Buscar este blog

miércoles, 25 de marzo de 2009

GRAFFITI: APOSTANDO POR LOS NUEVOS VALORES


Lima, 25 Marzo 2009, (Por: Richard Manrique Torralva / El Informante Perú).- Llega a su final "Graffiti", la última propuesta de Michel Gómez, que no es otra cosa que la nueva versión de "Tribus de la calle" (ATV-1994). Una producción que nos presenta nuevos rostros dentro de una historia conocida y eminentemente popular, como es el estilo habitual del productor.

Tal como su predecesora, la historia toca el tema de las pandillas juveniles. La historia gira en torno a dos grupos de barrio: "Los Machucas" y "Los Barrunto", quienes siempre están en constantes "peleas de barrio".

En medio de ello, se encuentra Alina (irregular Natalia Salas), una joven que de niña perdió a su padre (Carlos Mesta) por una confusión de un grupo de militares en la Selva comandados por el comandante Nicolás Silva (como siempre impecable Oscar Carrillo). Su madre Chela (Flor Castillo) viaja con ella a Lima para alejarse de esos recuerdos. Ahí, como si fuera una jugada del destino, diez años después, conoce a Alfonso (aceptable Jesús Neyra), hijo del militar que ordenó la muerte de su padre. Por ironías de la vida, ambos pertenecen a bandas rivales, y eso hará que se vean a escondidas de su primo y de su madre "doña Chela".

El guión está a cargo de Jimena Ortiz de Zevallos y Nena Bravo adaptada de la historia original de Eduardo Adrianzén.

Y es que, aunque sea una versión de una antigua telenovela de Gómez, "Graffiti" toma de base el tan mentado tema de las pandillas que pululan por nuestras calles, especialmente en el sector popular. A partir de ahí se pretende levantar una historia de amor "marcado por la fatalidad".

Pero, en verdad, este tema no tendría que haberse enmarcado tomando como base la vida de los personajes principales de "Tribus de la Calle", sino pudo tomar de cualquiera de la mayoría de las producciones de Gómez, especialmente de aquellas donde las barras bravas y las pandillas han sido más de una vez tocadas por el conocido productor.

No obstante, "Graffiti" se centra casi al calco del guión de su predecesora. Sin embargo la construcción de los personajes carece de una mayor fuerza visual. Por momentos las escenas lucen forzadas, especialmente en su primer capítulo donde la muerte del papá de Alina adolece de un mayor dramatismo, pese a lo bien que está Oscar Carrillo. Esa escena central marca la historia de la telenovela, pero por ser tan floja en su contextura, ni siquiera el intercambio de miradas infantiles entre Alina y Alfonso hacen que nos compenetremos con la historia a través de ese sentimiento inicial que quieren imprimir aquellos niños con sus miradas.

Es que los niños son figuras decorativas dentro del argumento ya que carecen de una mejor preparación actoral para que ese inicio, clave dentro de la historia, sea atractivo. Sin irnos muy lejos en el tiempo, que distinto es observar a los pequeños "Fernanda Elizalde" y "Eduardo Juárez" en la interesante "Mañana es para siempre" (Televisa-2008) que junto a ese ramillete de chiquillos entusiasmaron a la teleplatea en sus atractivos primeros capítulos bien secundado por una excelente Erika Buenfil como la madre de los niños Elizalde, que opacó en esos momentos a la villana de turno, la bella Lucero.

Es que allí se nota formación actoral y preparación metódica de la escena porque entienden que el inicio es el que decide el interés posterior por la telenovela. En “Graffiti” su momento clave luce demasiado irrelevante, para colmo, se dedican posteriormente a "presentar" las características de cada uno de los personajes principales perdiendo relevancia lo que al inicio querían mostrar.

Pero Gómez no es un improvisado y trabaja bien en la estructura de cada familia dentro de la historia. El "francesito" parece darse cuenta que sus actores juveniles por su poca experiencia sucumben, en su mayoría, y explora lo que bien sabe hacer, retratar el submundo popular y el ambiente que los rodea. La participación de doña Aurora (muy simpática Nancy Cavagnari) agrada, mientras la historia de la novicia (Stephie Jacobs) y su amor por el "Chacal" entretiene, pero hasta allí nomás, porque como es una nueva versión de "Tribus...", Gómez nos recuerda el estilo que tiene Adrianzén de "apoyarse" en "los homosexuales ahombrados", aquellos personajes en la que sólo acertó, precisamente en esa versión cuando creó dos memorables gays, "la china René" y "la negra Susy" caracterizados impecablemente por Julio Marcone y Martin Abrisqueta que, debido a su gran actuación y al impacto que causó entre el público, aparecieron en otras dos producciones de Gómez como invitados especiales, siempre resaltando aquella chispa tan singular que levantaba el guión a más no poder.

Sin duda, tanto Marcone como Abrisqueta recrearon muy bien sus personajes de "mariquitas" cada cual más chismosos y afeminados en potencia (incluyendo manías y dejos impecablemente retratados)

En "Graffiti" se vuelve a colocar a estos personajes, pero sin el atractivo necesario como para interesarnos en ellos porque ni Gilberto Orué ni mucho menos Christopher Gianotti consiguen que olvidemos a Marcone y Abrisqueta ni siquiera cuando sale a relucir un pretendiente para uno de ellos.

Pero un acierto de Gómez, en esta producción, es apostar por nuevos valores en sus protagónicos. Cierto es que aún les falta bastante camino por recorrer, pero el riesgo es importante para “sembrar y después cosechar” futuras promesas que en un futuro cercano puedan superar sus trabajos iniciales.

Es así, que dentro de los nuevos valores destaca Alessandra Denegri quien luce muy sensual y logra que nos centremos en sus maldades, mientras Sebastián Monteghirfo deja atrás su buen papel bufonesco en "La Pre" (Frecuencia Latina 2008) y nos presenta un trabajo más serio y que no desentona a pesar que por momentos luce impostado.

Mención aparte merece Jesús Neyra, quien pese a que se vende como "el primo de Gianella Neyra", incursiona aceptablemente en su papel de galán. Esperemos verlo en otros trabajos con los que pueda adquirir mayor experiencia. Sólo esperemos que se deje de despotricar de los galanes porque él puede ir camino a consagrarse como tal y no es "delito" ser galán, sino que lo diga Christian Meier y muchos grandes actores que por el hecho de ser galanes jamás ello, les impidió mostrar sus dotes actorales. En todo caso, el acierto de Gómez con la elección de alguno de sus "muchachos" se debe también al trabajo que realizó anteriormente en un taller de actuación el actor Pold Gastello quien enseñó algunos trucos a estos jóvenes principiantes.

Dentro del elenco destacan también, aparte de Oscar Carrillo, Julio Marcone, Stephie Jacobs, Pold Gastello, Giselle Collao y Franklin Dávalos.

Eso sí, al igual que en “La Pre”, a Gómez no le va del todo bien con sus protagónicos donde ahora se invierten los papeles porque Natalia Salas no está para actriz principal. Lejos, si recordamos “Tribus…”, tanto Jimena Lindo como María Pía Ureta eran superiores en interpretación histriónica. Nos parece que Salas no encaja en el papel, mejor está en “Placeres y tentaciones” (Frecuencia Latina- 2008) que interpretando a una sumisa y sufrida joven enamorada.

Eso sí, la música es uno de los aciertos de Gómez, muy juvenil y atractiva para nuestros oídos y para la juventud a quien está mayormente dirigida esta producción.

Se va “Graffiti” que no desentonó, pero tampoco despegó. En todo caso Michel Gómez mantiene su nivel y da paso a una producción, casi de encargo, pero que luce muy bien a simple vista. Esa telenovela se llama “Los Barriga” del que hablaremos próximamente.

rmanrique@elinformanteperu.com
www.elinformanteperu.com

9 comentarios:

Mary dijo...

A mi me gustó graffiti, pero concuerdo contigo que mejor estaba "Tribus de la calle"...

Anónimo dijo...

No me agradó para nada. ¿sabe porqué? Sencillamente porque nuestras producciones siempre apelan a lo mismo, no hay ni chispa de creatividad...Basta ya...

Anónimo dijo...

´No me gusta porque siempre son los mismos temas...No hay nada de diferencia...para colmo adolecemos de buenos actores...nada que ver...fue un fiasco..

Fernando dijo...

Fue una serie poco interesantes porque copian algo que ni siquiera fue un éxito ya que "Tribus de la calle" jamás despegó o ¿me equivoco?...

Muñequita dijo...

La serie estuvo muy bien... Yo quisiera saber el nombre de las canciones porque estoy buscando como loca la lista completa pero no lo encuentro. Por favor si alguien sabe la cancion respondame, please....

Limeña dijo...

Ojalá aperezca una serie que valga la pena. No he visto ninguna que realmente me emocione y es una lástima porque talento existe, pero desde la época de Luz María o Maria Emilia, no ha aparecido una buena producción peruana que valga la pena.

Anónimo dijo...

weno ojala qe la vuelvan a dar porq estuve chevere.. los capitulos tamiien... ojala qe la vuelvan a repetir.. de verdad gracias...

Anónimo dijo...

A mi me gusto mucho graffiti quisiera verla de nuevo

Glink dijo...

estuvOOo bravazoOO esta serie las gente que no sabe d talento abla que no paso nada pero ala mayoria de mmi crew les agradOo suerte y bendiciones..!