domingo, 13 de octubre de 2013

GUILLERMO DÁVILA EVITÓ RESPONDER SOBRE PRESUNTA PATERNIDAD EN PERÚ


Lima, 13 Octubre 2013, (El Informante Perú).- El actor venezolano, Guillermo Dávila, recordado por sus papeles en telenovelas como "Ligia Elena", "Nacho", "Diana Carolina" y la última de ellas que llegó al Perú, "Toda una dama", finalizó abruptamente una entrevista evitando responder a la pregunta de una periodista peruana sobre la denuncia por paternidad que tiene en nuestro país desde inicios del año 2000. En el programa “Reporte Semanal” de Frecuencia Latina, se emitió un extenso reportaje sobre la existencia de un niño peruano llamado Vasco que el cantante venezolano se ha negado a reconocer.

Jessica Madueño, madre del pequeño que hoy tiene 12 años de edad, denunció que, pese a que inició un proceso de filiación y una demanda por alimentos contra el cantante, este se ha negado a conocer al niño y a realizarse una prueba de ADN.

Madueño y Dávila se conocieron en 1999, cuando el venezolano grababa en Lima la telenovela “Sueños” al lado de Almendra Gomelsky. Cuando ella quedó embarazada le comunicó la noticia al intérprete, quien reaccionó de mala manera.

Ante este hecho, Ángel Urpeque, empresario peruano, aseguró que Dávila sabe que el pequeño es su hijo y tiene todas las intenciones de cumplir con su responsabilidad si, necesidad de una prueba de ADN. Según Urpeque, la reacción de Dávila, quien finalizó una conversación vía Skype con una periodista peruana que le preguntó por su hijo no reconocido, se debió a su deseo de llevar el caso en privado.

“Él no quiere que la prensa dé la noticia. Él quiere primero hacer lo correcto y firmar sin hacerse la prueba de ADN (..) Él ha sentido que lo han sorprendido. Creía que la nota era por el tema artístico y no personal”, aseguró Urpeque a RPP Noticias.

Por su parte, Jessica Madueño, madre del pequeño que hoy tiene 12 años de edad y presunto hijo del actor venezolano, recordó los momentos que le confesó a Dávila que esperaba un hijo de él. “Se quedó mudo. No se lo esperaba. Le dije que me llamara cuando le regresara el habla. Me volvió a llamar a la semana pero su reacción fue negativa. Le colgué educadamente y le dije que me llamara cuando cambiará de opinión… pero no llamo nunca más”, contó Madueño. “Tiempo después nos comunicamos vía correo electrónico. Me dijo que estaba arrepentido de la reacción que tuvo en ese momento. Se lo comuniqué a mi hijo pero nunca se dio el encuentro”, explicó.

No hay comentarios: