domingo, 23 de junio de 2013

ENRIQUE LIZALDE EN EL RECUERDO

Hace unas semanas falleció el actor mexicano Enrique Lizalde. Participó en innumerables telenovelas. Hoy lo recordamos en alguna de sus producciones más resaltantes.

Lima, 23 Junio 2013, (Por: Richard Manrique Torralva / El Informante Perú).- El pasado 3 de junio falleció uno de los actores más queridos y emblemáticos de la televisión mexicana. Enrique Lizalde murió a los 76 años. Hermano del escritor Eduardo Lizalde, el actor fue dueño de una recia presencia y excelente voz. Su paso por el mundo de la actuación trae más de un recuerdo por sus innumerables trabajos en películas y telenovelas donde destacó por su sobriedad y estilo al actuar ya sea como galán o como actor de reparto.

Enrique Lizalde nació el 9 de enero de 1937 en Tepic, Nayarit. Inició estudios en Literatura, pero en la década del 60 optó por la carrera artística destacando como galán de televisión y teatro.

El recordado actor mexicano falleció víctima de un cáncer de hígado y tal como fue su estilo de vida no quiso ser objeto de homenajes según reveló su hijo Enrique Singer.

Su muerte se produjo a las nueve de la mañana, cuando se encontraba en compañía de su esposa, la actriz Tita Grieg. Deja cuatro hijos y ocho nietos. Sus restos fueron velados en una agencia funeraria ubicada al sur de la Ciudad de México. El cuerpo de Lizalde fue cremado el día martes 4 de junio al medio día. La familia rechazó todo tipo de homenajes al resaltar que la prioridad para ellos es despedirse de su ser querido, velarlo y cremarlo para, finalmente, llevarlo a un nicho en el Panteón Jardín en México.

“No dejó pendientes… se dedicó a su carrera de actor, era un hombre absoluto”, expresó Singer al manifestar que su padre “Era un hombre inteligente, muy culto y gran lector y melómano absoluto”.

El actor realizó estudios de literatura pero los abandonó atraído por la actuación que inició en el cine a principios de la década de los 60 con filmes como He matado a un hombre (1963), Viento Negro (1965) Nosotros los jóvenes (1966), Corona de lágrimas (1966) y La mentira (1969).

Repasemos en apretado resumen las telenovelas más importantes de este actor que más de uno recordó por su participación en producciones realizadas en estos últimos años como Esmeralda (1998), Corazón Salvaje (1994), Alcanzar una Estrella (1991) y la última en la que tuvimos oportunidad de verlo actuar "Mañana es para siempre" (2009). Aunque sus personajes más importantes fueron interpretando a Juan del Diablo de la novela ‘Corazón salvaje’ y Alberto Limonta en ‘El derecho de nacer’.

LA MENTIRA (1965)

La presentación de Lizalde como galán fue apoteósica. Su estilo, garbo y su buen timbre de voz impactó a las féminas de toda América. El actor personifica a Demetrio Santelmo, un ingeniero quien se entera que su medio hermano se suicidó por la traición de una mujer, conmovido por la noticia se llena de ira y rencor. Promete buscar a la culpable para que pague por lo que hizo. La única información que tiene es que la mujer es muy bella y su nombre comienza con V. Demetrio llega a la conclusión que la culpable de todo es Verónica (Julissa en gran papel) y le hace pagar su maldad. No obstante, todo eso es falso porque la verdadera culpable es Virginia (maravillosa Fanny Cano), pero ya es demasiado tarde porque Demetrio ha hecho sufrir mucho a Verónica quien no le perdona esta equivocación.

La historia de Caridad Bravo Adams fue primero un éxito cinematográfico interpretado por Marga López y Jorge Mistral. En telenovela también logró ser un suceso en México y en varios países latinoamericanos. La novela fue producida por Ernesto Alonso allá por 1964 y fue estelarizada por cuatro grandes actores de la época: Julissa (bella y talentosa), Enrique Lizalde (el galán de moda en aquellos años 60), Enrique Rocha (quien debutaba en telenovela) y la impactante y sensual Fanny Cano que ya comenzaba a empinarse en el mundo artístico mexicano.

"La mentira" fue un éxito de sintonía gracias a su cautivante guión y al talento actoral ahí reunido. Dicha telenovela también pasó a la historia por ser la primera producción en la que se incluía un tema musical, cuyo single "Se te olvida" compuesto por Álvaro Carrillo y cantado por Pepe Jara también cosechó aplausos.

De vez en cuando, acudimos al DVD para revisar la edición especial de esta telenovela original editada por Laguna Films en Miami y recordar aquella inolvidable historia.

EL DERECHO DE NACER (1966)

En 1966 se estrenó en México la primera telenovela emitida en horario nocturno con un reparto multiestelar, basada en el gran éxito radionovelero de los años cuarenta, escrita por Félix B.Caignet, "El derecho de nacer". Esta primera versión resultó todo un éxito rotundo porque aunque muchos ya conocían de sobra su argumento nunca lo habían visto en televisión. María Elena del Junco (memorable María Rivas) se entrega por amor a un hombre que sólo busca diversiones eróticas. Ella queda embarazada, entonces su villano padre (Enrique Rambal) se la lleva a la selva para esconder el "pecado”. Al nacer la criatura, María Dolores (Eusebia Cosme), la nana, escapa al saber que su propio abuelo desea su muerte. Los años pasan... El doctor Albertico Limonta (Enrique Lizalde en gran papel) dona su sangre a un anciano que no es más que el abuelo que intentó matarlo al nacer. Limonta no sospecha que ha vuelto al lugar donde vive su verdadera familia y que el amor de su vida es nada menos que su prima hermana, Isabel Cristina (Jacqueline Andere en memorable actuación).

CORAZON SALVAJE (1966)

Aunque Enrique Lizalde ya no esté con nosotros, este redactor siempre sostuvo que su personaje de Juan del Diablo fue superior a los galanes de otras versiones. Pero como este artículo es para recordar a un gran actor, no diremos nada más.

Lo cierto es que pocas veces una telenovela reunía a un cuarteto de extraordinarios actores reunidos en una historia llena de pasión y hasta de cierto erotismo. Lizalde se hizo famoso con este papel. En el melodrama, Juan del Diablo, surcaba los siete mares en su barco Luzbel, y vivía diversas aventuras. La telenovela nació como una historia romántica, con deslumbrante vestuario y peinados, plena de aventuras y valores humanos.

Ernesto Alonso llevó a México esta historia con un reparto estelar: Enrique Lizalde, Julissa, Enrique Álvarez Félix (en su primer protagónico) y Jacqueline Andere (más bella que nunca). Alonso supo plasmar el erotismo propio de la historia llevada tan magistralmente por este cuarteto de talentosos actores. Para aquellas señoras "del ayer", Enrique Lizalde lucía perfecto para un Juan del Diablo más creíble y humano. Tanto Julissa (Mónica) como Lizalde (Juan) venían de un éxito llamado "La Mentira" (México-1965) con lo que aquí consolidaron la gran popularidad que tenían ante el gran público. En el Perú se vio esta versión a finales de los sesenta con gran éxito y en plenas eliminatorias del mundial de fútbol (México 70).

Lizalde también volvió a participar en la tercera versión mexicana que encumbró a Eduardo Palomo. Esta vez personificó al abogado Noel.

EL VAGABUNDO (1971)

Una de las telenovelas poco recordadas de Enrique Lizalde debido al bajo rating que tuvo. Lo cierto es que en el Perú la sintonía fue aceptable. Fue emitida en el entonces Canal 4 de Lima en 1972 en el horario de las 8 de la noche.

La versión de Yolanda Vargas Dulché narra la vida de Gerardo Rojas, (Enrique Lizalde), hijo de un aristócrata avaro y mal padre que había abandonado a su madre y, por supuesto, a él. Su madre había muerto siendo joven, y desde entonces su vida comenzó a dar un completo giro. Abandonó el lugar donde vivía y empezó a viajar por doquier en alguna parte del mundo. De entre sus viajes había conocido a diferentes mujeres—aristocráticas y una que otra mujer de clase baja—, pero ninguna era como Velia Suárez, (Silvia Derbez), una joven venezolana que había conocido en una ocasión en que él iba de intruso en un ligero crucero.

De alguna manera los televidentes peruanos nos quedamos pegados a partir del capítulo en que el vagabundo ingresa al crucero y ahí encuentra a su amor imposible. Luego cuando aparece en escena Javier Duprá (el propio Lizalde haciendo el papel de un descarado gangster). El encuentro de ambos personajes y lo interesante que resultaba ver a un actor realizando dos personajes con los mismos rasgos físicos y al que solo los diferenciaba un "mechón blanco", lograron que el interés no decayera.

Por muchos motivos, El Vagabundo es recordado por aquellos fans de las telenovelas de siempre a casi 40 años de haber sido emitida en nuestras pantallas.

ESMERALDA (1998)

A pesar que la versión original de Esmeralda (Venevisión-1971) es insuperable. La versión de Televisa resultó memorable por la reunión de un grupo de actores muy compactos y con gran experiencia para salir adelante con este tipo de historias.

La pareja protagónica estuvo insuperable. Leticia Calderón hizo una excelente interpretación de la cieguita "Esmeralda", mientras que Fernando Colunga brilló como "José Armando". Por otro lado, Enrique Lizalde, como el implacable padre y a la vez el bondadoso abuelo resultó más que satisfactorio, Mientras Ignacio López Tarso, estuvo notable por su papel simpatiquísimo y totalmente diferente a todos los que había interpretado hasta entonces, como lo fue el del bobo "Melesio". Las locaciones fueron parte importante para el desarrollo de la trama.

Hasta siempre Enrique Lizalde siempre lo recordaremos también como el papá de Lucero en la entretenida "Chispita" o como la pareja de Saby Kamalich en "Barata de primavera". QEPD.

3 comentarios:

Sofía dijo...

Qué pena que no escribas en forma más continúa, pero cuando lo haces me complaces satisfactoriamente porque escribes sobre novelas que casi todos olvidamos y nadie toca ni siquiera en Google. Aqui al recordar a Lizalde comentas "El Vagabundo" una telenovela poco conocida pero al que yo recuerdo de niña porque a mi abuelita le gustaba mucho. Yo me enamoré de Enrique Lizalde viendo esta telenovela por canal 4 y que pena que ni siquiera hay imágenes de esta telenovela que no sabía que pertenecía a Yolanda Vargas Dulché. Te felicitó y por favor escribe más continuamente.

Anónimo dijo...

Gran actor, recuerdo muy bien muchas de sus telenovelas, siempre destacando por esa voz tan varonil que tenía... que descanse en paz.

Rosamaria Ramos dijo...

Me gusta mucho esta reseña que has hecho de el gran actor Enrique Lizalde. Yo era pequeña cuando transmitieron Corazón Salvaje y la Mentira y pude ver alguno que otro capítulo. Al pasar de los años pude disfrutar de sus telenovelas y una que recuerdo mucho es mama Campanita. Un gran actor sin duda, que descanse en paz Don Enrique Lizalde.