viernes, 25 de noviembre de 2011

EVA LUNA: INTRIGA AL LÍMITE

Culmina "Eva Luna" una producción que logró adeptos por la agilidad de su trama y el buen desempeño de un reparto de lujo.

Lima, 25 Noviembre 2011, (Por: Richard Manrique Torralva / El Informante Perú).- Culmina "Eva Luna" otra de las producciones internacionales que logró adeptos por su bien balanceada intriga que lograba un efecto agradable y sobretodo concitaba atención y a la que vale la pena dedicarle algunos párrafos sobretodo si la historia pertenece al escritor venezolano Leonardo Padrón, a quién ya habíamos perdido la pista desde hace un buen tiempo.

"Eva Luna" es producida por Venevision Internacional en asociación con Univision. Es protagonizada por Blanca Soto y Guy Ecker, con la participación de Julián Gil, Vanessa Villela, Susana Dosamantes y Lupita Ferrer; también forman parte Jorge Lavat, Anna Silvetti, Harry Geithner, Franklin Virgüez, Sonia Nohemí, José Guillermo Cortinez, Eduardo Ibarrola, Sofía Lamas, Greidys Gil, Leticia Morales, Francés Ondiviela, Carlos Yustis, Daniela Schmidt y Raúl Xiques.

SU HISTORIA

Daniel Villanueva, (Guy Ecker), es el viudo más cotizado de Los Ángeles. Es un exitoso ejecutivo de publicidad quien además es rico y padre de una pequeña hija, Laurita (muy agradable Gabriela Borges). Exitoso en los negocios y en el amor, las mujeres enloquecen por él. Tiene una sociedad con la familia Arismendi cuya cabeza es Marcela (Susana Dosamantes) aunque el dueño de la inmensa fortuna es don Julio (genial Jorge Lavat, en su última actuación). Julio es un hombre acabado y triste por su tormentoso pasado. Es cuidado por Renata (Ana Silvetti) su fiel ama de llaves que lo ha querido desde siempre. Julio sabe que Marcela solamente quiere su fortuna y que desea que muera lo más pronto posible, pero se cuida y hasta se las ingenia para hacerle la vida imposible.

Al otro lado de la ciudad vive Eva González, (Blanca Soto), una joven de extraordinaria belleza, humilde y emprendedora. Al igual que tantos inmigrantes que vienen a Estados Unidos, Eva llega con su padre y su hermana menor a California en busca de una vida mejor. Sin embargo, Eva no se imagina que para encontrar la felicidad primero tendrá que sufrir una terrible pérdida, ya que su vida está entrelazada con oscuros secretos de familia, mentiras, engaños y la poderosa ambición de una familia.

Cuando el padre de Eva es atropellado fatalmente ante sus ojos por un misterioso conductor que huye, ella jura vengarse del misterioso y cobarde hecho. Pero de momento tendrá otros problemas tales como sobrevivir en la gran ciudad y mantener a su hermana Alicia.

Alicia González, (Sofia Lama), la hermana de Eva, es la típica adolescente atraída por la vida loca representada aquí por Tony Santana (Alejandro Chabán), un delincuente con mucha labia y simpatía que ya desde el primer encentro le roba el dinero a la muchacha. Pero en la gran ciudad, Eva también caerá en la trampa del amor.

Eva encuentra el verdadero amor cuando conoce a Daniel Villanueva, Al principio, la relación de Daniel y Eva es un desastroso vaivén de amor y odio, pero al final ninguno puede negar los sentimientos que sienten el uno por el otro. Esta atracción es muy evidente para el mejor amigo de Daniel, Leonardo, (Julián Gil), un consumado Casanova que está decidido a hacer suya a Eva a toda costa, creando una intensa rivalidad entre los dos amigos. Además, Victoria, (Vanessa Villela), la prometida de Daniel y hermana de Leonardo, y Marcela, su jefa y futura suegra, también harán todo lo que esté en sus manos para mantener a Daniel y Eva separados.

Una jugada inesperada del destino hace creer a Eva que Daniel era el misterioso hombre que atropelló a su padre y que no se detuvo a ayudarle. Devastada por la pérdida, ella jura vengar su muerte y Leonardo aprovecha la oportunidad para separarla de Daniel. Eva cae en su trampa, sin saber que está viviendo una mentira con el verdadero asesino de su padre. Mientras tanto, Daniel no entiende por qué Eva de repente lo odia y, creyendo que sólo jugó con sus sentimientos, decide casarse con Victoria.

Después de una serie de sucesos inesperados, Eva hereda la agencia de publicidad donde trabaja Daniel, y regresa a su vida como su jefa. Armada con una posición de poder y la nueva identidad de Luna, ella pone su plan de venganza en acción, pero lucha entre mantener la promesa que hizo en la tumba de su padre o perdonar a Daniel. Sin embargo, Daniel no se deja engañar por la nueva actitud de Eva y, al descubrir la traición de Leonardo, decide luchar para demostrar su inocencia y una vez más ganar su corazón.

INTRIGA Y BUENA INDENTIFICACIÓN DE LOS HECHOS

"Eva Luna" pertenece a la inspiración de Leonardo Padrón, un buen escritor y guionista que ha ofrecido otros buenos títulos a destacar. Dicho sea de paso, esta historia constituye un remake de la telenovela “Aguamarina” (Telemundo-1997) que fue protagonizada por Rudy Rodríguez en los noventa y que fue vendida a varios países aunque sin la trascendencia internacional que tuvieron otras historias de este tipo.

La nueva adaptación de esta historia realizada por Alex Hadad cumple con creces la finalidad de atrapar adeptos por mantener esa intriga y suspenso en torno a una historia de amor que funciona, por el gran trabajo que se ha hecho alrededor de su trama y por tener un grupo de experimentados actores de reparto que funcionan en cada uno de sus roles. Aquí no importa que la pareja central no tenga el feeling que se necesita, es el cúmulo de intrigas que van explotando en cada capítulo que permite que la serie entretenga y se siga con atención.

La historia va de menos a más porque los primeros momentos se centran en el romance de los protagonistas. Una trama que nunca se agota. Los momentos del encuentro entre los protagonistas agradan, pretenden darle su lugar al verdadero protagonista central de la historia: El Romance. Por ello se detalla un encuentro muy curioso y efectivo que nos hizo recordar al momento en que se conocen Cristina y Carlos Alfredo (Cristal-RCTV-1986) y también al efectivo encuentro entre Mariana y Luis Alberto (Los ricos también lloran-Televisa-1979). Son "detalles" que centran la atención del público y aquí no desperdician dicha oportunidad y logran el efecto deseado a pesar que Blanca Soto no logra entusiasmar como protagonista, mientras Guy Ecker se impone más por su experiencia que por su compenetración con el personaje.

Eso sí, el guión no pierde el romanticismo y la ilusión del género. A ello habría que agregarle que como toda historia hecha en la tierra del tío Sam, "Eva Luna", explora situaciones que pueden ocurrirle a cualquier emigrante. Las dificultades de encontrar empleo sin tener estudios, las preocupaciones por los más jóvenes de la familia que ceden muy rápido a las tentaciones urbanas y el ingreso a "la vida fácil" mediante la prostitución.

Lo mejor de esta producción es que la intriga nunca decae gracias al buen desenvolvimiento de la mayor parte de los actores, todos con amplia experiencia en producciones de este tipo y que permite que la trama sea aceptada con agrado.

Lupita Ferrer, aunque sobreactúa, lograr compenetrarse como Justa. Sin duda, su experiencia le permite sacar adelante a su personaje. Mientras, Susana Dosamantes, es efectiva como villana y un Jorge Lavat impecable como don Julio Arismendi. Ambos conforman un matrimonio de nombre nada más, con ello aportan el elemento de intriga detectivesca a esta historia.

"Eva Luna" tiene a "El Gallo" (muy bien Franklin Virguez), patrón de Tony Santana, como un villano muy efectivo. El momento de su muerte y las palabras de Marcela hacia el único hombre a quién siempre amó y le dio un hijo, Leonardo, cierra ese corolario de intriga y suspenso que causan el efecto deseado. Ni que decir, sobre la muerte de Claudia Jimenez, la mejor amiga de Victor, (Greydis Gil) que le otorga más agilidad a una trama contada con ingenio. El televidente sabe que observa una historia trillada, pero la inteligente adaptación es motivo de sobra para seguirla.

Si hablamos de la experiencia de los actores es porque resulta fundamental para el desarrollo de muchas logradas escenas como la muerte de Renata, la ama de llaves de los Arismendi. Una villana de las muchas que se vuelven buenas con el correr de los capítulos de esta historia. Anna Silvetti muestra su experiencia "de saber morir" en escena. Todos los conflictos son solucionados con un efectivismo muy logrado.

"Eva Luna" muestra el lado moderno de las historias rosas. Es ágil en su contenido y evita caer en excesos lo que le permite sacar adelante las escenas de acción, pasión y drama, logrando un producto inteligentemente narrado.

(*) rmanrique@elinformanteperu.com
www.elinformanteperu.com

3 comentarios:

Sandra dijo...

Uff..."Eva Luna", no me daba respiro. Qué tal cantidad de intrigas se tejian alrededor. Fue una novela muy exitosa en Miami y hasta ahora sigue cosechando premios..

Anónimo dijo...

la protagonista muy guapa ..el galan auqn bueno ..muy viejo para ella ..

pithy dijo...

SUPER BUENA LA NOVELA todos los dias me prendi
a ella todos lo protagonistas hacen perfecto sus papeles una novela que me enamoro exelente de punta a punta