miércoles, 20 de septiembre de 2017

Colorina: producción peruana ya tiene fecha de estreno pese a críticas

Este martes 26 de septiembre a las 9.30 de la noche veremos, por primera vez, a Magdyel Ugaz como Colorina. La actriz ha recibido toda clase de críticas por ser la protagonista de esta historia.  

Lima, 20 Setiembre 2017, (El Informante Perú).- Contados son los días para el estreno de la versión nacional de Colorina, el exitoso guión de Arturo Moya Grau que tuvo un éxito internacional en México gracias al talento, simpatía y belleza que irradiaba en pantalla, Lucia Méndez quien interpretó el papel principal.

En Simplemente Novelas, ya hemos hablado de Colorina y el efecto que tuvo a nivel internacional. Hasta el momento existen cuatro versiones. La original chilena que no tuvo trascendencia internacional, la clásica versión de 1980 protagonizada por Lucia Méndez y Enrique Álvarez Félix y la segunda versión mexicana de nombre "Salomé" protagonizada por Edith Gonzáles y Guy Ecker.

Pero también hubo otra versión. En 1993, se realizó una producción, a cargo de la flamante Televisa Argentina llamada “Apasionada”, protagonizada por Susú Pecoraro y un joven Darío Grandinetti. La historia estuvo protagonizada por estos dos talentosos actores, tal vez no ideales para este tipo de género. La entrada con el tema "No sé tú" de Luis Miguel atrapaba más que la propia telenovela. Constituyó un fracaso.

Aquí en el Perú, no se esperaba que Colorina fuera producida. Incluso cuando se anunció que Michelle Alexander sería la productora la sorpresa fue mayor.

Los preparativos estuvieron a la orden del día. Sin embargo, el guión estuvo encarpetado mucho tiempo. Desde finales del 2014 ya se sabía que América Televisión y Del Barrio Producciones producirían esta historia.

Primera protagonista

A inicios del 2015 se anunció que la modelo Milett Figueroa sería la protagonista. En ese entonces, la bella muchacha aún no había participado en ninguna producción local. Solo su belleza y cierta popularidad, gracias a sus escándalos y participaciones dentro de la farándula local, la respaldaban. Incluso se inventó una polémica alrededor de su designación. Hasta se pidió la opinión de la propia Lucia Méndez. Todo quedó en una trivial polémica.

Fue durante la preventa 2016 de América Televisión en que se anunció la realización del clásico mexicano y la elección de Milett Figueroa como protagonista. Incluso, se señaló que las grabaciones comenzarían en el mes de marzo de dicho año.

Sin embargo todo quedó en nada cuando en marzo, de este año, se anunció que la actriz Magdyel Ugaz sería la protagonista de Colorina.

Pese a que, con Milett, las opiniones en contra se debían, más que nada, por su nula preparación actoral; con Magdyel fue lo contrario. Muchos señalaban que la actriz carecía de la belleza y el glamour que la protagonista debería tener. Hasta recordaron su pasado en "Al fondo hay sitio" donde lucia demasiada subida de peso. Muchos cibernautas, en las redes sociales, hasta dudaban de su experiencia actoral.

Ante tantas especulaciones, Michelle Alexander reveló por qué eligió a Magdyel Ugaz como Colorina y no a Milett Figueroa.

"Colorina es un personaje muy fuerte, muy duro, que necesita de una actriz profesional, donde es importante la sensualidad. Con Milett Tuve una conversación y ella se dio cuenta que el personaje de Colorina era muy grande y complicado porque primero comienza como una cabaretera y después se convierte en una mamá....", explicó Michelle Alexander.

Sin embargo, la ola de críticas puso vulnerable a Magdyel Ugaz quien durante una entrevista a un diario local, rompió en llanto, al admitir que son muchas las mujeres que la juzgan por no ser tan sexy y haber obtenido el protagónico de la telenovela Colorina.

Críticas y más críticas

Cuando Milett Figueroa fue anunciada como la protagonista de esta producción, pensábamos que físicamente era la ideal para interpretar un personaje como este. En ese momento no la habíamos visto actuar por lo que era “tirarse a una piscina sin agua”,  uno tenía en mente a La Colorina mexicana, más como novela rosa que como historia trágica.

En ese momento, recordamos a nuestros lectores que esta producción tiene a la protagonista en dos facetas. Primero, como una joven desinhibida y la otra, como una madura madre de tres hijos adolescentes. Si nos regimos por el libreto era difícil que Milett convenciera al público cuando le tocara interpretar a una madre madura y con más de treinta años a cuestas.

El tiempo pasó, Milett comenzó a actuar y terminó por convencernos gracias a su desenvolvimiento histriónico, su inocultable belleza y esa simpatía que le permitía crear una imagen dulce en pantalla. Por lo que más se acercaba a la Colorina ideal.

Todo cambio cuando Michelle Alexander anunció a Magdyel Ugaz. Las críticas han sido tan masivas que América Televisión ha tenido que realizar toda una campaña para convencer al público las cualidades de Magdyel y de paso promocionar la telenovela.

En Simplemente Novelas queremos dejar en claro que no es nuestro estilo criticar a las actrices nacionales sin un sustento previo, menos cuando aún no ha empezado a emitirse la producción en la que participan. Hace falta esperar el estreno de esta telenovela para tener claro si son ciertas o falsas lo que se dice de su capacidad histriónica para llevar adelante un personaje tan complejo.

Colorina peruana

Si Michelle Alexander señala que Magdyel es la protagonista ideal, ello se debe a que la adaptación realizada por los guionistas, Víctor Falcón y Eduardo Adrianzén, muestran el verdadero pasado de Colorina y su inicio en el mundo de la prostitución. La adaptación, netamente peruana, nos presenta a una mujer de la calle que proviene de Loreto.

Es conocida la posición de los guionistas en torno a la estructura de sus libretos con una clara influencia en los guiones brasileños. Nuestros principales libretistas no creen en "cuentos de hadas" ni "historias rosas". A ello debemos agregar que nuestro talento artístico carece de galanes y primeras actrices, capaces de hacer creer a los televidentes que 'el amor eterno' si existe.

Si repasamos las últimas producciones de Michelle Alexander, todas cuentan con intensas historias paralelas a la trama de los protagonistas. En su mayoría, la historia protagónica termina sucumbiendo por uno y otro motivo.

Es por ello, que esta Colorina no solo tiene sabor nacional sino que se intenta inyectarle más melodrama que romance.

El público que objeta y critica a Magdyel Ugaz simplemente no la quiere y tiene razón. Ella no es Lucia Méndez ni pretende serlo porque el perfil de este personaje es de una mujer cargada de sufrimiento, desgracia e impotencia.

Recordemos que la primera versión mexicana omite el pasado de la protagonista, nunca se le trata de prostituta. Es una cabaretera inculta y soez. Sus primeros capítulos son muy peculiares, casi hilarantes. El melodrama se acentúa recién cuando Colorina conoce a Alba y en medio de una noche de copas, con Iván y su amiga Rita, termina conociendo a Gustavo Adolfo, todo porque “Ivancito” no tenía dinero para cancelar la cuenta y va a la casa de los Almazán acompañado de esas dos mujeres con el propósito de que su cuñado le preste dinero para pagarle a ambas señoritas. Según las promociones de esta telenovela peruana, esta parte de la historia cambiará. Si esto es así, se confirmará que la trama nacional de Colorina opta por otro estilo dentro de su narrativa.

Como se lee, existen diferencias. Falta poco para que conozcamos si Magdyel sale airosa de este papel que tantos cuestionamientos ha tenido. Esperemos que la decisión de la productora y los directivos del canal rindan sus frutos. Si no es así, simplemente no supieron entender que la imagen que proyectó Lucia Méndez es incomparable y que las novelas rosas siguen teniendo un público mayoritario.

Dudamos que ello ocurra, además el rating no será esquivo porque no sólo la transmite el primer canal del Perú con 'antena caliente'; sino que las historias melodramáticas de Víctor Falcón y Eduardo Adrianzén, siempre han contado con un público adicto.

Ahora bien, recordemos que la versión argentina a cargo de Susú Pecoraro y Darío Grandinetti, actores con mayor experiencia actoral en su país natal, nunca lograron sacar adelante esta producción que solo fue éxito gracias a Televisa y su permanente incidencia “rosa”, eso que tanto objetan nuestros productores locales.

Con todo, la cuenta regresiva ha comenzado. El próximo martes 26 de septiembre a las 9:30 p.m. veremos por primera vez a Magdyel Ugaz en la piel de Colorina. Mucha suerte para nuestra actriz nacional. Un punto a favor es que existe un gran talento actoral peruano que sabe llevar adelante las historias melodramáticas que realiza Del Barrio Producciones. Por nuestra parte, ganes o pierdas Magdyel, tu talento está fuera de toda discusión.









No hay comentarios: