle Gonzáles nos ofrece un final de antología porque Regina, envestida como Presidenta de México, sale al balcón para saludar a su pueblo. Desconoce que alguien enfoca su imagen con la mira de un arma que la apunta. Es decir, un francotirador puede acabar con su vida en cualquier momento. La tiene en la mira, tal vez, en forma permanente. Un cierre sencillamente magistral.

La historia de Leonardo Bechini simplemente “volteó” a revisar el pasado político de México y con eso le bastó para mostrarnos una realidad, tal cual, sucede en otros países. Creemos que inyectó demasiada promiscuidad a la trama, incluso faltó la audacia y fabricación de estrategias políticas con que triunfar sin necesidad de asesinatos y arrestos. Eso que tanto se jactan los famosos “asesores en las sombras”. Qué lástima que historias de este tipo se sucedan una y otra vez en las pantallas del mundo y solo sirvan para el entretenimiento mundano y no para la reflexión de los electores a la hora de votar por el candidato de su simpatía.

Toda historia tiene su inicio y final. Con el corte de capítulos en las telenovelas mexicanas, la trama nunca se apagó. Pese a todo “La candidata” fue un producto que de ninguna manera pasó desapercibida.