domingo, 15 de abril de 2012

RECUERDOS DE JULIO ALEMÁN

Julio Alemán, el querido profesor Aldao, partió a un mundo mejor. Curiosamente el público peruano lo recuerda por la clásica versión que protagonizó a inicios de los setenta con Regina Alcover.

Lima, 15 Abril 2012, (Por: Richard Manrique Torralva / El Informante).- Julio Alemán personificaba al prototipo ideal de un galán varonil, aquel por el que las quinceañeras y adolescentes suspiraban a más no poder. Al igual que Mauricio Garcés, sus seguidoras se contaban de a miles. Pero el recordado actor mexicano fue más allá y a la par de las telenovelas que participó, nos ofreció algunos títulos a recordar producidos en el cine mexicano como "Los hermanos del hierro", "La Maldición de Nostradamus" y hasta "El Látigo negro contra los farsantes". Todavía recordamos las viejas revistas cómicas que llegaban por montones al Perú sobre aquel héroe rural llamado "Látigo Negro" y del que Alemán supo sacar harto provecho. Recordemos que también participó en las recordadas versiones cinematográficas de El derecho de nacer al lado de Maricruz Olivier y Corazón salvaje al lado de Angélica María.

El legendario actor mexicano Julio Alemán falleció la tarde del miércoles último en Ciudad de México a los 78 años a causa de problemas en su salud derivados de un cáncer pulmonar que padecía hace varios años.

Curiosamente Julio Alemán era un actor tan versátil que participó en muchas telenovelas pero a pesar del éxito de muchas de ellas, no ha existido una con que se le recuerde más. Actuó en la primera novela producida en México, "Senda Prohibida" y fue considerado uno de los pioneros de esa industria. Su último trabajo fue en "Soy tu dueña".

Alemán también es recordado en su país natal (México) por ser el presentador para México, Centroamérica y el Caribe del show de Topo Gigio, el programa basado en el personaje concebido por la titiritera italiana Maria Perego y que en el Perú lo presentara tan eficientemente otro grande como Braulio Castillo.

Aquí en nuestro país, Julio Alemán tuvo un gran paso por el cine y la televisión nacional. Fue protagonista de "La Muralla verde", la recordada película nacional dirigida por Armando Robles Godoy y fue el primer profesor que se enamora de su alumna en la clásica telenovela "El adorable profesor Aldao" que produjo Panamericana Televisión a inicios de los setenta.

Partió Julio Alemán y nosotros lo recordaremos con dos producciones que tuvieron éxito en nuestro país y una en la que tuvo una destacada participación.

POBRE CLARA

"Pobre Clara" transmitida en 1976 por Canal 4 en el horario de la una de la tarde tuvo un importante sector de seguidores de una historia que resultaba atractiva por la caracterización de una fea que se transforma en bella. A pesar que no tuvo tanta trascendencia en México, su curiosa trama (para la época) y su atractivo elenco la convirtieron en la favorita de esos años. Clara Escobedo (muy bien Celia Castro), ha pasado la barrera de los treinta años y aún vive a los pies de su intransigente madre, Doña Mercedes Escobedo (impecable María Teresa Rivas), quien ha convertido a su hija en una niña de 14 años. Mercedes es una mujer egoísta y aprovechada, tenía a su hija casi incomunicada, la utilizaba como una criada, sin brindarle una gota de cariño, la trataba muy mal, pero Clara la adoraba y sufría esas humillaciones y vejaciones de la que era objeto. Todos en su casa vivían felices, vestían trajes modernos, pero Clara poco a poco se convierte en una mujer muy fea, vestida de luto por el fallecimiento de su padre siendo la burla de todos. La única que la comprendía era su Tía Emilia (Alicia Montoya), quien conocía la vida de sacrificio que Clara tenía por su madre. Un problema en la que se ve envuelta posibilita que Clara escape de ese mundo y viaje en un crucero que la lleve a otro mundo y pueda olvidarse de tantos problemas. Ella no sabe que aquel viaje daría un vuelco a su vida. Ahí conoce a un prominente médico, el doctor Cristian de La Huerta (impecable Julio Alemán), quien queda perdidamente enamorado de la buena Clara. Ella pensando en su madre y debido a su inseguridad duda en aceptarlo, pero un grupo de ancianos que también van en el barco les aconseja que acepte a Cristian y cambie su apariencia. El día que Clara regresa a su casa, está toda su familia esperándola: sus hermanos Francisco (Carlos Bracho) y Roberto (Mauricio Ferrari), sus respectivas esposas, Lucía (muy bien Ana Luisa Peluffo) y Marí (Bárbara Gil), su sobrina Susana (la bella Alma Muriel), la Tía Emilia y su furiosa madre. Al llegar Clara, todos se quedan sorprendidos, su personalidad había cambiado por completo, había llegado una mujer muy sofisticada y elegante. Su madre trata de imponerse como en antaño, pero ella se lo impide. Ahora nuevamente comenzarán sus problemas, pero ahora Christian está ahí para defenderla y sacar su amor adelante.

COMENTARIO

Pobre Clara, una realización mexicana producida por Valentín Pimstein para Televisa en 1975 fue muy destacada en nuestro país. Nos trajo nuevamente como galán al recordado Julio Alemán. Esta basada en la novela de Olive Higgins que tuvo como primera adaptación el clásico film de 1942 "Now, Voyager" (La extraña pasajera) que fue protagonizada por la gran Bette Davis. Esta producción tuvo posteriores remakes y nuevas adaptaciones. La transformación de una desarreglada y fea Clara a la prominente señora de sociedad que se convierte al encontrar al amor de su vida es muy lograda. Ella resaltaba por presentar una fealdad que impresionaba con unas abultadas cejas y vestidos de luto. De alguna manera, Emilio Larrosa en "Hasta que el dinero nos separe" al incluir al personaje de Milagros, la novia de Germán Ramírez "El Teórico", que inicialmente es fea y tras el viaje a la hacienda de Alejandra sorprende a todos con su belleza, toma prestado la caracterización de Clara. Este personaje tiene, en ciertas medida, el prototipo del personaje interpretado por Celia Castro. Por otro lado, la presencia de Maria Teresa Rivas como la madre desnaturalizada y cruel le dio mayor interés y agilidad a la trama, mientras Julio Alemán cautivo a sus seguidores internacionales con esta producción que complació con su curioso final.

LA VERDAD OCULTA

Emilio Larrosa realizó en el año 2006 para Televisa un remake de su propio éxito de 1986, llamada El camino secreto. Curiosamente esta producción tuvimos la oportunidad de verla nuevamente a través del cable y apreciar el talento de Julio Alemán. En esta versión, la historia de amor, intrigas y secretos gira en torno a dos parejas. Gabriela Guillén, (Galilea Montijo), es una muchacha buena e inteligente que trabaja como mesera en el restaurante que administra David Genovés Ordóñez, (Gabriel Soto) y que en realidad es propiedad de su padre, Mario Genovés (Héctor Ortega en doble papel). Cuando Gabriela y su hermana Julieta, (Claudia Troyo) entran a trabajar en el restaurante, David se siente atraído de inmediato por ella, y no sólo él; también Carlos, (Marco Méndez), su socio, queda impresionado por la belleza de Gabriela. Entre ellos surge una gran rivalidad por conquistarla, aunque Gabriela está enamorada de David, entre ellos surgen múltiples conflictos y ella duda de su sinceridad, más aun cuando aparece en su vida Leonardo, (Harry Geithner), un comandante de la policía que se vuelve su protector, pero quien tiene que ocultar el amor que siente por ella. Gabriela ignora que su padre, Fausto, y Mario Genovés, se conocieron hace muchos años y comparten un secreto terrible y doloroso. Ahora, el reencuentro de estos dos hombres coincide con una gran tragedia: Mario se entera de que tiene un tumor inoperable y le queda poco tiempo de vida. Para proteger la herencia de su hijo, sabiendo que su socio Adolfo Ávila (excelente Julio Alemán), es un individuo sin escrúpulos que se apoderaría de su fortuna, Mario convence a Fausto de disfrazarse y tomar su lugar ante todos hasta que termine el plazo de su sociedad con Adolfo. Para ello, construye un túnel secreto que comunica su mansión con la casa contigua, que está abandonada. Ahí, Fausto tendrá su taller de maquillaje para poder suplantar a Mario. No obstante la situación se complica cuando Ávila mata a su socio con lo que las intriga aumentan y el tan mentado "pasaje secreto" es el interrogante para muchas respuestas aún sin resolver.

COMENTARIO

"La verdad oculta" atrajo por ser un remake de un éxito insospechado como lo fue "El camino secreto". Aquí el productor incluye las intrigas y secretos que gira en torno a dos parejas. Galilea Montijo y Gabriel Soto, así como Eduardo Yáñez y Alejandra Barros. La telenovela comenzó con bajo rantig en México pero poco a poco fue tomando cuerpo. Si la historia interesa fue por la presencia de Julio Alemán en un buen papel que incluso igualó a don Claudio Brook, el villano de la versión original. La telenovela nunca tuvo punto de comparación con su antecesora, pero salía adelante por la actuación de Alemán que con su presencia contribuía a que el desenlace de las escenas sean efectivas. Sus diálogos con "Yolanda" (María Sorté), su enfrentamiento con su propio hijo, son momentos en que Alemán sacaba a relucir su gran experiencia actoral.



EL ADORABLE PROFESOR ALDAO

La consentida y caprichosa Viviana Hortiguera (maravillosa Regina Alcover), es una mimada adolescente, dueña de una gran fortuna que heredará cuando cumpla la mayoría de edad. A pesar de su rebeldía es una muchacha de nobles sentimientos. Ella lidera al terrible grupo de amigas que tiene en su colegio (entre las que destacan unas jovencísimas Liz Ureta y Yola Polastri). Tras la muerte de sus padres, Viviana es criada por su tía Constanza (impecable Patricia Aspillaga), quien maneja su fortuna. Viviana no quiere a su tía por haberla internado en un colegio donde pasa todos los días de la semana. Sin embargo todo cambia cuando llega un nuevo profesor. Ese es Mariano Aldao (muy bien Julio Alemán), un hombre tímido que, cercano a los cuarenta años, todavía vive con su madre (Elvira Tizón). Su vida cambiará al ingresar a la escuela de Viviana. Aunque su estudiante se enamore de él a primera vista, a Mariano lo atraerá más la tía Constanza, que la pequeña Viviana. A Mariano le disgusta las travesuras de la muchacha que inicialmente lo ve como el objeto de sus burlas, pero poco a poco se va ganando su corazón. Mientras que Mariano inicia una relación con Constanza la que finaliza cuando él se da cuenta que su amor pertenece a Viviana. No obstante no cuenta que la implacable tía Constanza, herida en su amor propio, lo denunciará por supuestamente seducir a una menor debido a que Vivivana aún no cuenta con la mayoría de edad. Las situaciones se complican para la pareja que tendrá que luchar contra muchos obstáculos.

COMENTARIO

"El adorable profesor Aldao" del gran Alberto Migré, se ha convertido en un referente mayor entre las producciones juveniles que realizó Panamericana Televisión en aquellos años. Es la única telenovela nacional que ha tenido tres versiones lo que la ha permitido mantener cierta vigencia en el pensamiento de los televidentes de varias generaciones. Claro está, los posteriores remakes tuvieron "sustanciales diferencias" para evitar la copia fiel con el verdadero creador de la historia que tuvo también suceso con estos mismos títulos en Argentina, pero sin el éxito internacional que tuvo la versión peruana. A Julio Alemán siempre se le recordará en el Perú como el querido profesor Aldao porque supo conquistar a las adolescentes de la época con su porte de galán, con sonrisa seductora. Su actuación pasiva y sumisa al interpretar a ese tímido profesor e igual de dura, cuando la escena lo requería, además de romántico cuando se entregaba a los abrazos de su Viviana Hortiguera. Por ello, Alemán dejó muchas fans en nuestro país y es considerado el mejor profesor de esta conocida trama que tuvo a un actor peruano y otro venezolano como sus sucesores, pero ninguno con el porte ideal que el actor mexicano le imprimió. Panamericana contrató a Julio Alemán en el mejor momento de su carrera. El Perú tuvo la oportunidad de apreciar su talento en un éxito indiscutible de nuestra televisión que fue vendido a muchos países. Regina Alcover fue su pareja ideal. La dulce jovencita conquistaba corazones y es, tal vez, la que mejor se ha adaptado al prototipo de adolescente rebelde. Tan igual que Patricia Pereyra lo interpretara eficientemente en su posterior remake. Alemán se alojaba en el antiguo Hotel Crillón a donde recibía a la prensa de aquellos años. Lástima que su estadía duró poco. Compromisos pactados con anterioridad le impidieron también ver el efecto que causó la telenovela en sus capítulos finales. El actor grabó su escena final en la que muere atropellado dejando a Vivivana viuda y con un par de mellizos. Panamericana grabó la segunda parte, "La inconquistable Vivivana Hortiguera" ya sin el actor mexicano, en la que se voltea la trama y ahora Viviana es la maestra de un instituto que se enamora de su alumno (Walter Rodríguez). La secuela estuvo protagonizada por actores internacionales, muy jovencitos, (Walter Rodríguez y Miguel Palmer), pero nunca fue igual sin Alemán que, sin duda, había dejado huella en el poco tiempo que estuvo en el Perú.



Julio Alemán supo dejar huella entre sus miles de seguidores. Lo seguiremos recordando a través de sus múltiples trabajos en el cine y la televisión. Hasta siempre, don Julio Alemán.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Descanse en paz don Julio Aleman..un señor en toda la extension de la palabra.....

PD: CORRECION, LA VERDAD OCULTA SI SE TRANSMITIO EN NUESTRO PAIS (PERU). FUE TRANSMITIDO POR AMERICA TELEVISION A LAS 3 PM... LO CORRIJO, PORQUE YO VI LA TELENOVELA EN ESE HORARIO Y POR AMERICA

Anónimo dijo...

Me gustó El Adorable Profesor Aldao y también me gustó que vuelvas a escribir de telenovelas. Eres el que mejor analiza este tipo de producciones. Ojalá vuelvas a comentar y ofrecernos artículos tuyos que si concitan interés.

Saludos..

Sofía.