Buscar este blog

martes, 21 de agosto de 2007

PRISIONERA: OTRO ÉXITO DE ATV


Lima, 8 Marzo 2005.- Nos llega la polémica producción de Telemundo (sí, la cadena norteamericana más conocida por nosotros, por ser el canal de Laura Bozzo) una novela envuelta en el escándalo, que se infló hasta a más no poder y que fue aprovechada para darle popularidad a la producción. Sin embargo nos encontramos con un producto que lejos del escándalo y el chisme tiene sus encantos que es bueno comentar.

"Prisionera" es la historia de "Guadalupe Santos" quien desde muy niña conoce la desgracia cuando se ve involucrada en un asesinato muy misterioso ya que el hombre que supuestamente la ultrajó muere asesinado. Guadalupe (siempre bella Gabriela Spanic) es condenada a 20 años de prisión, allí dentro de un penal da a luz a una preciosa niña (angélical Génesis Rodríguez) a quien entrega a su hermana (Adriana Roel) que valiéndose de la niña engaña a su entonces enamorado haciéndole creer que es su hija, gracias a ello se convierte de la noche a la mañana en una respetada y millonaria señora. Mientras Guadalupe es perseguida por la implacable familia de la persona asesinada quien desea verla de por vida en la cárcel. Sin embargo la vida le brinda otra oportunidad en la que se cruza en el camino, "Daniel Moncada" el amor de su vida (Mauricio Islas) quienes se enamoran perdidamente ignorando que él, es el hermano de la persona asesinada y que además es el hombre de la cual su hija "Libertad", sueña perdidamente.

Como vemos todo un enredo novelero que atrapa no solo por su bien elaborada historia que está a cargo de hasta cinco guionistas lo que permite darle una mayor agilidad a la trama tratando de no cansar al televidente.

Además "Prisionera" nos permite tener dentro de sus estelares a actores con una muy buena trayectoria, Gabriela Spanic, preciosa dama y mejor actriz a quien recordamos por su papel en "La Usurpadora" producción en la que la Spanic hizo poner nerviosas a muchas actrices aztecas. Todavía recordamos a la "chaparrita" Verónica Castro quejarse por la oportunidad que se les da a las "extranjeras" y no a las actrices de su país.

Gabriela tiene no solamente ángel sino un carisma que atrapa además del talento que le permite sortear algunos vacíos en el guión. Aplaudimos también la vuelta de Daniel Lugo, gran actor que disfruta de sus otoñales años volviendo al primer plano de la actuación. A Daniel lo recordamos mucho los peruanos cuando en los setenta encarnó al "lechuga" en "Me llaman Gorrión" y posteriormente en los ochenta participó nuevamente en nuestro país en la desastrosa producción "Mala mujer" junto a Rudy Rodríguez. Ahora da vida al cruel y despiadado Rodolfo Rufián.

Finalmente otro gran talento lo constituye la señora Zully Montero, a quien los peruanos la hemos visto actuar en varias producciones, dos de ellas peruanas: "Cosas del Amor" y la mediocre "Estrellita", ella más ha destacado como villana pero su rol de cruel y a la vez atormentada madre le cae a pelo y es otro de los pretextos para seguir los capítulos de esta novela.

La dirección de los actores es otro de los aciertos y permiten ver como hasta los actores de reparto no desentonan en lo más mínimo. Que grato es ver a Diana Quijano, actriz peruana, radicada muchos años en Miami, desenvolverse con gran soltura, la hemos visto mejor en otras producciones, sin embargo ha mejorado una barbaridad, todavía la recodamos cuando debutó en los noventa en "El Hombre que debe Morir" junto a Raymundo Capetillo siendo duramente criticada. Precisamente es con "Mala Mujer" donde comienza a destacar haciendo de la esposa, precisamente, de Daniel Lugo. Adriana Roel también sobresale en la producción, dejó atrás su rol de insípida y sufrida protagonista en alguna novelitas que hizo en Televisa y ahora en toda su madurez la vemos mejor lograda como actriz.

Recién empieza "Prisionera" en nuestro país, pero atrapa, es con seguridad un éxito seguro en ATV, hasta el debut de Génesis Rodríguez como "Libertad" gusta por su carita de niña inocente con ansías de convertirse en mujer y que deja sorprendido al galán Mauricio Islas quien valga verdades solamente cumple con su rol de galán. Parecería que Génesis se interpretase a sí misma por los hechos, por todos, harto conocido.

Como vemos "Prisionera" es más que un bluff publicitario y más allá de ser objeto de los chismes que se tejieron alrededor de ella, gusta y concita el interés. Duro rival para Univisión, por ello el currículum de los actores latinos está a la orden del díaen las televisoras del país del norte. Todos quieren trabajar en alguna producción made in USA. Ojalá tengan suerte.


">

No hay comentarios: