martes, 31 de octubre de 2017

La Telenovela del Recuerdo: Esmeralda (1971)

Muy pronto Televisa estrenará una nueva versión de 'Esmeralda'. Recordemos la primera versión emitida por la televisión venezolana. A diferencia de otros clásicos del género; las posteriores versiones de esta historia (venezolana y mexicana), también obtuvieron éxito a nivel internacional.

Lima, 31 Octubre 2017, (El Informante Perú).- Televisa ha anunciado la realización de una nueva versión de 'Esmeralda', la segunda realizada por esta cadena mexicana. Recordemos que la televisión venezolana produjo, antes, dos versiones de la clásica historia de Delia Fiallo. Curiosamente tanto la versión de 1970 como la de 1985 (llamada Topacio); marcó el inicio para la realización de producciones de calidad, en la televisión llanera que, rápidamente, fueron exportadas al mercado internacional con gran suceso.

Hasta el momento 'Esmeralda' no ha tenido cambios sustantivos con referencia al guión original escrito por la escritora cubana Delia Fiallo. Además las producciones mexicanas y venezolanas tuvieron el mismo éxito y consiguieron buenos comentarios, tanto de crítica y público.

Ahora que en México anuncian 'Sin tu mirada', título tentativo para esta nueva versión de 'Esmeralda', contando como protagonistas a los jóvenes, Claudia Martín y Osvaldo de León, bajo la adaptación de Gabriela Ortigoza; repasemos la primera telenovela que, pese al tiempo transcurrido, su limitada realización y la pureza en su contenido, constituye la mejor versión realizada hasta estos momentos.

Esmeralda (Venevisión- 1971)

Si el Perú había producido, a finales de los sesenta, “Simplemente María” con rotundo éxito; Venezuela tuvo su despegue internacional con “Esmeralda”. Cierto es que, antes, la televisión venezolana ya había ofrecido otros éxitos, como “Lucecita”, pero ninguno con la trascendencia internacional que esta bella historia de amor de la pluma de Delia Fiallo.

La historia

Rodolfo Peñalver (Hugo Pimentel) es un hombre rico que lo tiene todo. Menos lo más que anhela, un hijo varón. Su esposa Blanca (la gran Eva Blanco) no ha podido darle el hijo varón que tanto anhela. Ella sabe que el futuro de su matrimonio depende de ello. Tras varios intentos, finalmente Blanca da a luz en una noche de tormenta a una niña que nace muerta. Chana (Lolita Álvarez), su fiel criada, junto a la partera del pueblo, Dominga (la gran Esperanza Magaz) deciden cambiar a la pequeña por un niño que acaba de nacer cerca de allí, su madre falleció al dar a luz y no tiene familia. Luego de realizar el cambio, Dominga se lleva a la bebe muerta para enterrarla en el campo. Al llegar a su choza descubre que la niña está viva, pero nace ciega. Chana le dio como pago a Dominga unos aretes de esmeraldas, por lo que decide ponerle por nombre Esmeralda Rivera (maravillosa Lupita Ferrer).

Una noche, Dominga se queda dormida con un cigarro encendido y la choza se quema. La pequeña Esmeralda es salvada por el médico del pueblo, Marcos Malaver (el recordado Orángel Delfín), quien sufre graves quemaduras en su rostro y cuerpo. El doctor Malaver decide vivir como un ermitaño, educa a Esmeralda, se enamora y se quiere casar con ella.

Sin embargo, Esmeralda, en uno de sus paseos por el campo, junto al bobo Alipio (buena caracterización de Martín Lantigua), conoce a Juan Pablo Peñalver (excelente José Bardina), el hijo de Rodolfo Peñalver y se enamoran. Tanto Rodolfo como el doctor Malaver se opondrán a su amor. Ambos jóvenes tendrán que vencer muchos obstáculos hasta lograr ver realizado su amor y casarse.

Impecable realización en blanco y negro

Esmeralda” constituyó un éxito internacional. Su impecable realización en blanco y negro y un buen grupo actoral que nunca desentonó sirvió para que la historia cautivara de inmediato. Fue producida y dirigida por Grazzio D'Angelo. Pese a contar con escenas en interiores (estudio cerrado), su muy cuidada escenografía unida a la excelente química de los protagonistas, causaba el impacto deseado en los televidentes que seguían, noche a noche, esta memorable historia de amor.

La telenovela venezolana fue transmitida, en el Perú, por el antiguo canal 4 (hoy América Televisión). Dicha televisora inauguró el horario nocturno para sus telenovelas con esta historia. Después le siguieron producciones mexicanas como 'Vagabundo' con Enrique Lizalde (Televisa-1971), 'La maldición de la Blonda ' (Televisa 1972), entre otras producciones.

José Bardina se dio a conocer con esta producción que le dio el espaldarazo definitivo a su carrera. En Venezuela ya había obtenido popularidad cuando interpretó en 1965 a aquel héroe urbano llamado El Halcón, aunque el éxito solamente fue a nivel local. Después protagonizó "Lucecita", de gran éxito en Venezuela, sin embargo, por problemas técnicos dentro de su producción, esta telenovela no logró venderse al extranjero. Es así que, América Latina, recién lo conoció cuando interpretó con garbo y presencia a Juan Pablo Peñalver.

Aún resulta inolvidable, evocar, aquellas románticas escenas en el hospital cuando Esmeralda ingresa como enfermera o sus encuentros en el campo de aquella hacienda filmada, casi, en los estudios de televisión bajo los acordes de "Las flores que me diste" de Vicente Emilio Sojo, una canción muy popular, incluida como tema principal de dicha telenovela, aunque muy poco se recuerde y hasta haya pasado al olvido. También se escuchaba “Yo quiero dibujarte” interpretado por el gran Elio Roca que, años después, se volvería a escuchar en otra telenovela de Venevisión.

Imperdonable sería no recordar a la gran Ivonne Attas cuya carrera comenzó a crecer hasta convertirse en una antagonista de lujo. También debutó con éxito Libertad Lamarque que se inició en el mundo de las telenovelas con esta producción y la culminó con la versión mexicana de “La Usurpadora” allá por los noventa. En esta producción también debutó Caridad Canelón y participaron, con éxito, Adita Riera y Humberto García, entre otros grandes actores venezolanos.

Lupita Ferrer, en su primer papel protagónico, fue la encargada de interpretar a Esmeralda. Su bello rostro y sus grandes ojos pardos que, obviamente, no resaltaban en el ‘glorioso’ blanco y negro eran motivo suficiente para verla interpretar a una joven ciega quien, víctima de las circunstancias, vive pobre y humilde, enamorada del joven galán de la 'casa grande'.

El éxito de ‘Esmeralda’ en el Perú fue inmediato. Se reflejó dos años después cuando Lupita Ferrer visitara Lima y comprobara el impacto que tuvo dicha telenovela. Todos la reconocían como la jovencita ciega del campo. A pesar que Lupita ya tenía otros éxitos como ‘María Teresa’ transmitida, ese año, a las 4 de la tarde por Panamericana Televisión. La actriz cantó, bailó y firmó autógrafos, todo bajo rigurosa vigilancia de su esposo, de ese entonces, Álvaro Carrillo, quien no la perdió de vista ni un momento.

La primera versión de ‘Esmeralda’ es considera una de las producciones más importantes dentro de la historia de las telenovelas. Es justo señalar que sus posteriores versiones, ‘Topacio’ (RCTV-1985) y ‘Esmeralda’ (Televisa-1997) también constituyeron éxitos indiscutibles a nivel internacional. En Brasil la productora SBT en 2004, realizó otra muy parecida adaptación. No tuvo el éxito esperado. Pronto veremos cómo le irá a la nueva versión que prepara Televisa.



1 comentario:

Contratar a Julian Serrano dijo...

Ja nunca la habia oido nombrar, sera que es muy vintage para la edad que tengo. Pero me sorprendieron con la cantidad de sinopsis que pudieron hacer, los felicito chicos! sigan asi