viernes, 31 de enero de 2014

HOTEL OTELO SIGUIÓ LOS PASOS A MINISERIE DE CIRO CASTILLO


Lima, 31 Enero 2014, (Por: Richard Manrique Torralva / El Informante Perú).- Últimamente no las tiene todas consigo nuestro productores. A la salida de la miniserie sobre Ciro Castillo relegada al horario de madrugada; se une "Hotel Otelo" una producción que recién tiene una semana de emisión, pero al que ya le dieron fecha de salida.

Sobre esta serie nacional, actualmente en el aire, Efraín Aguilar, productor de la teleserie Hotel Otelo, reveló al portal Perú.com que la serie terminará este viernes 7 de febrero por “motivos estrictamente privados”.

“La serie se terminó de grabar y va hasta el próximo viernes, los motivos son absolutamente privados. El hecho está en que es un programa que tiene arriba de 14 puntos. La gerencia y quien te habla llegaron a un acuerdo para ponerlo hasta el próximo viernes. Lo demás es estrictamente interno y privado. Estoy contento con los resultados”, pronunció el realizador en diálogo con este portal.

Sin duda, toda cancelación de alguna producción peruana no es motivo de alegría, sin embargo esta producción de Efraín Aguilar por lo poco mostrado distaba mucho de ser entretenida. Algunas escenas pobremente mostradas, momentos que nada tenían de jocosos y muecas disforzadas eran parte de un libreto poco atractivo. Una pena porque constituía el regreso de Diego Bertie a nuestras pantallas.

No estamos en contra de este tipo de contenidos, pero toda exageración es un límite. El ver a Gianella Neyra y Diego Bertie, por decir dos nombres importantes dentro de producciones internacionales participando en producciones de este tipo, es porque lamentablemente esto es lo que se realiza en nuestro país y a ello se tienen que "acomodar".

Es importante que los ejecutivos de América comprendan que saturar la pantalla con propuestas de este tipo no es sinónimo de avance sino de retroceso por más que el rating lo diga todo.

Tal vez, Hotel Otelo haya obtenido 14 puntos o más cono dice Aguilar, pero en un canal como América ya se deben dar cuenta que con "Al fondo hay sitio" es más que suficiente.

Esperamos que Efraín Aguilar, Michelle Alexander, entre otros, comprendan que sintonía no es sinónimo de calidad y que las series caseras con capítulo interminables es una fórmula de éxito que puede causar revés como aquí ha ocurrido.

Sencillamente "Hotel Otelo" cerrará sus puertas definitivamente.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Otro fracaso más si importa. Parece que los Aguilar y las Alexander ya se le "acaban las ideas". Esa serie es una de las peores del año. Pobre Diego Bertie, que mala reaparición. La culpa de es Aguilar por darle oportunidad a su hijo quien creo es el que realizó toda esta tonteria sin pies ni cabeza...

Anónimo dijo...

Qué mala es esta serie, pero América se anticipa al fracaso total y se resguarda en ese horario porque ATV estrenará Avenida Brasil y por eso se previene y coloca el remake de Marimar que es buena pero yo prefiero Avenida Brasil..

Matías dijo...

Una pena por Diego Bertie y un palo para todas estos productores que no saben realizar producciones de calidad. cCreen que porque "Al fondo hay sitio" fue éxito todo tiene que ser similar. ¿Hasta cuando los soportaremos?. Felizmente se viene el remake de Marimar que usted lo comentó favorablemente. Incluso pidió que la coloquen en horario estelar. Parece que le hicieron caso. jajajaja. Ya veremos como le va aunque la competencia con Avenida Brasil será fuerte.

Felipe Varas Zalazar dijo...

Sino fue con los exitosos Gómez fue con esto que risa no me da

Felipe Varas Zalazar dijo...

Diego bertie esta cayendo mucho .Sino fue con los exitosos Gómez fue con esto que risa no da. Además lo mismo pasa con las mexicanas también ya se les acabo las ideas y lo único que producen son remakes de las Antiguas series.prefiero ver avenida Brasil.

Anónimo dijo...

Aqui no se discute popularidad, sino trayectoria. Estamos plagados de series inmundas donde cualquiera es actor. Lamentablemente las mayorías mandas. No debería ser así porque nuestras producciones se hunden por la poca calidad de sus contenidos.