martes, 28 de agosto de 2007

LOS CAMBIOS BRUSCOS EN LAS TELENOVELAS

Lima, 15 Julio 2005.- Ahora que Prisionera, aquí en el Perú, se encuentra en la mitad de sus capítulos y donde valgan verdades, la historia ha decaído un poco; seguramente por el cambio brusco y apurado que hicieron los productores al reemplazar a Mauricio Islas por un desconocido Gabriel Porras, precisamente por los problemas internos que vivieron en esa accidentada novela. Los cambios y problemas entre los actores, por los hechos por todos conocidos, (la denuncia de violación a una menor realizada por el padre de Génesis Rodríguez, "el Puma", contra Mauricio Islas) parecen haber estancado la historia y el cambio de los galanes disminuye el interés por la historia.

Pues bien a pesar que en otros países ya se ha dado esta novela, esto nos sirve de pretexto para rememorar otras producciones con actores que han tenido que dejar su lugar por distintos motivos siendo afortunado o negativo, algunas veces, para los productores de dichas telenovelas.

Comencemos por los setenta todavía recordamos la producción "Los hermanos Coraje" (versión original de 1973 realizado por Panamericana Televisión y Mexicana de televisión) cuando la muerte del genial Jorge Mistral puso en aprietos a los productores que tuvieron que buscar un reemplazo apurado para encontrar otro actor duro y con gran parecido físico a Mistral para que diera vida al cruel "Pedro Barros" y este no fue otro que Armando Calvo gran actor que siguió el camino trazado por Mistral y simplemente terminó la historia con simpleza y calidad.

En esa misma década, en México, cuando el color asomaba en muchos países de habla hispana, el éxito le sonreía a las producciones de Valentín Pimstein y la versión original de Los Ricos también lloran (versión original de 1979 realizado por Televisa) sufrió un traspiés cuando una huelga entre el sindicato de actores de la época y un problema personal de una actriz hizo que tres actores del elenco original sean retirados de dicha producción. Miguel Palmer, Columba Domínguez y Alicia Rodríguez se retiraron de la novela siendo reemplazados al instante por otros actores, que no desentonaron en los más mínimo y la producción siguió con el mismo éxito en tierras aztecas y en otros países como el Perú que casi transmitía en paralelo con México por el convenio que siempre tuvo América Televisión con los ejecutivos de Televisa.

En los ochenta también encontramos cambios en las novelas, una de ellas fue en "Rosa salvaje" (versión original de 1985 realizado por Televisa) cuando la cruel "Leonela" interpretada por Edith Gonzáles sufre un cambio de actriz y es reemplazada por Felicia Mercado. Se dice que Edith tenía problemas con Verónica Castro, la protagonista de la telenovela, además que no estaba contenta con el giro que tenía su personaje en la historia. Si bien el cambio no mermó en nada la producción, el talento histriónico de Edith era superior a la Mercado quien recién comenzaba en la actuación y eso se notaba a leguas conforme transcurrían los capítulos.

El nuevo siglo también encontró si bien no un cambio, digamos un reemplazo en los galanes de turno ya que debido al éxito que tuvo "Siempre te amaré" (2002- Televisa) se decidió prolongar la historia; sin embargo los compromisos contraídos con anterioridad por Fernando Carrillo, el galán de la historia, impidieron que continuará con la novela, por lo que se decidió "planear su muerte" y reemplazarlo con Arturo Peniche que simplemente siguió con el guión elaborado y el éxito de sintonía asegurado. Sin ir muy lejos, el año pasado "Mujer de Madera" cambió de protagonista, esta vez por el embarazo de Edith Gonzáles es que decidieron cambiarla de protagonista y es reemplazada por Ana Patricia Rojo que simplemente siguió con la historia (se planeó un incendio en donde la cara de la actriz es desfigurada, para que, mediante la cirugía se le cambiara el rostro) este continuo con el mismo éxito que tenía.

Y así, existen muchos casos en las telenovelas latinoamericanas donde los cambios bruscos han sido muchas veces superados por el buen manejo de sus productores. Recordamos en RCTV de Venezuela cuando la telenovela "Alma Mía" sufrió un cambió de actriz (Nohely Arteaga salió siendo reemplazada por Astrid Carolina Herrera) que en nada perjudicó la sintonía y así existen muchas producciones en latinoamérica, por ello esto es solo una referencia. A ver ¿Quien de ustedes nos cuenta más cambios producidos en alguna de sus novelas favoritas?

No hay comentarios: