viernes, 16 de abril de 2010

LOS BRODERS: INTRODUCCIÓN A LA COMEDIA POLICIAL


Lima, 16 Abril 2010, (Por: Richard Manrique Torralva / El Informante Perú).- Culmina la temporada de "Broders" una serie que nos introdujo, de cierta manera, a la comedia policial en la que dos detectives resuelven casos mundanos de nuestra vieja y querida Lima.

LA HISTORIA

Charly González, (Como siempre eficiente, Carlos Alcántara), es un hombre de barrio que maneja bien los códigos de la calle y el argot popular. Trabaja como detective privado junto a Carmencita, (Adriana Zubiate), su secretaria. Wilson, (Percy Olivares) es su informador, un moreno que se la pasa organizando pichanguitas de fulbito. La oficina de Charly se encuentra en la parte posterior del billar de su amigo “El Chato” Vinagre, (Pablo Saldarriaga).

Charly y el “Chato” Vinagre se la pasan apostando quien sabe más de salsa. Esto y poco más es básicamente la vida de Charly, es un buen tipo que tendría todo bajo control, sino fuera porque el banco amenaza con dejarlo sin negocio.

Esta mala noticia coincide con el primer encargo después de varias semanas sin trabajo. Una mujer quiere que persigan a Duarte, (Christian Thorsen), su marido, infiel y mentiroso.

Charly investiga el caso y se da cuenta que conoce a Duarte pues ambos estuvieron juntos en la primaria, por lo que termina implicado y no le queda otra opción que confesarle a Duarte que ha sido contratado por su esposa. Tiempo después Charly convence a Duarte de unirse a la agencia de detectives por lo que juntos emprenden la aventura de resolver casos que muchas veces la policía no logra resolver.

Esto pone de mal humor al agente Corcuera (bien Pelo Madueño) quien se empeña, muchas veces en obstaculizar la labor de los detectives. Aunque no cuenta que Charly tiene la ayuda de la simpática agente Paola (muy bien Giovanna Andrade), un antiguo amor de juventud.

BREVE ACERCAMIENTO A LA COMEDIA POLICIAL

"Broders" es una idea original de Carlos Alcántara, Diego Vega y Jorge Carmona quien bajo su productora "La Luz" nos presenta este acercamiento a la comedia policiaca. Carmona entabla un acercamiento hacia series como "Starsky y Hutch" adaptándola a nuestra realidad nacional.

Carmona centra la trama en historias mundanas de barrio. Los clientes de Charly son estafadores, mujeres engañadas, mafias callejeras y personas extraviadas. El tipo de casos que pueden prestarse para el lucimiento de Carlos Alcántara quien es el showman de la serie producto del gran talento que tiene para este tipo de tramas.

La serie centra su atención en la vida de barrio de Charly. Su acercamiento con su amigo del alma, "El colorado" Duarte simplemente es el complemento para solucionar los casos que se presentan semana a semana.

El problema de "Broders" es la poca imaginación que tienen los guionistas para presentar un capítulo bien construido. El personaje de "Charly Salsa" luce, por momentos, forzado y no porque Alcántara no logre construir bien su personaje, sino por el escaso guión que tiene al frente y que lo vuelve monótono y poco atractivo.

La pareja "Charly" y "Duarte" luce atractiva, pero no trasciende porque el contenido de sus historias es demasiado simplista.

Es más ninguno de sus villanos lucen atractivos porque están pésimamente construidos. Carmona tiene la idea que una comedia policial tiene que resultar una farsa cómica y por ello resbala. Noten, por ejemplo, cuando enfrentan a la banda llamada "La familia" un grupo de asaltantes compuestos por toda una familia, incluyendo abuelos y nietos. La idea es buena, resulta original y hasta interesa al principio, pero cae en el aburrimiento por el poco sentido lógico de su trama. Además los golpes y peleas lucen poco atractivos.

Hay momentos en que "Broders" parece que despega, pero todo se queda en el intento. Observen la relación entre "Paola" y "Charly". Un amor sin besos ni caricias, pero que se siente por el gran desempeño de estos dos buenos actores. El momento en que "Paola" observa el partido de fulbito y el posterior gol de "Charly" es muy logrado. Lástima que nunca hay un capítulo en torno a este tema porque Carmona se centra en lo que puede realizar Carlos Alcántara que con una gracia, una jerga o una mueca, liquida la escena mayormente irrelevante.

La pareja "Charly" y "Duarte" de ninguna manera carece de expresividad. El problema es la carencia de un buen guión que les permita demostrar el talento que tienen para este tipo de roles. Porque Alcántara y Thorsen son ideales para estos papeles. No estarán a la altura del mayor Gamboa y el alférez Maldonado (Gamboa-Panamericana Televisión- 1984), ni del trío de muchachos de "La gran Sangre" (Frecuencia latina-2006), pero logran salvar los capítulos que en su mayoría son demasiado simplistas y carente de todo interés.

"Broders" llegó a su final. Parecería que solamente fue la historia para mantenerlos vigente entre los televidentes. Carmona y su grupo son gente de talento. Sólo falta plasmar una mejor idea y saber explotar la farsa que tienen al frente.

Tal vez, lo mejor de "Broders" sea el complemento musical que tiene cada historia. Esa salsa dura que tanto agrada a los que gustamos de la música brava.

Por lo demás, "Broders", solamente fue una serie que se quedó en el intento.

(*) rmanrique@elinformanteperu.com
www.elinformanteperu.com

3 comentarios:

Mauricio dijo...

Para mi fue de lo más aburrido. Hace tiempo que no hacen policiales buenos. El último fue "La gran sangre".

Christian dijo...

Como serán de inestables nuestras producciones nacionales. Que los Broders culminó en realidad por exigencias del canal porque si ven su "supuesto" final, esta no fue tal porque se ve claramente que entran personajes como el hermano de Charly personificado por Lucho Cáceres, pero ello queda en el limbo porque el canal le dió luz roja. Así estamos.

Anónimo dijo...

Concuerdo con Christian, una serie intrascendente y aburrida.