miércoles, 26 de abril de 2017

VBQ, TODO POR LA FAMA: AGRADABLE MEJORÍA

Culminó VBQ, todo por la fama. Un producto que tuvo mejorías y hasta resultó muchas veces entretenido. Esperemos que la tercera temporada cumpla sus objetivos.

Lima, 26 Abril 2017, (El Informante Perú).- Ven, baila, quinceañera es la teleserie nacional, también conocida como VBQ, cuya segunda temporada ha finalizado con buena sintonía (picos de veinte puntos). Esta producción es emitida por América Televisión.

La tercera temporada ya inició grabaciones y entre las principales novedades se encuentra el ingreso, a la serie, de Johanna San Miguel; además de varios actores que ingresarán a esta trama, cuya emisión podría verse a finales de año.

La serie es producida por Miguel Zuloaga. El guion pertenece a Guillermo Aranda con Luis Del Prado, Cinthia McKenzie y José Luis Varela. Está inspirada en una secuencia del programa concurso Habacilar de Raúl Romero.

VBQ: Todo por la fama, está protagonizada por las adolescentes Flavia Laos, Mayra Goñi y Alessandra Fuller. Además de Javier Delgiudice, Katia Condos, Patricia Portocarrero, Javier Valdés, Leslie Stewart, Connie Chaparro, Pablo Heredia y las actuaciones antagónicas de Emilia Drago y Maju Mantilla.

Segunda temporada

Como se recuerda, el final de la primera temporada nos mostró a Viviana (Mayra Goñi) sufriendo una aparatosa caída producto del shock que sufrió al ver que se descubría toda la verdad sobre su edad. Por otro lado, Rossy (Alessandra Fuller) se entera que su agresor es nada más y nada menos que Mauricio (Javier Dulzaides), el hermano de su novio, Sergio Chávez (Juan Baca). Mientras esto sucede, Marco (Andrés Vílchez) y Camila (mejorando Flavia Laos), tras la oposición familiar, se fugan con el propósito de vivir su amor libremente.

Viviana se muestra desconsolada por la vergüenza que ha tenido que pasar. Sólo su madre María Elena (muy divertida Patricia Portocarrero), la acompaña y la engríe en demasía. Poco a poco la joven aprovecha su situación para volver al grupo y a la telenovela que prepara el canal bajo la producción de Cristina Alcira (muy bien Karina Jordán) quien desea contar con estas tres adolescentes reunidas en una historia de amor juvenil.

Por su parte Rossy sufre el acoso de Marco. En un arranque desesperado, le cuenta a Sergio que su hermano fue la persona que la agredió. Este, al principio, no le cree, pero termina convencido de la verdad. Marco va a la cárcel y en venganza asesina a Bruno, (Marcelo Oxenford), padre de Rossy.

Esta situación perjudica a la familia Castillo Díaz quienes terminan en una crisis profunda. El abogado Joaquín Almeida (Javier Váldez) comienza una relación con la madre de Rossy (Katia Condos). Sus hijas se oponen a ello y se rebelan ante tales hechos.

Mientras tanto, Camila termina con Marco e inicia una nueva relación con Gael, (Jerónimo Bosia), un muchacho que ingresa al círculo de actores que graban la telenovela juvenil en dicho canal liderado por el broadcaster Gustavo Souza-Sanguinetti, (Javier Delgiudice) quien termina su relación con Cristina y se acerca a su exesposa, Luciana (Leslie Stewart). Lamentablemente ambos sufren por la venganza de Nicole (Emilia Drago) quien luego de sufrir un aparatoso accidente que la deja al borde de la muerte planea una venganza con ayuda de la nana de la bebe de los Souza-Sanguinetti, Elisa (Michelle Soifer).

Por otro lado, Cristina encuentra la felicidad al lado de Lucas Pedraglio (Pablo Heredia). La venganza de Nicole también los alcanza; sin embargo ambos superan los problemas y retoman su relación.

Rossy y Marco habían decidido darse una oportunidad e iniciar una relación. Camila se entera de la peor forma y rompe su relación con su prima. Ella sigue amando a Marco, pero todo parece imposible.

En tanto, Mónica (mejorando Maju Mantilla), encuentra al desmemoriado Piero (Nicola Porcella). Previamente aparece un hijo no reconocido del esposo de Mónica, Arturo Del Campo (Tony Dulzaides), nada menos que Salvador (grata aparición de Diego Carlos Seyfarth) quien planea su venganza contra esa familia por nunca haber sido reconocido por su padre. El amor hacia Luna (Connie Chaparro) lo cambia completamente. Salvador muere asesinado por Mónica quien es detenida y juzgada por sus crímenes.

La segunda temporada culmina con Marco poniendo fin a su romance con Rossy y reconciliándose con su primer amor, Camila. Por su parte, Rosy, después de la pesadilla que le tocó vivir junto al malvado Mauricio queda impactada al ver a su ex enamorado, Sergio, quien la visita en forma inesperada.

Gustavo y Facundo (Sergio Paris) lograron desenmascarar a Nicole. Ambos hicieron aparecer a Elisa cuando la modelo estaba con Lucas en un restaurante. Al verlas juntas, Luciana se convenció de que todo fue una trampa para arruinar su matrimonio.

Un epílogo muestra que tres años después Camila, Rossy y Viviana se alistan para vivir juntas, tratando de seguir adelante con sus carreras como actrices en 'Ven, baila, quinceañera'.

Lucas (Pablo Heredia) logra evitar que Cristina se vaya del país con su pequeña hija. La segunda temporada culmina con Nicole apareciendo en una reunión familiar y revelando a la pequeña hija de Cristina que ella en realidad no es su madre. Recordemos que la malvada modelo intercambió a las hijas de Gustavo. ¿Cristina y Luciana se enterarán de la malvada acción de Nicole?

Mejoró la historia, pero…

VBQ: Todo por la fama, continúa siendo una serie insulsa y recurrente en los mismos conflictos ya vistos hasta la saciedad, propio en guiones de este tipo. Adolescentes en busca de un sueño, cuya fama y amor serán finalmente alcanzados no sin antes sufrir a más no poder por la presencia de los eternos villanos de la trama.

Pese a todo, la historia tiene una leve mejoría, sus conflictos, algunos ridículos, logran el efecto deseado por la calidad de algunos actores cuya escena “cómica” o “dramática” logra el interés deseado. Es el caso, por ejemplo, de Patricia Portocarrero en su papel de María Elena quien se consolida dentro del personaje. Su vena humorística y sus "comentarios", aparentemente intrascendentes, logran arrancar una sonrisa.

Los problemas por las que pasa Gustavo por su relación con dos mujeres, también interesa por la presencia de una Karina Jordán en ascenso. Un Javier Delgiudice siempre imponente y una agradable Leslie Stewart.

El paso del tiempo, ya con dos temporadas, ha permitido la consolidación de algunos actores juveniles. Aún sin la consagración deseada, pero digamos, van por buen camino. Una de ellas es Flavia Laos quien, de a pocos, se apodera de su personaje. Se le nota más compenetrada con su papel. Lo bueno, para ella, es que a su lado tiene a Andrés Vílchez quien también muestra mejoría y permite consolidar a ambos como la mejor pareja de la serie.

Imposible dejar de mencionar a Maju Mantilla quien fue la que mejor agradó durante la primera temporada. Ahora, muestra seguridad y aplomo al personificar a Mónica. Qué grato resulta haber leído sus declaraciones, días atrás, señalando que estudiará actuación. Es importante que todos quienes empiezan esta carrera se perfeccionen cada día. La preparación nunca está demás.

Otro de los descubrimientos positivos de esta producción fue la presencia de Diego Carlos Seyfarth, quien podría dar resultado como futuro galán (ahora que las producciones peruanas tanto necesitan de galanes con simpatía y calidad actoral). El joven no lo hizo mal, tanto como villano y posteriormente como un hombre arrepentido. Pese a todo, la escena de su muerte no defraudó.

Actuaciones para el olvido

Si bien BVQ tiene descubrimientos que mejoran. También existen personajes que dejan mucho que desear. La verdad, Angie Arizaga aún no está preparada para ser actriz. Ni siquiera se entiende por qué se insiste con su personaje. La joven no tiene una buena dicción, carece de presencia escénica y es notoria su escasa preparación. La joven opaca muchas escenas por su escasa expresividad.

Cuando su personaje, se va de viaje en busca de Piero (Nicola Porcella), la trama se siente más ágil. Cuando "Anita", el personaje de Arizaga, vuelve, nuevamente percibimos esa falencia en una modelo que, si desea ser actriz, debería prepararse mejor. Por su parte Nicola tampoco muestra progresos, mejor está Gino Pesaressi gracias a que su pareja de actuación, Sofía (Fiorella Penano) se entrega a su papel, aunque a veces luzca disforzada. Gracias a la actriz, el modelito sale adelante.

Otra que no se salva es Michelle Soifer con una actuación para el olvido interpretando a una mujer deseada cuando "los kilitos demás" son muy notorios. No estamos en contra de promover nuevos valores, el problema radica en hacerlos debutar con escasa preparación, todo por contar con rostros atractivos y ser populares.

Cómo se observa, esta vez, las quinceañeras buscan consolidarse en el estrellato. Los guionistas presentan una trama más libre (aspiraciones, egoísmos, romances) muy superficial en su contexto, gracias a que el guión tiene tintes de comedia romántica, más alejada de la ficción dramática. La historia logra cierto nivel en su estilo narrativo. El final de temporada muestra una interrogante ya mostrada durante los capítulos que, se supone, constituya el eje central de la tercera temporada donde las muchachitas (pasan tres años) deben mostrar su lado más adulto posible.


De menos a más

La historia comienza como empezó, situaciones risibles y personajes acartonados. Lo bueno es que algunas actuaciones empiezan a sobresalir debido a que el guión, después de la muerte del padre de Rossy, muestra mejoría gracias a la combinación de personajes divertidos como "María Elena" y "Johnny" (Gustavo Borjas).

Es cierto todo es superficial y muchas escenas son simplistas. La presencia del acosador Mauricio y su posterior accidente, en el capítulo final, dejó mucho que desear por la escasa capacidad histriónica de Alessandra Fuller, sin embargo como producto juvenil a quién va dirigido, la trama supo sacar provecho de aquellos detalles costumbristas y melodramáticos con que complacer a los jóvenes.

La banda sonora de la teleserie resultó agradable y con mucho swing juvenil. Entre las canciones de la serie, destacaron "Lento", "Por amor a tu amor", "Ella Será" del Grupo XDM y, por supuesto, el tema principal, "Lo aprendí de ti" a cargo de Ha-ash.

VBQ es una teleserie juvenil, irregular en su contexto, pero finalmente entretenido. Esperemos que esa mejoría prosiga en la tercera temporada.












1 comentario:

Anónimo dijo...

Lo más trascendente de VBQ (qué feo titulo, por cierto) son sus pésimos actores.