martes, 28 de agosto de 2007

"PRISIONERA" LLEGA A SU FINAL EN EL PERÚ

Lima, 15 Septiembre 2005.- Finalmente la polémica producción de Telemundo realizada hace un par de años llega a su final en nuestro país y aunque ya la hemos comentado anteriormente, es bueno hacer un análisis más amplio ahora que se encuentra en sus capítulos finales.

Prisionera es la historia de "Guadalupe Santos" quien desde muy niña conoce la desgracia cuando se ve involucrada en un asesinato muy misterioso ya que el hombre que supuestamente la ultrajó muere asesinado. Guadalupe (Gabriela Spanic) es condenada a 20 años de prisión, allí dentro de un penal da a luz a una preciosa niña (Génesis Rodríguez) a quien entrega a su hermana (Adriana Roel) que, valiéndose de la niña, engaña a su entonces enamorado haciéndole creer que es su hija, gracias a ello se convierte de la noche a la mañana en una respetada señora. Mientras Guadalupe es perseguida por la implacable familia de la persona asesinada quien desea verla de por vida en la cárcel. Sin embargo la vida le brinda otra oportunidad en la que se cruza en el camino el amor de su vida (Mauricio Islas/Gabriel Porras) del que se enamora perdidamente ignorando que él es el hermano de la persona asesinada y que además es la persona de la cual su hija Libertad sueña perdidamente.

Lamentablemente la novela se vio envuelta en un escándalo de la que salió mal parado el protagonista (Mauricio Islas) que fue cambiado por otro (Gabriel Porras) y con ello los guiones se vieron modificados y eso se percibe en la trama donde el peso la comienzan a tener algunos actores de reparto y la propia Spanic que para nuestro gusto no logra redondear su actuación como debiera. Es más, eso de vestirla con exuberantes escotes y minis al vuelo pues más recrea la vista que otra cosa. Gabriela desde "La Usurpadora" no ha vuelto a redondear una buena actuación, pero bastó con dicha novela para saber que dotes de actriz las tiene y con creces.

Lástima los escándalos suscitados, pues la novela estaba hecha para ella. Ahora, el guión de Kiko Olivieri cae por momentos pesado y monótono, muchas de las historias paralelas tienen "un súbito final" o mueren o se van de viaje y eso hace que la trama pierda interés.

Lo mejor de "Prisionera" estuvo en su reparto, casi podíamos decirlo que de lujo y no por la trayectoria de algunos sino por el desempeño de muchos de ellos, Daniel Lugo enseñando actuación a muchos de sus compañeros, redondea la faena y nos muestra en muchos pasajes lo buen actor que es, disfruta de sus otoñales años volviendo al primer plano de la actuación. A Daniel lo recordamos mucho los peruanos cuando en los setenta encarnó al "lechuga" en la primera versión de "Me llaman Gorrión" y posteriormente en los ochenta participó nuevamente en nuestro país en la desastrosa producción "Mala mujer" junto a Rudy Rodríguez.

Y a propósito de producciones peruanas, otra que gustó es Diana Quijano, actriz peruana, radicada muchos años en Miami y que nos da gusto su desempeño y lo bien que le va en Miami, su cruel y pérfida "Lulú" lo caracteriza a la perfección. Es más los tics que le da al personaje le permiten desenvolverse con gran soltura, ya la hemos visto en otras producciones latinas, sin embargo ha mejorado una barbaridad, todavía la recodamos cuando debutó en los noventa en "El Hombre que debe Morir" junto a Raymundo Capetillo siendo duramente criticada. Posteriormente es con "Mala Mujer" donde comienza a destacar y donde precisamente encarnó a la esposa de Daniel Lugo. Tampoco debemos dejar de mencionar a Adriana Roel quien también sobresale. Dejó atrás su rol de insípida y sufrida protagonista en alguna de las novelitas que hizo en Televisa y ahora en toda su madurez la vemos mejor lograda como actriz.

Hasta el debut de Génesis Rodríguez como "Libertad" gustó por su carita de niña inocente con ansías de convertirse en mujer. Lástima que, con lo del escándalo Génesis "desapareciera" del mundo telenovelero pues no la hemos visto en otras producciones, ella con un poco más de experiencia tranquilamente, a futuro, está para un estelar. Sería una dura rival de nuestra Sthepanie Cayo que pronto debuta en una producción de Miami con una nueva telenovela.

En cuanto a los galanes, ¿nada que ver? Mauricio Islas nunca redondeo su actuación, pero Gabriel Porras, desconocido para nosotros, nunca representó la pareja perfecta para la Spanic. Así con lo "canalla" que era el personaje de Daniel Lugo, él merecía quedarse con "Guadalupe" por su buena actuación.

En cuanto a ATV no le fue mal con esta producción pues los niveles de sintonía no decayeron. Con todo "Prisionera" fue más que un bluff publicitario y más allá de ser objeto de los chismes que se tejieron alrededor de ella, gustó y concitó el interés por algunos momentos. Sin embargo hoy por hoy Miami continúa siendo la puerta internacional para las nuevas promesas de la actuación y la resurrección para algunos grandes actores que por uno u otro motivo ya no son tomados en cuenta en su país de origen, pero gracias a las productoras afincadas en USA tienen la suerte de resurgir y competir actoralmente con muchos otros colegas de otros países, por ello el currículum de los actores latinos está a la orden del día. Todos quieren trabajar en alguna producción made in USA. Ojalá tengan suerte.