Buscar este blog

sábado, 18 de diciembre de 2010

SOY TU DUEÑA: TELENOVELA ATRACTIVA MÁS NO EFECTIVA

Culminó "Soy tu Dueña" una producción que se caracterizó por su efectivismo puro que escondía ciertas falencias dentro de un libreto que era, casi, un calco que su original mexicano. Con todo fue una producción que tuvo adeptos aunque en líneas generales no fue el producto esperado.


Lima, 18 Diciembre 2010, (Por: Richard Manrique Torralva / El Informante Perú).- Uno observa a Lucero y le viene a la mente Angélica Rivera. No solamente con la edad y la talla para el personaje, sino por la fuerza y ese yo interior que venía desde muy dentro cuando encarnaba a Valentina. Pero eso no quiere decir que Lucero no haya hecho buena labor. Es que la telenovela escrita por Inés Rodena ha sido tantas veces contada que solamente el realizar un calco del original sería aceptada por el efectivismo puro que conlleva esta historia producida por el siempre acertado Nicandro Díaz.

Culminó "Soy tu dueña" una trama con mucho odio, romance, muerte e intriga. Algo que no tiene pierde, sobretodo, teniendo un reparto de lujo que no desentonó, salvo, cuando ese efectivismo sobrepasaba todo límite de imaginación brindando trucajes que no siempre se desarrollaban con eficacia. La muerte de Benita y la explosión que produce la desfiguración del rostro de Rosendo Gavilán es una muestra de ello.

SOY TU DUEÑA: LA HISTORIA

Valentina Villalba, (siempre eficiente Lucero), es una hermosa y distinguida mujer, dueña de una cuantiosa fortuna que le dejaron sus padres al morir. Vive en compañía de su querida tía Isabel (Silvia Pinal en atractivo rol), su nana Benita (Ana Martin) y su prima Ivana, (Gabriela Spanic ), quien vive corroída por la envidia, al sentir que ella merece todo lo que Valentina posee.

Pero todo cambia en la vida de Valentina cuando su prometido, Alonso, (muy bien David Zepeda), confabulado con Ivana, arman un plan para arrebatarle su fortuna y la dejan plantada en el altar. A partir de ese momento, Valentina pasa de ser una joven dulce, justa y sensata a una mujer fría, autoritaria y déspota, llena de amargura que se jura a sí misma no volver a enamorarse jamás.

Valentina se aísla y se va a vivir a la hacienda "Los Cascabeles", una de sus propiedades en el campo, donde conoce a José Miguel, (Fernando Colunga), un hombre atractivo, gallardo, varonil, inteligente y sensible; quien se enamora de ella inmediatamente por su belleza y recia personalidad. Ambos no cuentan la maldad que gira a su alrededor porque su madre Leonor de Montesinos (como siempre impecable la gran Jacqueline Andere) y el capataz Rosendo Gavilán (Sergio Goyri), impiden que ellos sean felices.

LA ACTUACIÓN DE LUCERO

"Soy tu dueña", tiene todo para encantar. Elenco, historia, además de sensuales y aparatosas escenas. Sobretodo esto último. Y es que Nicandro Díaz parece intuir que la edad de la protagonista es un punto en contra para Lucero. Especialmente cuando la cámara enfoca un primer plano de la actriz, cuando existe un paneo de la pareja central y hasta cuando se enfoca, casi sin querer, las manos de esta nueva Valentina. Todo eso conlleva a que Lucero entre con puntaje en contra en esta historia.

Por cierto este redactor jamás estará de acuerdo con el concepto de que la edad es importante para que una actriz protagonice una historia. Nada que ver. El aceptar eso, sería desconocer que en la historia de las telenovelas hay muchas actrices que superando los cuarenta años fueron protagonistas de clásicas telenovelas. La diferencia radica en que muchas de ellas protagonizaron historias originales por lo que ellas terminaban luciendo esplendidas encabezando telenovelas que nadie conocía. Aquí sucede lo contrario porque el canal de cable "Telenovelas", el Internet y algunos periodistas que conocen del tema se encargan de recordar y hacer comparaciones que muchas veces traen más de una sorpresa.

Un ejemplo de ello es, precisamente, esta historia que se conoce demasiado y sus escenas son muy obvias. Por eso, cuando uno observa esta nueva versión, los recuerdos de "La Doña" (protagonizada por Lila Morrillo, ex del "Puma" José Luís Rodríguez), "Amanda Sabater" (con la encantadora, Maricarmen Regueiro), "Domenica Montero (con la recordada Irán Eory"), además de "La Dueña" (con la gran Angélica Rivera), afloran para bien o para mal.

Ahora bien, Lucero se defiende y aflora su talento como actriz, en muchas escenas, pero nada impide que la telenovela no sea aceptada del todo. Y es que la historia de Inés Rodena ya ha sido vista, hasta la saciedad, sea como remake o como copia para otras adaptaciones similares. La última de ellas fue "Tierra de Pasiones" (Telemundo 2009), que tiene como base la similitud que existe en las características de la protagonista principal. Una mujer llena de amargura que se jura a sí misma no volver a enamorarse jamás.

Los primeros capítulos, en la que se decide el futuro de la protagonista, logran atrapar audiencia gracias a ciertos trucos dentro del guión como la exagerada maldad de la villana de turno interpretada por Gabriella Spanic quién luce su bello cuerpo en muchas escenas de cama, que le permite sacar adelante sus actos de villanía, pero nada más. No hay aportes ni de la actriz ni del guión que permitan mostrar diferencias con sus otras “hermanas gemelas”, mientras Lucero mostraba esa exagerada bondad unido al mismo look de su anterior producción que permitía que la veamos como una “Rebeca Sánchez” (su último rol como villana en "Mañana es para Siempre) derrochando dulzura. Sin duda Lucero debió haber cambiado más su apariencia física porque muchos todavía la recordamos más como una eficiente mala en potencia que por una santa bondadosa.

Por cierto, dentro de la historia, hay muchos capítulos que inciden en lo mismo y eso provoca hartazgo. Uno se pierde un par de capítulos, pero sabe que finalmente lo que se perdió es una villanía de Ivana, una maldad de Rosendo ó un revolcón de los protagonistas, pero nada más. Es que todo el pensamiento central de la historia está guardado para el final, pero ese complemento previo que permite que nos enganchemos a diario con la trama no la encontramos aquí, porque todo es más de lo mismo y eso quita interés.

Con Lucero pasa lo mismo que con Irán Eory cuando protagonizó "Doménica Montero" (Televisa-1978). Tan criticada en su momento por la poca fuerza que le ponía la actriz unido a su exagerado acento español, pero la telenovela funcionó. En Perú se le recuerda con mucho agrado. Claro, Lucero luce mejor que Eory, pero la desaparecida actriz sacaba adelante su personaje porque el guión siempre será atractivo, mil veces se realice y eso lo saben muy bien en México, que la adaptan cuantas veces sea. No obstante Lucero no desentona y su unión con Colunga es aceptada producto del buen manejo de su productor.

Y es que, al observar, Soy tu Dueña, uno llega a la conclusión que Nicandro Díaz sabe su oficio, ya que la telenovela funciona por el buen manejo técnico que tiene la trama, sus muy buenas locaciones, impecable fotografía, pero sobretodo, lo detallista que es en algunas escenas como en los momentos de acción, romance y alcoba, además de los primeros planos del cuerpo de las actrices, sobretodo, de Gabriela Spanic.

Precisamente, el hecho que la telenovela funcione se debe también al “maquillaje” con que está envuelto el producto. Un guión en la que se incide mucho en puntos claves dentro de la historia de Rodena. El terrible secreto de Leonor de Montesinos y los amoríos del capataz Rosendo Gavilán que conllevan al desenlace final de la trama como es el enfrentamiento entre padre e hijo por el amor de Valentina. Pero antes que suceda eso ya Díaz nos ofrece asesinatos malsanos y maldad a granel. Y para que “el encanto” llegue completo lo remata con sus ya cotidianos primeros planos del cuerpo de los galanes de turno. Así Díaz no desaprovecha la ocasión para mostrar el cuidado abdomen y los imponentes bíceps de Colunga para beneplácito de sus miles de fans y presentar su acostumbrada entrada musical con el grito de la protagonista de turno. Al igual que antes lo hizo en "Destilando Amor" y "Mañana es para Siempre", alguien termina gritando en medio de la canción oficial de la telenovela. Primero Eduardo Yánez vociferando "Gaviootaaaaa", luego Fernando Colunga al ver a su madrecita muerta gritando "Noooooooooooooo". Ahora toca el turno de Lucero gritando "Soy la dueñaaaaaaaaaa" que es tan característico en Angélica Rivera que, lo volvió casi antológico. Pero en fin. Díaz sabe con que enganchar televidentes aunque eso ya sea rutinario en sus producciones.

ELENCO DE LUJO

Díaz muestra habilidad en la realización del casting. Sabe contar con un elenco de primera que gracias al buen manejo de dirección sale adelante, gracias a que la historia de Rodena no tiene pierde. Jacqueline Andere seguirá caracterizando a villanas, pero luce siempre encantadora. Cosa anecdótica resulta dentro de su filmografía, el hecho que ella de joven siempre fue la dulce protagonista. Salvo en la primera producción de "Corazón Salvaje" (Televisa-1966). Ahora en su madurez no deja de protagonizar a las villanas de turno. Pero sabe como hacerlo y como encantar a la teleaudiencia.

Por otro lado, Sergio Goyri está en lo suyo. Un primer actor que sabe como llegar a los espectadores. Aquí su personaje "Rosendo Gavilán" tuvo más protagonismo que el representando por el gran Salvador Sánchez en la primera versión mexicana. Pero Goyri demostró ser el indicado para el personaje.

Mientras David Zepeda (Alonso) crece en cada telenovela en la que participa. Sabe combinar con eficiencia ser el bueno o malo de la historia. Su personaje luce creíble por la buena labor de Zepeda.

Mención aparte merece doña Silvia Pinal. Noten como sus compañeros de reparto, hacen esfuerzo para que no se observe, ante cámaras, que ellos casi levantan las manos para cuidarla cuando la actriz camina o luce parada mucho más tiempo del que debiera. Eso no impide que doña Silvia sufra, llora y hasta ponga la fuerza que se requiere en muchas escenas con su hija "Ivana". Que atractivo resulta ver que a "las glorias vivientes" del espectáculo mexicano no les pesa los años y ello no sea obstáculo para sacar adelante un personaje tan controvertido. Sin duda, Silvia Pinal no defrauda.

El otro lado de la medalla resulta Gabriela Spanic. Nosotros ya la vimos actuar en "Tierra de Pasiones" (Telemando-2009), y dimos nuestra opinión al respecto de una historia que copia la esencia central de esta historia de Rodena. Sin embargo aquí luce como villana. Lástima lo sobreactuado que resulta su actuación. En parte, debido al guión que no le permite una mejor desenvoltura actoral y también al afán del productor que por no perder audiencia muestra a la Spanic luciendo sus encantos y terminado en la cama con muchos de sus galanes de turno. Pero en líneas generales la actriz nunca convenció. Imposible resulta olvidar a Cynthia Klitbo.

Por su parte Colunga aporta lo suyo. El porte de galán y el encanto varonil permiten que su actuación sea aceptable.

EFECTIVISMO PURO

Soy tu dueña”, tuvo lo que el espectador adicto desea, por eso los números en México, Chile y aquí en Perú no fueron desapercibidos. Claro, no llegó a índices superiores, pero contó con importante audiencia debido a lo expuesto anteriormente. Lástima que Díaz en su afán de dar "lo que la gente quiere" abuse en escenas aparatosas y mal enfocadas como la muerte de Benita que al igual que las piruetas de Colunga en una moto en "Mañana es para siempre" luzca por demás exagerado y para nada efectivo.

El capítulo final cierra la producción con un derroche de espectacularidad y sensualidad a granel. La escena de la noche de bodas con una Lucero luciendo sus encantos así como el ingreso de Rosendo a la boda y su final en la cárcel es más que complaciente para los adictos al género.

Con todo, "Soy tu dueña" fue una suerte de efectivismo puro, con un buen elenco, un productor que sabe lo que quiere y cierto sector de público que es fiel a este tipo de tramas. Es que la telenovela tuvo sus adeptos aunque ello no haya sido suficiente.

(*) rmanrique@elinformanteperu.com
www.elinformanteperu.com

15 comentarios:

Rafael dijo...

Un asco Soy tu dueña. Más de lo mismo. Yo veo por el cable Cuando me enamoro. esa telenovela es muy superior.

Anónimo dijo...

Bueno a mí me gustó Lucero. Es una primera actriz que se consolidó con el papel. El llamarla "vieja" como aducen otros en ciertos foros es desconocer su trayectoria y su talento para la actuación.

yolanda elizabeth dijo...

MUY BUENA TELENOVELA. lUCERO DEMOSTRO UNA VEZ MAS SU PROFESIONALISMO.

EXITOS

YOLANDA dijo...

MUY BUENA TELENOVELA, SOBRE TODO EL FINAL. LUCERO SE DESTACO UNA VEZ MAS DEMOSTRANDO SU PROFESIONALISMO.

Anónimo dijo...

MUY BUENA TELENOVELA. ELENCO EXTRAORDINARIO

Anónimo dijo...

En Chile le fue muy bien a la novela. Creo que en Perú también. Aunque todo sea repetitivo, la novela me gusta por Fernando Colunga.

Anónimo dijo...

La telenovela, no es mala, la actuación de Lucero es excelente. Le crees absolutamente todo como al resto del casting, pero a la Spanic, es el error más grande que pudieron agregar al reparto, esta sobreactuadisima y cada que aparece en escena te dan ganas de cambiarle de canal, por que francamente su actuación es PESIMA! no sé quién le dijo que sabe actuar,yo no soy fan de Lucero,pero reconozco que actua super natural.

Rogelio dijo...

Lucero terminó apoderándose de la historia, que si bien es conocida. Es sumamente entretenida. Es el concepto real de lo que significa hacer telenovela. Uno siempre ve lo mismo, pero si está bien realizado, le atrae la historia. Sino cambiamos de canal. Es lo que sucede con "Soy tu dueña", te atrapó desde el principio.

Anónimo dijo...

en argentina tambien le fue muy bien a la novela Soy tu dueña,ami me encanto...y como se dice y es muy cierto tubo un elenco espectacular...

ELOY dijo...

EN TERMINOS GENERALES "SOY TU DUEÑA", FUE UN PRODUCTO ACEPTABLE, DESTACARON LAS ACTUACIONES DE PAUL STANLEY, LA SEÑORITA TORRE Y EL SR GOYRI. MUY EXAGERADAS LAS ESCENAS DONDE MUERE BENITA Y CUANDO SE MEDIO CALCINA ROSENDO GAVILAN. EN CUANTO A ANTERIORES VERSIONES DE ESTA HISTORIA, "DOMENICA MONTERO" CON LA BELLISIMA IRAN EORY, SE APEGO AL LIBRETO( DURO UNOS 90 CAPITULOS) Y NO ES QUE HAYA FRACASADO, ADEMAS IRAN EORY HA SIDO "LA DUEÑA" MAS BELLA POR ARRIBA DE MARIA FELIX, LUCERO, ANGELICA RIVERA Y OTRAS MAS.

estefany dijo...

Esta muy bien la novela. Aqui donde yo vivo comenzo hace poco, pero ya se ve interesante la telenovela, solo espero que tenga un buen final.

Anónimo dijo...

Ami me gusta mucho la novela porque sale una exelente actriz que es la bella Lucero y aqui en Nicaragua tuvo mucho exito felicidadez es una exelente novela viva soy tu Dueña y viva Lucero y Fernando Colunga

Germán dijo...

A mi lo que no me gustó de esta historia es que hay decenas de capítulos donde no pasa absolutamente nada. La historia no avanza, solo son escenas costumbristas contándonos el día a día de los personajes secundarios, como el de Capetillo o Fabian Robles por ejemplo.
Yo creo que en vez de hacer 169 episodios donde en 40 no pasa absolutamente nada, la historia debería ser resumida y así hacerla más intensa, que vaya rápido y con conflictos originales, novedosos y atractivos. Eliminar a la mitad de los personajes secundarios cuya unica función es rellenar escenas y por favor que Nicandro Díaz deje de hacer gritar a sus protagonistas en el intro.
Gabriela Spanic a mi me gustó, más que una villana hay que recordar que el personaje de Ivana es una enferma mental y como tal tiene "licencia" para mostrarse muy desiquilibrada. De hecho la vi radicalmente distinta a otras villanas que interpretó, como por ejemplo Paola Bracho. Ivana Dorantes no era mala, estaba loca y Gabriela Spanic actuó una enferma mental muy bien.
Personalmente estoy cansado de Colunga y sus biceps y si bien Lucero me gustó en el papel, la verdad es que los personajes no coinciden con la edad de los actores y para mi eso es importante.
El personaje de Valentina tiene como mucho 35 años, Lucero pasa los 40. Gabriela Spanic tiene 43 años y el personaje de Ivana 32 (según su lápida en el ultimo episodio). Ellas no me molestan tanto, porque caracterizan bien. Pero Colunga, con sus arrugas y sus 46 años ya no tiene con que interpretar a un galan que ronda los 30 años.

Anónimo dijo...

Yo soy mujer y me encanta colunga como sea asi este reviejo actua espectacular....y tienes que saber mas de la novela antes de criticarla pues. Dices q valentina tiene 35 y ivana 32 error se supone que en la historia valentina es menor....y en ese tiempo gabriela spanic tenia 36años y lucero 40...aunque se vea. Mas joven....lucero y colunga hacen una pareja dificil de superar juntos nos atrapan pues nos hacen ver un gran amor cosa que tristemente en la vida real ya no pasa por eso como televidentes quedamos atrapados con estas historias porque querempss conseguir un amor similar puro y sin traicion....bueno y q inteligente fue nicandro pues lucero y colunga transmiten una quimica increible y gaby una mala muy mala no pienso q sobre actua lo hace bien de buena si no gusta y este papel le quedo como anillo al dedo..

Anónimo dijo...

Coincido con la mayoria de los comentarios, sobretodo con el poco dinamismo de la novela. Muy larga en vano. Gaby spanic muchos la critican, pero como se dijo mas arriba, hay que entender su interpretacion: hacia de una mujer desequilibrada emocionalmenmte que luego se volvio loca. En lo personal una de las mejores actrices que a dado el genero. Puede que a veces no logre convencer su actuacion; pero el tema pasa por los productores que a veces no le atinan con el presonaje correcto para el actor que los interpreta