lunes, 30 de agosto de 2010

¿DÓNDE ESTÁ ELISA?: PÁLIDO SUSPENSO

Culminó ¿Dónde está Elisa? producción que llegó a los 18 y 21 puntos en nuestro país. Nada mal para una realización que tuvo adeptos, pero que no pasa de ser un producto entretenido y nada más.

Lima, 30 Agosto 2010, (Por: Richard Manrique Torralva / El Informante Perú).- Las desapariciones misteriosas, los asesinatos inesperados ó las tragedias sospechosas conllevan a la intriga y al interés por saber quién está detrás de estos actos. Por ello, guiones de este tipo siempre son bienvenidas. Terminó ¿Donde está Elisa" una producción que ha sido considerada por la cadena Telemundo como la más exitosa en el país del norte.

¿Dónde está Elisa? es una telenovela producida en Miami por Film In Florida para Telemundo. Es un remake de la teleserie chilena del mismo nombre de TVN Chile, escrita por Pablo Illanes. Esta versión es dirigida por Leonardo Galavís y Aurelio Varcarcel Caroll, y protagonizada por Sonya Smith, Gabriel Porras, Catherine Siachoque además de la joven actriz venezolana Vanessa Pose en el papel de Elisa.

¿DÓNDE ESTÁ ELISA?: SU HISTORIA

La vida de la familia Altamira, en especial la de Mariano y Danna, cambiará para siempre. Su trama girará en torno a la crisis que origina la desaparición de Elisa (Vanessa Pose), una de las hijas del matrimonio formado por el empresario Mariano Altamira (Gabriel Porras) y Danna Riggs de Altamira (muy bien Sonya Smith). Elisa asistió junto a sus primos a una fiesta en una discoteca de la región, lugar donde según el reporte del departamento de policía, fue vista por última vez. Una vez que desaparece, comienzan a revelarse los secretos de todos los personajes, historias del pasado salen a relucir, resurgen temas que antes estaban dados por superados y comienzan las recriminaciones. Esto permitirá contar con una larga lista de sospechosos de su secuestro, entre ellos, familiares (tíos, primos e, inclusive, los padres), compañeros de estudios, ex trabajadores de Mariano Altamira y amigos del ambiente carretero que ella frecuentaba antes de desaparecer.

BRILLANTE GUIÓN

Sin duda, ¿Dónde está Elisa? fue un acierto para Telemundo que tuvo la mejor sintonía en todos sus años de producir telenovelas. En gran medida por el fabuloso guión que tuvieron en sus manos y eso es un acierto de dicha corporación porque observaron que las historias colombianas y los remakes de telenovelas exitosas ya llegaban al límite, mientras que los guiones brasileños como que no llegan al gusto de las mayorías. Esto último, sin duda, es otro tema del que hablaremos en su oportunidad.

Por eso, repararon en las historias chilenas, casi olvidadas dentro del mercado latino. Y es que Chile, era un mercado más localista que internacional. Sin embargo de un tiempo a esta parte han comenzado a obtener réditos merced a buenos guiones que han logrado aceptación en el mercado internacional, bajo el logo de Telemundo, por supuesto.

Y es que, las historias chilenas brillan por los guiones, pero no por las producciones realizadas netamente en el país del sur. De eso ya hemos hablado, hasta la saciedad, en otros artículos. Pero, el hecho que los guiones chilenos den que hablar se debe al intelecto de sus guionistas y el que haya llegado al extranjero, se debe al buen olfato que han tenido en Telemundo.

PRODUCCIÓN DETALLISTA

¿Dónde está Elisa? es un remake de la teleserie Chilena del mismo nombre de TVN Chile, escrita por Pablo Illanes. Se dice que la historia está inspirada en casos reales como la desaparición de la niña Madeleine McCann, aunque en esta historia no es una niña pequeña la que desaparece, sino una joven, cuya desaparición se produce en una discoteca. La lista de sospechosos de su secuestro es larga, entre ellos, familiares, compañeros de estudios y amigos del ambiente de juerga que ella frecuentaba antes de desaparecer.

Para esta versión no se escatimaron gastos. Todo esta bien realizado y es casi detallista, al ciento por ciento. El guión centra su atención en el secuestro de la adolescente. Es por ello que el suspenso con el que gira la trama está acondicionado a las distintas pistas que se tejen alrededor del posible culpable de dicho secuestro.

Sin duda, los productores aprovechan el guión para ofrecer suspenso e intriga al televidente gracias a los recursos que te ofrece la misma historia.

Si bien el guión chileno ofrece audacia e intriga, elementos importantes para captar audiencia. Ello, de ninguna manera es potestad del libreto chileno. Nosotros nos acordamos perfectamente de un clásico de la Red O´Globo, llamado "La próxima víctima" (O´Globo-1995), donde una serie de asesinatos, aparentemente sin motivo y conexión entre sí, ocurre durante el desarrollo de la trama. A la par de memorables actuaciones donde se lucen Suzana Vieira y el gran José Wilker.

Lo importante del guión brasileño son las alternativas que ofrece al abordar temas polémicos que sirven de soporte para no llegar al hastío del televidente, como las drogas, la homosexualidad, la prostitución por opción, el amor con diferencia de edad, además de la relación claramente basada en el interés, así como el racismo.

Y si bien, aquí también ofrecen alternativas de este tipo, la historia tiene poco peso argumental porque todo gira en torno al posible culpable del secuestro. Ello le va restando interés a la trama que se queda en lo posible, no presentando mayores innovaciones.

Los personajes inmersos en la paranoia, la desconfianza y el miedo, están bien delineados porque cada uno de ellos está conectado a la víctima merced a envidias, pasiones, amor, envidia o desamor.

Todo brilla casi a la perfección. El problema, y creemos que ahí surge el hecho que no despegue como debiera, es el irregular casting que ha tenido esta producción. Los actores no están a la altura de las circunstancias. Y es que, si bien, la personalidad de cada una está bien definida en el libreto. La mayoría carece del aporte actoral que merece cada uno de los personajes. Roberto Mateos, Ismael La Rosa, Gabriela Serrano, Gabriel Porras, Tania Nieto y Vanessa Pose, no muestran más de lo que el guión indica. Y allí radica que, por momentos, la trama decaiga y eso se percibe en las escenas de tensión como cuando ocurren los enfrentamientos entre Bruno y su mujer, Cecilia, ó la muerte de Elisa que se supone debe dar un giro a su cautivante guión.

El punto central de la historia radica en la desunión familiar que se genera a partir del temor de perder a un hijo. En esta parte se luce Sonya Smith quien encaja perfecto en el rol. Ha mejorado una barbaridad y ya con gran recorrido actoral demuestra que está hecha para roles de este tipo. Mientras Jorge Luis Pila ya había dado muestras de lo bien que encaja como un esmerado efectivo policial en "Más sabe el Diablo" (Telemundo- 2009). Ojalá nomás no se encasille en papeles de este tipo.

Mención aparte, merece, Catherine Siachoque, quien es desperdiciada en este rol. Cierto, que dentro de todo el equipo actoral con el que cuenta Telemundo, ella estaba perfecta para el rol de Cecilia. Sin embargo no es bien aprovechada e incluso está mal dirigida. La Siachoque tiene talento como villana, pero flaquea cuando hace de bondadosa, como en los primeros capítulos de esta producción. Ya la hemos visto en el remake de "Sin senos no hay paraíso" (Telemundo-2008), sin poca fortuna. No obstante la Siachoque brilla cuando hace de mala, pero aquí no logra equilibrar el recurso que debe tener en un papel como Cecilia que con el correr de los capítulos es la verdadera villana de la trama. Por otro lado, los actores juveniles son poco menos que decorativos dentro del guión, muy diferente a lo que sucede con su original chileno.

Nosotros recordamos muchas historias que gracias al complemento entre guión y casting han logrado cautivar no sólo al público local, en este caso la comunidad latina que vive en Estados Unidos, sino también al publico de otras latitudes.

Recordamos por ejemplo "Escándalo" (Perú-1998) una trama que parte de una historia tantas veces relatada (el amor entre una muchacha pobre y un millonario), pero que levanta mucho por las historias paralelas que no solamente van a un público adulto sino que narra a la perfección los avatares del poder y la corrupción. Como olvidar a Christian Meier, Fernando de Soria, Gianella Neyra y Salvador del Solar que estuvo brillante como villano. Una historia que refleja lo que es el realizar un buen casting y tener un buen director. De hecho, "Escándalo" fue tan bien recibido que se vio en muchos países e incluso TV Azteca la emitió en México, como quien no quiere la cosa, en el horario de la medianoche y tuvo gran aceptación y sirvió, de alguna manera, para el ingreso de una temática más adulta en el mundo de las telenovelas, dentro de un guión crudo y polémico. De hecho, después Televisa al observar que ese tipo de guiones también era aceptado produjo "Mujeres engañadas" (Televisa-2001) de diferente estructura, pero al igual que la versión peruana, con alto contenido adulto.

SITUACIONES Y TEMORES

Pero, en esta versión de Telemundo, es destacable su atractivo vestuario, muy buena iluminación e impecables decorados, pero en donde radica el éxito es en su cautivante guión.

Y es que el suspenso y la intriga dentro de una trama policial nunca ha tenido pierde en los guiones de series y telenovelas. Recordemos los inicios de los ochenta cuando Valentín Pimstein al ver que decaía el interés por "La Colorina" (Televisa-1980) introdujo el suspenso y la trama al lograr que el público se interese por saber cual era el hijo de Fernanda, "Colorina" (Lucía Méndez), ó en el guión de "Vivir un poco" (Televisa-1986), al plantear varias interrogantes luego de la llegada de Andrea (Angélica Aragón), que lograron el interés del público de muchas partes del mundo.

En suma, ¿Dónde está Elisa? agradó y le resultó a Telemundo. Aunque ello no haya sido suficiente y es que los momentos claves de la trama resultaban siendo una escena más de relleno. Aquí el factor sorpresa no se siente mayormente, a diferencia de su par chileno, y eso debido a las deficiencias en el casting. Es más, muy pocos se interesaban por la cantidad de sospechosos que se tejían alrededor por la poca consistencia actoral que se percibía a lo largo de su trama. Y eso ya auguraba cierta desazón a una historia que en su versión original dio que hablar precisamente por los debates y comentarios que se realizan luego de ver cada capítulo, cada cual más intrigante y cautivo. Sin embargo, nada de eso se percibe aquí. Con todo ¿Dónde está Elisa? simplemente fue un producto entretenido y nada más. Eso sí, su guión es por demás atractivo, por algo ya ha sido comprado por varias televisoras de distintos países, entre ellos Argentina y España.

(*) rmanrique@elinformanteperu.com
www.elinformanteperu.com

5 comentarios:

Anónimo dijo...

ojala y azteca lo hubiese hecho, con argos tambien hubiese sido el perfecto detonador.

pero para colmo, televisa, quiere darnos mas de lo mismo...pero a que gente quiere llegar? porque mcuhos ya contamos con internet, y muchas opciones. Los jovenes de mi edad, poco se adentran a historias bobas

atte sophie

Anónimo dijo...

Bueno a mí me gustó ¿Dónde está Elisa? y sobretodo sus actores.

Gomes dijo...

Al inicio estaba bien, pero luego se comenzó a desdibujar cayendo aburrida porque insistia con lo mismo. Lo malo de estas adaptaciones es que luego de enterarnos de que es un original, entramos a YouTube y vemos la auténtica. A mi me gustó la versión chilena.

Anónimo dijo...

al fnal el tio la tenia y la esposa del tio la mata
alenterarse
mueren harts al final

Anónimo dijo...

la colorina y vivir un poco(la madrastra) también son historias chilenas y después hicieron los respectivos remakes en mexico.