miércoles, 30 de agosto de 2017

La doble vida de Estela Carrillo: Intriga que atrapa

Hace unos días culminó en nuestro país, La doble vida de Estela Carrillo, una historia que, pese a sus altas y bajas, concitó interés.

Lima, 29 Agosto 2017, (El Informante Perú).- La doble vida de Estela Carrillo es una de las series mexicanas, que sin ser destacada, consigue atrapar a la audiencia. Desde ‘El hotel de los secretos’ hasta ‘Yago’, no hubo serie mexicana que interesara del todo, sin embargo esta producción logra el interés deseado, pese a lo superficial de su contenido y algunas exageraciones dentro del guión.

La producción realizada por Rosy Ocampo para Televisa fue transmitida por América Televisión en el horario de las 9:30 de la mañana. Es una historia que toca el tema de la emigración mexicana y la conquista de la música regional mexicana en un país extranjero, pero colmado de migrantes. En suma una trama localista, pero con un conflicto muy común en muchas partes del mundo (el sacrificio de las personas por ingresar a un país y lograr el éxito deseado).

Esta producción está protagonizada por Ariadne Díaz y David Zepeda, con las participaciones antagónicas de Danilo Carrera, África Zavala, Alejandro Tommasi y Sara Corrales. Cuenta además con las actuaciones estelares de Erika Buenfil, Marco Méndez, Zaide Silvia Gutiérrez entre otros.

La historia

Estela (Ariadne Díaz) trabaja dando clases de música a niños y jóvenes, en una Fundación que aleja a los chicos de la delincuencia, en Riverside, California. A pesar de ser muy querida por sus alumnos, no convive mucho con ellos. Por alguna razón, prefiere mantenerse reservada ante la comunidad con su pequeña hija de 3 años, Paloma (adorable la pequeña Lara Campos), y con su mejor amiga, Chayo, (Zaide Silvia Gutiérrez), a quien, la pequeña, la considera casi como su abuelita.

Todo transcurre con tranquilidad, hasta que Estela se ve envuelta en una tragedia donde su nombre se hace viral en redes sociales. Es así como Ryan Cabrera, (David Zepeda), un atractivo empresario acusado de asesinato, se entera de ella, y les pide a sus abogados que la busquen para que testifique a su favor.

Los abogados dan con Estela, sin embargo ella trata de evitar acudir al juicio a toda costa, y de inmediato corre a ver a Chavalín, un simpático salvadoreño, para que le explique de quién es la identidad que le vendió. Pero Chavalín no tiene la menor idea, solo sabe que es de una mujer que desapareció hace tres años.

Y es que en realidad, ella no es Estela Carrillo, sino una inmigrante ilegal que compró una mica para conseguir un mejor trabajo, y de esa manera poderle dar a su hija una mejor vida.

Estela quiere huir de allí, sin embargo, no puede hacerlo, porque si es atrapada y deportada a México, su vida y la de su pequeña hija corren peligro allí.

De esta manera, y ante el temor de que Ryan en verdad sea un asesino, Estela se decide por el menor de los males, y miente en el juicio, declarando que ella y Ryan estuvieron juntos a la hora que asesinaron a aquel hombre.

A partir de este momento todo se complica para Estela, ya que Ryan le exige mantenerse en el papel de su amante, para no correr el riesgo de que las autoridades descubran la mentira. Es así como Estela tendrá que vivir entre el temor a un hombre que en verdad puede ser un asesino y la atracción que empieza a sentir hacia él.

Pero lo peor está por venir, cuando la verdadera Estela Carrillo (Sara Corrales en buen papel) aparezca para reclamar su nombre y al amor de su vida.

Serie que interesa

La Doble Vida de Estela Carrillo es una producción que atrapa, desde el inicio. Los avatares y recuerdos de Estela revela el problema por la que pasan miles de inmigrantes, tan común en producciones realizadas por televisoras estadounidenses con raíces latinas.

Esta vez, la protagonista es Ariadne Díaz, una actriz con mucho talento, a quien elegimos alguna vez como revelación, tras su interpretación en "Mañana es para siempre” (Televisa 2009). Ariadne convence, encanta y hasta sale airosa en su debut como cantante. Se nota, a leguas, que el melodrama es para ella, su interpretación lo realiza a las mil maravillas. El juicio en la que intenta convencer al juez que pasó la noche con Ryan Cabrera, es de lo mejor. No llega a mayores porque el guión y sus compañeros protagonistas exageran en demasía y no convencen del todo.

A su lado, la niña actriz Lara Campos como la adorable Paloma, encantaba en cada escena, muchas veces, la pequeña engrandecía la toma, su inocencia siempre agradaba y aportaba mucho al desarrollo del momento graficado.

Resulta importante señalar que se observan cambios en Televisa, los proyectos van y vienen (en mayor medida las series de pocos capítulos). Sin duda, buscan retomar ese público cansado de lo mismo y aburrido al no ver cambios que reflejen contenidos de interés. Esa audiencia pérdida, es la que espera recuperar la empresa mexicana, La doble vida de Estela Carrillo, es un ejemplo de estos cambios.

La serie interesa por sus momentos de acción, su traición y los avatares que existen tras el negocio discográfico y el contrabando de droga. Pero esta vez el casting no acierta con los protagonistas. Si bien, Ariadne Díaz luce aceptable, sus contrapartes no llegan a convencer. David Zepeda, más parece un villano en potencia que un "arrepentido por amor". El actor no logra una mejor compenetración con el personaje. Para colmo lo hicieron cantar. Ni que decir de Danilo Carrera con los mismos gestos y estilo interpretativos que tuvo en "Pasión y Poder" (Televisa 2015).

Por si fuera poco, a la trama le hace falta un mejor conflicto en el desarrollo del guión, además de explorar mejor el lado oscuro que envuelve a la verdadera Estela Carrillo (Sara Corrales en aceptable participación). Hoy en día con la competencia existente, tanto en el cable como en señal abierta, el redundar “en lo mismo” posibilita que el zapping esté a la orden del día. Todo se destapa al final, como ya es costumbre en las producciones de Televisa, sin embargo bien valdría la pena que previo a estos desenlaces se le ofrezca al público un mayor desarrollo argumental que posibilite menos balazos y golpes. Por cierto, el mejor de los villanos resulta Marco Méndez, genial como Asdrúbal.

Los destapes salen a la luz en los capítulos finales. El buen dominio de la acción y el drama rinden su fruto, con el añadido de un hecho pocas veces usado, el incesto. Laura (verdadero nombre del personaje de Ariadne Díaz) descubre que Estela es la hija perdida de Mercy (Erika Buenfil) y por lo tanto es hermana de Ryan (David Zepeda). Esta revelación fue fugazmente tratado, sin embargo constituyó toda una sorpresa argumental. Sin duda Televisa quiere cambiar en todo.

Finalmente el crossover de 'La Piloto’ (nueva producción que reemplaza, en México, a ‘La doble vida de Estela Carrillo’) resultó agradable. Recordó grandes momentos en la historia de las telenovelas cuando se usaba dicho recurso allá por los 60’s. Hoy pocas veces usado. Venezuela lo hizo, en el pasado, con sus historias clásicas. Recordamos, por ejemplo, como José Ignacio Cabrujas introdujo este tipo de 'clichés argumentales' en sus historias. Una de ellas fue en "La señora de Cárdenas" (RCTV-1976). La protagonista, Pilar, (la gran Doris Wells) pasea con su hijo recién nacido en un parque. A su lado se sienta, otra grande de la actuación como Marina Baura. Pilar le conversa y le pregunta como se llama. Marina le dice: "Silvia Rivas, divorciada" (así Cabrujas introdujo en la audiencia su nueva telenovela que empezaba al día siguiente del final de "La señora de Cárdenas" que era "Silvia Rivas, divorciada")

La última vez que vimos estos crossover, fue en México, en ‘La fea más bella‘, (Televisa-2006) cuando apareció, Eduardo Santamarina, ‘Juan Querendón’ (Yo amo a Juan Querendón - Televisa - 2007), en el sueño de la protagonista, Leticia (Angélica Vale).

Con altas y bajas, La doble vida de Estela Carrillo, terminó agradando. A tal punto que esperamos que la segunda temporada tenga mejores propuestas. A esperar el próximo año con la continuación de esta historia. Seguramente América Televisión programará esta serie. Igual, gracias al cable, de todas maneras la veremos.




No hay comentarios: