sábado, 15 de diciembre de 2012

CUARTA TEMPORADA DE AL FONDO HAY SITIO: EL ENCANTO TERMINA EN DESGANO

Culminó la cuarta temporada de "Al fondo hay sitio", una serie de tremendo éxito, sin embargo conforme pasan los años el interés que uno tenía al principio se va diluyendo debido a que sus guionistas no saben como alargar su trama. Pareciera que ese es el único éxito que podrán tener la dupla Aguilar-Aranda.

Lima, 15 Diciembre 2012, (Por. Richard Manrique Torralva / El Informante Perú).- La cuarta temporada de “Al fondo hay sitio”, llegó a su final con destapes y una que otra sorpresa, pero sin el brillo que muchos hubieran deseado. Como en anteriores finales, la historia da un giro, presenta a nuevos personajes que "crearan más de un problema" en la próxima temporada y finalmente presenta el desenlace respectivo para mantenernos expectantes y esperar hasta que se reinicie la serie el 2013.

Esta cuarta temporada se caracterizó por contar la tragedia de los Pampañaupa y se destapó uno de los secretos mejor guardados de Francesca Maldini, (Yvonne Fraysinet). Doña Nelly (Como siempre eficiente Irma Maury) fue la encargada de contar la historia: Isabella (Karina Calmet) no fue adoptada, fue comprada (Mas adelante Francesca revela que Isabella no fue comprada si no robada). En sus recuerdos aparece Don Vittorio Maldini (Gustavo Mac Lennan) que apreciaba mucho a la pareja conformada por Nelly (Evelyn Carlos de joven) y Juan Gonzales (Rasec Barragán de joven), esto despertó los celos de Bruno (Aldo Pinasco de joven) y Francesca (Lucía Oxenford de joven), quienes pensando que de no tener un hijo pronto, el hijo de los Gonzales heredaría toda su fortuna. Por tal motivo, Francesca fingió un embarazo, y realmente rapto a una bebé recién nacida a una pareja de provincianos (Ya que al principio se dijo que Isabella fue comprada).

También Nicolas (Andrés Wiese) recibe una sorpresiva visita, cuando una chica venezolana llamada Abigail (la bella Korina Rivadeneira), a quien conoció en su viaje a Hawai, llegó a su casa en Las Lomas. Luego de su llegada todo se complica para Nicolás que primero llega a convencer a Grace que la chica se iria lo mas rápido posible, pero durante la fiesta de despedida en honor de Abigail, Nicolas y Abigail se besan. Grace (Mayra Couto) y Shirley (Areliz Benel), llegan a ver la escena por la ventana de la casa, lo que desata la tristeza de Grace. Raul Del Prado (Christian Thorsen) se casa con Charo, (Mónica Sánchez) y este termina en la quiebra por una estafadora profesional Mabel Wilson (Maria Fe Fuentes), mientras que Grace conoce a un nuevo galán, Gustavo Adolfo Bedoya (Jesús Alzamora); un profesor de literatura y mago. Shirley está perdidamente enamorada de él, pero éste a su vez se enamora de Grace, empezando a revivir los triángulos amorosos entre las hermanas Gonzáles. Sin embargo la relación de Nicolas y Grace se fortalece y ambos regresan en el cumpleaños de Jhonny, (Joaquín Escobar).

Por su parte, Mariano Pendavis (Marcelo Oxenford) le dice la verdad a Chavela, (muy bien Ofelia Lazo). A consecuencia de la sinceridad de Mariano, Francesca decide terminar con él y lo bota de su casa. Sin embargo no solo fue Chavela quien escucho la verdadera cara de Francesca si no fue Peter (siempre eficiente el gran Adolfo Chuiman) quien decepcionado de toda la verdadera historia de Francesca Maldini este decide retirarse de la casa de los Maldini. Chavela desde ese entonces ocupa el lugar de Peter para estar cerca de su verdadera hija. Sin embargo Isabella la trata con desprecio y arrogancia. Al parecer, la historia de los Pampañaupa parece culminar con el delicado estado de salud de Chabela, quien no supera que su hija los desprecie.

El público también se siguió la trama con el idilio entre Miguel Ignacio de las Casas, (Sergio Galliani) y Paz Guerra (Alexandra Graña), que terminó separando a éste de la charapa Gladys, (Kukuli Morante). La historia también contó los entretelones entre Fernanda (Nataniel Sánchez) y Joel (Erick Elera) que terminó en separación tras la aparición de Mike (Joaquín de Orbegoso).

EL FINAL DE TEMPORADA: FRANCESCA MALDINI ENCARCELADA

La cuarta temporada culmina con Francesca Maldini tras las rejas luego que los Pampañaupa llegaran a su casa con policías denunciándola por haberles robado a su hija Isabella Maldini.

Tras un secuestro y asesinato frustrado, en la casa de los Maldini todo es felicidad, tenían todo listo para salir a pasar las fiestas de fin de año en Nueva York y huir de Claudia Zapata, (Ursula Boza), pero la peligrosa ‘Mirada de tiburón’ se adelantó y apareció en escena. Su víctima: Mariano Pendavis. El abogado y compañero de Francesca había descubierto el nexo entre Claudia y Leonardo, (Marco Zunino), y no pasó mucho tiempo para que, aparentemente, sea asesinado en un ascensor. Pero la desgracia perseguiría a la familia cuando los Pampañaupa ingresan a su residencia con policías y se llevan a la matriarca esposada. “Lo que usted hizo es un crimen y eso se paga”, le dijeron. Francesca no opone resistencia ante la desesperación de su familia.

La matriarca de los Maldini, Francesca, nunca se imaginó que terminara encarcelada junto a Claudia Zapata, quien fue detenida luego de, aparentemente, asesinar a “Mariano Pendeivis”. Francesca queda presa, y sola ante la posible muerte de Mariano.

Por el lado de los Gonzales, la felicidad también era completa. Festejan el lanzamiento musical de Joel Gonzales días previos a la Navidad y anuncian ‘La caravana de la bondad’. Impulsados por doña Nelly, la pintoresca familia reparte 200 mil dólares en efectivo. Sin embargo, los festejos no durarían mucho. Lucho (Bruno Odar) descubre una correspondencia que nunca había sido vista por Pepe (David Almandoz). De pronto, la Policía irrumpe la caravana con orden de embargo. Ante la debacle, doña Nelly, desdichada, al ver su casa vacía, dice: “Yo ya no puedo volver a ser pobre”.

Los Gonzales lo pierden todo luego que el banco los embargara por una deuda impaga. A consecuencia de ello, doña Nelly y don Gilberto (buen papel para Gustavo Bueno) regresaron a su natal Ayacucho. Pero en el camino, Doña Nelly aparentemente habría sufrido algo más que un desmayo.

Tras la debacle, Tito (Lászlo Kovács) y Teresita, (Magdyel Ugaz), se cuentan sus penas entre botellas de cerveza. El desenlace. Ambos terminan entre sábanas con lo que, se presume, habrían iniciado un romance. Mientras esto sucede, Joel recibió una ingrata noticia, luego que Fernanda le contara que se casará con Mike y se irá a vivir a Nueva York. Diferente suerte corrió el romance entre Grace y Nicolás, quienes se convertirían en padres.

Antes que ello ocurriera, cuando todo estaba listo para el matrimonio de Peter y Doris (Aurora Aranda), la infidelidad de Miguel Ignacio se puso al descubierto. Teresita recibe la llamada del detective privado que contrató para descubrir la traición a Gladys y juntas van al lujoso restaurante donde el popular ‘Nachito’ comparte un almuerzo con su amante Paz Guerra. Gladys rompe en llanto al verlos besándose y le reclama a su aún esposo el hecho de haberla humillado. De inmediato se dirige a casa, le cuenta todo a su madre Dora, alistan maletas y huyen con el bebé con destino a Tarapoto. Miguel Ignacio las persigue pero se resigna a quedarse solo en Lima.

La expectativa de la trama se centra en la ingrata visita que recibe Reyna Pachas, (muy bien Tatiana Astengo), quien se encontró con la nueva amante de Luchito, que será interpretada por Melania Urbina, el posible embarazo de Grace y la aparición del antiguo amor de Charo, Carlos Cabrera (Orlando Fundichely).

HISTORIA DE ÉXITO

Al fondo hay sitio”, es un fenómeno de sintonía en el Perú. Eso nadie lo duda. Sus personajes, la trama y el ser producida en un canal de "antena caliente" le dan el respaldo suficiente con que alargar la trama, año tras año, con gran éxito unido también a la gran publicidad que tiene.

Y es que, el que se dedica al periodismo corporativo, necesariamente sabe que, hoy en día, muchos realizan análisis cualitativo y cuantitativo sobre determinados programas o noticieros que los clientes les solicitan. Pues bien, plasmando esos conocimientos a este programa, es fácil percibir la cantidad de menciones, comentarios, entrevistas, reportajes y artículos que tiene la serie no solamente en el canal que lo transmite y en el de sus socios de empresa, sino también dentro de la misma competencia.

Antes era ilógico observar, por ejemplo, que algunos programas de Panamericana le dedicaran reportajes a la serie porque simplemente eran de la competencia y eso, obviamente, era beneficioso para la serie y el canal que lo transmite porque le da publicidad gratuita. Hoy sin embargo eso se realiza y con ello la serie obtiene más y más menciones y eso al final le genera popularidad por lo que la sintonía jamás decrece.

Decimos esto porque vemos como esta producción es catalogada como "talentosísima serie”, "impactante final" y demás conceptos que realmente constituye una exageración. Es más hasta dedicaron titulares a que iba ser exportada a Bolivia y Ecuador. Claro ello es cierto porque no sólo en el Perú tiene gran éxito la serie, sino también en Bolivia, donde cuando llega Erick Elera es recibido como un ídolo juvenil y se realizan concursos sobre quien baila como Magdiel Ugaz. Hasta, incluso se señaló algremente que estaba en la mira de Televisa. Sobran los comentarios. Esta temporada, por ejemplo, la historia tuvo sorpresas pero nada más y eso se percibe desde la segunda temporada donde simplemente, luego del que hasta ahora fue su mejor final, la serie no volvió a ser la misma.

Esta vez, la historia de los Pampañaupa parecía darle un giro más dramático a la historia. Su bella canción y su expectante trama, auguraban un interés poco común dentro de esta producción. Recordemos que comenzó como una serie cómica y terminó cono una telenovela dramática, con algunos buenos momentos cómicos. Lamentablemente la historia de los padres de Isabella parece haberse cerrado porque aquí prima las historias alargadas.

Y es que “Al fondo hay sitio”, es una historia para tenerla extendida en su trama hasta que el público "le dé la espalda" y eso no será así porque tiene para rato gracias a ingeniosos guionistas, un buen productor, un canal poderoso y toda esa "publicidad" que no les impide cerrar la historia de Grace que ya consumió todo interés debido a que el personaje carece de esa simpatía nata con que contaba al principio, el insoportable de Joel que no sabe lo que quiere, un bueno para nada que quiere conquistar a su dulce muñequita pituca simplemente con cantos y la historia de la sufrida Charo a la que han tenido que ponerle un nuevo galán porque su historia se estaba cerrando y eso es "imperdonable" para sus creativos. Finalmente ya no saben que crearle a Miguel Ignacio y hasta la insoportable de Teresita cuyos gestos ya caen pesados y ni que decir de Pepe y Tito quien finalmente termina encamándose con ella (plop).

Vemos como, el ejemplo dejado por el equipo de Efraín Aguilar de extender su trama por años es ahora seguido por otros productores que intentan seguir realizando lo mismo en producciones como "Mi amor, el Wachimán" (América Televisión. 2012).

Es una pena porque en todos los países donde se realizan este tipo de producciones no se ve eso jamás. Solamente Venezuela lo realizó con "Por estas calles" en la década de los 80´s. Por eso fue un éxito de sintonía local más no internacional.

Efraín Aguilar es un gran productor y acaso el pionero en este tipo de series y Gigio Aranda y todo su equipo han logrando, algo impensando, durar y alargar una trama exitosa en el país. Eso nadie lo duda, pero el extender año tras año una historia donde prevalece el consumismo es exageración. Pareciera que los otrora “Leopoldos” y “Betito” tendrían miedo de producir algo nuevo por temor a fracasar. Y eso no debería serlo porque su trayectoria como realizadores y guionistas los respaldan.

Lo cierto es que “Al fondo hay sitio”, durará hasta que los dueños del canal quieran que dure. Una pena que una serie que tuvo su encanto haya llegado a esto. Su trama es ideal para nuestro mercado local y seguramente para uno que otro país vecino.

Es importante que Aguilar sepa lo que pensamos un grupo, tal vez, minoritario, pero no menos importante que desea ver otras comedias domesticas que no dudamos sus creativos puedan producir mejor y convertirlo en éxito, pero no la misma trama que se alarga una y otra vez.

Ojalá que la quinta temporada tenga mejores historia y enredos con que engancharnos y es que con este fin de temporada, simplemente el encanto terminó en desgano.

(*) rmanrique@elinformanteperu.com
www.elinformanteperu.com

6 comentarios:

Stefania. dijo...

Tremendo bodrio que desprestigia a las producciones peruanos. De esta serie se ha hablado hasta el cansancio. La verdad es el punto exacto de la huachafada popular. Tenemos lo que nos merecemos.

Anónimo dijo...

Es cierto ya todos nos cansamos de las historias de "Al fondo hay sitio", pero también es cierto que nos mantenemos pegados porque nuestra televisión peruana nos ofrece eso y a esa hora que vemos. Realitys, peliculas. Pues tenemos que engancharnos con el 4, que nos queda. Lástima por mi porque no tengo cable...

Anónimo dijo...

creo que AFHS es un producto bueno, pero la idea central es que se extiende demasiado pro ganar más PLATA...Cómo dices consumismo puro..Una lástima porque aunque seamos pocos, ya cansa ver lo mismo de siempre.

Anónimo dijo...

felizmente tengo cable y no veo esta huachafada noi por asomo ..es mas auqn no lo tuveira simplemnte no la veria ..prefeiro quedarme sin tv el resto de mis dias q ver esto !! jajaja pero al tiempo al tiempo todo tien su tiempo ..lo unico q van alograr es saturar y saturar mas todo ..q pena canal 4 se ha convertido en el canal populachero por exelencia ...0 clase ..

Anónimo dijo...

Yo no sé como aqui se alaba tanto lo extranjero y no lo nuestro. Somos todos peruanos. Debemos alabar nuestras producciones. Al fondo hay sitio logra 40 puntos y solamente a unos cuantos no les gusta esta serie contra, se supone, todo el Perú. Por favor...

Anónimo dijo...

Bueno yo he leído foros y blog peruanos y hasta paginas de diarios peruanos y los comentarios son unánimes, todos critican Al fondo hay sitio. entonces, no puede ser que suceda eso en las redes sociales y no se cristalice en el rating. Algo sucede, o el rating es amañado o el público que ve internet es diferente al otro que ve AFHS