Buscar este blog

domingo, 27 de abril de 2008

TIERRA DE PASIONES: ENCENDIDA HISTORIA CON OPACAS ACTUACIONES

Lima, 23 Abril 2008 (Richard Manrique Torralva / El Informante Perú).- Culmina “Tierra de pasiones” una telenovela no del todo exitosa, pero que gusta por su excelente guión realizado con sobriedad y pensada para un público adulto. Una propuesta audaz que intentó, pese a las pataletas de la Spanic, salir del clásico formato rosa mostrando agradables giros en la trama que causaban intriga y expectativa al televidente a pesar de la no muy lograda actuación de gran parte de su elenco.

La novela es dirigida por el peruano Danny Gavidia y Luis Manzo. Mientras la producción general es de Martha Godoy. Los libretos son de Eric Von.

La historia nos ingresa al negocio de los vinos y los cultivos de uva. Valeria (Gabriela Spanic) es una hermosa mujer con un fuerte carácter que le ha ayudado a no sucumbir ante sus grandes decepciones amorosas, su maternidad frustrada, el desamor de su padre y la inmensa soledad en la que vive.

Ella trabaja en una bodega, propiedad de su familia, junto a su padre, José María `Chema` San Román (Héctor Suárez), con quien mantiene una relación tormentosa. De hecho, un día antes de casarse con su prometido, Miguel Valdez (Ricardo Chávez), descubre que su padre le ha pagado para que se case con ella.

Por su lado, Francisco (Saúl Lisazo), es un destacado publicista que enviudó hace algunos años y vive en la ciudad con su único hijo, Roberto (Arap Bethke).

El padre de Francisco, Gustavo Contreras (Fred Valles), es el propietario de varios viñedos y se ha casado con Marcia Hernández, (excelente Katherine Siachoque), una mujer mucho más joven que, no sólo le ha llevado al borde de la ruina, sino que también le ha empujado al suicidio.

Es entonces cuando Francisco decide quedarse en el valle para salvar de la quiebra el negocio familiar.

En estas circunstancias, Francisco conoce a Valeria. Al principio, sus fuertes temperamentos chocan, pero más tarde surge entre ellos un amor y una pasión que no conocerá barreras y por el que lucharán incansablemente hasta el final.

Entre las personas que tratarán de separarlos está Chema, el padre de Valeria; Marcia, la viuda del padre de Francisco que se convierte posteriormente en amante de Chema y del cual girara en torno a ella toda la trama de la historia; así como Paula (bella Carolina Lizarazu), la ex novia de Francisco; y Miguel, el ex novio de Valeria a quien sólo le interesaba su dinero.

Como se observa, Tierra de pasiones es una historia de amor, mentiras y traiciones. Tiene a la ambición como eje central. El guión de Eric Vonn brilla porque otorga “sorpresas” que cambian el curso de la historia. Nos brinda una galería de personajes que entran y salen en la vida de los protagonistas, pero que dejan secuela que a la larga obstaculiza el amor entre esa pareja protagónica que a costa de mucho, pero mucho esfuerzo logra que nos interesemos por su desdicha, más por el encendido desempeño de la villana de turno que por esa mezcla de dureza y sentimiento que intenta ponerle Gabriela Spanic a su personaje.

Sin duda la Spanic es una excelente actriz, todavía la recordamos en Mundo de Fieras (Venevisión- 1991) o en La Loba Herida (USA- 1992) en la que Gabriela ya mostraba sus cualidades histriónicas, pero es en La Usurpadora (Televisa- 1998) donde nos convenció a todos de su innegable talento al combinar magníficamente en la pantalla chica la fuerza y la dulzura, a la vez, de dos hermanas gemelas, incluso dejando “chiquita” a Angélica María, la protagonista de la primera versión mexicana y ni que decir, a Mariela Alcalá en la segunda versión venezolana. Hasta ahora Televisa la recuerda con cariño, recordemos que recientemente visitó México y fue tratada como toda una estrella en el país charro, a tal punto que hasta “se atrevió” a cantar el tema de su autoría: "Necesito tu Tierra" (tema de esta telenovela), convirtiéndose con esto en la única actriz que interpretó en un programa de televisión de Televisa un tema de telenovela que no pertenece a dicha televisora.

No obstante luego de este éxito y de hacer un par de novelitas más en el país azteca. Gabriela llega a Miami y a partir de La Venganza (Colombia-USA- 2002) intenta explotar el genero de mujer dura y cruel, con diferentes resultados. Y es que van tres telenovelas (hubiera existido un cuarto con Doña Bárbara, si Telemundo no hubiera paralizado ese proyecto), en la que la Spanic vuelve a interpretar a una mujer de carácter, lo malo es que, a pesar de los matices que tienen los personajes que caracterizó, su forma de actuación siempre es la misma, vale decir, los mismos arrebatos, la misma expresión y hasta la misma forma de golpear, vale decir sin ninguna innovación histriónica que permita al público “comprender su problema”. Una versión moderna, a lo que hacía la gran María Félix, la diferencia es que la doña era una actriz de cine que le brindaba matices diferentes a la dureza que le imprimía en pantalla en cambio la Spanic protagoniza novelas en las que intenta mostrar su dureza, no del todo logradas y dentro de las cuales su interpretación contrasta con el clásico final feliz que le ponen los productores de sus novelas, entre besos y arrumacos con su galán de turno. La Spanic piensa que una mujer fría y dura no sabe llorar, pretende imponer un estilo con regulares resultados. Ejemplos de actrices con esas características y que brillaron notablemente los tiene en Marina Baura (La Usurpadora- Venevisión-1974, Doña Bárbara - Venevisión-1973, Emperatriz- Venevisión- 1990), Ofelia Medina (La gloria y el infierno- Televisa- 1996) y aunque salvando distancias también podíamos incluir a Lucia Méndez (Viviana- Televisa 1978) y a Bárbara Mori (Rubí- Televisa 2005). Si Gabriela pretende seguir mostrándose con “fiereza” en pantalla debe mejorar y comprender que las mujeres con carácter o terminan en la desgracia o sucumben ante los problemas, pero jamás una “dura” se convertirá en “Blanca Nieves”. Es por ello, que con buen criterio Eric Vonn incluye algo que a la Spanic no le agradó como fue el protagonizar una escena de alcoba con el tercero en discordia (Bernie Paz). Y es que pocas veces a “la princesita del cuento” se le observaba en el lecho con otro hombre que no sea su príncipe. Y allí Vonn acierta porque intenta madurar la historia con realismo y da a Valeria San Román, una mujer ruda y luchadora, ese apasionamiento innato que seguramente debe tener una mujer con sus características.

Si Spanic sale airosa en su rol es en parte al buen desempeño de Katherine Siachoque quien brilla como Marcia, y ¿saben porqué? Sencillamente porque la actriz sabe como ser villana, tiene el temple para hacerlo y sobretodo muestra diferentes caracterizaciones dentro de ese mismo pérfido y malévolo rol al que le ha tocado actuar en varias novelas. Observen a la Siachoque en Te voy a enseñar a querer (Telemundo-RTI 2004) y compárenla con esta. Tienen solo en común que ambas son villanas, pero sus características son diferentes, esa sensualidad de Marcia y la coquetería de tocarse el pelo desconciertan no solo a sus amantes de turno en la telenovela sino a muchos que la ven por televisión. La Siachoque podrá hacer mil veces de villana y mil veces convencerá porque intelecto y atractivo le sobra y basta. A este redactor le hace recordar a Hilda Abrahams en la segunda versión de Natacha (Panamericana Televisión- RCTV-1990) donde su actuación levantó esa desastrosa historia. La Abrahams es una actriz con garbo para ser una villana de lujo mientras aquí la Siachoque hace lo que quiere en la historia a pesar que su contraparte no está a la altura de las circunstancias, es que Héctor Suárez comienza bien, pero empalaga ya que su villano es de caricatura. Mejor estaba en Velo de novia (Televisa -2003) y es que aquí su vena cómica resulta intrascendente para una historia adulta muy bien concebida.

Saúl Lizaso, fiel a su estilo, no va más allá porque su característica histriónica es harto conocida. Eso sí, por momentos luce perdido en esta historia ranchera, pero muestra su experiencia en las escenas de golpes y los encendidos entredichos con sus contrapartes.

Dentro del elenco juvenil, la mejor fue Jessica Cerezo como Daniela, sobria y sin una pose demás. No obstante el papel más representativo lo obtuvo Geraldine Bazan, casi diríamos que es el rol de su vida, y al que, pese a sus esfuerzos la actriz no sacó del todo adelante. Demasiado impostada e incluso ese tonito de “captas” se perdía muchas veces dentro del relato contrastando por ejemplo con las características que le imponía a su personaje Katherine Siachoque. No obstante esto le sirvió a Geraldine que obtuvo experiencia y ahora se desempeña mejor en Victoria (del cual hablaremos próximamente).

Lástima que el final de esta telenovela no cierre con broche de oro lo que fue su excelente guión, ya que como estrella de Telemundo, la Spanic llega al altar en forma muy irrisoria y hasta tomada de los cabellos en contraste a lo bueno que fue su guión. Sin duda, esta historia y la de Gata salvaje (Venevision - Univision Network- 2002), son las mejores historias que nos han brindado hasta ahora “los latinos en Miami” aunque a diferencia de la telenovela protagonizada por Marlene Favela y Mario Cimarro, en aquella telenovela el talento artístico era muy superior al brindado por esta producción, algo que si hubiera existido aquí seguramente estuviéramos hablando de cosas mayores. Eso sí alguien tiene que decirle a la Spanic que ya no cante porque ella tiene talento para actriz y con eso sobra y basta.

(*) rmanrique@elinformanteperu.com

9 comentarios:

Claudia dijo...

Hola te saludamos desde Miami, concuerdo contigo. Katherine Siachoque estuvo espectacular contrario a Gabriela Spanic que para colmo nos dio una faceta que malogra su buena trayectoria. La actriz no es cantante y eso debe descartarlo porque no tiene talento para eso. Es una buena actriz, pero ¿cantante? ni en sueños...

Anónimo dijo...

Creo que Gabriela estuvo muy bien, pero en lo que estoy de acuerdo es en su manera de cantar ¿quien le ha dicho que es cantante?. Al periodista le sugiero que nos señale si han habido otras actrices de novela que han cantado tan mal...Y eso no es culpa de ella, sino de Telemundo por aprobar algo tan ridiculo...

Anónimo dijo...

No exageren canta bonito y sobretodo tiene un cuerpazo..Gabriela es lo maximo

Tto dijo...

Hay algo que el periodista no vio o no quiso verlo. Noten cuando actua Gabriela como la cámara enfoca su exuberante cuerpo. ¿que, no es mayor mérito el verla actuar que enfocar sus "pechasos"? Sin duda es un "hembrón", pero pretenden los productores que la veamos así y esconder su talento para la actuación. Sin ser una mujer exuberante la villana que actúa en la novela está mil veces mejor.
Saludos desde Pucusana, Perú..

Anónimo dijo...

No culpemos a la Spanic por su papelito...Es que Catherine se come las novelas, ¡es única, tiene todo para enamorarnos! excepto en "Pecados ajenos" que se ve opacada por la gran Lupita Ferrer. Catherine se llevó todos los aplausos en "La venganza", "Te voy a enseñar a querer" y por supuesto en "Tierra de pasiones" (no hablo de las anteriores porque no las pude ver). A los productores de RTI denlé un papel como el de "Deborah Buenrostro", pero que triunfe con sus maldades al final, como el personaje de "Chema" que se fue del país y con dinero...jejeje...

Saludos desde Argentina...

Memo dijo...

Creo que es unánime el comentario Catherine estuvo sensacional. y me parece que empezó en "Las juanas", esa versión donde actuaba mi bomboncito Angie Cepeda...No la recuerdo porque no tenía trascendencia, pero aquí muestra su buena interpretación..Me gustó la telenovela por Catherine ..

Chau

Memo

Anónimo dijo...

Hola a todos, pues yo pienso que gabriela Spanic es una mujeron a comparación de la desabrida de la villana, en si se admite que actua muy bien, pero esta fisicamente espantosa, gaby es guapisima, además el caracter fuerte no es innato en la novela, sus antecedentes son de mucho sufrimiento, pero así es el papel, yo veo tierra de pasiones por gabriela spanic, pues en cada escena soberbia me hace reir y en cuanto a sus canciones, es un gusto y lujo que se dió por ser toda una dama, necesito tu tierra la canta muy tierna admitanlo..ya dejenla en paz, bola de morbosos..GABY EN MÉXICO SIEMPRE SERÁS BIEN RECIBIDA...

Anónimo dijo...

haber claudia por que no pones a cantar o hcer otras mejores cosas no sera que heces esos comentarios x que no sales en pantalla ....... me gusta su cancion y su actuacionsigue adelante gabriela.........

Rocío dijo...

Rocio:
Hola a todos, la novela es buenasa y la verdad creo que Gabriela canta muy bien, no se porque le tienen tanta envidia, dejenla trabajar, Saludos desde ´Perú.