lunes, 21 de agosto de 2017

Mi adorable maldición: Oscuro reflejo de una enésima versión

Sin pena ni gloria pasó Mi adorable maldición, irregular versión del éxito internacional, Bella calamidades, que realizó Telemundo y que tuvo buena sintonía en el Perú.

Lima, 20 Agosto 2017, (El Informante Perú).- Tal como empezó, culminó Mi adorable maldición, sin mayores pretensiones que las de llenar el horario de la tarde en la televisión mexicana.

Esta producción del productor Ignacio Sada Madero para Televisa fue transmitida por Las Estrellas en este 2017. Los peruanos también tuvimos la oportunidad de verlo en directo a través del cable. En señal abierta ni nos enteramos que existía esta producción porque nunca fue transmitida en el Perú.


Mi adorable maldición está protagonizada por Renata Notni y Pablo Lyle, con las participaciones antagónicas de Laura Carmine, Roberto Blandón y Socorro Bonilla. Cuenta además con las actuaciones estelares de Maya Mishalska, Patricia Navidad, Cecilia Gabriela y los primeros actores José Carlos Ruiz y Ernesto Gómez Cruz.

La historia

Aurora (Renata Notni) es una niña inocente, pero la maldad de muchas personas hará que su destino cambie. Ella ha aprendido a vivir con ello; la muerte de sus padres, el distanciamiento de su primer y único amor: Rodrigo (Pablo Lyle), y el rechazo de sus seres queridos, que para ella todos eran una familia. Pero no solo es eso, sino del desprecio de las personas del pueblo de "El Salado", ya que Macrina (Socorro Bonilla) la bruja del pueblo, se ha aprovechado de la ignorancia de estas personas en pleno siglo XXI, maldiciendo y condenando a Aurora a una vida llena de desgracias y convenciendo a todos de que ella es el mismísimo demonio en persona, y de alguna manera Aurora ha soportado todo esto desde el día en que nació, debido a que en el parto, su madre Carmen murió y Macrina culpó a Aurora de esto.

Al morir su padre Anselmo (Ignacio Guadalupe), una villanía de Xóchitl (Catalina López) provoca que Aurora se distancie de Rodrigo por seis años y así yéndose a vivir a la Ciudad de México con su tía Brígida (Paty Díaz) una mujer extremadamente rencorosa, mandona y explotadora. Cuando la cree muerta por un accidente, Aurora se regresa a "El Salado" auto condenándose a vivir en el cementerio junto a la tumba de su padre por creer que su tía murió. Poco después se reencuentra con Rodrigo y descubre que ese amor sigue ahí. Pero no solo Severo (Roberto Blandón) se encargará de que ambos se separen, también Mónica (Laura Carmine) la "prima" de Rodrigo, en complicidad con Macrina confabulan ara evitar que se cristalice dicho amor.

Enésima versión producida, por primera vez, para la televisión mexicana

Mi adorable maldición es una historia a tener en cuenta por varios motivos. La principal, pese a existir varias versiones, nunca constituyó un éxito masivo. Las dos realizaciones hechas en Colombia (su país de origen) no tuvieron un éxito internacional. La versión de Telemundo, llamada Bella calamidades, fue la más popular, incluido en el Perú que fue emitido por ATV y tuvo buena sintonía pese a transmitirse en el horario de la tarde.

Por cierto, su historia interesa por ser una trama rural con dosis de misticismo. Bien realizado, puede agradar por ser la típica historia amor en medio del campo rural llena de costumbres y tradiciones mundanas.

La producción realizada por Telemundo agradó por ser más fiel al guión original y por la experiencia que tiene Danna García (la protagonista femenina) en este tipo de historias.

Oscuro reflejo del guión original

Televisa nos presentó su primera versión realizada en México con el título de Mi adorable maldición, una trama que no llega a complacer por su escaso misticismo y el poco suspenso en torno a los orígenes de Aurora (Renata Notni). Los guionistas comandados por Gabriela Ortigoza exageran en demasía inyectando a la historia el clásico argumento rosa, una cenicienta en medio de superchería y opaco suspenso en torno a tradiciones mundanas.

La participación de Renata Notni como protagonista pone en debate la eterna pregunta: ¿Es tan importante que la protagonista sea una jovencita? Recuerden que las grandes actrices con más de 30 años a cuestas siempre sacaron, en el pasado, historias de este tipo.

Sin ir muy lejos, en estos tiempos, la actuación de Marisol del Olmo, en Enamorándome de Ramón, que pronto comentaremos, nos devuelve a actrices con gran potencial histriónico que tranquilamente podrían ser protagonistas de historias rosas no necesariamente siendo jovencitas.

Renata Notni es una joven con mucho talento pero está lejos para protagonizar esta historia. Danna García, con más años que Renata, demostró desarrollo escénico, fuerza interpretativa y amplia experiencia para convencernos de su talento al protagonizar la historia realizada por Telemundo. Por otro lado, Pablo Lyle, cumple con su rol, pero nada más.

Dentro del talento actoral, ni Cecilia Gabriela, menos Laura Carmine están como para opacar a la irregular protagonista. A Cecilia la convierten en buena; mientras a Laura la "posesionan" como un ser casi maléfico similar a las otras participaciones que ha realizado. No existe un cambio actoral en su rol, menos alguna diferencia o tic interpretativo que la actriz realice y que la diferencie con respecto a sus actuaciones anteriores.

El gran destape de la trama es desperdiciada por la realizadora. Está bien que estemos en otros tiempos, que ya nada es igual. Lo que quieran, pero como historia costumbrista el momento que conocemos quién es el verdadero padre de Aurora debió ser más atractivo. Además es clave dentro del guión original.

En suma, poco que resaltar en esta producción. Una típica historia de amor, forzada, poco atractiva y demasiado superficial.

No hay comentarios: