lunes, 27 de abril de 2020

Actriz mexicana Silvia Pinal se recupera tras cirugía por fractura de cadera

La actriz mexicana, Silvia Pinal se recupera de manera satisfactoria tras superar una cirugía por una fractura de cadera.

Lima, 26 Abril 2020, (ANDINA).- La actriz mexicana Silvia Pinal, una de las últimas actrices vivas de la época de oro del cine mexicano (1933-1964), se recupera de manera satisfactoria tras superar una cirugía por una fractura de cadera, informó su familia.

"Gracias a Dios, mi mami salió bien de la operación. La operación fue un éxito", informó su hija, la también actriz Sylvia Pasquel en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter.

La diva del cine mexicano fue ingresada de emergencia en un hospital de la Ciudad de México tras haber sufrido una caída en su casa.

"¿No tengo palabras para agradecer su cariño, apoyo y solidaridad! Con el corazón en la mano mi familia y yo les decimos: #MilGracias ¡Tenemos #SilviaPinal para rato", aseguró Sylvia Pasquel.

Los medios mexicanos señalaron que la primera actriz, de 88 años de edad, sufrió una fractura de cadera y fue hospitalizada la noche del jueves por lo que se espera que hoy sea intervenida quirúrgicamente a las 14.00 hora local (20.00 GMT).

Sylvia Pasquel dio la confirmación y detalló que su madre había sufrido una caída el jueves en la tarde, al enredarse en el tapete de su cuarto y detalló que a pesar de que se encontraba delicada, los estudios que le habían realizado apuntaban a que no era una cuestión de gravedad.

Alejandra Guzmán, hija de Silvia Pinal, publicó una emotiva fotografía al lado de su madre en su juventud, y una imagen con un mensaje para pedir ayuda a sus seguidores para donar sangre O negativo en el hospital.

Nacida en 1931, Pinal fue considerada la última gran diva de esta etapa cinematográfica. "Me da gusto que me digan esto, porque realmente no creo que se lo comenten a mucha gente. Me siento muy agradecida", dijo la artista hace años en televisión.

Entre los aciertos de Pinal se encuentran "Un extraño en la escalera" (1954), "Un rincón cerca del cielo" (1952), "El inocente" (1955) o "La mujer que yo perdí" (1949).

Referencia aparte merecen las tres películas que filmó bajo las órdenes de Luis Buñuel, "Viridiana" (1961), "El ángel exterminador" (1962) y "Simón del desierto" (1964). Pinal sigue activa y con proyectos en la cartera.

Su vida personal ha sido turbulenta. Estuvo casada con el actor cubano Rafael Banquells (1947-1952), con el empresario Gustavo Alatriste (1961-1967), con el mexicano-venezolano Enrique Guzmán (1967-1976) y con Tulio Hernández Gómez (1982-1995).

De esos matrimonios nacieron la actriz Sylvia Pasquel, la cantante Alejandra Guzmán, su hermano Luis Enrique, y Viridiana Alatriste, quien falleció en un accidente automovilístico a corta edad.

La primera actriz creó una familia llena de talentos, pues sus hijas, nietas y bisnietas han continuado con su legado en diferentes áreas.

domingo, 26 de abril de 2020

Frivolidad y maldad: Villanas de telenovelas que hicieron historia en México

Un recuento de las villanas más populares en las telenovelas mexicanas. Algunas dramáticas, temibles, despiadadas e incluso sobreactuadas. No importa, fueron del agrado del público hispano que la convirtieron en uno de sus personajes favoritos.

Lima, 26 Abril 2020, (ANDINA).- Dramáticas, temibles, despiadadas e incluso sobreactuadas, así son las villanas de telenovelas, uno de los puntos fuertes de las producciones mexicanas cuyos personajes han sido reconocidos incluso internacionalmente sin necesidad de haber visto la telenovela completa.

Malvadas, como Catalina Creel o Soraya Montenegro, resultan en muchos casos aterradoras y, aunque inspiradoras e icónicas para algunos, representan la maldad, incluso en exceso, para la mayoría de espectadores.

Algunas de ellas marcaron un antes y un después en la historia de la televisión de México y, para quienes las interpretaron, fueron un punto de inflexión en su carrera actoral.

Incluso, en su mayoría como personajes secundarios, han logrado opacar el éxito de sus protagonistas por sus grandes actuaciones y, en el peor de los casos ganaban la enemistad con los espectadores, que de vez en cuando si los encontraban en la calle aprovechaban para enfrentarlos.

No se puede hablar de villanas sin hablar de la malvada Catalina Creel -y su característico parche-, quien es probablemente la villana más recordada por todos los mexicanos debido a su maldad sin límites y su imponente aspecto.

La actriz María Rubio fue la encargada de darle vida a Creel en "Cuna de lobos" (1986), una mujer sin escrúpulos que planeaba asesinatos fríamente y sin compasión bajo su parche. Incluso llegó a asesinar a su marido.

En 2019 se hizo una nueva versión de la telenovela donde la española Paz Vega era Creel, pero, aunque en los primero capítulos hubo mucha expectativa, la audiencia fue cayendo.

La maldita lisiada

Popular en su tiempo y en la actualidad, Itatí Cantoral regaló al imaginario colectivo una de las villanas con los peores sentimientos cuya dramática actuación rozaba con la tragicomedia.

Soraya Montenegro, su personaje en una de las Marías interpretadas por la cantante Thalía, más específicamente en "María la del barrio" (1994), pasó a la historia por escenas como la de la "maldita lisiada", que incluso recreó años más tarde, después de que se volviera viral en redes sociales.

La descorazonada Rubí

Aunque son pocas las telenovelas que tienen como protagonistas a mujeres malas, uno de los éxitos de la pantalla es justamente la historia de "Rubí", una mujer bellísima de corazón frío acomplejada por su pobreza y llena de todos los valores negativos que una mujer puede tener.

La versión interpretada por Bárbara Mori la consagró como una de las villanas más queridas de la televisión, pues a pesar de su maldad e interés económico a la hora de enamorar a los hombres, el público lograba empatizar con su personaje. A pesar de ello, en las telenovelas la maldad nunca puede ganar, así que la historia de la protagonista no termina en un final feliz.

Malas por conveniencia

También ha sido común que ciertas actrices sean elegidas solo para papeles de villanas, es el caso de Sabine Moussier que con sus ojos azules casi transparentes ha interpretado a un sin fin de villanas, lo mismo para Cynthia Klitbo o Laura Zapata.

Esta última, Zapata, polémica por sus comentarios en contra del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador y por la truculenta relación con su familia -es hermana de Thalía-, interpretó a Onelia Montenegro en "Cuidado con el ángel" (2008) compartiendo elenco con actores de la talla de William Levy o Maite Perroni.

De la misma forma, hay famosas que cuyas caras suelen siempre estar relacionadas con el bien, así le había sucedido a Lucero quien, acostumbrada a hacer el papel de buena en televisión, tuvo que demostrar a los escépticos su versatilidad en la pantalla.

La actriz y cantante, se convirtió en una villana icónica cuando fue protagonista en "Lazos de amor", una historia que la retó al triple al ser interpretar a unas trillizas, una de ellas María Paula, una mujer malvada capaz de matar a quien se opusiera a sus planes.

lunes, 13 de abril de 2020

'Te volveré a encontrar': América TV estrena telenovela nacional protagonizada por Alondra García Miro

América estrenará 'Te volveré a encontrar', la telenovela que protagonizó Alondra García Miro, en su debut. Se lo deben a la pandemia. América con todas sus producciones paralizadas apela a su archivo, estrenó 'La Rosa de Guadalupe Perú', ahora esta telenovela que estuvo en la 'congeladora' buen tiempo. Ya veremos como le va a esta producción nacional.

Lima, 13 Abril 2020, (El Informante Perú).- América Televisión no quiere perder su prime time dedicado a la emisión de producciones nacional. Pese a que parecía estar en la 'congeladora'; la pandemia y los cambios que se generaron, a raíz de ello en la televisora, han traído consigo la emisión de 'Te volveré a encontrar' una producción grabada hace dos años que está protagonizada por la modelo Alondra García Miró, conocida por su romance con el futbolista Paolo Guerrero.

En su cuenta en Instagram, la modelo dijo sentirse bastante contenta porque, tras un tiempo de espera, finalmente dicha producción que protagonizó junto a Nicola Porcella, Pablo Heredia y George Slebi llegará a la pantalla chica.

Por otro lado, el productor Miguel Zuloaga señaló que la modelo no decepcionará en su primer protagónico. En declaraciones al diario Correo indicó que cuando Alondra pasó el casting, él notó su potencial, por lo que contrató a Norma Martínez y Sergio Galliani para que la ayudaran.

También indicó que la novela no salía porque no había espacio. “No ha sido por nadie en especial. Ni por Nicola (Porcella) ni por nadie. Ahora, él se preparó y su desempeño sorprendió a todos. Estuvimos contentos”, sentenció Zuloaga por el papel que tiene el ex integrante de “Esto es Guerra”.

La producción a cargo de ProTV cuenta con parte de su elenco estable que lo ha acompañado en otras producciones como 'Ven baila quinceañera' y 'los Vílchez'. En el reparto figuran Mayra Goñi, Alessandra Fuller, Flavia Laos, Karina Jordán, Grianfranco Brero, Javier Valdez, además de Denisse Dibós.

Será su primer melodrama y cuenta con un guión escrito por un grupo de profesionales entre los que se encuentra Augusto Cabada.

El colombiano George Slebi, el argentino Pablo Heredia y el peruano Nicola Porcella se verán enfrentados por el amor de una mujer, (Alondra García Miró).

'Te volveré a encontrar' se estrena este lunes 20 de abril a las 9:30 de la noche a través de la señal de América TV.


sábado, 11 de abril de 2020

La reina soy yo: copia entretenida

América Televisión emite 'La reina soy yo', una producción que no desentona, aunque el original colombiano (no emitido en el Perú) sea superior.

Lima, 11 Abril 2020, (Por: Richard Manrique Torralva / El Informante Perú).- ‘La reina soy yo’, resulta una historia entretenida, aunque no del todo convincente.

Pese a ser una adaptación de la telenovela colombiana, 'La reina del Flow' realizada por la cadena Caracol de Colombia; la historia recién toma fuerza internacionalmente gracias a esta realización de Sony Pictures y Televisa.

La telenovela está protagonizada por Michelle Renaud, Lambda García, Mane de la Parra y Polo Morín. Además de Briggitte Beltrán, Pakey Vázquez, Arleth Terán, Gloria Stálina y Renata Manterola. La historia cuenta con las actuaciones especiales de Arturo Peniche, Marcelo Códoba y Brandon Peniche.

La historia (tomada de su sinopsis oficial)

Yamelí (Renata Vaca), es una joven mexicana de aproximadamente 17 años, que estudia y ayuda a sus padres en el negocio que tienen. Ella tiene un don para las rimas y ritmos musicales, pero es un secreto que ha guardado durante varios años. Está enamorada de su compañero de clases y vecino Charly (Polo Morín), a quien le ha escrito muchas canciones y que mantiene en secreto en su libreta. Pero una tragedia sucede y sus padres son asesinados, mientras que ella confía en quien no debía, su libreta en donde están todas sus canciones caen en las manos de la persona que le destruye su felicidad y le arrebata su libertad, condenándole a más de 17 años a prisión. Luego de esos años, Yamelí (ahora, interpretada por Michelle Renaud) sale de prisión tras llegar a un acuerdo con las autoridades, para así comenzar con su venganza en contra del hombre que tanto amó y confió y que ahora odia con toda su alma. Yamelí dejará de ser quien es para convertirse en una nueva mujer y con otro nombre, Lari Andrade, una mujer de 34 años que se dedica a la producción musical y de buscar nuevos talentos en la industria. Es así, con el apoyo de nuevas personas, buscará la manera de seguir con su plan de venganza, aunque a veces todo de un giro inesperado.

Entretenimiento asegurado
¿Qué se necesita para que una historia tenga atractivo? No sólo un buen guión, un casting acorde a la propuesta presentada y si la trama tiene el apoyo de los ritmos del momento, el entretenimiento está más que asegurado. 'La reina soy yo' cuenta con una atractiva historia, ideal para las adolescentes, aunque termina enganchando a algunas amas de casa. El guión nos muestra lo que ya otra producciones presentaron en el pasado, el atractivo se encuentra en la simpleza de una trama que se refuerza con actuaciones pasables, los entretelones que surgen en ese submundo urbano y la venganza que fluye en la protagonista dispuesta a todo (hasta acostarse con el hombre que le destruyó la vida) para lograr sus objetivo.

Desde los tiempos de 'La leona (Telesistemas mexicanos. 1961) donde Amparo Rivelles mancillada y engañada recurre a todo para lograr su venganza; este tipo de historias se han ido realizando, algunas eficientes, otras regulares, pasando también por las menos destacadas.

Pero, existe un aporte adicional, el ingreso de la música urbana dirigido al sector juvenil, ese ritmo nacido en los barrios marginales cuyas composiciones reclaman algún derecho o abuso, tristeza o decepción. En la trama, el rap y algo de hip hop, forma parte esencial en la vida de estos jóvenes de barrio que encuentran caminos distintos que terminan unidos a lo largo de sus capítulos.

La música en las telenovelas
La música ha sido parte importante en producciones de este tipo. Con el tiempo, las telenovelas mexicanas fueron las primeras en introducir ritmos del momento en cuanto guión telenovelero existiera. Recordamos el éxito de Donna Summer, 'On the radio' cuyos primeros acordes siempre se escuchaba tras las escenas de amor entre Gustavo Adolfo y Fernanda en 'Colorina' (Televisa. 1981). También me viene a la memoria, los primeros acordes de ‘Love is a many-splendored thing' aquella bella melodía, ganadora de un Oscar en 1955, que se escuchaba en los momentos románticos entre Andrea y Gregorio; así como durante su capítulo final en 'Vivir un poco' (Televisa. 1985) o ese final tan 'hindú' copiado de la película 'Quisiera ser millonario' (la coreografía en la escena final de la canción ‘Jai Ho’), calcado en la telenovela 'Amorcito corazón' (Televisa. 2012).

Por supuesto, no faltan la historia juveniles al ritmo de cantantes y grupos que aspiran al estrellato. Desde los tiempos de 'Alcanzar una estrella' (Televisa. 1990) pasando por las maravillosas historias de la argentina Cris Morena como la nostálgica 'Floricienta' (Argentina. 2005) de gran éxito continental copiada en México como 'Lola, érase una vez', una irregular producción que no le llegó a los talones a la gran producción argentina, éxito en el Perú y en varios países de habla hispana.

Cómo se lee, la música siempre fue parte importante en la historia de las telenovelas, copiadas, emuladas o simplemente agregadas y que fueron el aporte perfecto para una escena de amor o una conclusión ideal en toda historia televisiva.

En estos tiempos, el género urbano ya tiene la historia precisa (gracias al original colombiano) que le permita formar parte dentro del mundo de las telenovelas. En este remake, constituye una expresión cultural dirigida a esa juventud hispana (comunidad latina en Estados Unidos) que desde la década de los noventa incluyó dichos ritmos como parte de su estilo de vida.

Historia ya conocida
Decíamos, líneas arriba, que la historia es vendible debido a que su conocida trama siempre ha dado resultado. Además la música, muy bien escogida, es el complemento perfecto para que el guión se siga con agrado.

Si la venganza es la idea central de la trama, los actores protagónicos no desentonan, pese a ciertos altibajos. Lo cierto es que hay momentos de eficiencia en el tratamiento de las imágenes, la muerte de Diana (bien Gloria Stálina); el encierro de Yameli, tras el paso de los años (el cambio de Renata Vaca por Michelle Renaud), entre otros atractivos más (pese a que Renata, no se parece a la Renaud, en nada).

El momento que Érik descubre que Yamelí es su verdadera madre
Hay algunos complementos interesantes que vale la pena comentar, como el rol protagónico de Michelle Renaud, una actriz que, pese a sus 31 años, por su fisonomía pareciera de menos edad, lo que hace imposible que pueda ser la madre de un jovencito cuyos 18 años, según la historia, hace nula tal probabilidad en pantalla.

Los comentarios estuvieron divididos en las redes. Lo cierto, es que lo irreal siempre ha estado presente en historias de este tipo donde la fantasía desbordante en muchos guiones, permite que lo imposible sea dejado de lado. Claro, en pleno siglo 21, las nuevas generaciones están más proclives a la crítica ante este tipo de absurdos que, como tal, no siempre son aceptadas. Total, todo es producto de una historia que no necesariamente tiene que ser fiel reflejo de la realidad.

Desde los tiempos en que Ricardo Blume, a los 36 años, se convirtió en el aprovechado Roberto Caride para, tras morir en la trama, pasar a convertirse en el hijo de la protagonista, el rebelde Toño, un muchacho de unos 20 años, en 'Simplemente María' (Panamericana Televisión. Perú. 1969), muchas son las historias que han utilizado esa fórmula, con éxito o fracaso, siempre con harta carga de críticas.

Claro, en esos años, generalmente la fantasía funcionaba. No existían las redes sociales y el público era más propenso a ese tipo de estrategia comercial.

Ni que decir, el caso de Verónica Castro con Guillermo Capetillo en 'Los ricos también lloran' (Televisa. 1979) o con Thalía y Osvaldo Benavides en su remake 'María la del barrio' (Televisa. 1998).

En muchos casos, la telenovela no ha tenido pierde al utilizar dicha fórmula, un despropósito que aún, con la llegada de la tecnología y el Internet siempre ha sido utilizado.

Actuaciones aceptables
Por otro lado, qué agradable resulta ver actuar a Michelle Renaud. Desde que la vimos en 'La mujer del Vendaval' (Televisa. 2013) nos encantó su presencia escénica en pantalla.

En 'La reina soy yo' saca esa fuerza histriónica para llevar adelante a su personaje (sobre todo en los primeros capítulos). Además no desentona en los momentos cumbres de la historia. Su final convence, por las características de su personaje (una mujer que tenía que sobrevivir en la cárcel, aprendiendo a luchar y a sobrellevar las tragedia que la envolvía).

Los productores aciertan al incluir a Polo Morín y Lambda García quienes ingresan con personajes dobles (un mismo actor para representar al padre en el pasado y al hijo en el presente), cada uno aportando fluidez y agilidad a un guión que permite seguir su hilo narrativo con interés.

El problema con la historia es que el guión es casi calcado de 'La Reina del Flow', que cuenta con una potente actuación de Carolina Ramírez, nuestra 'Rosario Guerrero' en el clásico 'La hija del mariachi' (RCN. 2010). Uno observa el original colombiano y encuentra que su par mexicano tiene más similitud que diferencia.

En el Perú, ATV que es el canal que emite producciones colombianas, debería comprar la historia colombiana (nunca se emitió en el Perú), podría resultar, al igual que en el pasado convencieron ‘La hija del mariachi’, ‘De pura sangre’ o ‘Sin tetas no hay paraíso’. Hemos observado varios capítulos de la original colombiana, sin duda resulta más contundente que su remake. Ese es el problema cuando la trama original es muy superior a la copia. Actualmente, gracias al cable y al Internet, ya no somos ajenos a la realidad. Pese a que la historia colombiana, logró verse en algunos países, la mexicana con ayuda de sus socios norteamericanos, tienen una mejor proyección en cuanto a comercialización.

Con respecto a 'La reina soy yo', en el Perú no le va mal en el horario de la tarde. Actualmente, gracias a la tecnología en las telecomunicaciones, ya nada puede ocultarse y las comparaciones aunque odiosas son necesarias. En suma, 'La reina soy yo' se puede ver con agrado por puro entretenimiento pasajero.