lunes, 13 de agosto de 2007

TRES NOVELAS, UN MISMO HORARIO


Lima, 03 Marzo 2005.- Por la magia de algunos "creativos ejecutivos" de Frecuencia Latina, es que gracias a su "ingenio", el público debe escoger ahora cual de estas tres telenovelas, dos peruanas y una extranjera, desea ver en el horario estelar de las nueve de la noche, una con más sintonía que la otra, pero que indudablemente han atrapado a los televidentes que, más allá de los estudios de medición, se la deben pasar peleando con los demás integrantes de la familia para saber cual de ellas escoger.

Esto nos da pie para tal cual "directivo de un canal" analizar dichas producciones de ese horario y ver cual puede ser derrotada. Primero "Eva del Edén" ya comentada anteriormente en esta sección, e injustamente pasada a este horario, por cuanto la producción de Michel Gómez gozaba del favor de la teleplatea y ahora tendrá que dividir la sintonía entre los demás. Pues bien esta novela nacional gusta merced a un buen argumento de Eduardo Adrianzén, aunque bien secundado por la actuación del elenco (que bien Javier Valdez, Gabriela Billoti y Sonia Seminario bien secundado por Mónica Sánchez y Javier Echevarria que en buen momento reapareció), la astucia por mostrarnos lo oscuro e hipócrita que era nuestra sociedad en la época de virreyes y conquistadores atrapa, en un momento donde todas las mujeres de la historia sufren y son perseguidas por la calamidad, envuelto dentro de amores imposibles, sacrílegos e insospechados, es que en la producción de Gómez, cualquier historia de amor es interesante, salvo la del perulero por la pésima elección de sus interpretes aunque el error es bien salvado por la introducción en la trama de dos leyendas sacadas de la raíces mismas de nuestra historia del Perú (el Señor de los Milagros y Matalache) y que han sido el condimento perfecto para que el público quede complacido con su trama.

Sin embargo nada de eso fue motiva para que Frecuencia Latina la obligue a competir con otra producción que es líder esa hora y es la producción mexicana "Rubí" que al igual que la obra de Gómez comienza a tomar cuerpo por el buen argumento y la buena actuación de Bárbara Mori, que para nuestro gusto llega a igualar a Maricruz Olivier en la clásica novela de los sesenta "Teresa" y ni que decir de Fanny Cano (protagonista de la versión original de "Rubi", también de aquellos años).

Dicha novela producida por José Alberto Castro (hermano de la Vero) ha sido un éxito en su país de origen y nuevamente los charros demuestran que son expertos en condensar y juntar historias aún cuando estas sean remakes. La elección de la Mori es acertadísima, ya la quisiéramos ver en una nueva versión de "Viviana" (la novela protagonizada por Lucia Méndez) ó la misma "Teresa" que es casi del mismo corte que "Rubí" y que tan bien lo interpretó Maricruz Olivier.

Por ultimo tenemos "Tormenta de Pasiones" producción peruana que comentaremos más ampliamente en otra ocasión, y que, aunque sea la más cenicienta de las tres, gusta por el buen argumento de la obra que pertenece a Lucia Irurita y que Alomi Producciones acierta por lo destacable que son esos dos grandes villanos, Sebastián Ligarde y Gerardo Albarrán que justifican su venida al Perú, bien secundados por Katia Condos, Gonzalo Revoredo y la "Gata" Cecilia Brozovich. Recordamos que Valentín Pimstein siempre colocaba en sus producciones la intriga y la duda que tanto gusta al televidente y que hace que bien producido rinda sus frutos. Alomi muestra progresos aunque es prematuro celebrar, ojalá vaya por el camino correcto.

Con todo "Rubí" es líder, pero tiene a "Eva del Edén" pisándole los talones y muy rezagada "Tormenta de pasiones" (aunque para los objetivos del canal 5 y por el momento que pasan, esto es suficiente), por lo demás vamos a ver cuanto les dura la gracia que debe terminar cuando Magaly Medina vuelva a su horario y eso lo sabe muy bien el canal de la avenida San Felipe que apuesta porque el buen francesito pueda repuntar estas dos semanas que le queda y termine apoderándose del horario, cosa que cuando regrese la Medina no pueda hacer nada por recuperar su ansiada sintonía, aunque uno nunca sabe, ya que en cuestiones de gustos populares, jamás está dicha la última palabra.

No hay comentarios: